18 de marzo de 2006

LAS CAMPANAS DE AVILES. Por Mecanikong

Mucho se ha dicho sobre lo que fue, lo que es o lo que será Ensidesa, pero apenas se ha escrito sobre cómo fue posible Ensidesa. Para quienes procedemos de culturas sin industria, las fábricas, las grúas y las chimeneas que cercan Avilés siguen llamándonos la atención. Ese estado de ánimo que Ventura definió cuando las palabras tenían un sentido compartido, léxico familiar, como "¡verdadera industria pesada¡".
Hay, en esa verdadera historia, episodios especialmente llamativos, por lo cruento y por lo ignorado. Uno de ellos hace referencia a la creación de los pilares sobre la que se sustentaron las fábricas de la siderurgia asturiana, o sea, sobre cómo fue posible la construcción de acerías y baterías de cok en un lugar tan imposible como los márgenes de una ría.
Para entender cómo creció todo nada mejor que repasar la primera infancia.


(Gracias eternas al Dr. Ledo, fotógrafo de todo)





¿POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS?


1950 parte en dos la historia y la sociedad de Avilés. La geografía y la vida avilesina previas estaban marcadas por la ría, una especie de tranquilo fiordo, un espejismo dentro del Mar Cantábrico, que dividía la comarca en dos orillas: una urbana y otra de marismas.
Aunque el siglo XX se inició bien para Avilés con la llegada del progreso en forma de ferrocarril y el salto de su puerto a la modernidad, la gloria fue efímera. Pocos años más tarde la salida del carbón de las cuencas mineras al mar se la llevaron Gijón y su puerto. Avilés continuó, como siempre, viviendo de la pesca (¡sardines vives y guapes!, decían las mujeres de los marineros del barrio de Sabugo), de la agricultura y ganadería, y de industrias más o menos pequeñas como la Real Compañía de Minas de Arnao, la fábrica azucarera y la industria portuaria que comerciaba con harinas y cereales. La vida social se centraba en los chigres y en el Teatro Palacio Valdés, se construyó el Hospital de Caridad con la aportación de los filántropos indianos,...La historia iba pasando despacio por Avilés. Se podría pensar que la villa era una Arcadia feliz durante la primera mitad del siglo XX sino fuera (toma mazazo histórico) por la Guerra civil, la “fame” y el estraperlo de los años 40.
En el verano de 1950 una Siderurgia Nacional de enormes proporciones (la Empresa Nacional Siderúrgica Sociedad Anónima, ENSIDESA) se instalaba en Avilés. En 1951 la draga de succión holandesa Pax hizo su aparición estelar en la ría para desentrañar las marismas y dejar paso a las “campanas”. Los “cajones indios”, verdadero nombre técnico de las campanas, eran estructuras de hormigón hincadas en el barro en las que, a base de aire comprimido, se creaba el vacío permitiendo el trabajo de una brigada de hombres metidos en su interior. Fue el principal medio para resolver una tarea tan compleja como la de afirmar muy pesadas estructuras más allá del movedizo suelo ribereño. Los esteros de la ría se poblaron de ellas hasta donde alcanzaba la vista. Se levantaron más que en toda España hasta aquellos días. Avilés asistía a la creación de un gigante.



