22 de agosto de 2010

Sanabresa (I). El lago


Hay tardes de verano creadas expresamente para guardar en el álbum de los buenos momentos. Tal que así la tarde del 21 de Agosto de 2010 a orillas del Lago de Sanabria. Yo nunca había visto uno de los rincones más bellos de España enjalbegado de niños, colores y sombrillas. Zamora entera estaba allí. Me costaba imaginar la belleza glaciar y agreste que desprende el Lago en contraste con el alborozo de la mancha humana. Porque cuesta creer que la magia no se escape junto con el silencio. Pero confirmo que fue posible la paz. Y que una vez más se repetía la ferlosiana historia de El Jarama: la superficialidad y ligereza de las charlas ciudadanas frente a la inmutable superioridad de la Naturaleza. Y que allí la tarde no se acababa.


*****
Olvídese usted de esos caros zapatos italianos y piense que dentro de ellos está un corazón en alpargatas. Hombre, hombre, hombre...

*****




22 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenas noches y buena suerte

Anónimo dijo...

Lo del suplemento de el país es de enculamiento. Todo siempre en clave bicéfala. Ahora Mou y Pep. Dios...si este año ganara la liga el Valencia...

BT

lafoca dijo...

Ay, si la ganara el Levante...

cat dijo...

¿Pero quién coño lee esas imbecilidades? ¡Pues esos, claro!

meca dijo...

2 estupendos reportajes.
Aunque si yo fuera Guardiola me daría grima leer esas cosas del corazón de alpargata. El de Mou, un 10.

Anónimo dijo...

Alguien leyó el artículo de Vargas Llosa sobre Irene Nemirovsky? Si no lo leyeron no importa; si lo leyeron pero no leyeron Suite Francesa, no importa, si ya leyeron Suite Francesa, tampoco importa, porque lo que realmente importa es no haberse ido de este mundo sin haber disfrutado de una obra tan sublime como es ésa. Para los que no leyeron la crítica de Vargas Llosa, valga decirles que yo, como intrusa que no conoce personalmente a nadie de este blog, se lo recomiendo a todos aunque ignore sus gustos, así lo llevo haciendo desde que lo descubrí, o mejor me lo descubrieron. En la primera parte tiene uno más la sensación de estar viendo una película. La segunda... bueno, qué voy a decir yo. Ya lo dijo todo Vargas Llosa, que es un listillo.
La intrusa

Anónimo dijo...

Hoy, con diferencia, el día más infernal del verano. Ni en vespa se puede ir. Aire sahariano.

Tengo una gran anécdota. La de la abuela orgasmática. Pero hace mucho calor. Sólo diré que debe tener unos 68 años y medio...y que cuando habla se funde en si misma como si un orgasmo la fuera ocupando poco a poco. Una voz de susurros, insinuaciones y requiebros de una sensualidad poco común. Si uno cierra los ojos y no la ve puede llegar a empalmarse con sólo oírla. la abuela orgasmática.

BT

cat dijo...

De esa Irene y de ese libro creo que se habló aquí hace mucho tiempo. Hubo división de opiniones. No sé encontrar aquello en medio del abismo de blog en que se está convirtiendo TL; sospecho que existe una forma pero no la sabía Lafoca cuando se lo pregunté.

lafoca dijo...

Uyyyyyyy lo que me ha dicho. Le contesté, no a la primera, pero sí cinco minutos después.

De Irene Nemirovsky se habló en 2006. Ya ha llovido.

sarapo dijo...

Llueve. Salgo a correr-

lafoca dijo...

30/01/2010 le dije:


Estamos aquí:

http://tierralibertad.blogspot.com/

y ahora después de la rayita escribimos

search?q=

y tras el igual la palabra que quiera.

lafoca dijo...

O sea, por ejemplo


http://tierralibertad.blogspot.com/search?q=nemirovsky

c h dijo...

Foca, ¿sabes dónde se consiguen entradas para el concierto de Yo-Yo Ma en el pueblín?
No encuentro nada en cajastur ni en Google.
Gracias por adelantado.

Anónimo dijo...

Uff! Yo en 2006 no había nacido. O explosionado. Pero yo lo que les pregunté es si lo habían leído, no si habían hablado de él.

L.I.

lafoca dijo...

Ni idea, chema. Pero si las de Lucía se pusieron a la venta 17 días antes del concierto, todavía falta.

