20 de junio de 2010

Quincalla

Viene en los periódicos de ayer. Esa foto de Carla Bruni posando y digo posando ante el 10 de Downing Street mientras el hambriento Cameron fantasea su grupa de mujer fatal.


*****

El fusilamiento de Ronnie Gardner en una cárcel de Utah. Ramón Lobo escribe que es la forma de morir más barata y menos dolorosa para el reo. Solo se necesita un pelotón que dispare sincronizadamente. Para evitar problemas de conciencia uno de los ejecutores tiene una bala de fogueo. Pero no lo sabe. Así nadie tiene sentimiento de culpa. La corresponsal de El Mundo amplía la información de Lobo. Dos ráfagas de disparos y dos minutos de agonía. Del pecho del reo manaba un líquido azul. Su hija se declaró muy satisfecha al saber que su padre había dejado de sufrir y que al fin era un hombre libre. Mientras, sus amigos entonaban la canción favorita de Gardner: Freebird.
Leído todo ésto me pregunto qué idea de la culpa tiene Ramón Lobo. A lo mejor es que no tiene.


*****
Las fotos de Jaroslaw Kaccynski con la sobrina quesera. Usará a su hermano como cartel electoral ¿seguro que el que palmó por ir a ver al Madrid en el Bernabéu era el listo?
La crisis griega, la húngara, la portuguesa, la española pero ¿y la polaca? No quiero ni pensar en el petardazo que va a pegar Polonia. Se salva por ser frontera, que si no...

PD: Hace unos días falleció la cantante La Polaca de quien se dijo, un infundio, que había tenido amores con Ese Punto Eme Punto. ¿Para cuándo una biografía de La Polaca? Ya está tardando.


*****

Manuel Rivas comparando el Bloody Sunday de Derry con el 10 de Marzo de 1972 en Ferrol (por cierto, escribe Ferrol del Caudillo, o sea, escribe mal). Corría la sangre por las calles de la ciudad natal del dictador. Y sorprende de la alergia que suscita la palabra Memoria. A mí me sorprende que la memoria siga sirviendo de prueba para algo. Un elemento tan endeble que no vale ni para el psicoanalista.
Al final le llama decente a Cameron. Se lo recordaremos cuando llueva.


*****

Pero lo mejor son las encíclicas a Saramago. Juan Cruz, desatado, firma como corresponsal en Lanzarote. Saramago fue, a mi entender, un buen novelista y un ensayista torturante. Y un penoso diarista relamido. Pero resulta que también fue campesino cuando solo vivió 3 años en Azinhaga. Fue un autor incómodo porque hizo una peculiar lectura sindical del Nuevo Testamento. Se enfadó porque la Iglesia le mandó a tomar por el culo y porque un timorato ministro portugués le prohibió presentarse a un premio representando a Portugal. Tanto le dolió que decidió exiliarse en el desierto. como Jesucristo, el primer comunista. Por eso eligió Lanzarote que tiene el Sáhara a mano. En su ideario ético hay frases que espantan porque defienden muertes de obreros polacos a manos de la Policía comunista. Eran los años noventa cuando dijo aquello de "ahora a retirarnos unos años a los cuarteles de invierno hasta que pase esta ventisca". Y así lo hizo envuelto en la bondad del clima lanzaroteño. Fue marxista hasta la médula, comunista irredento. Pero cuando le llamaron a capítulo el teléfono que descolgó fue el de Zapatero.
Pienso con Boyero que era más popular su personalidad que su literatura. Le agradezco su defensa de causas perdidas, su atolondrado populismo y la defensa de la isla que le dio cobijo.

18 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenos días y buena suerte

Anónimo dijo...

No estaría nada mal que esa misma navaja barbera, y con el mismo pulso, la utilizara siempre. Podría empezar por su amigo, el fatuo de Espada.

c h dijo...

Bienvenido, Sarapo.