Las condiciones de trabajo en el interior de las campanas eran terribles. Hubo accidentes. Hubo muertes. Las secuelas debidas a compresiones inadecuadas eran frecuentes: hemorragias, rotura de tímpanos, daños en las articulaciones. Eran obreros a los que “se les metía el aire en los huesos”. En torno a las campanas se fue creando una leyenda negra que contaba que los muertos reales eran muchos más que los confesados por el Régimen. Los “campaneros” eran en su mayoría emigrantes procedentes de León, las Castillas, Extremadura, Galicia y Andalucía. Según cuentan los que vivieron aquella época, algunos carecían de documentación oficial (los sin papeles de entonces), otros eran ex-presidiarios o habían sido sacados de las cárceles para realizar estos trabajos, otros habían sido perdedores de la guerra, muchos habían abandonado el campesinado para buscar fortuna. Avilés parecía un pueblo del Oeste americano en tiempos de la fiebre del oro. Tantos muertos y tantos accidentes serían imposibles de silenciar, pero es verdad que la identidad de algunos campaneros no figuraba en ningún censo o registro, la llegada de emigrantes era masiva y difícil de contabilizar (éstos vivían hacinados en una ciudad incapaz de acomodarlos) y las autoridades franquistas silenciaron determinadas catástrofes. Así que el único accidente mortal del que queda constancia escrita llegó a finales de 1954. Una filtración de agua quebró el vacío y el bloque de hormigón de una de aquellas campanas sepultó, según la prensa de entonces, a seis trabajadores que trabajaban cimentando a trece metros de profundidad. Sus cuerpos aparecieron dos días después. Los campaneros fueron leyenda y recuerdo indeleble.
Ningún avilesino de entonces puede olvidar el ruido de los pilotes de hormigón, día y noche. La verdad es que “las campanas” sonaron a rebato para cambiar la historia de Avilés. En 10 años (de 1950 a 1960) la villa pasó de 21.000 habitantes a unos 50.000. En 1965 la población era de 68.000 habitantes, y en 1970 de 82.000. Con ENSIDESA, “la fabricona”, llegaron los poblados de trabajadores (el Estado, tan paternalista, no quería ni un obrero descontento, ni descontrolado) y el rejuvenecimiento de la población. Hasta la crisis de los setenta-ochenta Avilés experimentó un crecimiento económico que nadie puede poner en duda. Se manejaba dinero.



Volvemos atrás. En 1951, un año después de la llegada de la draga Pax, una foca errante se internó en la ría de Avilés, hecho que fue considerado como señal de prosperidad ante el nuevo futuro industrial de la ciudad. La foca se convirtió en un personaje: lo mismo se la podía ver tomando el sol en lo que luego fue muelle siderúrgico, que zambulléndose en busca de las anguilas que poblaban en abundancia nuestra ría, para salir luego a la superficie a comer. Un día tal como vino, se fue. Hoy nos queda su pétreo recuerdo en el Parque del Muelle, que puede asociarse tanto a auge económico como a decadencia medioambiental, aunque la simpática foca no tiene culpa de las supersticiones de los avilesinos.
ENSIDESA fue un gigante hasta para contaminar. La industria mató la ría. No fue la única víctima. Cuando la industria alcanzó el cenit de su producción, Avilés padeció también los mayores niveles de contaminación conocidos. Tanta que sólo la ciudad polaca de Katowice, por entonces ejemplo de los males provocados por los demonios del Este, podía superar a la nuestra en los niveles de contaminación.
La variedad de contaminantes era interminable: partículas sólidas, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos, fluoruros, amoniaco, trimetilamina,…Anualmente se emitían a la atmósfera de Avilés, sólo en partículas sólidas, 25.000 toneladas. En los períodos de buen tiempo, cuando los vientos soplaban del noreste, dirección de la fábrica siderúrgica con respecto a la ciudad, el peligro era máximo. Las situaciones de emergencia extrema se repetían al menos dos veces al año (en agosto y diciembre).



Por aquellos años si es que se hacían mediciones nadie lo sabía (tampoco importaba demasiado). Cuando se iniciaron, revelaron una situación de emergencia permanente. En 1979 los niveles de materia sedimentable eran de más de 10.000 mg/m2 y día. El límite legal permitido era de…300.
La ciudad era una trampa para la salud, un atentado permanente para la higiene. Las placentas negras recogidas en los paritorios de Avilés salieron a la luz ante los ojos de asombrados expertos que ponían a nuestra ciudad como ejemplo vivo de los males que la industrialización salvaje y mal planificada provocaba entre la población.
Los avilesinos se acostumbraron al aumento de la patología respiratoria, al escozor de los ojos, a un bochorno que a veces no era normal, a no ver nunca fachadas limpias y a entender de partículas sedimentables que caían sin cesar a tierra y que, sin preguntarles más filiación, todo el mundo sabía que eran “carbonilla”.

