8 de agosto de 2009

Parque Paranoia

El evolucionismo ha dejado claro que los miedos paranoides actúan como detectores de peligro para salvaguardar la vida del individuo y que por ello, expresados con moderación son un resultado inevitable de la evolución porque protegen el organismo. El problema viene cuando se expresan sin continencia alguna. O sin pruebas. Hay mundos paranoides tan corrientes como desconocidos. Por ejemplo, los adolescentes rotos por conflictos familiares. Esos patinadores o surfistas que ha filmado Van Sant en el Paranoid Park de Portland y que se agarran como posesos a la única tabla de salvación que tienen a mano. Bueno, luego están todos aquellos políticos que piensan que les escuchan las conversaciones telefónicas. Esto es frecuentísimo entre los narcisismos poco estables. La política es dura por estos aspectos, lo reconozco. Ya lo decía Norman Mailer con extrema lucidez: "Nunca sabes cuando la paranoia se dedica a tu seguridad o a tu quiebra definitiva". La solución está en las pruebas.

________________________________________________________________________________

Quienes hemos intentado reconstruir la vida de algún ser humano durante la Guerra Civil española sabemos de lo duro e ingrato que es el camino. En este país donde ni vencedores ni vencidos quisieron guardar documento alguno. Por ello cada dato es una victoria y cada foto, un laberinto resuelto. Los tres últimos posts de Ultimes vesprades a Mestalla tienen un valor extraordinario. Saber cómo se estructura el ser humano en tiempo de guerra. La vida y la muerte cosidas de la camiseta de un equipo de fútbol que entonces quería decir el amor a unos colores. Excelente trabajo de Josep Bosch.


____________________________________________________________________________________

Albert Plá en la tercera jornada de Salinasenclavedesol. Es un decir. Plá abarrotó la explanada paragauzona, la pista de skateboard y los secaderos de tablas de surf. Plá es un estupendo artista, con un excelente directo. A Plá se le aplaudió anoche como pocas veces se ha aplaudido a alguien en Salinas. Plá salió a hombros: los hombros de su gran guitarrista Diego Cortés. Por lo demás, su rumba es siempre la misma. Y le persigue todo el mundo.

6 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenos días y buena suerte

terreiro dijo...

uen libro Desgracia, lo otro no lo sé. Fracasé lamentablemente en dos intentos de ir a verla.

Que Alber Pla caliente la voz me parece un sin sentido. Calentará otra cosa pero la voz, ¿qué voz?

Seguiré dando la mano, besando y diciendo la mano a quién se deje, si bien en los morros... Cat tiene usted las hormonas desenfrenadamente playeras.

El pael higiénico hace mucho que se acabó en Cuba. Es curioso que las así llamadas revoluciones de izquierdas son las primeras que en tiempos de crisis se apuntan (junto con la CEOE) a los recortes sociales. Igual de curioso que siendo el Che un asesino de homosexuales ahora los homosexuales se apunten a la camiseta del Che.

10:10 AM

fernando terreiro dijo...

Paranoid Park es una excelente película de Van Sandt, Eso es lo que mejor sabe hacer, ser radical y arriesgado. A veces se pega la hostia buena como con el remake de Psicosis la película que nunca nadie debió hacer (el amigo Gus copia plano a plano el film de Hitchcock y se marca un bodrio irrepetible) y que demuestra que la genialidad es algo intangible que los dioses ponen en unos pocos, muy muy pocos.

Respecto a Pla me callo por no llevar la contraria. Y les sugiero un Terreiro (por otra parte un verdadero Castrillón) para el Salinas musical del 2010 Por cierto el video es cojonudo, veánlo aunque les guste más Albert Pla.

ja-vier dijo...

Partido coñazo del Sporting en Birmingham.

Anónimo dijo...

No entiendo muy bien el tilde en la vocal del apellido monosilábico. En cualquier caso, de Albert Pla me quedo con las versiones de los poemas de Fonollosa ("Ciudad del hombre: Nueva York", "Ciudad del hombre: Barcelona"), la versión española de Reed

http://www.youtube.com/watch?v=w5WRGDwJscU

y alguna rumba de la barceloneta. Buen músico, mejor letrista y encarnación artística del drama musical de un país donde triunfan triunfitos, los café quijano, la oreja de Van Gogh y jorgito, el astur de los ilegales.

Ha muerto el gran Deville: un minuto de silencio, please.

Jordi Bernal

catalino dijo...

Casi toda la cara es morro, Fer. Y esos besos sociales que dan ciertas mujeres de mediana edad, bien vestidas y con complementos a juego, caros, rozando apenas las mejillas y soltando un sonoro MUAAAA que casi te ensordan ... No renuncio a ellos que queda feo.