Se comete gran injusticia con Carla. Aquella foto manipulada para mostrar los culos de la princesa y el suyo en las escalinatas de la Zarzuela y ahora esta igual de escogida para mostrarla posando (y digo posando como también posan Cameron, su esposa y Nicolás) en Downing Street. Que culpa tiene Carla si la han dibujado así.

Ártabro dijo...

CASI POR ALUSIONES

Aquí se puede leer a Manuel Rivas
http://seminario485.blogspot.com/2010/06/de-irlanda-y-espana-de-manuel-rivas.html

Hoy, Sarapo, ha rebasado los límites de nuevo periodismo. Porque supongo que al arte de recortar un escrito por dónde le sale a uno de las narices, para interpretarlo cómo le sale del mismo apéndice, debe ser el famoso nuevo periodismo.
Ejemplo: “Una manifestación de trabajadores fue baleada por la policía franquista en el entonces llamado Ferrol del Caudillo.”
Este párrafo merece este comentario suyo: “(por cierto, escribe Ferrol del Caudillo, o sea, escribe mal)”.
Supongo que lo encontrará mal escrito por la ausencia del artículo “El”, no por la presencia del Caudillo, que, como Rivas aclara, en aquel entonces era el topónimo de Ferrol.
Otro ejemplo, escribe usted: “Al final le llama decente a Cameron. Se lo recordaremos cuando llueva.”
A cualquiera que lea el artículo de Rivas, y estoy seguro que a usted también, le queda claro que la decencia que le atribuye a Cameron no tiene más alcance que el hecho alabar el público reconocimiento de la indecencia de lo ocurrido el Bloody Sunday.
Y sí, los sucesos del 10 de marzo del 72 en Ferrol tienen bastante puntos comunes con el Bloody Sunday.
• Manifestación pacífica de gente desarmada.
• Disparos, sin previo aviso y sin mediar provocación, por parte de la policía (en Ferrol) y del ejército (en Derry).
• Dos muertos en Ferrol y trece en Derry.
• Más de treinta heridos en Ferrol y más de treinta heridos en Derry.
• Ocultación y manipulación de la verdad de los hechos tanto en Ferrol como en Derry.
• Decenas de presos, y la mayoría torturados, en Ferrol y en Derry.
• Hasta la fecha no hay responsables de los hechos, en Ferrol; en Derry ahora sí.

Así que vamos a dejarnos de chingadas, de neoperiodismo y de otras mariconadas.
El diez de marzo yo estaba allí. Lo sucedido aquél día (y el anterior y los siguientes) lo tengo grabado a fuego en la memoria. ¿En la memoria? Sí, coño, en la memoria. Qué un compañero con un balazo en una pierna no es un ejercicio de subjetividad. Que viajar detenido en un coche policial no es una trampa del subconsciente. Que el querer asistir (al día siguiente) al entierro de los dos compañeros asesinados no es un hecho literario. Todo ellos son datos objetivos, sucedieron y estarán en la memoria hasta que la parca o el alzheimer decidan lo contrario.
Es que puestos a descalificar la memoria vamos a llegar a la conclusión que lo normal, lo ideal, lo magnífico y excelente es vivir un eterno día de la marmota



Otrosí. Parece que ser campesino sólo tres años le parece a usted poco pedigrí. Pruebe, pruebe usted a serlo durante un sólo año y ya me contará. Pero campesino de los de antes, de los de hace más cincuenta años. Campesino de trabajo y hambre, trabajo y hambre, trab…

sarapo dijo...

TRIBUNA: JOSE COMAS
Tornero, joven, polaco... y muerto
JOSE COMAS - Lubin - 05/09/1982


En la ciudad silesiana de Lubin, donde varios manifestantes pólacos murieron a causa de los disparos de la policía el, pasado 31 de agosto, fue enterrado el viernes uno de ellos, un joven tornero. Testigos presenciales, entre ellos sacerdotes, aseguran que no hubo ningún ataque a la policía por parte dejos manifestantes y creen que el número de muertos es superior a las cifras de los comunicados oficiales.