..........

¿Y ahora qué? Bueno, un poco de apatía, un poco de ilusión, un museo blanco, el saneamiento de la ría, la aparición de palacios tras la negrura de las fachadas, el desmantelamiento de las empresas...El fin de una época.

¿Y la salud? A veces me preguntan si no habrá tanto cáncer en Avilés por la contaminación. No sé que contestarles. Me encojo de hombros.

¿Y la economía? Los nietos e hijos de los siderúrgicos emigran, ya no hay tanto trabajo en la villa. Otros nos quedamos.



50 comentarios:

Fernando Terreiro dijo...

Esto es un lujo de blog.
Avilés y Valladolid, como yo bien sabían son hermanas. La historia de Valladolid y la FASA es algo similar, aunque menos épico, menos trágico y por supuesto, sin foca. Pero una ciudad que pasa de importante núcleo comercial agrícola a ser una ciudad industrial en pocos años. pero con una diferencia fundamental: no supo conservar su belleza. en Valladolid había mas de doscientos palacios censados, uno de los conventos más inmensos de España y todo se lo llevo por delante la especlación brutal de los años 50 y 60, amparada en su transformación en ciudad moderna. Avilés tiene fama de ciudad fea y sucia para los que pasan por la carretera y no se detienen y solo ven chimeneas inmensas y paisaje degradado, para los que una vez entramos no significará nunca lo mismo. En Valladolid hay que poner mucha imaginación para adivinar su belleza. Preferimos (o prefirieron la modernidad). Salamanca. Segovia, etc se quedaron en el pasado y conservaron su aspecto. Es una elección mas díficil de lo que aparenta.

Un día les contaré un par de chascarrillos sobre la remodelación de la zona de la Catedral que ahora se está produciendo.

Ana dijo...

Para los que ven la televisión gallega (aunque sea en versión satélite), hoy a las 9 de la noche se emite en el programa Rec Cámara un reportaje sobre blogs en el que aparecen imágenes de Tierra y Libertad. Las imágenes pasan rápido y no creo que sea fácil reconocerlo (desde luego es ilegible) pero aparecen Galerna en el Cantábrico y Yo donna.

(Juanjo he pedido el oportuno permiso y se me ha dado con todas las bendiciones.)

chema dijo...

Bravo, mecanikong...

Dum Dum Pacheco dijo...

Antonio Brú tiene dos problemas:

1-Presenta unos pocos casos demasiado buenos, o sea, demasiado diferentes a lo conocido hasta ahora. Desde el punto de vista científico, no sólo es legítimo, sino obligado dudar (mucho) del modelo Brú.

2-Él corporativismo médico y la farmaindustria. A éste respecto,opino que debería intervenir el Ministerio de Sanidad financiando los ensayos clínicos que sean menester.

sarapo dijo...

Muchas gracias, Ana. Dios-que-no- existe se lo pague.
El post de hoy, tan inédito como brillante, es especialmente querido por lo que tiene de pequeño recuerdo a los pobres que murieron trabajando en esas condiciones tan miserables. Pobres que solían venir de allá de donde es uno.
Como representante que soy de la última oleada de la inmigración mesetaria en Avilés he de decir que el buen trato recibido de los asturianos parece haber sido la constante. Contrasto cuanto puedo la experiencia de dos generaciones de inmigrantes.
En este clima, que no parece fácilmente alterable por la ceguera de políticas linguísticas segregacionistas, no es de extrañar que estemos contentos con nuestros caseros.

Viejo Casale dijo...

Gracias por el texto. Claro y revelador.
Una pregunta a cualquiera de ustedes, ¿Mieres está lejos de Avilés? ¿Y Pola de Lena?

Anónimo dijo...

Mieres, unos 40 Kms de Avilés. Pola de Lena a unos 60 Kms.

Viejo Casale dijo...

Gracias.

catalino dijo...

Mecanikong ¡Estupendo! de veras.

soni dijo...

