12 de abril de 2009

UNTER DEN LINDEN

Llega uno al aeropuerto de Santiago del Monte, camina tranquilamente unos minutos por la terminal tras haber facturado las maletas con toda la calma del mundo, le recoge a uno un finger que le deposita en el interior de un pequeño avión y cuatro horas después aterriza en el aeropuerto berlinés de Tegel. Aquí no hay finger y tras una breve caminata por la pista se encuentra uno con las maletas que facturó en Asturias tras esperar un cuarto de hora. Tegel, aeropuerto del extrarradio berlinés, tiene allí donde aterrizamos, un formato que recuerda a un aeródromo militar. Hay unas inmensas naves comerciales con suelo de cemento donde se han improvisado unos cuantos mostradores para dar salida a los vuelos de Air Berlín. Tegel, barrio del extrarradio berlinés, se hizo famoso durante el nazismo por albergar un cárcel de muy triste recuerdo para muchos alemanes que se opusieron a Hitler.
Ahora desde Tegel salen puntuales e higiénicos una serie ininterrumpida de autobuses que te depositan en cualquier punto de interés de la capital alemana. Pon por ejemplo, la Alexanderplatz tras haber visto de pasada los mejores barrios de la capital. En Alexanderplatz ya no queda ni la raspa del aroma de la novela de Döblin. Franz Biberkpof hace mucho que ya no pasa por aquí. Ahora uno le concede a duras penas la calificación de plaza: todos los edificios han sido reconstruidos en los últimos 30 años y la zona no se diferencia de cualquier centro comercial español: hamburgueserías, grandes almacenes, vendedores ambulantes de salchichas y todo tipo de comida nacional, etc.
Lo mejor que le ha pasado a Alexanderplatz, lugar de nacimiento del primer berlinés de nuestra era, ha sido la comedida e idílica reconstrucción que han hecho del barrio de al lado, Nicolaiviertel, sabroso y entrañable, lleno de tabernas típicas y trattorias, muchas trattorias. Bueno, también le da la vida a la plaza de Alexander que a escasos metros arranque la arteria aorta de Berlín, la impecable Unter den linden, la majestuosa avenida que acaba en la Puerta de Brandenburgo, a los pies del Reichstag. Unter den Linden, que a ratos evoca a Castellana o a Gracia, es el metrónomo de la ciudad. Unter den Linden, paseo de corte y confección, cobija a su alrededor los barrios de Berlín donde ocurren las cosas importantes de la vida pública: los ministerios, los mejores edificios, los mejores museos, las tiendas más selectas. Cantaba Marlene Dietrich que Berlín seguirá viva mientras sigan floreciendo los tilos de Unter den Linden. Y es entonces tras caminar largamente bajo esos tilos que a uno se le empieza a ocurrir que tal vez el Berlín mejor que se nos ofrece no sea una ciudad.

13 comentarios:

TheoSarapo dijo...

Hola, Hola.



Hola Lemonessa

don´t dijo...

Reise nach Berlin


PROGRAMM

En un viaje de 5 ó 6 días estos son los lugares que habría que visitar.
1. Día

• Recorrido con la línea urbana 100, partiendo de Bahnhof Zoo. Permite hacerse una idea de las dos partes de la ciudad y sus lugares más representativos.
• Se llega a: Alexanderplatz, desde allí se puede visitar: NIkolaiviertel, Rotes Rathaus, Gendarmen Markt....

2º. día: PRENZLAUER BERG – SCHEUNEVIERTEL ( BARRIO JUDÍO)

Kulturbrauerei, Kollwitz Platz, Wasserturm, jüdischer Friedhof, Oranienburger Straße, Neue Synagoge, Tacheles, Hackesche Markthöfe...

3er día: MITTE

Reichstag, Brandenburger Tor, Unter den Linden, Humbold Universität, Staatsoper, Deutsches Historisches Museum, Museumsinsel ( Altes Musem, Pergamon Museum )

4º día: BERLIN este

- East-Side-Gallery, Karl Marx Allee, Check-Point-Charlie, Jüdisches Museum.
- Abend: Kreuzberg

5º día: BERLIN oeste

- Bahnhofzoo, Gedächtniskirche, Europa Center, Ku-Damm, Interactives Museum: Story of Berlin...
- Potsdamer Platz: especialmente bonita por la noche

• Para moverse por la ciudad durante cinco días lo mejor es comprar una 7-Tage-Karte en las oficinas de la BVG

ana dijo...

Estoy de acuerdo con usted, Mecanikong, la única diferencia es que asignamos distintos pesos a la herencia que a la educación (o estimulación). Jamás me atrevería a proponer para cada una de ellas un número exacto precisamente porque me parece muy difícil establecer una frontera.

En cuanto al "amor" a la lectura qué quiere que le diga, a los padres suele gustarles que sus hijos sigan sus propias preferencias (somos así de gilipollas). Yo creo que la lectura es un buen entretenimiento de niño y de mayor pero en su justa medida, tampoco es la panacea universal.

ana dijo...

Resulta que el hombre dinámico se había ido a Berlín.

Limonessa dijo...

Bien hallada, TheoSarapo y para que no le entre nostalgia:

http://www.dhm.de/webcams/VID1.html

Gracias don't muy útil el apunte.

Anónimo dijo...

don·t le ha faltado recomendar un hotel bueno bonito y barato

javier dijo...

Uno de Oviedo hunde al Sporting. Caín y Abel.

TheoSarapo dijo...

Don,t eso es memoria y lo demás son cuentos.

catalino dijo...

Fui en tren. Aún no era Berlín una sola ciudad. Supe, sin preguntar ni saber aleman, cual era la última parada antes de llegar al Este: Bahnhof Zoo. Es que se bajaron todos los que no iban vestidos con un jersey hecho en casa ni llevaban libros en las manos.

En la famosa Unter den Linden me dejó sorprendido la cantidad de cámaras que apuntaban a los transeuntes: como en la Montera de Madrid hoy. La Stasi, supuse.

Anónimo dijo...

Gracias por la crónica, Sarapo.

Leo en los periódicos una frase:
"Yo soy Corín Tellado, entretengo y me conoce el mundo entero."
que me recuerda a otra:
"Me llamo John Ford y hago westerns."

Untalch.

Limonessa-Paula dijo...

Se miente más que se engaña

TheoSarapo dijo...

Creo que a Untalch le van a nombrar XANO de honor dado su fervor por el Bollu

fernando terreiro dijo...

Corin Tellado y John Ford. Untalch, le pngo en la cárcel info´rmática hsta que se redima de su error.

Sarapo: Y ángeles ¿vió muchos?