7 de abril de 2009

EL HOMBRE DINÁMICO

Todo viaje empieza en una librería, escribió Manu Leguineche. Y lo peor que le puede pasar a un viajero es tener que quedarse en casa a ver crecer la hierba. Pienso esto tras leer fragmentos de dos de los últimos libros de Leguineche. Leguineche contando su vida en la Alcarria. Su vida lejos del ruido, cansado y roto. Esto de la soledad de la provincia castellana y de la bonhomía de sus gentes ya lo hizo antes y mejor el maestro Delibes. La felicidad de la tierra se entiende mejor cuando se cuenta desde la suela del zapato.
Si por literatura fuese nunca se iría a Berlín y todos los caminos conducirían a Viena. Llevo en el zurrón las Cartas Berlinesas de Joseph Roth y el Berlín Alexanderplatz del psiquiatra Döblin, con un excelente y divertido prólogo de Miguel Saenz. ¡Ah! Eso sí. Ya canto de memoria los lieder que el maestro Espada escribió tras su última visita a la capital alemana en 2007, tan exquisitos, tan del hombre de hoy.

_____________________________________________________________________________________

60 comentarios:

mecanikong dijo...

¡Radiohead! Si me pinchan, no sangro.

Anónimo dijo...

ROBERTO SABRIDO Presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria
"Hay pocas alertas alimentarias, y casi ninguna llega al consumidor"
CARMEN GIRONA - Madrid - 07/04/2009


Vota Resultado 11 votos
Consciente de que la comunicación es la mejor herramienta para ejercer con éxito su cargo, Roberto Sabrido, presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), ha destinado gran parte de sus primeros meses a darse a conocer entre los responsables de las asociaciones de usuarios, empresas e instituciones relacionadas con la prevención de riesgos y la seguridad alimentaria. Este toledano, de cerca de 50 años, ha dedicado buena parte de su vida a la gestión sanitaria en la comunidad de Castilla-La Mancha.


Respuestas rápidas

Píldoras
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
"Si se anuncian propiedades saludables, deberán demostrarse"

"En 2006, en un 4% de las inspecciones se detectaron infracciones"
Sabrido va a tener que trabajar para reforzar la colaboración con los organismos de la UE, impulsar la actuación conjunta ministerial, y mejorar la coordinación entre las comunidades autónomas, los tres ejes principales de la Estrategia Alimentaria 2008-2012. Además, la AESAN va a tener que consensuar el borrador de la futura Ley de Seguridad Alimentaria, elaborar un Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, y mejorar los controles de seguridad, trazabilidad y calidad alimentaria.

Pregunta. ¿Debemos confiar en la seguridad alimentaria?

Respuesta. Sin ninguna duda. Los sistemas de seguridad alimentaria de la UE son los mejores del mundo y España está a la cabeza. Pero, también es cierto, que el riesgo cero no existe.

P. Con toda la normativa existente, ¿por qué aún hay problemas por piensos contaminados?

R. Este tema compete al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, aunque nos preocupa porque afecta a la seguridad alimentaria. En el caso más reciente, el de la carne de cerdo contaminada de Irlanda, hubo una mala práctica en el calentado y secado, pero el sistema de alertas funcionó. En España existe además un programa específico de control de piensos.

P. ¿Falla la inspección?

R. Yo creo que no. El control oficial compete a cada comunidad autónoma. Cuentan con capacidad para verificar sobre el terreno si los productos cumplen la legislación, y para actuar en caso de negligencia. Esta labor se realiza a través de dos consejerías, la de Agricultura, en el caso de explotaciones ganaderas, y la de Sanidad en la inspección de comercios y supermercados. En el año 2006 se controlaron siete de cada 10 establecimientos alimentarios, con un promedio de tres visitas. Se detectaron infracciones en el 4% de los casos.

P. ¿Cuánto se tarda en poner en marcha una alerta?

R. De inmediato. Todos los sistemas de alerta nacional, europeo y mundial están centralizados en la AESAN. Están activados las 24 horas, todos los días del año. Hay tres tipos de notificaciones: las de alerta, que se refieren a un riesgo grave ante el que hay que actuar inmediatamente; las de información, sobre un producto que no supone un riesgo grave ni inmediato, que no se ha distribuido a nivel nacional, y las de rechazo, que especifica que un producto implica algún riesgo y, por lo tanto, se devuelve. Pero hay pocas alertas alimentarias y casi ninguna llega al consumidor.

