7 de abril de 2013

Psiquiatra Pessoa

Nos llega vía El Acantilado, una nueva versión del Libro del Desasosiego con lo que Terreiro puede dar unas cuantas volteretas de placer ahora que ya no hay peligro de que el Pisuerga le deje sin casa y sin enseres. Además se adjuntan los escritos de Pessoa sobre psiquiatría y sobre psicopatología. Pessoa, gran neurótico, dijo que su gran ilusión era haberse convertido en psiquiatra. No lo hizo pero parece que a juzgar por los textos su competencia en el tema está fuera de dudas. Sigue insistiendo en que es necesaria cierta dosis de locura para ser un genio. Lo que no creemos bajo ningún concepto.

*****

La imagen en el café era muy tierna. Una jovenzuela, de las que hoy llaman becaria, adulaba  al gran novelista que ya no cumplirá los 55 años. El hombre se mostraba satisfechísimo, con una vitalidad y una iniciativa que yo no le suponía. El escritor lleva varios años separado de su mujer y de sus hijos con los que mantiene una relación cordial y en los últimos tiempos se le han conocido algunas aventurillas, casi siempre admiradoras a las que recluta en esas largas sesiones de firmas de ejemplares a las que las editoriales someten a sus figuras. El escritor ha tomado una galleta para untarla de mantequilla pero cuando va a dar la primera dentellada, ella le recrimina desde el otro lado de la mesa con una sonrisa pícara y le señala la incipiente barriga que luce nuestro ídolo. El hombre devuelve los trastos a la mesa y la mira embobado. Ella, de media melena morena, envuelta en un chal de seda muy roja, se levanta para ir al aseo pero al pasar al lado de su pareja ( el autor, el autor¡¡) éste le recorre con el dedo índice toda la pierna acariciándola por encima del ceñido pantalón de cuero de color toffee que luce la joven amada.
No sé si el lenguaje se inventó para seducir a las mujeres pero con la novela me temo que así fuera. La histeria, necesita para sobrevivir de un mundo de fantasía. Esos mundos que solo los novelistas son capaces de diseñar, unos mejor que otros. Y el novelista necesita esa seducción que le ofrece la histeria para seguir creando, para seguir viviendo. ¿Qué no haría yo por esa alma tan joven? se pregunta el narrador. Y vuelta a escribir. Vargas Llosa ha sido el autor que mas ha trabajado esta hipótesis entre histeria (él lo llama amor) y literatura. Vargas Llosa se ha estimulado con todo tipo de señoras: tías, madrastra, primas y hasta niñas malas. Pero ahí lo tienen, con su edad, tan bien conservado y trabajando duro cada mañana. Esperando una voz femenina que le diga : "Mario, levántate y anda.".
Larga vida a la novela. Y a la histeria.


*****

A propósito del buen libro de Espada sobre los héroes de la Embajada española de Budapest en 1944. Son recurrentes los comentarios de que España tiene un problema con la memoria. Y el trato dado al franquismo por los propios franquistas es un ejemplo. Muchos se avergüenzan de aquellos años sin tener motivos para hacerlo (?), dicen los críticos amigos.
No sé. Yo creo que el problema no está en la memoria. El problema está en la condición moral bajo la que funciona la memoria. Como sucede con cualquier acto de nuestro pasado algunos nos gustan mas y otros menos pero la memoria funciona, ¡vaya sin funciona! El problema está en la integridad, en la responsabilidad, en la coherencia de las personas. Palabras que resuenan muy lejanas en este mundo de Zeligs que nos toca vivir.

*****


Adiós a Bigas Luna...y Tetas.

60 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenos días. Y buena suerte

terreiro dijo...

Lo compraré por lo psiquiátrico. El desasosiego ya lo tengo en varias versiones. A parte del propio.

Particularmente no aguantaba demasiado a Bigas, si es que estas cosas se pueden decir recién finado el sujeto.

M.A. dijo...

Gran post.