ENVIADO ESPECIAL


"Andrzej Trjkowski, nacido el 15 de febrero de 1950, muerto trágicamente el 31 de agosto de 1982. Ave María". Sobre una cruz de madera, una sencilla placa con los datos del fallecido. Unas 3.000 personas, alrededor de la tumba, responden a los responsos. El sacerdote evita en sus palabras todo lo que pueda calentar los ánimos y se limita a recordar a Andrzej como "buen trabajador, buen padre de familia y buen creyente". "Pidamos por la paz y el amor entre los polacos".


Las personas que se han reunido alrededor de la tumba, en este cementerio de la baja Silesia, tienen cara y manos de obreros. La tumba está cubierta de flores y ramas de pino. Después de cantar la salve, termina la ceremonia religiosa y todos cantan el himno nacional, "todavía no está perdida Polonia". Los, reunidos levantan la mano con la V, que simboliza la, victoria. Sigue la canción patriótico-religiosa: "Devuélvenos, Señor, la patria libre".

Antes de abandonar el cementerio, un anciano de mostachos blancos se dirige a los reunidos en tono de arenga: "Te despedimos con el signo con que te saludamos. Yo luché siempre por la República Popular de Polonia, pero nunca creí que personas armadas disparasen sobre gente desarmada e indefensa".

Una mujer grita que "esto es un entierro para la familia y no un acto contra el Estado", y las palabras provocan un tumulto en torno a la tumba. "Es una esclava", gritan unos. "Loca, fuera con ella", "¿para que sirvió su muerte?", gritan otros. El anciano que pronunció el discurso explica que en Lubirí no hubo provocaciones a la policía. La gente se arremolina excitada; uno dice que hubo ocho muertos y una mujer asegura que fueron once.

Según la versión oficial del fiscal de la República hubo dos muertos y tres heridos de suma gravedad. La policía tuvo que hacer uso de las armas porque la muchedumbre les rodeaba con piedras, ladrillos y cócteles molotov.

"Yo lo vi"

Dos horas después de concluido el entierro llega a la tumba un grupo pequeño de obreros, compañeros de otro de los muertos. Un hombre de unos cincuenta años comenta: "No me explico cómo seres civilizados son capaces de hacer una cosa así. Yo lo vi desde la ventana de mi casa. No pasaba nada y se pusieron a disparar como en la guerra. No había motivo para ello. No comprendo como personas que fueron a la escuela: pueden jugar al gato y al ratón con seres humanos".

Los compañeros del otro muertoen los incidentes explican que se llamaba Mieczyslaw Pozniak, estaba sóltero y tenía veinticinco años, "había estudiado en una escuela técnica y, trabajaba al mismo tiempo. Terminó el servicio militar el otoño pasado y estaba estudiando para llegar a ser maestro industrial. Trabajaba de electricista montador".

Los colegas dicen que era "simpático y tranquilo, un compañero agradable", que procedía de una familia campesina. Pozniak estaba empleado en una empresa de electromohtaje de Wroclaw, que tenía destacada en Lubin una brigada de unos cincuenta obreros. Pozniak era nÚembro del sindicato independiente Solidaridad, "no tenía ningún cargo, era afiliado como todos nosotros y comocualquier persona con, sentido común".

TheoSarapo dijo...

Los compañeros de Pozniak que asistieron a la manifestación que acabó con derramamiento de sangre explicanque "hacia las cuatro de la tarde hubo un discurso de un representante de Solidaridad delante de la iglesia. Había banderas de Solidaridad extendidas y con flores. Una mujer hizo una cruz de flores. La gente se reunía allí y los policías estaban en medio. Unos policías filmaban todo con una cámara y la gente empezó a gritar: "¿Para qué haces esto?". La mujer de la cruz empezó a cantar el himno nacional y luego otras canciones patrióticas. Los zqmo (unidades especiales de policía) salieron de los, coches y empezaron a lanzar gases lacrimógenos. Los manifestantes volvieron a reagruparse y la gente gritaba: "Libertad para Lech", "libertad para los internados", "queremos al Papa", "abajo el comunismo" y también consignas antisoviéticas.