P. ¿Cuántas notificaciones se producen al año?

R. En 2006 se recibieron más de 2.800 a través de la Red de alerta nacional. Más de 1.325 fueron informaciones, unas 1.200, rechazos, y 290 alertas. De las alertas registradas, el 99% no llegó al consumidor.

P. ¿Qué acciones se emprenderán en 2009?

R. Destaca la elaboración del borrador de la Ley de seguridad alimentaria que en las próximas semanas se presentará al Ministro de Sanidad. También estamos trabajando en el estudio de dieta total, una encuesta nacional que permitirá conocer los nutrientes y sustancias contaminantes que se ingieren en una dieta media. Se desarrollará un plan para promocionar el consumo de frutas y verduras en los colegios que empezará a funcionar a partir del próximo curso. Y queremos pactar acuerdos con países de Latinoamérica y del Magreb, para que mejoren sus sistemas de seguridad alimentaria.

P. ¿Son ciertas las bondades que anuncian muchos alimentos?

R. Se van a contrastar. Hasta el año 2020 se introducirá paulatinamente el Reglamento 1924/2006, que establece que la industria que anuncie un alimento con una propiedad saludable, lo que se conoce como alegación o declaración nutricional, deberá confirmarlo científicamente. La normativa contempla tres tipos de alegaciones. Las de contenido, que se refieren, por ejemplo, a un producto que se anuncie como "rico en vitaminas" o "bajo en calorías"; las de alimentos que publicitan propiedades saludables como, por ejemplo, que "ayuda a reducir el colesterol"; y los que afirman que disminuyen el riesgo de padecer una enfermedad. Las primeras están en vigor y en las segundas ya se está trabajando.

P. Por fin, un reglamento sobre la composición y etiquetado de los alimentos para celiacos...

R. A partir del 1 de enero de 2012, los productos alimentarios podrán etiquetarse como "sin gluten" cuando no sobrepasen los 20 miligramos por kilo. La Asociación de Celiacos de Cataluña-Unión Española de Celiacos estima que con este reglamento los afectados podrán acceder a un 70% de los alimentos ordinarios y ahorrarán un 30% en la cesta de la compra.


Respuestas rápidas
Varios sistemas de vigilancia, a nivel nacional, europeo y mundial, trabajan en colaboración y en tiempo real, las 24 horas del día. Su coordinación resulta fundamental para garantizar la seguridad alimentaria. En España, el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) está conectado a las 17 comunidades autónomas, a Ceuta y Melilla y al Ministerio de Defensa. Cuenta con datos de asociaciones del sector de la distribución, de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas y otros colectivos. Son los llamados puntos de contacto.

"Si, por ejemplo, se detecta algún riesgo en unos caramelos procedentes de Rotterdam, la red de alertas europea informaría a la SCIRI", explica Sabrido. Si se detectara una partida del producto en Castilla-La Mancha, la comunidad lo notificaría al SCIRI y desde aquí se remitiría la información a los otros puntos de contacto, a la red europea.

samaria dijo...

Fallece Mari Trini, buena cantante y mejor persona. Murciana como yo.

Anónimo dijo...

http://www.goear.com/listen/ecf6e00/Amores-Mari-Trini

Anónimo dijo...

Rima LII

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!

Nubes de tempestad que rompe el rayo
y en fuego ornáis las desprendidas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!

Llevadme por piedad a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!

G.A.Bécquer

NKT dijo...

Qué cosas...

I... dijo...

El mejor libro de Manu es "El camino más corto". Lo bueno y lo malo: que es demasiado periodístico.
Cuando yo era cani, los chavales queríamos hacernos periodistas por este libro. Ahora se quieren hacer periodistas por... No sé. ¿Por quién, Chema? No creo que por Maria Antonia Iglesias, buen antídoto contra la prensa. Ni por Arcadi, que era más leído por internet que en papel. Y ahora no es leído ni por internet ni por papel...
Ahora los niños quieren ser periodistas por Ana Rosa, o por las reporteras de Se lo que hicísteis...
Dios mío. Una profesión en extinción...