Hice esto, dice mi memoria. Imposible, dice mi conciencia. Y es mi memoria la que cede. (Nietzsche)

P. dijo...

Hay otro que necesita una voz femenina que le diga: "Mariano, levántate y anda, o habla, o haz algo al menos".

ch dijo...

El programa "Salvados" de ayer fue una mierda gorda.
Cualquier usuario que se acerque a la consulta de su map ahora podrá pensar que le dan medicamentos para irse a Praga dos veces al años (el map) y que aunque le hayan puesto dos stents en realidad es todo un invento y está sanísimo.

¡¡Evole, échale cojones y dedícale un programa al fraude del ere en andalucía, anda !!

ch dijo...

Hoy la prestigiosa clínica oftalmológica de Oviedo a perdido a una cliente y no hablo de Margarte Thatcher.

Me pregunto si antes de intervenir a estos clientes VIP también les dan un tarjetón para que lo lleven a su map del servicio público de salud indicando que le hagan una analítica y un "electro" como preoperatorio...

Así se lo ahorra la clínica privada que presume de no recibir subvenciones.

Otra cosa es que el map esté en el curro entre viaje y viaje a Praga para aprender que fármacos hay que recetar a la inmensa población sanísima aunque no los necesite.

ch dijo...

"ha perdido".

Mecanikong dijo...

Tampoco hay que rasgarse las vestiduras.

Mecanikong dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ch dijo...

Dejo un link a un análisis más sosegado:
http://vicentebaos.blogspot.com.es/2013/04/el-impacto-de-un-programa-de-television.html#comment-form

Anónimo dijo...

"No lo hizo pero parece que a juzgar por los textos su competencia en el tema está fuera de dudas."

¡Qué frase tan lograda!

J. Bernal

meca dijo...

Qué dirá Raúl del Pozo de Saritísima.

Anónimo dijo...

Otro muerto ilustre, San Pedro., José Luís.

P. dijo...

Ese era yo

M.A. dijo...

Ha trabajado tanto que ha tenido poco tiempo para estar enterada de las presuntas trapisonderias de su marido Iñaki Urdangarin.

Anson.

Ya no tengo palabras. Este hombre está muerto y no lo sabe.

P dijo...

Sampedro.

Anónimo dijo...

Sampablo.

Anónimo dijo...

Vaya atraco le hicimos al Valladolid el otro día. Somos el Madri de la clase media.

BT

P dijo...

Sampito pato.

Loiayirga dijo...

Leí hace mucho a Sampedro. Ya no recuerdo el nombre de la novela. Entonces lo consideraba un sabio. También estuvo por casa un libro de economía suyo en el que explicaba como el comunismo y el capitalismo habían ido acercando posiciones.
Luego empezó a caerme gordo. Fue cuando empezó a considerarse (él) un venerable anciano lleno de vida que podía ser modelo de vida.
Luego leí en la diagonal cosas de "La ciencia y la vida" que escribió con Fuster. Me parecieron bobadas y tópicos.
He oído que quiso ser el Hessel español.

Quizás fuera buena persona y quizás vale más de lo que yo creo. A mí, today, lo que es today, no me interesa lo más mínimo.

Loiayirga dijo...

Por cierto, este señor lleva muriéndose media vida. Yo no voy a decir que ya era hora (Dios me libre de semejante crueldad) pero no se puede decir que la muerte le haya pillado en la flor de la vida. By the way, ya le han puesto la fecha de la muerte en la wikipedia. Nació en el 17. Son rápidos estos chicos.

Anónimo dijo...

El padre de Loiayirga también lleva muriéndose media vida. Yo no voy a decir que ya era hora (Dios me libre de semejante crueldad) pero no se puede decir que la muerte le vaya a pillar en la flor de la vida.

Anónimo dijo...

Era hora = es hora.

Anónimo dijo...

Foca, pero qué amargo eres. Tienes que hacerte mucho daño a ti mismo. ¿Estudiaste con los curas?

Loiayirga dijo...

Me alegro que me haga usted esa pregunta.

