30 de diciembre de 2010

Lo privado, prohibido

No es ninguna broma. La privacidad, piedra basal de la libertad, vive una de sus peores crisis. Leo el contundente opúsculo del alemán Wolfgang Sofsky y un escalofrío me recorre el cuerpo al ver tantas renuncias ciudadanas a cambio de migajas. Esto ya viene de largo pero la sociedad digital no hace sino estrechar más el lazo. Sofsky esboza argumentos contundentes: el poder aspira a transformarse en dominio y para ello necesita liquidar el sentimiento de oposición del individuo. Este sentimiento solo puede resguardarse en la intimidad, en lo profundamente privado. En la actualidad, con la excusa de la salud pública o de la seguridad, el poder del Estado se agiganta a expensas de una grave erosión de lo privado.

No me parece exagerado el trabajo de Sofsky aunque sí contiene algunas reflexiones que merecen una revisión más documentada: el suicidio, el consumo de drogas no pueden seguir siendo paradigmas de la libertad suprema. Pero sí que estamos con Sofsky cuando informa de los graves daños que ha ocasionado en el tejido social la irrupción de la sociedad terapéutica. Todo lo quiere controlar el poder que no cree en el ser humano, decía el anarquista Cipriano Mera, sobre los comunistas. Y por eso eligió la rebeldía, vivir de pie. O sea, vivir y hacerlo a su manera.

++++++


Anoche vimos Garbo, el espía. Una gran decepción. El documental es bueno, técnicamente hablando. Ahora bien, la historia del espía barcelonés adquiere tintes desmesurados. Cuando no, grotescos. Garbo, el espía que salvó al mundo, narra la historia de un Juan Pujol García que no se sabe muy bien porqué parece que mandaba informes a los nazis en los días previos al desembarco de Normandía y que hizo creer al Ejército alemán que la invasión sería por Calais y no por Normandía, despistándoles de forma definitiva. Bueno, pues muy bien. Para tratarse de un documental bien documentado no entendimos nada. ¿ Cómo puede darse credibilidad a un hombre del que no se sabe casi nada? Y lo que se sabe, contradice su fiabilidad. El Juan Pujol García era un niño pijo de Barcelona antes de la Guerra Civil. Al estallar la Guerra, los republicanos le llaman a filas pero él deserta y cuando lo encuentran se pasa a los nacionales en medio de una aventura tipo "jungla de cristal". El único testigo de estos hechos es el mismo Juan Pujol García. Finalizada la Guerra española, al futuro Garbo le entran picores de origen desconocido y se ofrece como espía a los nazis pero éstos no le hacen mucho caso. Se va a Lisboa ¡sin conocer la ciudad! y allí poco a poco se va haciendo con un nombre en esto del espionaje. Tanto que los alemanes le reflotan y le mandan a Londres. Pero héte aquí que el catalán era tan universal que los aliados también le quieren y le ofrecen ser agente doble. Y así pasa la guerra, mandando cables defectuosos a los nazis que como queda claro en las películas además de crueles eran muy cortos de luces. Para ello se inventó 17 identidades falsas que los alemanes se tragaron sin más. Y llegó el día D, el día de la gran actuación del genial actor Garbo, ya contada. En fin. Hacía tiempo que no veía una hagiografía tan mal disimulada. Acabada la II Guerra, el genial Garbo, que era un mentiroso pero no era tonto, se ocultó en la selva amazónica y hasta 1984 no dijo ni Pamplona. Cuando le preguntaban sobre su participación en la Guerra Mundial, luego de sorprenderse de la estupidez humana, su respuesta era que le molestaban mucho el fascismo y el comunismo y que por eso hizo lo que hizo. O sea, que por eso Juan Pujol García, un jetuchini, siempre hizo lo que quiso.
Como no podía ser de otra forma, la película está rodada con financiación pública a raudales. Todo ello para mantener vivo el sentimiento paleto de ¡qué grandes somos los catalanes!

18 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenos días y buena suerte

Fernando del Busto dijo...

Feliz año, cuidado con la Nochevieja.

Anónimo dijo...

Loiayirga dijo...
Sarapo, I agree with you. He did not know very much about psychoanalysis.

I met my gay friend on Skype one night when he was in America some months ago. He is about twenty. First time that we spoke, he said to me through the webcam:
- I am gay and vegetarian.
- Ok, I’m straight and i can eat everything”.
Please, don’t make jokes about what I would eat with a gay person. I think he was very interested in my language but not in my tongue.
He has lived in Salamanca for a few months. We used to get together face to face once a week.
One day we saw the picture of a very beautiful woman in a very large poster.

- Be honest. Don’t you like it?
- Marcos, ser homosexual significa precisamente eso. He said very serious.

11:57 PM

meca dijo...
Tengo que decir que hay unos magníficos blogs escritos por médicos de Primaria que son la luz en el túnel para nosotros los matasanos más castigados del Sistema Nacional de Salud. El Epidauro es la última novedad, no lo conocía. Al menos los post de Primaria están muy bien.

Ch, ¿estás estudiando mucho, poco o nada?

9:30 AM

pitodeoro dijo...

El post de hoy de Epidauro es incomprensible. Pero eso sí, sesudo.

meca dijo...

Se entiende a la perfección y el youtube de Camarón es genial, muy macarra y psicodélico. Como la Atención Primaria.

fernando terreiro dijo...

Hoy ha estado sobrado Sarapo

Anónimo dijo...

¿soy yo o aquí el personal comenta lo primero que se le ocurre?

c h dijo...

Yo no he leído a Sofsky pero al enterarme que por haber descargado el "angry birds" para iPad los señores de apple daban mis datos a otras compañías para que sepan mi edad, dirección , nº de visa y demás llegué a la misma conclusión.

Ese documental no lo he visto. Sarapo, ¿estos documentales los compras, los ves en Digital+, los pirateas?

Catalino dijo...

Lo privado, hasta en horario laboral, protegido solo por la deontología (será dientología, mordida, de morder; ver DRAE) profesional; no se aleje, ch, que en el curro también se concluye. Lo señaló el encargado post atrás en su rama.

Miré lo de Garbo y sospeché lo que escribe sobrado Sarapo. Definitivo, ni pagando el streaming ese.

En Navidad jugamos al amigo invisible. El regalo, aleatorio, era un disfraz. Me tocó el buey, con campanita navideña dorada al cuello. ¡Montamos un Belén!
Por si alguno quiere copiar la ocurrencia para esas entrañables cenas de familia …

Anónimo dijo...

By the rivers of Babylon, where we sat down. Yeah we wept, when we remember Zion...

pitodeoro dijo...

Arde Asturias.

Cascos a la puta calle.

fsa dijo...

Traigan varias cajas de Moet Chandon.

Loiayirga dijo...

If someone wants to follow reading about the problem of privacy, look for the article by Arcadi Espada on 14th december. I did not understand it but I am going to read again.
And about the book by Sofsky I have read...
http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/26784/Defensa_de_lo_privado

I like this topic very much. I would like to know very much about it. I have not read anything about that. I have not thought for a while about that. I would like to have time to think and to read about that.

WITHOUT THINKING: The possibility of an atomic bomb in a Europe capital makes me be against Sofsky.

Loiayirga dijo...

Ok, ok, I agree with you.

I usually write WITHOUT THINKING.

Loiayirga dijo...

I could have written “always” instead of “usually” but I don’t like exaggerating.

fedeguico dijo...

A veg, a veg que gazones da ahoga el blando de Gajoy¡¡¡

don´t dijo...

Happy new year for everybody.

don´t dijo...

Happy new year for everybody.