I... dijo...

Le llamaban Trinidad...

fernando terreiro dijo...

Bernat Soria y César Antonio Molina: Out

Manuel Chavs, Trinidad Jímenez y González Sinde: On.

Fernando Terreiro: Agh!

samaria dijo...

La Trini en Sanidad. Hacerlo peor que Soria es muy difícil pero no dudéis que lo intentará con todas sus fuerzas.

Sorprende el abandono de Cejapé en manos de peliculeros. Y su "pacto" con Prisa y PNV, gracias a Gabilondo.

Anónimo dijo...

Hola Iñaki.
Ha pillao hasta Glez.-Sinde.

mecanikong dijo...

Trini y Quirós se van a hace tilín.

mecanikong dijo...

Digo que cuando se reúna el Consejo Interterritorial del Ministerio de Sanidad, lo que debe hacer al menos 4 veces al año, se va a desparramar el glamour. Es que estoy leyendo leyes, disculpen.

Anónimo dijo...

Buen viaje. Yo iría a Gijón este finde pero no tengo un euro.

RL

Anónimo dijo...

"Cuando yo era cani, los chavales queríamos hacernos periodistas por este libro. Ahora se quieren hacer periodistas por... No sé. ¿Por quién, Chema?"

Hombre, los de ahora ni idea. Espero que no sea por A.R. Seguro que a los que ya peinamos canas nos influyó Lou Grant y la primera vista a "Todos los hombres del presidente" más que Manu Leguineche. Gracias a Dios que no pasé de leer periódicos y escuchar la radio.

Sarapo, es usted un hombre del renacimiento. Profesional excelente, articulista de éxito, deportista y con "Berlín Alexanderplatz" en el zurrón. Solo de pensarlo me canso.

Y ahora vuelta a explicar a la nueva de cultura lo del Niemeyer. Pobres los que llevan el Centro Cultural ¿cuántos ministros les quedará por conocer?

Untalch.

Anónimo dijo...

Leída la biografía de Trinidad Jiménez sigo sin entender por qué Sanidad.

Untalch.

catalino dijo...

Mari Trini. El día que puse durante toda una tarde su disco y canté repetidamente con mucho sentimiento aquello de que la cigarras morirán lentamente cantando su último adiós, o algo así, ha quedado como mi brillante nota de entrada en la adolescencia y así me lo ha contado muchas veces mi progenitor materno (ya no sé si es el A o el B). Murciana como yo y Samaria. ¡Mira tú!

En los carnavales del año siguiente a la caída del Muro fui a Berlín. Tras una especie de Blitzkreig por la calle Under der Linden -estaba nevando- llegué al la famosa Alexanderplatz de aquel libraco. Allí me comí -vomitivo- el peor perrito caliente de toda mi vida; hecho con un horrible panecillo de yo que sé qué harina grumosa y una salchicha no sabría decir. La tapa del libro, los edificios, las caras fofas rojas y el sabor del perrito van unidos en mi memoria. El resto de Berlín y del viaje: magnífico.
¿Cómo se llamaba el puente donde se hacían los intercambios de espías en la guerra fría?

TheoSarapo dijo...

Oberbraum?

TheoSarapo dijo...

Untalch: ya sabes que todos somos contingentes pero solo usted es necesario.

A fecha de hoy no se entiende la salud avilesina sin su concurso. Y me quedo corto, Ch, amore.

pedro solbes dijo...

Por fin.

Anónimo dijo...

¿Ha muerto Jordi Hurtado?

Untalch.

acraciacosmopolita dijo...

a salida onde queda solbes tempo.

catalino dijo...

No, Sarapo. Estaba a las afueras, un sitio solitario, en una especie de parque. Síi:
Glienicke Bridge

En esa página está el rótulo en los cuatro idiomas que tenía escrita la camiseta blanca que me compré allí y aún perdura, amarillenta, en el fondo del cajón.
Uno ha sido proamericano desde que entendí la historia de Europa en el siglo XX.

acraciacosmopolita dijo...

De volta catalinoC.

acraciacosmopolita dijo...