Precisamente estaba yo pensando hacer un blog sobre mi padre. Escribí hace dos días la primera entrada. Creo que voy a hacerlo dentro de patatitaspochas. Una vez quise abrir otro aparte sobre educación y a la tercera entrada se quedó varado en dique seco. Se me acabó todo lo que podía decir sobre el tema.

El de mi padre va a ser como una sección de PATATITAS. Todos los lunes, por ejemplo, entrada sobre él. Una vez Ana (Pablo’s wife) me dijo que cuando escribía sobre cosas personales era cuando más le gustaban mis entradas. Eran otros tiempos, Ana era amable conmigo, yo con ella y Pablo con los dos.

En realidad se me ha ocurrido escribir sobre mi padre para soportar su vejez. Si escribo todas las semanas algo sobre él como si ya se hubiera muerto es posible que coja con más gusto los ratos que aún estoy con él. Dicen que valoramos las cosas cuando las perdemos. Pues eso, imaginemos que ya ha muerto y comencemos a valorar los últimos días, meses o años con él. Escribir un blog sobre mi padre es convertir su vejez en algo productivo. Exactamente lo que es la vida de un viejo: productiva.

Como posiblemente todos sepáis, estar con un viejo es una de las cosas más divertidas del mundo. Se disfruta cada minuto y cuando uno se marcha de su casa lo hace esperando ya la hora en la que volverá. Son momentos muy felices porque los viejos disfrutan mucho estos últimos años. Y disfrutas también por ti mismo, pensando que un día esos achaques, esa sordera, esas desavenencias con su mujer, esas pocas ganas de vivir te tocarán a ti. Y lo pasas realmente bien. Los años de juventud son fabulosos, la edad adulta es una edad perfecta para gozar… pero si de verdad te quieres llevar un buen recuerdo de esta vida no hay mejores años que los últimos. Quizás me salga un poquito macabro.

Supongo que será según el día.
If I were you, no me lo perdería. (Pareado bilingüe)

Creo que voy a convertir este comentario en la entrada cero del blog.

“Recordando a mi padre” lo voy a llamar a falta de mejor nombre.

Recordando a mi padre 1, recordando a mi padre 2, recordando a mi padre 3. Así uno a uno todos los números enteros. Todos los que necesite, quiero decir. Y si termino con los números cardinales (que todo puede pasar, porque mi padre tiene pinta de llegar a centenario) comenzaré con los ordinales. Recordando a mi padre 1º, recordando a mi padre 2º, recordando a mi padre 3º…
Y luego con letras: recordando a mi padre A, recordando a mi padre B, recordando a mi padre C. Aunque no creo que llegue a necesitar las letras, porque está ya bastante cascao.

Como va a ser una sección de patatitas también podía llamarse: El papá and the papas.

Y a quien acredite que ha leído al menos 10 entradas se le envía una foto suya firmada por él y un pincho de patatas "meneas".

Anónimo dijo...

Un blog póstumo, gran idea.

Ártabro dijo...

A muchos miembros de la clase media sustentadora del paradigma neoliberal suelen caerles gordos, muy gordos, todos aquellos que cuestionan el paradigma. Antes estos personajes, los que se salen del carril, eran tratados de disidentes, de ingenuos y utópicos. Ahora no, ahora son directamente descalificados, sin rubor alguno, y son tachados de imbéciles, inmorales y también utópicos, claro. La cuestión es mantener en pie, contra viento y marea, los palos del sombrajo del jodido paradigma, acallando todas las voces que nos puedan hacer pensar que podemos estar equivocados y que todo, por lo menos todo nuestro pequeño mundo, se puede ir al carajo. Que todo el bienestar de los últimos cuarenta años, que a muchos les parecía proveniente del derecho natural, se está yendo al garete y que probablemente no se recuperará en décadas. Pero nada, que siga la música mientras el barco se hunde y que no venga ningún estúpido marinero a decirnos que cojamos el salvavidas.

Anónimo dijo...

Llamar al bufón salmantino miembro de la clase media sustentadora del paradigma neoliberal es un piropo. Imbécil, inmoral y tópico es una más sensata y certera definición.

