6 de febrero de 2010

Una incierta verdad

Uno de los debates más estimulantes de los últimos años. El que tuvimos con Josep Moya Ollé el miércoles pasado. El psiquiatra Moya Ollé, que trabaja en el SSM de Sabadell, es una persona de gran afabilidad y una inusual competencia intelectual. El psiquiatra Josep Moya Ollé tuvo hace unos cuantos años una curiosa iniciativa: se empeñó en contar en un documental el periplo de un enfermo mental grave desde que ingresa en una Unidad de Agudos de un hospital general hasta que recuperado consigue una estabilización de su dolencia y se reincorpora a sus rutinas laborales o familiares. Josep Moya contactó para ello con un joven director de cine llamado Abel García Roura y el resultado fue el documental Una cierta verdad. Fueron casi dos años de trabajo para un documental de 135 minutos de duración. El equipo de Abel García gracias al trabajo y a la paciencia orfebre de Josep Moya convivió con el equipo médico desde noviembre de 2005 hasta julio del año 2007. Rodaron en torno a unas 300 horas en un experimento absolutamente inédito en la cinematografía mundial incluidas las abracadabrantes escenas de Depardon en Urgencias de San Clemente.
Una cierta verdad es una película que se hace algo larga, algo pesada pero con el arrebato de la factualidad de lo narrado. Un psicótico en pleno episodio alucinatorio, un autista que solo acepta aparecer embozado, una agitación psicomotriz que es necesario contener por medio de sujeciones mecánicas. Todo ello tiene su reflejo en este documental que llega a desasosegar al más templado.
Pero el pacto establecido entre Moya y Roura era muy distinto al que finalmente se exhibió. Josep Moya quiso hacer una película que sirviese de demostración de que es posible convivir con la psicosis. Pero García Roura tuvo claro que el arte no tiene nada que ver con la indulgencia ni con la misericordia. El resultado final, lo que se exhibe en cines y DVDs, es que solo aparece la parte más dura y represiva de la psiquiatría, la del fracaso de lo comunitario, la de las unidades de agudos, la de los ingresos forzados. Y cabría decirle a Roure de forma y manera orteguiana: "!!!no es esto, no es esto¡¡¡
Por circunstancias no aclaradas, el cineasta Roura no cumplió con lo pactado. Una segunda parte de este documental, fruto de aquellas 300 horas de rodaje intenso y continuado , nunca será montado. Justo allí donde se cuenta como el paciente recupera la claridad y la calma. Resulta entonces que Roura cerró el foco cuando le interesó para provocar la desazón fácil y el vómito forzado. Esto ya lo hemos visto muchas veces. A mí la historia me recuerda a la del negro ahogado en Atlanterra y cazado por la cámara de Bauluz. La indiferencia de Occidente. Y ahora ésta: Una cierta verdad. Pues sí, verdad de escaso calado.

42 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenos días y buena suerte

c h dijo...

Logras despertar el interés por áreas de la ciencia que de otra manera permanecerían ocultas para mí.
El artículo de Espada de hoy es muy bueno, estoy deseando leer la segunda parte. Parece que ha podido dedicar más tiempo a lo que mejor sabe hacer el bueno de Arcadi.
Un abrazo.

Ártabro dijo...

Moya Ollé cometió un grave error: encargarle la realización del documental a quién supongo –no lo conozco- es un creador de ficción. Para Roura lo realmente narrable era la desgracia y el vómito. ¿Para que carajo quería un final casi feliz que le escarallaba su creación?
Creyó Moya que se valía de un cineasta para hacer un documental. La realidad fue que el cineasta se valió de Moya para hacer su película.

Cuando las barbas de…
Jambrina, ¿habrá supervisado usted al montaje de la suya? Hay mucho cuco que sobrevuela el nido.

Anónimo dijo...

Bonita casa la de Ramón Crusellas. Muy bonita.


Paula

Anónimo dijo...

Hay más pudor moral en limitarse a mostrar la cruda realidad que sólo tiene provisional alivio, que en alentar falsas expectativas de curación para lo que no tiene definitivo remedio.

fernando terreiro dijo...