Canción de corro


Un ratoncito sale de la cueva
Mueve el hocico y juega a la rueda.

Dos ratoncitos salen de la cueva
Mueven el hocico y juegan a la rueda.

Tres ratoncitos salen de la cueva
Mueven el hocico y juegan a la rueda…

acraciacosmopolita dijo...

El perro de SSaN roque no tiene rabo que se lo han robado. a dos sabados...

catalino dijo...

¡Con fiero tesón, era con fiero tesón!

acraciacosmopolita dijo...

3 bellos domingos

M.A. dijo...

Catalino y Sarapo, viajan más que Moratinos.

Rafa, podían haber esperado un par de semanas para pagar a los jugadores. Que andamos necesitados, hombre.
Usted venga, para una fabada siempre hay.

Un buen reportaje de José Luís Barbería: educación.

M.A. dijo...

Contaba Camba en uno de sus artículos que después de un mes en Galicia, y a su regreso a Madrid, encomendaba su estómago a Rosario; mitad ama de llaves y mitad mala cocinera. No fuera ser que las flatulencias y la acidez le llevaran a una literatura triste y perdiera lectores. Rosario, además de lo anterior, ejercía de crítica literaria -con criterio sano y honrado- y comentarista de la actualidad política.

-¿Se han suicidado muchos platos? ¿Han traído muchas cuentas? ¿Y el Gobierno, qué Gobierno tenemos ahora?
-¿Gobierno? Yo creo que tenemos el mismo.
-Imposible, Rosario.
-Quizá. La verdad, yo, que gobiernen unos a que gobiernen otros, no lo noto nunca…

catalino dijo...

¡¡Que partidazo a hecho el Barça!!

No crea MA; Sarapo, puede; yo, no.
Conozco Europa; jamás me he acercado a ningún destino turístico exótico. Ni Asia, ni America (salvo NY), ni Oceanía y de África solo dos bajadas al moro y para ellos. Y mañana me voy a mi pueblo.

Lo mejor del viaje a Berlín fue que la reserva se la hizo a mi acompañante un compañero suyo de la oficina de Berlín que decidió contratar una suite con una gigantesca cama y un baño descomunal de lo mas ... suponiendo que la escapada no era precisamente por motivos "culturales"
-¿A ti te importa? Me preguntó al ver aquello.
-No creo que nos encontremos en toda la noche con semejante campo de futbol para dormir, contesté.

Los alemanes no ponen sábana de arriba en las camas.

acraciacosmopolita dijo...

un v ector ha sido neutralizado por el conjunto vacio de un unfforgiven que no gustaba de 32 aciertos. Y 1 defecto. Ffeo cero. Sin~§

Anónimo dijo...

En La Rioja y con wifi sin precio extra, todo un detalle.
Sarapo le cambio el pedrusco de muro certificado por una botella de caldo de la tierra.

Bellísimo el pueblo Labastida en Alava.

Untalch.

Bruno dijo...

¿y laguardia?

ana dijo...

He leído el artículo sobre educación que enlaza M.A. Aunque habría mucho que comentar (y a mí me da mucha pereza escribir) voy a destacar una frase que me ha llamado la atención: "hay niños a los que se les ha inculcado el amor por la lectura y el conocimiento". Yo creo que el amor por la lectura y por el conocimiento (y por el fútbol) no se puede inculcar: o se nace lector o no se nace lector. Lo demás son ganas de marear.

M.A. dijo...

Ay Ana, qué razón lleva. Le decía eso mismo a Loia: se nace con ello, con el instinto, y luego hay que tener oportunidades, claro. Hay mucho paradigma circulando por ahí sin apenas discusión. En las correspondencias de Espada aparecía uno de ellos: el sistema meritocrático en las universidades americanas; los mejores llegan, sin importar su clase social. Ja!, hace un par de años leí un estudio que desmontaba de arriba abajo ese mantra. Intenté encontrarlo en la red y enviárselo, sin comentarios; que él sacara sus conclusiones. No tuve éxito.

ana dijo...

M.A, ¿ha leído algo de Rich-Harris? Sarapo comentó aquí su libro "El mito de la educación". Yo lo leí con fruición (se lee como una novela) y aunque no pondría la mano en el fuego por todas sus conclusiones creo que en muchos aspectos tiene razón.