Mecanikong dijo...

Me parece que alrededor del pensamiento de Espada, Azúa y etc...han surgido voces efectivamente inmorales pretendiendo ser chachiguays y tener fondo a la vez. No todo el mundo puede. No lo digo por Loia, que no lo conozco. Incluso yo misma he podido caer alguna vez en ese defecto.

M.A. dijo...

No sé, no sé, Loia. Adiós al camino, adiós a la música.

En días como hoy, con la votación en Arcelor y las declaraciones del canario pepero, me acuerdo de usted Ártabro. Quieren una nueva república, la República del Silencio.

ch dijo...

La reina madre de España ha dicho que puede que estemos galopando hacia una anarquía u otro periodo oscuro.
Puede tener razón.

ch dijo...

¡Qué bien, Felipe!:
“Estamos ante una crisis institucional”. Un momento para ir a “una segunda Transición”. La primera la hizo, prácticamente solo, Adolfo Suárez, admitió quien fue su adversario. “Cuando yo llegué al Gobierno ya estaba hecha. La hizo él, con más o menos ayuda, pero él. Y la pagó”.

TheoSarapo dijo...

Ahora no, ahora son directamente descalificados, sin rubor alguno, y son tachados de imbéciles, inmorales y también utópicos, claro.


Ártabro, hay críticas y criticas. No todas las descalificaciones las firma Alfonso Ussía. El problema es que ciertas personas pretendidamente HIPERMORALESse dejan llevar por grupos de poder que ya no lo son tanto. Y en ese camino se pierde mucha legitimidad.

TheoSarapo dijo...

Eso que y que desde Freud ya no creemos en las virtudes. Qué vachaché¡
Y virtuoso es sinónimo de sospechoso. ya lo dije el genio vienés: traemos la peste. No engañaba.

TheoSarapo dijo...

Eran otros tiempos, Ana era amable conmigo, yo con ella y Pablo con los dos.



Loia, lo tuyo con Pablo no lo sabía...

Ártabro dijo...

El problema es que ciertas personas pretendidamente HIPERMORALESse dejan llevar por grupos de poder que ya no lo son tanto. Y en ese camino se pierde mucha legitimidad.




Hay un problema mayor. Las más significativas personas (firmas) que critican a esos HIPERMORALES por dejarse llevar por ciertos grupos de poder van por la vida, y los medios, de SUPERHIPERMORALES y, además, colaboran y se dejan acunar por los grupos de poder de la competencia. Estos no pierden ninguna legitimidad: son la conciencia de Occidente.

Anónimo dijo...

Tengo la sensación, fiel a mí mismo, de perderme algo en el transfondo de su discusión.

Hay mucho periodista estrella tirando arenques ahumados, continuamente. Ya no cuela.

M.A.

Anónimo dijo...

Estas últimas intervenciones me recuerdan a Gila.
Alguien ha matado a alguien...

ch dijo...

Está Juan Diego Botto en el pueblín.

TheoSarapo dijo...

Las preferentes. Ese es el escandalazo del milenio.

TheoSarapo dijo...

Está Juan Diego Botto en el pueblín.


O rei das bragas

P. dijo...

A mí Botto me cae muy bien, pero no me parece que sea un buen actor, por lo menos cuando le juntas con otra actriz mala. Vi hace unos meses la peor película que recuerdo. La protagonista era Emma Suárez y el coprotagonista Botto. Era tan mala que no producía ni risa. Ya ni me acuerdo del título.

Mecanikong dijo...

Se dice feeling, M.A. Yo también lo tengo.

Anónimo dijo...

Ah.

M.A

Loiayirga dijo...

Loia, lo tuyo con Pablo no lo sabía.

Sarapo, me parece fatal que Ana te contara lo nuestro.

Loiayirga dijo...

Los hipermorales. Qué bien hablan ustedes. A ese club pertenecía Sampedro y eso es lo que me disgustaba de él.

Trapiello tampoco los aguanta. Al menos en sus primeros diarios. Cuando un escritor se mete también a moralista y a defensor de los derechos humanos le parece que quiere simplemente “hacer caja” presentando un bonito perfil.