Peliculeros, Jambrina, peliculeros.

Hoy he sorprendido una conversación a mi hijo de ocho años con sus amigos. Creo que estoy en otro mundo. En fin habrá que bajar a este.

catalino dijo...

"Un psicótico en pleno episodio alucinatorio, un autista que solo acepta aparecer embozado, una agitación psicomotriz que es necesario contener por medio de sujeciones mecánicas."

No lo he visto, no sé si lo consideraría honrado,lícito, ético, factible,... por muy buena intención que la cosa llevase. No sé, no sé, ¿están en condiciones de dar su consentimiento?

TheoSarapo dijo...

¿y por qué no?
cat

En la contención mecánica no se veía a quien contenían.

c h dijo...

Vista "La Sombra de sus Ojos".
Una obra mayor.
---
Ártabro, seguro que Sarapo tiene bien amarrado el guión y el contenido de "desconectados".

fernando terreiro dijo...

Boswell, comparar a Joyce con Salinger es cuando menos tendencioso. Es como comparar un película de Trueba con un simple guión de Erice. Se ha pasado, amigo.

c h dijo...

No he leído aún el artículo de Boswell pero quiero decir desde aquí que "El guardián en el centeno" es el libro más sobrevalorado de la historia. Sin Chapman y Hinckley lo habríamos olvidado.

cat dijo...

Ah! si no se le ve y así no se puede identificar, ni a ese ni al delirante, no veo inconveniente invencible.
Alguna experiencia tengo en filmaciones para tele de pacientes que, si se encuentran bien y dan su consentimiento, hagan o digan lo que quieran, es asunto suyo.

Si no es así a mí no me gustaría ser su médico responsable. Me puede llamar paternalista y antiguo si quiere.

heptafon dijo...

Hola!! ¿Qué hay de nuevo?

Mercutio dijo...

El psiquiatra Jambrina ejerciendo su extraña profesión. Véanlo a toda pantalla, please.

Jordi Bernal dijo...

Terreiro, alguien debía poner a Salinger en su sitio, aunque fuera vía Joyce.
*
Ch a veces me parece un poco blando. Pero me pasa con todos los castellanos, que os encuentro poco duros.
*
Mi padre iba de traje y corbata, y me dijo qué collons. Murciano él (sin pijoaparte, que es una invención puramente novelesca), se enfrentó a los motoristas que custodiaban el camerino. Pidió exigiendo ver a Loquillo. Se puso muy chulo y yo me temí lo peor. Finalmente, Loquillo dijo que lo dejaran pasar. Al cabo de un rato mi padre salió del camerino con cara de pocos amigos. Loquillo salió al escenario y dedicó está canción a David Bernal, o sea a mi hermano (qpd). Uno de los momentos que más orgulloso me he sentido de ser hijo del charnego y catalanísimo Jorge Bernal.

http://www.youtube.com/watch?v=6250GztRVsk

Anónimo dijo...

Ole con ole...¡y olé!

Anónimo dijo...

Sobre el video de Mercutio. Por lo visto los locos viven en un mundo precioso del que el loquero los quiere arrancar. No entiendo como ese disparate goza de tanto predicamento en nuestra sociedad. Y menos en un blog como este, de lectores supuestamente ilustrados. En "Revolucionary Road" era un loco el que sabía ver la supuesta realidad de la pareja protagonista.
Son ideas muy monas para hacer un video pero luego nadie quiere estar loco.
La fama de represores que tienen los loqueros me cuesta entenderla. Seguro que tiene que ver con los manicomios comunistas donde encerraban a los disidentes. Aunque usar eufemismos como "contención mecánica" no ayuda a erradicarla. Dan impresión de que tuvieran algo que ocultar.

impuralanavirgen dijo...

Anónimo, creo que no ha visto el final del corto.

Jordi Bernal dijo...

Querido Mercutio,

reconozco que prefiero las profesiones extrañas antes que los que cumplieron los 67 a los 20 años. ¡Coño, Mercutio, que nos cuestas tres huevos y medio!