Emocionados los de Avilés con este reportaje.....Felicidades!!!
Cómo va todo?
Hay, Chema, Chema.........ya hablaremos....
Mañana es su santo.....aunque le llamaré quiero felicitarle publicamente.....amigo eterno y fiel.....si apetece Almodóvar llame....
Aprovecho desde el ordenata de mis papis para desearles sueños de algodón a tod@s para todo el finde, por si mañana no tengo acceso....
Mañana a las 7:00 una servidora siguiendo a Fernando Alonso....ta complicao pero apuesto por él....segundo Raikko y tercero Button!!!!!
BESSÍSIMOS A TODOS.

Indiogorron dijo...

Gracias por avisarme y un bravo por Mecanikong.

mecanikong dijo...

Indiogorrón, sin sus pesquisas de tantos años de trabajo en la fabricona ,y su abierto carácter, no se hubiera hecho este homenaje. Además suyos son los libros de los que he sacado los datos. Las gracias las tengo que dar yo. A todos.

Ártabro dijo...

Muy bien, Mecanikong, un excelente trabajo que abarca tanto la vertiente económico-industrial como la social y la ecológico-sanitaria.

Viejo Casale dijo...

Hablando de Avilés. ¿había un equipo llamado Ensidesa? ¿qué fue de él? ¿tiene equipo el Avilés? ¿en qué categoría está?
disculpen este giro futbolero e impropio pero me interesa. Gracias de antemano.

mecanikong dijo...

Una vuelta por la historia del fútbol nunca sobra, Casale. Allá va la respuesta:

Ya a principios del siglo XX existían clubes de fútbol en Avilés, como el Avilés Sport Club y el Círculo Industrial.

En 1915 se fundó el Stadium Avilesino que llegó a jugar en Segunda División. El club tuvo que cambiar su denominación tras la Guerra Civil, puesto que el régimen franquista no le permitió conservar términos extranjeros en su nombre. La nueva denominación fue Real Avilés. Con este nombre volvió a la Segunda División, durante algunas temporadas de los años cincuenta.

En esta década, la Empresa Nacional Siderúrgica (Ensidesa) promovió la creación del Club Deportivo Llaranes, que posteriormente se llamaría Club Deportivo Ensidesa.

En 1983 ambos clubes se unieron, creando el Real Avilés Industrial. Después de la fusión comenzó su andadura en la Segunda Divisón B y su mayor éxito fue alcanzar la Segunda División en la temporada 90/91 y 91/92 (llegó a jugar en Riazor contra el glorioso Depor). En este año se constituyó en sociedad anónima deportiva. En la temporada 2005-2006 milita en la Tercer División en el grupo asturiano y está inmerso en una grave crisis económica que hace dudar sobre su futuro.

mecanikong dijo...

Quini y Castro comenzaron en el Ensidesa.

catalino dijo...

Voy mal de tiempo. Antes de ir al cine paso a ver y digo:

Soniiii ¡Hola! La echo mucho de menos. Sin ti soy menos locuaz. Hasta el viejo artabro (lelo) perdió simpatía. Miraré en el cine si veo a alguna joven de ojos verdes y pañuelo al cuello.

Fer, entre la peli por ti comentada y otra que recomendo el crítico ya sabes la que vi.
El Comité me parecio (en gallego) repunante. El apuñalado, enternecedor. De la ciega y del loco... los desmenuzas tú. Ya sabes mis direcciones. Sé breve, que me atoro.

Mecanikong, me acuerdo jaja de un amigo que se fue a vivir a un pueblo que tenía una fábrica cárnica y en los días (pocos pero sentidos) que quemaban los despojos el olor era de vomitar en la dirección del viento dominante; había que cerrar todas las ventanas y ni aún así. A la calle, ni soñarlo. La invasión de la democracia del ladrillo liquidó ese horror pero llenó de atascos el pueblo.

arturo fournier dijo...