A favor de Trapiello: Seguro que hay mucho de esto en los que firman manifiestos, se solidarizan con todas las causas y además de literatura creen que tienen que hacer política de izquierdas.

En contra de Trapiello: Trapiello no concibe que alguien pueda interesarse desinteresadamente por los derechos humanos. Casi seguro que porque a él no le interesan lo más mínimo. Al menos los derechos humanos en general, los derechos humanos de los lejanos (Sarajevo, en los diarios primeros). Eso es triste. No cree que ningún escritor pueda inocentemente (de forma desinteresada) luchar por una causa humanitaria.

A mí me parece bien que la gente y los escritores y todo el mundo se preocupe por los derechos humanos. Me fastidia cuando tienes la sensación de que es una pose. No digo que lo de Sampedro fuera una pose, pero al final construyen de sí mismos un personaje. Y ese personaje tiene como uno de sus distintivos esa “bondad profesional” y ese preocuparse por los crímenes del capitalismo. Y termina uno por no creérselo.

Loiayirga dijo...

Me fastidia por ejemplo el “Pero no te olvides de Haití” de Forges. Forges no pertenece a los hipermorales pero ese hecho en concreto tiene algo de ese club. “Vosotros, los demás, os vais a olvidar de Haiti, pero aquí estoy yo para recordároslo”. Por cierto, el moralismo tiene un límite. Primero lo fue alternando con otras causas. “No te olvides del Sahel”. Luego le llegó el turno al “no te olvides de aquí”. Como si de la crisis de aquí se fuera a olvidar alguien. A Haiti le llegaron también los recortes. Alternaba el AQUÍ con el AHITI.
Hace un tiempo ya se acabó Haiti. En uno de los últimos dijo que habían pasado tres años que la cosa seguí igual. Por lo visto creía que gracias a su recordatorio Haití tras el terremoto dejaría de ser uno de los países más pobres de la tierra.
Forges, por favor, no te olvides de Haití.

…………….
Loia, a ti lo que te fastidia es que te recuerden que hay pobres, te jode que haya personas que no solo se acuerdan de ellos en el momento de la hambruna o el terremoto. Forges es tu propia conciencia, que no te deja vivir.
……………
Vale, pues si tú lo dices.

Loiayirga dijo...

M.A. dijo...
No sé, no sé, Loia. Adiós al camino, adiós a la música.


..................
No entiendo qué significa eso.

Loiayirga dijo...

Hay mucho periodista estrella tirando arenques ahumados, continuamente. Ya no cuela.


..........
Supongo que uno de esos periodistas es Espada pero no entiendo el simil o la metáfora o lo que cojones quiera usted decir. Con perdón.

O estoy yo espeso o está usted críptico.

Anónimo dijo...

Hoy he comido en el chinaka del subterráneo de Plaza de España. No hay nada más cutre, más rancio, más podre en todo Madrid. A favor: es con diferencia la comida china más rica de la capital.

Anónimo dijo...

Matemáticas 2º de ESO. Calcular la probabilidad de que si Kim Jong-un aprieta el botón el primer zambombazo le dé a loiayirga en la cabeza.

M.A. dijo...

No sé, no sé, Loia. Adiós al camino, adiós a la música
..................

No entiendo qué significa eso.

++++

Que no sé si habla en serio, que no acabo de ver esos relatos. Sampedro hizo lo mismo, grabó su “Epílogo” haciéndose el muerto.
Ayer llevé a mi padre al médico. Bajo el diluvio diario, al salir del coche se le cayó el paraguas. Tuve que recogérselo. “Adiós al camino, adiós a la música”, eso murmuró. Igual era una vieja canción, yo qué sé.

++++
Supongo que uno de esos periodistas es Espada pero no entiendo el simil o la metáfora o lo que cojones quiera usted decir. Con perdón.

O estoy yo espeso o está usted críptico.
++++++

Es uno de mis defectos. Si estoy borde entonces no lo considero defecto y suelo dar otra respuesta. No es el caso, a usted le tengo aprecio.