Pero ya puestos, en mi adolescencia escuchábamos un grupo que se presentaba como "Pabellón psiquiátrico". Tenía una canción que fue poética durante años.

http://www.youtube.com/watch?v=fMhMc0e0zVo&feature=related

mecanikong dijo...

Está muy bien la versión para veteranos del Ritmo de Garaje de Loquillo: tu hija no lo dice, no, pero me mira mal (fatal); quién es el tipo tan raro con el que vas. No sé si reirme o llorar. De mano me he reído.

Los del guardián entre el centeno eran unos flipaos.

mecanikong dijo...

Lo mismo que la Conjura de los necios.

cat dijo...

Hoy The road. Me gustó la novela. Me gustó la película. Estoy impaciente por leer el comentario de Fer; estírate, anda.

El blog de Ch. ha entrado en un bucle on off. ¿Se encuentra bien, amigo?

fernando terreiro dijo...

Cat, The road tendrá que esperar. Primero En tierra hostil, luego veremos. Mi día de cine es el miércoles.

BT, le debo una disculpa grandísima, espero que me sepa perdonar, como verá se lo pido públicamente. He quedado fatal con usted. Pero llevo un año muy pasota en lo futbolero (quizás debido a que he vuelto a ser socio del baloncesto) y además no me he cruzado ni un día con con Luis Miguel por la calle ¿Cómo lo consiguieron?

cat dijo...

Ya. También esa es la siguiente mía.

Anónimo dijo...

Amigo Terre, no me debe nada. Faltaría más. Lo de Gail es cosa de un habitual del blog que se lo curra mucho. La verdad es que ha sido una de las mejores colaboraciones.

Una pregunta, ¿de donde viene la palabra Pucela?

gracias

BT

TheoSarapo dijo...

Eso, eso ¿ de dónde viene lo de Puta Pucela?

Anónimo dijo...

Vista "Una mujer sin piano". Lo mejor, ese costumbrismo nocturno de los bares de Atocha. Ya no quedan bares así en Valencia. Tan cutres y sin embargo tan *intensos*

BT

Anónimo dijo...

Mal rollito Onésimo de entrenador. Chandal, tripa indecente, pelo gañanesco...huele a segunda.

BT

fernando terreiro dijo...

Y cabezón con voz cazallera. Uno de los jugadores más sobrevalorados de la historia del fútbol. A segunda.

Pucela: Pues no se sabe. Antes Valladolid estaba anegada por las marisma de la Esgueva que desembocaba en el Pisuerga por varios brazos, y que cada vez que se excava un parking en Valladolid da disgustos. Debía ser un sitio maloliente y pantanoso. Una de tantas teorías, quizás la mas cercana a una posible realidad.

Algunos vallisoletanos fueron a combatir con Juana de Arco (La Pucelle), la mas caballerosa y descabelleada.

Mercutio dijo...

BT: 'Lo mejor, ese costumbrismo nocturno de los bares de Atocha. Ya no quedan bares así en Valencia. Tan cutres y sin embargo tan *intensos*.'

Hace ocho o nueve años que no circulo por allí, pero cuando vi la película me rodaban lagrimones de nostalgia por la cara. Durante un breve tiempo, del 98 al 2001 -antes de jubilarme para que Boswell me pusiera el piso- solía pasar las noches del fin de semana en los chiringos jovenzuelos de Lavapiés y terminaba amaneciendo en esos bares por los que pulula la Machi. El retrato de la película es fiel. Las porras y el café en vaso saben así.

Sarapo dijo...

Mercutio: bar la tapa. Bar Pontevedra

En bustoello Avilés. Luego me cuentas.

c h dijo...

"El blog de Ch. ha entrado en un bucle on off. ¿Se encuentra bien, amigo?"

En otro blog (el de FDB) se me advierte que no juegue con fuego por que igual me quemó.
Eso ha alimentado mi paranoia de tal modo que he cerrado el mio propio y apenas salgo de casa.
---
Mecanikong leído en el blog de Daniel lo de la jubilación de su madre. Trasladele mi enhorabuena. Podría abrir uno propio para contar las historias del Avilés-de-toda-la-vida.
---
Tengo para mi que la entrevista a Ellroy en el "Magazine" (que viene los domingos con "La Nueva España" y tantos otros periódicos) es lo más sensacional que he leído en meses. Así como hay en Argentina una religión del Maradonismo creo que debo fundacionar una basada en las enseñanzas de James Ellroy.

c h dijo...