En el artículo que usted enlaza no se separa adecuadamente el nivel económico del nivel cultural de los progenitores y encima parece que la herencia (genética) apenas cuenta. En muchos casos los padres tienen un buen nivel económico porque han tenido una buena formación alcanzada gracias a su diposición personal (una suma de dedicación e inteligencia) y también a que han contado con medios económicos. Los hijos de estas personas seguramente tienen más probabilidad de heredar esas cualidades de sus padres.

La verdad es que yo soy más bien genetista: los padres podemos modificar en gran medida el comportamiento de nuestros hijos cuando son pequeños pero en el carácter (y ahí entrarían los gustos y preferencias personales) creo que hay poco que hacer.

ana dijo...

Hoy hicimos estación de penitencia desde las seis de la mañana: la procesión salía desde una iglesia que hay al lado de casa y tuvimos dos horas de trompetas y tambores. León se parece cada vez más a Sevilla pero con más frío (y no me refiero solo al clima).

Anónimo dijo...

http://video.google.com/videoplay?docid=-340451949756904418

Anónimo dijo...

Tremenda autobiografía

http://3.bp.blogspot.com/_ekMWCLastHA/SXYnfBUaa7I/AAAAAAAAAy0/-8IK9h3oF-0/s400/la+rueda+d+ela+vida.jpg

mecanikong dijo...

Lo que sabemos que se hereda es la inteligencia, de cualquier tipo. Y luego hay cosas que, sobre la base heredada, se pueden inculcar, no se nace con ellas, por ejemplo: el gusto por la lectura. Creo.

Anónimo dijo...

Vista La Guardia, Bruno. La Rioja alavesa es en suma de gran belleza.

Untalch.

ana dijo...

Pues eso, Mecanikong, usted cree una cosa y yo otra pero, ¿hay algo de esto científicamente demostrado?

mecanikong dijo...

Por esa regla de tres no se podrían inculcar hábitos de vida saludables (ejercicio, comer fruta y verdura, lavarse a diario), no podrían inculcarse valores morales (no robar, etc...). Determinadas zonas cerebralesla (ínsula anterior) se activan cuando leemos un libro que nos describe algo o alguien desagradable. Lo mismo si lo que leemos nos gusta, se nos activan zonas cerebrales que nos dan placer. Si un niño descubre emociones a través de la lectura será más fácil que adquiera el hábito. Pero aquí 2 y 2 no son 4, queridÍsima matemática.

Ártabro dijo...

Y qué tal si sustituimos inculcar por educar. Es que a mi inculcar me suena a adoctrinar, y no se trata de eso… creo.

mecanikong dijo...

Inculcar

2. tr. Repetir con empeño muchas veces algo a alguien.

3. tr. Infundir con ahínco en el ánimo de alguien una idea, un concepto, etc.

Algo de eso hay, Ártabro. Educar la inteligencia y la voluntad. Machaconamente. Y que salga el sol por Antequera.

Anónimo dijo...

Yo flipo con Supernany.

RL

Limonessa dijo...

Permítanme presentarme: Limonessa del Ilusorio, que si tengo algo de tiempo y libertad ya irán conociendo algo más de mi personalidad entre dulce y ácida.

Acaban ustedes de inculcarme el gusto por este blog. Desde la soledad de la provincia castellana les puedo decir que aquí hace tiempo que sabemos (quizá nadie nos lo inculcó sino que nacimos con la idea) que en cuanto a seguridad alimentaria e informativa nos perdemos en las competencias y la alerta no llega. Con éstas, nos lo tragamos todo.

Por si les resuelve lo de la inteligencia y lo de la demostración científica ya decía M. Trini (la de las cigarras)"las verdades son solo palabras que puedes creer o no". Para los castellanos lo único demostrado científicamente es el frío, que si resulta que nos asemeja a los fineses y de paso les disputamos los puestos de excelencia del informe PISA, bienvenido sea.