Los obreros explican que, hacia las seis de la tarde, los policías pasaron al ataque, sin avisar, "nos dimos cuenta de que disparaban con bala, porque empezó a caernos encima cal de una fachada alcanzada por los balazos".

Los obreros están convencidos de que hubo nueve o diez muertos y que la policía se llevó los cadáveres. A la objeción de que es imposible matar a la gente sin que la familia los reclame, replican que "es posible no enterarse, porque Lubin es una ciudad que creció en quince años de 5.000 a 75.000 habitantes. Son gente venida de toda Polonia a trabajar aquí y es difícil enterarse".

Una mujer explica que hay un tercer muerto, "se llama Adamowicz y no se dijo nada, porque esperan a que terminen los entierros de éstos". Un obrero asegura que los disparos que recibió Pozniak le entraron por la espalda, "cayó en un campo que hay cerca de, Correos y murió allí". La excitación crece entre los que explican lo ocurrido, hablan sin miedo, aunque la ciudad está llena de policías de paisano y el cementerio también, murió innecesariamente un inocente que nunca pretendió atacar a la policía, nadie quería atacar a la policía, perseguían a la gente como si fuese un safari".

TheoSarapo dijo...

Ártabro: no niego la historia de Ferrol. Pero me parece muy injusta, sectaria y selectiva la memoria de Manuel Rivas.

La crónica anterior la escribió José Comas, el gran Comas.

En Ferrol se sabe de sobra quién fue el culpable. Eso es lo que no pasaba en Derry.

TheoSarapo dijo...

El primer ministro británico, Edward Heath, encargó una investigación inmediata tras los incidentes al Presidente del Tribunal Supremo, Lord Widgery.14 Dicha investigación fue presentada en menos de tres meses, y sus conclusiones exoneraban a los soldados que habían participado en la matanza, al entender que actuaban en defensa propia. No se demostró que ninguna de las víctimas, u otros manifestantes, fueran armados pero sí que algunos de ellos habían sido tiroteados y asesinados por la espalda.1



Ante las dudas no resueltas durante veinte años, en 1998 el entonces primer ministro británico Tony Blair encargó una "nueva investigación judicial completa".16




El 15 de junio de 2010, el recientemente elegido Primer Ministro, David Cameron, hizo público el resultado de la investigacion. Las conclusiones fueron que los fallecidos iban desarmados y que fueron los soldados britanicos quienes dispararon, siguiendo ordenes que no deberian haber sido dadas.







¿Qué remedio le quedaba a Cameron?

TheoSarapo dijo...

Más memoria


El capitán general de 1972
Perfil | Juan Romero Manso
El almirante ferrolano, fallecido esta semana, se opuso a la intervención de los militares contra la huelga de Bazán y ello le costó su carrera

