23 de octubre de 2010

Y ahora, Pinto

Cenábamos anteanoche con ilustres valllisoletanos de los que saben de la historia de esa ciudad desde que murió Franco. Y a lo mejor desde antes aún. La historia sociológica de Valladolid es sumamente interesante para quien quiera conocer cómo se produjo la instauración de la democracia en Castilla. Y es que el principal foco de obrerismo en Castilla ha sido y sigue siendo la FASA-RENAULT. Los contertulios conocieron de cerca aquellas primeras revueltas obreras y la oposición de la oligarquía local a cualquier cambio. Recordaron ambos el cierre de la Universidad de Valladolid a primeros del año 1975 tras la famosa huevada que dejó hecho un cristo al rector Del Sol, ginecólogo de fama. Y recordaron que uno de los que protegió de la lluvia de huevos a Del Sol fue un tal Javier León de la Riva que con el tiempo llegaría a ser alcalde de la ciudad. En los últimos ardores de la velada recordé de pronto el triste final de Juan Ramón del Sol, que habíase trasladado al Clínico de Madrid. Del Sol se suicidó en 1986. Se pegó un tiro el mismo día que desalojaba su despacho del Hospital Clínico afectado por la Ley de Incompatibilidades. Tras la vida de Juan Ramón Del Sol hay una historia nada desdeñable por escribir. Su discípulo León de la Riva, ginecólogo como Del Sol, nunca supo interpretar el caudaloso misterio que encierran los labios de las mujeres. Y así le va. Ya solo le defiende Juan Manuel de Prada.


*****


Y en la cena, que iba sobre dinámica de equipos laborales, concluimos que la peor herencia del franquismo, sangre aparte, ha sido la penosa consideración de lo laboral, de lo mal que se trabaja en España. Eso lo comenta también Boadella en su libro último. Y es cierto, pocas veces las causas de la baja competitividad y de la molicie social estuvieron tan fundamentadas. El franquismo no fue sino una exaltación continua de la ley del mínimo esfuerzo , del escaqueo del compromiso y del furtivismo.


*****

Para muestra este botón. Juega el todopoderoso Barca contra unos amigos de Copenhague y aún así, el portero Pinto pasa a la historia porque impidió un ataque de los daneses imitando con su silbido el sonido del silbato arbitral. Pinto es celebrado por el gran ideólogo Guardiola como patrimonio nacional.


*****


16 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenas tardes y buena suerte

Pablo dijo...

Según leo, la Ley de Incompatibilidades prohibió "atender a pacientes privados dentro de los hospitales públicos".

¡¡Qué ganas de marear!!

garra rufa dijo...

Hombre... no veo lugar a que González-Sinde no vaya a la Seminci por las declaraciones del alcalde.
Siguiendo este proceder tendrían que haber fusilado a Guerra cuando insultó a Soledad Becerril o a Bono cuando dijo que Esperanza Aguirre besa de día y muerde de noche o a ZP cuando se descojonaba en Rodiezmo al oír a Guerra (otra vez) insinuar que Rajoy es gay, o ..., .... En fin que los progres tienen un doble rasero y un embudo.

garra rufa dijo...

D. Sarapo, ¿Cuál es, a su. juicio el mejor libro de 2010? ¿ y película?

garra rufa dijo...

Busquen en youtube:
la he liao parda bush

Anónimo dijo...

Espero que Sinde, Dumbo for frienda, no venga a Gijón. A Guardiola le ha llamado extranjero uno de la cuenca.

fernando terreiro dijo...

Ayer cené con unos amigos y precisamente salió a colación el tema de Fasa. Relacionamos la particular antipatía del vallisoletano de pura cepa con la avalancha foránea que se convirtieron en obreros bien pagados, en una empresa bastante paternalista y todos ellos con algo más que conciencia de clase. El fasero. Y ese dicho vallisoletano de pura cepa: el que sabe sabe y el que no a la Fasa.

Por cierto uno de mis amigos, farmacólogo para mas señas estuvo en la famosa huevada. Del otro lado que León de la Riva, claro. Pero su mayor enfrentamiento con el alcalde no fue ese.

sarapo dijo...

Según leo, la Ley de Incompatibilidades prohibió "atender a pacientes privados dentro de los hospitales públicos".