Estuve en Avilés hace años por un asunto laboral, no es peloteo si les digo que guardo grato recuerdo de la nobleza de sus gentes y la belleza de su casco histórico. He tardado en caer en que cuando hablan de la Atenas del Cantábrico se refieren a la Villa del Adelantado y ahora mismo he metido esa expresión en el google y me sorprende ver que en algunas páginas reservan ese calificativo para Gijón que ni de lejos tiene el encanto de su villa.
El texto de mecanikong me ha producido cierta melancolía, espero algún día volver a pasear por sus calles.
Parafraseando el “Ich bin ein Berliner” de JFK, hoy soy yo el que les digo:
“Soy un avilesino”.

Les leo.

pipurrax dijo...

Muy bueno el post y las fotos. Recuerdo ir de niño a la playa, a Gijón, porque decían que Avilés estaba muy contaminado. Ahora es otra cosa.

sarapo dijo...

Casale, Carlos Marzal, ayer en Gijón en recital poético.
Hoy hemos dejado en Oviedo a Colinas, a Gamoneda, a César A. Molina. Gamoneda camina con cierta dificultad. Lleva esa prenda que tanto seduce a los poetas, la chaqueta azul cruzada con botones dorados.

pasaba por aquí dijo...

Muy bueno el post de hoy,me ha servido para conocer algo más La Atenas del Cantábrico.
Les leo.

pipurrax dijo...

Toñín gamoneda era amigo de la infancia de mi padre. Como sospechaba que me atraía escalar, siempre me ponía el ejemplo de Toñín, que "se quedó colgado de los brazos en una pared de las hoces de Vegacervera".

fanny dijo...

Mecanikong: gracias por compartirlo con nosotros.

Instructiva la parte técnica y ocnmovedora la que relata los obreros sepultados y las negras placentas.

Puertos y mercados. Desde hoy también las fábricas.

TheoSarapo dijo...

TierraLibertad estuvo allí. La Telegaita, esa nunca bien ponderada tele autonómica criada a los pechos de Iribarne, tomó buena nota.
Gracias.

TheoSarapo dijo...

Dicen que las imágenes entrevistas rápidamente producen un gran impacto subliminal.
No paro de contestar SMS de gallegos ávidos de saber.

TheoSarapo dijo...

Sr. Terreiro, esperamos ese memento pucelano.

Fernando Terreiro dijo...

El entorno de la inacabada Catedral vallisoletana está en obras. Nuestro elato alcalde ha tenido la idea de iniciar una búsqueda del tesoro a la madrileña y media ciudad está levantada, debajo de los adoquines no está la playa, ni la huerta. Sólo alguna tenería inmemorial y la amenaza constante de La Esgueva, el río que cruzaba por varios ramales toda la ciudad y al que debemos tanta mala fama.

Bien, el caso es que me he hartado de oír (gracias a mi ya famosa profesión) que el edificio que tenía enfrente que, curiosamente se trata de la Catedral, era horrible sin paliativos, que había que derrumbarlo, que había que hacer una discoteca y así comentario tras comentario. A mí mi Catedral me gusta moderadamente. Tiene el encanto de lo inacabado, la sobriedad de lo herreriano y un cierto aire posmoderno debido a todas las agregaciones que se hicieron intentando darla más porte. Una torre se cayó, la otra se hizo en el siglo XIX, el Cristo que la corona es del siglo pasado, y su interior es poderoso y digno con u retablo moderno y una impresionante reja que podrán contemplar cuando visiten el Metropolitan de Nueva York.

La Catedral está hecha en un desnivel de terreno, por culpa de la siempre presente Esgueva. Para salvarla de sus temibles crecidas se hizo a uno de los lados y en parte de su frente un paño de grandes piedras que arriba resultaba ser un atrio que dicen churrigueresco. Lo será. A ese atrio yo no le he conocido más utilidad que ser vertedero, sitio de reunión de heroinómanos y botellonistas, y en tiempos donde ante el símbolo de Viva Cristo Rey, los falangistas alzaban el brazo y cantaban canciones (esto no lo conocí, me lo contaron)

El caso es que en el proyecto de remodelación de la zona ese atrio desaparece y se proyecta una escalinata que de acceso al templo desde varios lugares. Los mismos que antes clamaban por el derribo de la Catedral, ahora se echan las manos a la cabeza: ¿Cómo es posible? ¡Si es churrigueresco! ¡Nuestra Catedral! ¡Nuestro patrimonio (sacrosanta palabra)! Y por supuesto ¡este alcalde es un facha!(sacrosanta palabra que hace que sobren todas las demás). Y también: pero ¿no era del siglo XVII? ¿o del XVI? En fin, hipocresía.