AMENEIROS
Pocos oficiales generales que sirvieron a Franco llegaron a la democracia con reconocimiento ciudadano. A algunos, caso de Gutiérrez Mellado o Gabeiras Montero, les han valorado con creces sus aportaciones a la restauración democrática. No así al almirante Juan Romero Manso, fallecido a los 98 años y enterrado el jueves en Catabois. Hijo de familia ferrolana de comerciantes (Ferretería Romero Hermanos), le tocó lidiar como capitán general de Ferrol el toro del levantamiento obrero de marzo de 1972.
Aquella trágica jornada, con los muertos todavía en As Pías, Juan Romero tomó una decisión que lo marcaría de por vida, aunque tuvieron que pasar tres décadas para que los libros de historia lo recogiesen. Casi desbordada la policía existente en Ferrol por los acontecimientos, el almirante se opuso a sacar el Tercio de Infantería de Marina a la calle. Escuché la versión de José María Riobó, que a la cabeza de un piquete obrero, sobre las once de la mañana, logró llegar a Capitanía General y ser recibido por el almirante, que estaba acompañado de parte de su estado mayor. Se comprometió, sin género de dudas, a no sacar a la calle fuerzas militares aunque le advirtió a Riobó que si recibía órdenes en contrario de Madrid obedecería como militar que era.
La reconstrucción
El historiador Enrique Barrera ha reconstruido este episodio con la participación de parte de los presentes. La versión que aparece en su libro sobre la Transición en Ferrol fue aceptada como válida por los hijos de Romero Manso.
Documentos desclasificados recientemente muestran con claridad el proceso que siguió a la toma de posición del almirante, aquella mañana. Se organizó una especie de consulta entre la oficialidad superior de la plaza que concluyó en que el 10 de marzo del 72, ese era el criterio mayoritario, las fuerzas armadas debieron intervenir en Ferrol. Queda clara la posición de Romero. Le estaban preparando su caída los sectores del búnker que rodeaban al dictador: había tomado posesión como capitán general en abril de 1970 y cesó en diciembre de 1973.
La cobertura de su plaza en los años posteriores mostró los bandazos que vivió Ferrol y España: desde almirantes claramente franquistas y contrarios a la restauración democrática como De la Guardia y Oya, al que aprovecharon la fuga de Ferrol del buque Rainbow Warrior (Greenpeace) para destituirle, hasta intelectuales como Álvarez-Arenas Pacheco. Por eso, en ocasiones no se requiere salir de Ferrol para conocer la historia de España.
Tras su retiro, Juan Romero apenas participó en actos públicos, salvo alguna ceremonia en la que estaba presente su hijo, el también almirante Romero Caramelo, que ocupó el punto más alto de la línea de mando de la Armada.
Hace escasos días, un longevo militar republicano, Enrique Vigo, presentó sus memorias en Fene en las que habla de los alzados de 1936 en la plaza de Ferrol. Pues bien, sitúa a Juan Romero Manso entre quienes se levantaron contra la II República pero hace una excepción con él al reconocerle una valía humana que niega al resto de la oficialidad, ciega cuando deicidían fusilar a todo aquel que oliese al régimen derribado.

TheoSarapo dijo...

Ártabro: Saramago fue campesino de los 0 a los tres años.



Y mal van las cosas cuando se repite con tanta frecuencia que trabajó de mecánico y tal y tal...

Como dice Boyero, razón de más para que nunca le den el Nóbel a Lobo Antunes, el mejor escritor portugués de los últimos 25 años.

Hay demasiada oscuridad en la biografía de Saramago. Ello no tiene porque empeñar su actividad como comentarista y como hombre crítico con las maldades de su tiempo. Pero la verdad es la verdad...

TheoSarapo dijo...

Y digo yo ¿Lo de Ferrol no se parece mas a Poznan que a Derry? Porque en Derry se jugaban intereses de tipo nacionalista. En Poznan, en Lubin, lo que se jugaba era lo mismo: la libertad, el trabajo, la vida.


Pero no. El querubín de Muros sabe bien lo que hace con su memoria.

TheoSarapo dijo...

El problema de la memoria es que algún día esos sucesos del Puente de las Pías los gestionará su nieta, Ártabro. Y esa memoria no tendrá la legitimidad de la suya.

Cat dijo...

He repasado ese día en las hemerotecas digitales. Sólo encontré esto en La Vanguardia.

MUNDO LABORAL
Incidentes en El Ferrol del Caudillo tras un paro en la empresa «Bazán»
Enfrentamiento entre obreros y fuerzas de orden público

