30 de julio de 2009

RAMBLAS DE JULIO, 1964


El verano casi ni se ve. Se diluye lentamente. Por aquí las noches pasan sin pena ni gloria. Echo en falta las noches de Julio en León o Salamanca. Cuando el gentío llena las calles y las terrazas de los bares. O sea, todo lo que contó Valente allá por 1964 en La memoria y los signos: Ahora, la conversación urbana/sobre política o literatura/ en un tórrido Julio inanimado/el ácido sabor de la ginebra/ y el quebrantado hielo de los años más puros.



________________________________________________________________



Y qué decir de nuestra madre España, este país de todos los demonios...

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Anda, majo, vete pa la playa.

fernando terreiro dijo...

Ese poema del tío de Esperanza Aguirre siempre fue uno de mis favoritos, dentro de que el tío de Esperanza siempre fue uno de mis má favoritos. España siempre se repite y siempre es diferente. Nos cansa y nos emociona. ¡Que tío!

mecanikong dijo...

No sé qué decirles. Hace unos días que una nueva residente del centro de salud, ucraniana, me dijo lo mismo: que la historia de su país era muy, muy triste.
Y fíjense: el comunismo, Chernobil, ahora la pobreza y la emigración, el presidente del cloroacné (Víctor Yushchenko, que ya no se sabe si lo envenenaron o se envenenó para ganar las elecciones). Da para un novelón.
La de España es tan triste como las demás.
Este año los R-1 vienen tremendos.

TheoSarapo dijo...

Buenos días y buena suerte

Anónimo dijo...

ETA mata a dos guardias civiles con una bomba lapa en Mallorca.


--------------------------------

Este país de todos los demonios...

Anónimo dijo...

La mayor parte de los paises del mundo suscribirían la afirmación de la historía triste. España no es menos, y tiene siglos enteros para echarse a llorar.

Pero, que no se nos vaya la olla. Vivimos en una democracia, con unos niveles de renta, una asistencia sanitaria, una educación y unos servicios sociales universales que, pese a no ser perfectos, ya les gustarían a muchos paises.
Los que escribimos en este blog, todos o casi todos, tenemos casa en propiedad (algunos incluso chalet en la playa), uno o dos coches, ahorros en el banco, y nos vamos de vacaciones todos los años al extranjero.
Habrá quien me diga que eso no es así para todo el mundo, y tendrá razón, queda mucho por hacer. Sin embargo, una cosa está clara puede ser que este no sea el final completamente feliz, pero desde luego no es un final triste.

Simón Suerte dijo...

El anónimo anterior soy yo.

catalino dijo...

¡Ya! Es como lo que se dice de tener una mala esposa (o jefe, o vecino, …): la cantidad de tiempo que se pierde inútilmente pensando en ello.
Solo conseguirán que me encabrone si lo arruinan y nos meten en a la cruda pobreza. Todo él tiene un pasar, menos un sitio al que nunca fui ni iré jamás, sospecho.
Mañana acabo y me iré al extranjero (dice Simón el Optimista). La urbe internacional de la costa valenciana y Galicia.

anx dijo...

Oh no dios gentío! O las medidas anticoncepción no funcionan o no sé que pasa, en verano no hay espacio (para mí). Con lo bonito que es todo y tus 2 pares de amigos y la playa desierta sin codazos en el chiringuito. Y la calle sola, desconocida, contigo y tu mismidad. Mucho se folla y con una eficacia funcional sin límites. Será la influenza A la esperada y definitiva acción dinámica de un mundo más sostenible. Bien visto la muerte es un enorme mecanismo de reciclaje. Y la muerte natural o azarosa no puede ser vista como genocidio, supongo...

ana dijo...

Mañana nos vamos a la playa como todos los veranos.

Feliz mes de agosto a todos.

Bicos.

pipurrax dijo...

Feliz agosto

M.A. dijo...

Igualmente, a todos. Esto de felicitarse agosto es la primera vez que lo veo.

De acuerdo con Simón.

maria dijo...

Oye, que pues nada, que Feliz Agosto del 2009 ¿eh?

Feli Zagosto dijo...

Muchas gracias, son ustedes muy atentos.

TheoSarapo dijo...

Mikel Astarloza dio positivo por EPO una semana antes del Tour....



Lo sabía. Hay que ser muy tonto. Irremediablemente muy tonto.

fernamdo terreiro dijo...

Ya les dije que el putón verbenero de Fignon siempre me cayó mal, muy mal. Hoy me cae un poquito peor si cabe. Seguro que también se dejó ganar el Tour de la contrarreloj de París por Lemond.