Yo les confieso que el proyecto me gusta, da mayor perspectiva y limpieza a la zona, es parecido al original de Herrera, y además ¡podríamos poner una magnífica terraza!

Pablo dijo...

Mis primeros recuerdos de Avilés están ligados a las celebraciones de las primeras comuniones de mis primos. Comíamos en la Residencia de Ingenieros (un edificio singular que no sé qué uso tiene ahora) pues su padre, mi tío, era ingeniero de la fábrica. El viaje desde León era interminable: el Rabizo, Pajares, el Padrún,...

Quisiera puntualizar dos aspectos del relato de Mecanikong, sin que ello suponga criticar un escrito que me ha gustado mucho. Por un lado, al introducir aire comprimido no se pretendía producir el vacío dentro de la campana, sino crear una cámara de aire para que se pudiera respirar. Por otro, es evidente que cuando se habla de la contaminación de los lodos de la ría no se puede obviar la actividad de ENSIDESA, pero en lo que afecta a la calidad del aire la culpa debería compartirse también con otras empresas, como por ejemplo ENFERSA (Empresa Nacional de Fertilizantes).

Enhorabuena a Mecanikong. Y a Jambrina, por tener tan buenos colaboradores.

Ártabro dijo...

En la TVG, REC CÁMARA viene a ser un programa similar al veterano Informe Semanal de TVE.
Hoy uno de sus informes estaba dedicado a los blogs gallegos y, pásmense, el que más cámara chupo fue uno llamado: TierraLibertad. Pero, ¿es TL un blog gallego? Bueno, multicultural, algunos de sus participantes dejan alguna palabriña en galego (las de Catalino, en castrapo, no desmerecen porque el castrapo es tan gallego como el pichinglis, norteamericano) hay también: ártabros residentes, ártabros ausentes, un coronado gallego consorte, Catalino I y un buen número de simpatizantes. Creo que, amiguiños de Jambrina o de Ana aparte, éstos son méritos suficientes para avalar el destacado lugar ocupado.

Ana dijo...

Ártabro, amiguiños de Jambrina o de Ana aparte, los méritos que señalas son los que hicieron que apareciesen las imágenes del blog en el programa REC CÁMARA, unido a que a los autores les llamó la atención el número de entradas que tiene (para ser de un "desconocido"). Les encantará saber que los comparas con Informe Semanal.

pipurrax dijo...

Puedo dar fe de las entradas de Jambrina

sarapo dijo...

Pablo, gracias por los matices. Lo cierto es que el humo que acojona es el de Fertiberia. Las nubes de vapor de agua de lo que fue Ensidesa son cosa de niños al lado de los amarillos ocres de Trasona.

sarapo dijo...

Ana, fue como lo efímero, bonito. El tono tan realista del programa me hizo desviar la vista en el asunto del "lixo". Toñi Vicente se vende que da gusto.
Los blogs: en cuatro frases dijeron lo que hay, que no hay quien los pare.
De estos meses de blog, una conclusión: si se enciende la política, se apaga la vida.

anonimo veneciano dijo...

Pipurrax, voy a darle una noticia: Toñin Jamoneda tiene cuerda para rato. Eso sí, hace años que no se ve la pilila.

catalino dijo...

Vengo de buscar por el blog el comentario de Fer sobre la película El bosque. Me perdí y no lo encontré. ¡Cómo pasa el tiempo!
No pude ver lo de TL en la Tv gallega, estaba en el cine. Gracia a Ártabro.
Me darán caña si digo que (los sábados cine de amor, lujo, buenos sentimientos...) vi "Volver". Al principio ¡Mal! A la Pe no le va el papel o yo no la veo así. La Rossi de Palma estaría mejor. Luego me gustó y entretuvo.
Ya sé. Gordo, bocazas, mari-nero, repe-manchego, melodrámico y vendido español oscarizado.

catalino dijo...