El Ferrol del Caudillo, 9. — Se han producido esta tarde diversos incidentes en relación con el paro registrado esta mañana en la factoría de la empresa nacional «Bazan».
Los trabajadores permanecieron en v\ recinto de la empresa, en la explanada situada frente al edificio de la dirección, sin que
accedieran a la invitación que les formulo el director de la entidad a que depusieran su actitud.
El paro afectó a unos 4.000 obreros y algunos técnicos. Al parecer el paro guarda relación
con la suspensión de empleo y sueldo a seis trabajadores.
Sobre las tres de la tarde, la dirección de lá empresa nacional «Bazan» dio a conocer el siguiente aviso: «Se comunica al personal
que a partir de este momento y hasta nuevo aviso se procede al cierre de la factoría, debido a las graves alteraciones laborales
producidas por una minoría con propósitos ajenos a los Intereses de los trabajadores de esta empresa. El personal que ha continuado trabajando, según control de la empresa, no sufrirá merma alguna en su remuneración durante el período de cierre.
Oportunamente, por los distintos medios de comunicación, se darán nuevas instrucciones ál respecto».
Después de la colocación del aviso abandonaron la factoría numerosos trabajadores, pero otro grupo de unos doscientos a trescientos, permanecieron en la explanada en la misma actitud. La fuerza pública qué había acudido al lugar, para evitar desórdenes, cargó sobre los que permanecían en la explanada después de efectuados los tres toques de atención reglamentarios. Algunos obreros arrojaron piedras y palos a la policía produciéndose un enfrentamiento entre las fuerzas del Orden y los revoltosos. Un
grupo de éstos apedreó la Casa Sindical,próxima al lugar del incidente. Asimismo varios trabajadores se dirigieron a la Plaza de España y luego apedrearon el cuartel de la Policía Armada y se enfrentaron de nuevo a las fuerzas del orden. La Policía tuvo que efectuar varios disparos al aire para dispersar a los revoltosos.
Se tiene noticia de que se han producido varios contusionados y heridos entre las fuerzas de policía y los manifestantes. Los
agentes lesionados fueron atendidos en el Hospital Militar, y los trabajadores en la enfermería
de la empresa nacional «Bazan». Al
parecer se han producido varias detenciones entre los manifestantes. — Europa Press.

c h dijo...

La luz del crepúsculo ilumina mi nostalgia.

c h dijo...

Yo no sé de que hablan ustedes por que me he propuesto no leer periódicos, solo veo las fotos y un poco a Elvira Lindo.
Después del último disgusto del jefe de la cosa de la salud asturiana que nos ha llamado "bajistas" y derrochadores confirmo que una cosa es la realidad pública y otra la publicada.
En cualquier caso voy con Ártabro.
Sarapo, cuente algo más de Chicago ande.

Anónimo dijo...

A propósito de Elvira Lindo, hoy dice algo que parece escrito a propósito del arreón de Sarapo a Saramago y (aprovechando el viaje) a Rivas:
"No es extraño que los flamencos admiren el blues o que los intérpretes de la música clásica se rindan ante un buen cantaor; sin embargo, qué frecuente es que un escritor, para construirse a sí mismo, sienta la
necesidad de pisotear la obra de otro.
¡Cuántos escritores valientes nos siguen
informando a día de hoy de su desprecio
por Galdós!"
Por cierto, ¿de dónde saca usted que en Derry no se sabía quién era el culpable? Si acaso los equivalentes a nuestros falangistas, somatenes y militares, porque para el resto, es decir, la mayoría católica las cosas estaban dolorosamente claras.

cat dijo...

Lo que he leído de Saramago no me ha gustado. Me quedo con Galdós, sin dudar. Su novela La desheredada me impresionó, fantástica. ¡Por cierto! fue una recomendación de un desconocido nick en un chat de literatura en mis primerísimos tiempos de internet.

Hable... dijo...

A mí, lo que me sigue sorprendiendo, es la palabra "comprometido" adosada a la figura de cualquier cineasta, artista o escritor fallecido. En El Mundo consideraron, desde la portada, que esa debía ser la única "virtud" destacable de Saramago. Por lo menos en la primera página.
De izquierdas será, a grosso modo, la mita de la población mundial, more or less. Lo cual que no es ningún mérito destacable. Comprometido, creo yo que casi todo el mundo. Menos valor aún para destacarlo.
Digo yo que de Saramago será de realce su obra, sus cualidades literarias. ¿A quién cojones le importa si era o no comprometido -como la mayor parte del planeta-?: a los plañideros que jamás han leído "Memorial del convento", "El año de la muerte de Ricardo Reis" o "El evangelio según Jesucrito", sus tres mejores obras y las menos citadas por los merluzos de El Mundo o El País, por cierto.