¡¡Qué ganas de marear!!

6:33 PM



Tiene razón Pablo. Con el tiempo, Marina Geli, consejera socialista de Cataluña, ha corregido este error y hoy en el Hospital Clínic hay una parte privada donde los hiperespecialistas catalanes pueden atender a su caudalosa privada en instalaciones públicas: BARNACLINIC, donde se atendió al REy de su problema pulmonar.

Anónimo dijo...

Que qué es Barnaclínic?


Espada lo contó:


El Rey fue operado en el Hospital Clínico de Barcelona (de titularidad pública) e internado en Barnaclínic, un área privada del hospital. El editorial del periódico dice que el Rey está en las mejores manos posibles y tiene toda la razón. Barnaclínic reúne toda la potencia terapéutica de un hospital público y el cuidado asistencial de un hospital privado. Para que se entienda, aunque sea de un modo sumario: el dinero público paga los cuidados médicos y el dinero privado paga los cuidados hoteleros. Esta síntesis es muy importante.

«Las habitaciones están equipadas con timbre de llamada, interfono para hablar directamente con el personal de enfermería, alarma de emergencia en el lavabo, control individual de la temperatura de la habitación, piloto de luz nocturno, mesa de trabajo para paciente y/o acompañante, sofá cama, televisión, teléfono y acceso a Internet.

En caso de que el paciente requiera traslado a una unidad de cuidados especiales, la habitación sigue reservada tanto para el paciente como para el familiar o acompañante si así lo desean, siempre y cuando las necesidades de la unidad lo permitan.

Las habitaciones de barnaclínic son acogedoras, tranquilas y confortables, acondicionadas para favorecer la recuperación de cada paciente.»

El Clínico, a secas, es un excelente hospital donde muchos pacientes mueren en los pasillos. Yo me alegro mucho de que el primer español esté atendido en nuestro primer hospital y no se me ocurriría pedir ninguna explicación suplementaria. Por eso me extraña que los médicos del Clínico hayan justificado que el Rey sea atendido en el Clínic premium, «por razones de comodidad logística». El divertido eufemismo revela una cierta incomodidad. No ha lugar. Si crearon Barnaclínic sin atender a ningún problema moral, es más, con orgullo logístico, no veo por qué deben tener problemas a la hora de utilizarlo.

Anónimo dijo...

O sea que Del Sol murió sin saber cómo las gastan los socialistas en el Gobierno.





Y no sigo citando Hospitales privados construidos con fondos públicos porque me quedo sólo.

sarapo dijo...

Los pucelanos de anteanoche conocían las idas y Bebidas de El Largo Adiós. Pero hacía mucho que no iban. Recordaban a un camarero melenudo, muy jipi...

sarapo dijo...

Y hoy han enterrado a Pancho Pérez, el gran amigo de Jesús de Polanco y uno de aquellos grandes genios que supieron alumbrar El País.

Cat dijo...

Pinto levanta, tira de la manta.
Con el punto dos no estoy del todo de acuerdo. Eso pasa aquí, por lo menos, desde los tiempos de la política matrimonial de los Reyes Católicos. Algún corto paréntesis mal cerrado (expulsión, emigración, exilio, matanza …) puede que haya, no le digo que no.
Y sí, fui de los que creí que tras el franquismo eso se iba a acabar, angelico.

Lo que le ha quedado niquelao es lo de “el caudaloso misterio que encierran …”

Pablo dijo...

Sarapo dijo:

"En el Hospital Clínic hay una parte privada donde los hiperespecialistas catalanes pueden atender a su caudalosa privada en instalaciones públicas".

8:16 PM

No me extraña, lo raro sería que hubiera muchos acaudalados que dispusieran de un buen quirófano en su masía.

Pablo dijo...

Lo que hemos ganado desde 1986 es que una parte de los ingresos se la queda el Hospital, o sea, el Estado, que además es el que acarrea con el gasto.

¡Revolucionarios bolcheviques!

Fernando del Busto dijo...

Siempre un oasis de sabiduría. Si no le leo, no me entero de lo Pinto, que da para un cuento, como mínimo. En noviembre, le emplazó a un café conspirativo y periodístico.