Lleva dos días lloviendo. Jardín anegado. Barómetro bajo. Floración parada. Solamente tengo flores de un jacinto morado oscuro (nuevo); son para Mecanikong XX. Envuelto en papel plata tienes un bocata de pan (tostado)con tomate (de los que huelen a ello) y anchoas (del cantábrico).

J Bernal dijo...

Reza la leyenda: Jorgito de "Ilegales" se quejó en medio de la bruma de plató TV1-bruja Avería: "Coño con el humo, me jode la garganta y tampoco es plan de acabar cantando como Loquillo". Sigue la leyenda: Jorgito desde entonces no pisa Barcelona. Se nos acojonó el minero ilegal.
Quede la prestancia mediterránea y chulesca del Loco. Quede la composición de un chico de barrio barcelonés que se empecinó en conquistar la ciudad desde el Tibidabo (ti-bi-da-bo, en latín "te lo doy todo", que es sentencia del diablo según crónica sacra. A Balzac le encantaría. Desde Montalbán, Marsé, Méndez y Espada, sabemos que Rastignac-"París, ahora voy a por ti"- pactó con el diablo en Barna).
Lo dicho, Jorgito nunca ha vuelto a pisar la primera ciudad de Europa, con permiso de Londres.
Vean, please, la elegancia chulesca de un barcelonés recitando los mejores versos del rock español
http://www.manerasdevivir.com/ver_noticia.php?id_noticia=15836

Cliquen en "Rock and Roll Star". ¡Sí! ¡Qué pasa!

Entiendo que Jorgito, calvo, tímido y sentimental, se recluya en una mina. Le va la vida. Gran Loquillo.

J Bernal dijo...

Me verás en los carteles
para hacerte irme detrás.
Te creerás que soy alguien
con un toque especial.
Soy un chico de la calle
que vive su canción.
También me emborracho y lloro
cuando tengo depresión...
(¡Sí! ¡Qué pasa!)
Uhu, uhu, uhu, nena,
voy a ser una Rock and Roll Star.

paco maigo dijo...

Siempre pensé que el cantante de rock ideal saldría de la mezcla de Jorge Ilegal y El Loco.
Y la canción ideal podría ser : "Quiero un camión, quiero un camión para ir a toda hostia por la carretera".

mecanikong dijo...

Pablo, eran ENSIDESA, ENFERSA (de fertilizantes, ahora fertiberia), ENDASA (de aluminio), Productos Dolomíticos, Cristalería Española y Asturiana de Zinc.
La Residencia de ingenieros sigue estando igual, aparte de las viviendas durante un tiempo hubo un geriátrico que ya cerró. Hay también un restaurante.
Gracias por la aclaración de la campana.
Catalino, ¡¡me chiflan las anchoas!!

Simón Suerte dijo...

Tuve la suerte de vivir durante casi ocho años en Avilés. Les diré que allí desde el primer día me sentí como en casa. Los asturianos son una gente tremendamente acogedora con los que venimos de fuera. Durante esos ocho años, pude observar la mejoría estética de Avilés: se renovaron gran parte de las calles, restauraron numerosos palacios, se pintaron innumerables fachadas antes negras de carbonilla y se peatonalizaron muchas de las calles del casco histórico. La buena materia prima existente hizo que estos cambios realzaran la belleza de la ciudad, que ya me había llamado la atención en los primeros paseos: enormes zonas verdes, edificios señoriales y una zona monumental poco invadida por las construcciones de hormigón del desarrollismo del tardofranquismo.
Una ciudad agradable para vivir por su estética y por sus gentes.
Mecanikong, enhorabuena por su post.
Catalino, lamento decirle que "repunancia" es otra castrapada.

Simón Suerte y Correctora de Galeradas dijo...