En el Sur de Estados Unidos, los esclavos que huían de las plantaciones dejaban arenques ahumados tras de sí para hacer perder la pista a los perros. El objetivo de esta técnica en la prensa es el de llevarnos a tratar otro tema diferente del que se está discutiendo. Así con los desahucios o las preferentes. Hay auténticos maestros en la prensa jugando al arenque ahumado. Pero ya huelen. A pescado. Para que la estrategia consiga despistar a las victimas y estas no se den cuenta de la estafa conviene que el arenque no esté podrido.

Anónimo dijo...

Mañana el combate más importante del año, una de las mejores peleas que se pueden ver, Donaire - Rigondeaux.

Mecanikong dijo...

¿¿¿Han visto a Beiras en el parlamento gallego????
Debería ponerlo como post principal. Y Feijóo aguantando el tirón. Genial.

Anónimo dijo...

El inicio, perfecto. El final, sobrecogedor. Se puede estar o no de acuerdo con él, lo que no se puede discutir es su maestría en el dominio del escenario. Transmite hipermoralidad.

Gracias, Meca, yo es que escucho la radio del partido y estas cosas no las ponen.

ancr dijo...

Se pregunta AE por qué nos matamos menos los modernos, y para ello deja caer la insinuación de una especie de brújula intangible moral, que nos procura luz y guía. Una vez más, el recurso a mixtificaciones morales, teleologías hipermorales, sea dicho, ya que estamos. Pero todo es más llano y sencillo...

Seguimos siendo necios, e igualmente viles, con los "otros" (cuando no intentamos aceptarlos, cortocircuitando la situación por obligación, claro). Somos mucho más complejos que cualquier inflamación de cariz buenista imaginada en nosotros mismos. A lo sumo, somos siempre cerdos buenos (invariablemente resuena al fondo el "mi alma es un nido de serpientes" - Shakespeare-). Se sigue constatando, que un pequeño o gran error, la más leve diferencia presupuesta en el "otro”, nos sirve y justifica en nuestros micromundos, para encaramarnos en oportunistas cochambres idealistas que metabolizan la causa de un desprecio absoluto y no bien reconocido, llevándonos al ajeno por delante, en esto consiste, por supuesto. Es factible si aislamos el problema. Sí, Freud.

... Porque hay algo que nos ha obligado, al menos inconscientemente, a no aplicar como medida general la opción violenta. Hoy iniciar la salida violenta ya no es una cuestión de máximos. Somos retados a buscar alternativas, ya válidas. Ese ingrediente clave en nuestras almas ha sido sin duda el del terror nuclear, que todos hemos vivido agudamente alguna vez. Que aún creyéndonos fuertes, y en decidida imposición, querer aplicar el "hasta las últimas consecuencias", hoy, quizá no nos lleve a ver la luz al final del túnel. No hay compartimentos estancos en un cerebro individual. Y la duda ha germinado. La gente sigue creyendo en los "por la gracia de Dios", pero el poder disuasorio de las armas nucleares en nuestras almas ha superado con mucho estas retóricas huecas. Hoy vivimos en paz por cojones (lo que no evita que muchos sigan viviendo incómodos, con claustrofobia, por supuesto). Que la realidad nos haya quitado esta zanahoria, creo que nos abre a muchas más oportunidades que miserias. Es cierto, somos perfectibles en mucho pero vivimos mejor.

ancr dijo...

Sigo hosco, estoy pensando en dejar de opinar seriamente, al menos por una temporada. No sé si es feeling, pero es q he perdido el mínimo d flow

Anónimo dijo...

Extraordinarios Guillermo Rigondeaux y Nonito Donaire.

P. dijo...

Hay que ser hijoputa para poner bombas, y más en una maratón. Barajan cifras de al menos tres muertos y unos cuantos mutilados.

P. dijo...

A ver cuánto tarda Espada en atacar al nuevo Premio Pulitzer de fotografía, el español Manu Brabo.