25 de julio de 2009

MILANESA


Anoche actuó Pablo Milanés en Salinas. A las 11, eran las once de la noche cuando el gentío desbordaba el escenario plantado enfrente de los Gauzones. Hace tiempo, bastante tiempo yo escuchaba a Pablo Milanés. Y tarareaba, of course, alguna de sus letras. Pablo, ahora, está tan gordo como siempre pero muy envejecido y camina con serias dificultades. Oyendo su recital de anoche yo no acertaba a explicarme qué extraña razón me vinculó en algún tiempo a la música de este hombre. Anoche no encontré en sus versos ni un solo motivo que me hiciese emocionar como lo hace hoy algún tango o alguna copla versionada por El Cigala. Ni siquiera sus himnos que ya son leyenda: Yolanda, Años, Para Vivir...Anoche no acertaba a explicarme como un concierto para adolescentes era seguido con frenesí contenido por un público que frisaba los cincuenta años. Y es que tampoco acertaba a explicarme cómo es que el universo de José Luis Garci y de Pablo Milanés no se habían fusionado siendo como son, tan parejos: ambos comparten el desmedido gusto por los arreglos musicales de Jesús Gluck y los problemas de pareja que ambos relatan son tal para cual: tú me querías, yo te quería, nos queríamos mal...Porque el Milanés letrista no deja de ser un trasunto feble de los peores poemas del difunto Benedetti. Y llegado a este punto me indigné recordando que Claudio Rodríguez, el gran poeta del amor en castellano, ya no tiene quien le escriba. Por eso, por respeto a Claudio Rodríguez y a otros tantos, me fui del concierto cuando el gordito cubano se arrancaba a decir que “la soledad es un pájaro multicolor…”.


________________________________________________________________________________

Cuentan que Chavela Vargas empezó a beber a los 15 años porque siempre pensó que el tono de voz que la haría triunfar se lo daría el trago. Como así acabó siendo. Y me pregunto si yo habré hecho alguna cosa en mi vida que no haya sido para encontrar ese tono de voz. Sigo buscando.

10 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Buenos días y buena suerte.

TheoSarapo dijo...

Nos hemos quedado sin Soledad Alameda, gran entrevistadora.

Bruno dijo...

cerraste la puerta, y quedó bien cerrada

maria dijo...

AJENO


Largo se le hace el día a quien no ama
y él lo sabe. Y él oye ese tañido
corto y duro del cuerpo, su cascada
canción, siempre sonando a lejanía.
Cierra su puerta y queda bien cerrada;
sale y, por un momento, sus rodillas
se le van hacia el suelo. Pero el alba,
con peligrosa generosidad,
le refresca y le yergue. Está muy clara
su calle, y la pasea con pie oscuro,
y cojea en seguida porque anda
sólo con su fatiga. Y dice aire:
palabras muertas con su boca viva.
Prisionero por no querer, abraza
su propia soledad. Y está seguro,
más seguro que nadie porque nada
poseerá; y él bien sabe que nunca
vivirá aquí, en la tierra. A quien no ama,
¿cómo podemos conocer o cómo
perdonar? Día largo y aún más larga
la noche. Mentirá al sacar la llave.
Entrará. Y nunca habitará su casa.

PABLO ES ETERNO dijo...

LA SOLEDAD
(Pablo Milanés)

La soledad, es un pájaro grande multicolor,
que ya no tiene alas para volar
y cada nuevo intento da más dolor.
La soledad, es un pájaro grande multicolor
que ya no tiene alas para volar
y a cada nuevo intento da más dolor.
La soledad, anida en la garganta para esperar
el grito que se arranca con su cantar
cuando llegue el silencio del desamor.
La soledad, a veces tiene ganas de acompañar
el rostro que recuerda mal, aquel amor
que nunca fue para soñar.
La soledad, inventa la más bella aparición,
remueve los rincones del corazón,
para qudarse sola,la soledad
Con su niñez, su mocedad, con su vejez,
para llorar, para morir en soledad.
La soledad, es un pájaro grande multicolor
que ya no tiene alas para volar
y a cada nuevo intento da más dolor.

Anónimo dijo...

Milanés padece una enfermedad ósea que le ha llevado a pasar más de veinte veces por el quirófano así que no es extraño que camine con dificultad. Lo del "gordito cubano"... espero que si alguna vez asiste a una conferencia de Hawking finalice el artículo con una bella frase del tipo "el esclerótico de Oxford".

Paula

pablo milanés dijo...

Me operé en Estados Unidos con un médico excelente que me recomendaron en Cuba. Realmente me ha dejado nuevo. Ya no tengo dolores; los dolores, que eran muy intensos, me impedían caminar con soltura.

javier dijo...

Sí. Tuvo una Osteocondritis deformante juvenil o Enfermedad de Perthes. Pero aún así esta gordo de cojones.

Mercutio dijo...

'El desmedido gusto por los arreglos musicales de Jesús Gluck'.

Eso es una hostia; y lo demás, tonterías.

Anónimo dijo...

Donde esté la paella que se quite el arroz a la milanesa.

BT