Ayer fuimos a ver "Volver", la última película del oscarizado manchego. Dos horas de una entretenida película que, sin llegar a ser la mejor de Almodóvar, vuelve a la línea de "Todo sobre mi madre" y "Hable con ella" (nuestras preferidas). Nada que ver con el anterior bodrio de "La mala educación".
Penélope mucho mejor que en sus películas americanas. Maura enorme, como siempre, igual que una anciana, pero maravillosa, Chus Lampreave, en un corto pero gran papel.
¡¡Y esta vez no hay ni maricones ni travestidos!!

Ártabro dijo...

Veamos. Catalino, dice –en gallego- “repunante” y Simón, sale al paso acusando al infeliz vocablo de “castrapada”. Cierto, en gallego repugnante se escribe “repugnante”, pero apunto un matiz que justifica a Catalino: se escribe así pero se pronuncia “repunante” sin el sonido “g”. Conclusión: si el gallego de Catalino es de oídas, y lo es, está justificada su castrapada. Por consiguiente: declaramos a Catalino I inocente de los cargos imputados y lo autorizamos para que en el futuro siga utilizando su peculiar gallego.
Hay que seguir haciendo méritos para salir, otra vez, en la tele.
Nota.- No obstante le propongo que en futuro utilice un sinónimo mucho más hermoso: “noxento”.

Fournier, bienvenido de nuevo a su casa. Se notó su ausencia, espero que no haya sido por motivos de salud.

Equipo Texeo dijo...

Me parece un articulo muy interesante. Lo hemos enlazado desde nuestro blog http://minasderiosa.blogspot.com donde tambien tratamos de estos temas.

Fernando. Equipo Texeo

Equipo Arbeyu dijo...

Contesto a Pablo sobre su comentario referido a la residencia. Pues parece que en la línea mantenida por el actual equipo municipal de hacer desaparecer de Aviles la segunda mitad del Sxx, será demolida.

Aqui os dejo dos direcciones al respecto: Un post publicado sobre la residencia y otro mas reciente sobre una iniciativa en marcha para salvar al antiguo camion de bomberos de la villa.

http://minasderiosa.blogspot.com/2006/05/aviles-previsto-derribo-de-la-antigua.html
http://arbeyudigital.blogspot.com/2006/05/avance-salvamento-del-pegaso-mofletes.html

Anónimo dijo...

En la leyenda de las campanas, los muertos no fueron tantos. Ni los efectos de las campanas tampoco, salvo uno. Hubo muchos más en la construcción de ensidesa, fuera de las campanas. Parece escrita la historia por gente que desconoce del tema.

SGAE dijo...

No está mal el artículo, pero estaría mucho mejor si se citara que es un refrito, en una gran parte, de varias publicaciones de Juan Carlos De la Madrid, de las que se toman párrafos textuales, aunque llegando a conclusiones diferentes, sin citar fuente. Cosas que pasan tan "inadvertidas" como por ejemplo el título; el mismo que pone el citado autor a uno de los capítulos de su libro "Paralelo 38" (pág. 152), o una foto pirateada de ese libro (hasta se nota la trama pág. 154).
Sería deseable que, en un blog que pregona "tierra y libertad", se empezara por respetar la libertad de creación.

mecanikong dijo...

No me meta en la cárcel, SGAE.

Anónimo dijo...

gracias por recordar la historia

Azul dijo...

SOBRE EL STADIUM

En agosto de 1924 el «Stadium», pasa a denominarse "Real Stadium Club Avilesino" al aceptar la Presidencia de Honor Su Alteza el Príncipe de Asturias don Alfonso de Borbón y Battemberg en viaje oficial por avilés

Con el advenimiento de la República el «Real Stadium Club Stadium», pierde su título de Real y pasa a integrarse en uno de los grupos de Tercera División de la Liga Española

En el año 1941, por disposición federativa, al no permitirse con el nuevo régimen vocablos extranjeros, el «Stadium» cambia su nombre pasando a denominarse «Real Avilés Club de Fútbol».
A ver si ahora con la Memoría Histórica se vuelve a recuperarel nombre original...


Sin embargo cosa curiosa, el equipo de Gijón, por lo menos de forma popular nunca perdió el nombre de “Sporting”


Salú-2