Pasado mañana en el parque de Ferrera una gran persona, un hombre bueno y, como para ir a oírlo eso no es lo más importante, un excelente cantante.

Y al que le guste Queen lo que van a ofrecer en Avilés DSR rozará la perfección. Son muy, muy buenos.

cat dijo...

Perdón, cierto, contestaste y yo no seguí preguntando, al parecer. Dime cómo lo haces para encontrar nuestros comentarios. ¿Si yo quiero saber todo lo que he escrito sobre esa Irene que hago? Con tu truco (a palo seco) salen las entradas del Jefe.
Tengo muy mala memoria para títulos y nombres pero creo recordar que hubo varios ¿dv? a los que no gusto o no pillamos la gracia a la recomendada por Intrusa y Vargas. Puede que me esté confundiendo de escritora y título y, encima, no encuentro el libro, ni El baile, por las desordenadas estanterias. Tampoco tiene mucha importancia, pero me deja sorprendido su capacidad de respuesta con hechos, foquita de mis entretelas, luz internáutica mía.

cat dijo...

Estamos en ello, Intrusa. Soy lento. No sé si lo leí, me ha picado y me está ayudando a rascarme mi gurú.

c h dijo...

Gracias, Foca.
Gracias al error informático iré mañana al 2º pase de la película de Allen. Me regalan las entradas.
Me dicen que Allen presentará en persona el 2º pase y no el 1º tras enterarse que al 1º van en su mayoría los progres con entradas de protocolo.

Anónimo dijo...

La intrusa es un cebo.

Anónimo dijo...

El otro día había una cola de 200 jubilados y Chema para ver el Niemeyer.

c h dijo...

Anónimo, así es. Los jubilados y yo.

c h dijo...

Recordemos aquel artículo de Fernando S. Dragó:
La tele dice que los misioneros sin crucifijo, pero con chalecos de coronel Tapioca, secuestrados en Mauritania siguen en paradero desconocido. Mi mujer, que es japonesa, exclama: ¡Menudo chollo! Los españoles pagáis al contado y, encima, convertís en héroes a esos pijos. Razón lleva. Pijos, caraduras, gilipollas y gorrones, añado.
¿Acción solidaria? No. Acción mamaria (de mamoneo). Lo de esa gubernamentalísima organización no gubernamental es como para clamar al cielo en el que sus frailes no creen. Pijos, porque basta verlos, saber quiénes son sus papis y pasar lista a los enchufes de los que viven. Caraduras, porque jeta de granito hay que tener para asegurar que es la misericordia -solidaridad, la llaman. Jerga progre- lo que los mueve. ¡Oh, cuánto sacrificio! ¡Qué entereza de ánimo la que los lleva a arrostrar las penalidades del turismo de aventura! Gilipollas, porque lo es en grado sumo todo el que piense que con unos cuantos camiones cargados de alubias, chocolatinas y preservativos va a sacar de apuros a millones de personas gobernadas por sinvergüenza. Son éstos quienes se quedan con el cepillo. Y aunque así no fuese, ¿no sería más lógico cargar la ayuda en un mercante y entregarla en los puertos de destino a cualquier institución solvente (si existiera, lo que es dudoso) o depositarla en las huchas del Domund? Tres cuartas partes, como mínimo, del dinero recaudado por las oenegés laicas van a parar al pozo de los gastos de gestión y al sumidero de la corrupción. Añadan a eso los del viajecito de treinta y tantas personas -¡treinta y tantas!- enviadas desde Cataluña, a todo tren, a tan lejanos parajes y echen cuentas. ¿Es que no hay aquí pobres sin intermediarios a la vuelta de cualquier esquina? Y si el donante los prefiere de raza negra o circuncisos y con chilaba por mor del exotismo, no han de faltarle.
En cuanto a lo de gorrones yo también me pongo a veces ridículos chalecos de coronel Tapioca, pero los pago de mi bolsillo. Si cruzo el Sáhara para revolcarme en las dunas y me descalabro o me voy al Índico a pescar atunes y doy en hueso, es sólo asunto mío o de los míos. ¡Ojalá los chupópteros sin fronteras regresen ilesos a sus camitas, pero confío en que lo sucedido sirva de escarmiento a esos tontainas y a quienes les consienten los caprichos! ¡Qué buenos son los politicastros mendicantes que nos llevan de excursión! Nunca viene mal una colleja propinada en el momento justo.