21 de abril de 2012

Narciso y perverso


No  creo que descubra nada nuevo si les hablo del antimourinhismo acérrimo de Diego Torres, periodista de El País  de origen argentino. Un rápido vistazo a los títulos de sus columnas nos lleva rápidamente a la conclusión de que estamos ante alguien que ha hecho de su antipatía con José Mourinho algo muy importante en su vida. Esto lo puede hacer un aficionado, un dirigente, un entrenador rival, pero que lo haga un periodista compromete gravemente a su oficio.
Los chicos del maravilloso blog Odioeternoalfútbolmoderno hicieron hace poco un entrañable post donde con gran agudeza señalan rasgos fundamentales del ideario torresiano:  una cosmovisión que puede ser maniquea y repetitiva pero con personajes que están dotados de una poderosa hybris de tragedia griega. Estamos muy de acuerdo.
El primer problema que se plantea con Diego Torres es lo difícil que resulta entenderlo lejos de la poderosa sombra de Jorge Valdano. Lejos, no hay Diego. Es raro que algo escrito por Diego Torres no haya sido sugerido previamente por Jorge Valdano o el círculo de comentaristas allegado. Torres, hay que reconocerlo, es un tipo listo. Un maestro de la paradoja y la cita borgiana. Pero nunca ha logrado que podamos desvincular su trabajo de la salida del Real Madrid del rapsoda Valdano a manos del portugués Mourinho. Eran mucho dos Falos de ese calibre en un solo vestuario.
Bueno, pues ya vamos teniendo más ingredientes: un argentino, Borges, tragedias griegas, por ejemplo Edipo. Ahora, ante la patita del psicoanálisis, voy a hacer como Torres. Voy a jugarme un triple desde media cancha. A ver si cuela. Ignoro si Torres se ha psicoanalizado o no. Pero si no lo ha hecho cerca anda. Uno de los efectos colaterales del psicoanálisis es la capacidad que tiene para generar psicópatas perversos. El psicoanálisis, para lograr que determinados síntomas remitan, ha de permitir que el doliente se libere de unas cuantas inhibiciones sociales de esas que hacen mucho mas posible  la vida en común. Y ahí arranca la psicopatía. Al diván llegan tímidos sociales y muchas veces salen tipos que tienen muy claro que el fin siempre justifica los medios. Aunque tampoco es moco de pavo esa capacidad doctrinaria que despliegan los creyentes en la fe de Freud para tachar de enfermo a todo aquel escéptico con el método.  Poco hay tan violento como el narcisismo psicoanalero. En ese caldo se ha debido foguear Dieguito, me temo. Eso pensaba yo esta mañana cuando abro El País y leo la columna que Torres ha pergeñado: si el Madrid gana, habrán sido los jugadores, si el Madrid pierde será culpa del desequilibrado Mouriño y a Torres le dirán “unos jugadores”: “Fue como siquiera que nos estrellásemos”. No se puede ser mas insuficiente ni más perverso. Pobres jugadores. Pobre Diego. Les sobra el comosi para que eso sea cierto.



*****
Mola Müller. Mola Huecco.


13 comentarios:

TheoSarapo dijo...

buenas tardes

buena suerte





a mou y a cristiano

Pereza dijo...

Si te digo que con Torres no andas del todo equivocado...

Por otra parte, si el gol de Kedira ha sido dudoso, mucho que me alegro.

TheoSarapo dijo...

Aún tiene q marcar Coentrao

carri dijo...

Baño histórico.

Pereza dijo...

Toma, toma toma!...
LA pena es que podían haber sido tres.

TheoSarapo dijo...

Partidazo de Coentrao. Fallé por poco.

M.A. dijo...

Gran post.

Ch dijo...

No leo la sección de Deportes de EP.
No sé quién es el tal Torres.
Vi el partido en un bar, ninguno de los del bar sabíamos por que repetían tanto el primer gol del Madrid.
¿Hay polémica? Ganó el Real Madrid. Enhorabuena. No hay más.

Ch dijo...

Da un poco de verguenza ajena ver a los periodistas de rtve en la prensa de mañana quejándose de que ya no pueden ser pro-psoe.
Hasta mi querida Pepa de RNE en los findes hacía sonetos a Rubalcaba.
Hala, niños, lo vuestro no es independencia, es otra cosa.

Ch dijo...

Tengo una vida estupenda.
Hasta puedo leer periódicos.

TheoSarapo dijo...

Grande Glucksmann, muy grande

Ch dijo...

Desde José Luis Gª Martín hasta Rubalcaba. Todos explican hoy en los papeles como debería haberse gestionado lo del Rey.
Sólo Casimiro Gª da la clave.... el Rey siente debilidad por el Toblerone y la Reina en su segunda visita le llevó uno.

Voy a correr.

Anónimo dijo...

"No leo la sección de Deportes de EP.
No sé quién es el tal Torres.
Vi el partido en un bar, ninguno de los del bar sabíamos por que repetían tanto el primer gol del Madrid.
¿Hay polémica? Ganó el Real Madrid. Enhorabuena. No hay más."

Cuando Ch. exhibe su circunspecto y sobrio sentido común, no tiene rival. Chapó.

Y Sarapo con la puerta del armario a medio abrir. Asoma su camiseta blanca con el escudo realista.

J. Bernal