Lo de "debo fundacionar" no es por hacer una broma, me ha salido así. Debo estar perdiendo el poco juicio que... y bla, bla, bla.

c h dijo...

Sarapo, usted que tiene hilo directo con el bueno de Espada. ¿Podría hacerle llegar este titular de hoy en LNE?:
"Dos años de internamiento para el MIR que apuñaló a una compañera en el Valdecilla."
---

¿Si el apuñalador hubiese sido taxista, dependiente en El Corte Inglés o librero de viejo se habría dicho en el titular?
¿Hay que leerse el prospecto para volverse loco?
¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

c h dijo...

Recomendaciones para Ana (y para cualquier persona con sentido común):

"América" de James Ellroy.
"Seis de los grandes" de James Ellroy.
"Sangre Vagabunda" de James Ellroy.
---
Por ese orden.
---
El último lo recomiendo antes de leerlo yo mismo por que me da la gana.

PIPURRAX dijo...

OTRO DIAGNÓSTICO PARA EL DSM IV

La maldad tiene una dimensión de enfermedad




BARCELONA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -


La maldad que lleva a determinadas personas a actuar contra otra y realizar actos violentos tiene una parte de enfermedad, aunque no se puede explicar sin tener en cuenta otros aspectos, según sostiene el psicólogo forense y profesor de psicopatología de la Universitat de Barcelona (UB), Adolfo Jarne.
"Es un fenómeno tan complejo que no tiene una explicación única", sostuvo, al tiempo que señaló que sí que existe una base patológica. Sin embargo, señaló que hay una parte "incomprensible" en esta maldad que es de difícil explicación.

pipurrax dijo...

y también la bondad es enfermedad ¡qué cojones!


PARTE NECESARIA DE AGRESIVIDAD

Según Dangerfiel, también existe una parte de agresividad necesaria en todos los humanos para poder defenderse, "que no quiere decir maldad", puntualizó.
Esta agresividad no tiene que tener el componente destructivo.

En este sentido, defendió que la bondad extrema "también tiene algo de trastorno", ya que no es adecuado no responder ante ninguna situación y añadió que es destructivo no defenderse ante nada.

c h dijo...

En la primera página del DSM IV, allí dónde en las novelas suele poner "Para Antonio" o "Para Mary", o así... debería poner
"Recuerde el lector que siempre ha habido mucho hijoputa"

cat dijo...

"En otro blog (el de FDB) se me advierte que no juegue con fuego por que igual me quemó."

¡Va! Sólo me creo lo que me decían de pequeño, el que juega con fuego se mea en la cama.

He empezado las Correcciones usando un lápiz. Tacho esto, suprimo aquello, anoto al margen, subrayo aquí, matizo allá, ... Creo que va a ser la manera de que le entre a las de más de trescientas.

Anónimo dijo...

Chema el día que des consejos para gente sin sentido común avisame.

c h dijo...

Muy bueno, anónimo.

Abel Garcia Roure dijo...

Del director de "Una cierta verdad": Lamentablemente los datos que se reseñan entorno a la relación del Dr.Moya con la citada película son falsos. Las críticas a la película son, por supuesto, muy respetables, cuando éstas son consecuencia de haberla visto y se refieren a ella; no cuando se basan solamente en prejuicios, rumorología y chismes maledicientes. La película es muy accesible, en DVD, online, etc. Basta teclear su título en goggle. La pueden ver y formarse libremente una opinión. Ofrezco al lector otras opiniones respecto a la película de personas de prestigio y contrastadas que también conocen a Moya y sus circunstancias en el asunto: La psiquiatra y psicoanalista Carmen Gallano: http://blogs.plus.es/cine_express/2009/05/una-cierta-verdad.html
El doctor en filología y crítico de cine Juan Miguel Company:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=85882
Saludos, Abel