Que digo yo; que también será ese frio el que me anima a viajar más con la imaginación desde mi abrigadita morada. Me gusta pensar en Cejapé esperando a Trini (no la de las cigarras, sino la otra) desde la alambrada del puente Glienicke, bien a cubierto con la foto de la semana pasada junto a Obama. Y... ¿cómo no?, mandando a Soria al otro lado del Havel a que mueva el hocico y que intente volver. Que en Castilla tiempos ha que reconocemos esto como el proceso habitual.

Concluyo como empecé: me ha encantado el blog. Mis felicitaciones.

¡Llevadme con vosotros!

acraciacosmopolita dijo...

Esa se aviesa limonessa un momento de lucidez en un mar de tranquilidad.

Bruno dijo...

en la rioja alavesa hay sitios muy bonitos y otros no tanto. el pueblo en el que pasé los veranos de mi infancia no tiene nada especial. no invitaría a nadie a visitarlo, pero es el que más quiero.

Catalino dijo...

Jo, que inventos! Lo estoy haciendo con un teléfono con pantalla táctil

M.A. dijo...

Ana, no, no lo he leído. Es la segunda referencia que veo a ese libro en pocos días. En el artículo dice que pesa más el nivel cultural de los padres que los recursos económicos. Creo que tiene razón.
Por lo que he visto del libro que cita, estoy bastante de acuerdo con la autora. Matizaría esa influencia tan grande que Harris da al entorno (entendido como fuera de la crianza). Nunca me han convencido esas explicaciones tipo: “era un buen chico, han sido las malas influencias”. El que alguien se encuentre cómodo en un entorno determinado viene dado por la genética-personalidad. Es decir, que Arcadi escriba a Juanjo (siendo el primero hijo de un portero), no es consecuencia de que Espada haya cambiado de barrio en su juventud, sino que sus genes le predisponen a desarrollar cierto tipo de personalidad acorde con asuntos, inquietudes, que no encontraba en su entorno.

Soy más de la opinión de ana que la de mecanikong. Tal vez, no digo que no, haya un complejo de culpa -que diría Harris- por mí (nuestro) fracaso en inculcar o educar el placer por la lectura. Excepto leerle cuentos cuando estaba en la barriga, hicimos de todo.
Los padres, creo, actuamos más como factores desmotivadores que motivadores. Somos como el dinero, bueno, somos el dinero. Me explico. La mayoría de la gente cree que el dinero es un factor motivador. No es así. Imaginemos que cualquiera de nosotros cambia de trabajo, lo ascienden, lo que sea; y de pronto pasa a ganar 13.000 euros más al año. Evidentemente nos llevamos un alegrón, y estaremos felices y contentos; X tiempo. Al cabo de X+1 consideraremos absolutamente normal nuestro sueldo. Lo digno y mínimo que merecemos por nuestra sabiduría. Sin embargo, si creemos que nuestro trabajo, nuestros conocimientos, nuestras horas de estudio empleadas en adquirirlos, están mal pagados; no pensaremos en otra cosa. El dinero se convierte en un factor desmotivador de nuestro trabajo. Un factor que estará siempre presente.
No podemos hacer que a un niño pequeño le guste la verdura, pero se la come. No podemos hacer que sienta debilidad por la fruta o las legumbres, pero se las come. No podemos hacer que sienta placer por estudiar a diario y no dejarlo para el final, pero lo hace. Porque no hacerlo acarrea consecuencias, desagradables. Y así, como perros de Pávlov, a base de repeticiones y condicionamiento conseguimos ciertas cosas.
Pero lo que uno intenta con la lectura es otro asunto. Es un factor motivador. Y ahí, o vienen con la herencia o hay poco que hacer.

La pera limonera dijo...

En "Investigación y Ciencia" leí una vez un informe en el que se explicaba que había evidencias científicas de la predisposición genética para leer a Harry Potter. Parece ser que sin embargo encontrar placer leyendo a Vizcaino Casas es algo educacional, y depende del ambiente en el que la persona se educó.

M.A. dijo...

Más que de genética o educacional, parece un asunto de pedir cita con Sarapo. Vamos, yo no lo dejaría pasar ni un minuto.

ana dijo...

M.A., se puede escribir más grande pero no más claro.

Mecanikong, cuando me refería a si eso está científicamente demostrado me refería a una demostración estadística seria (si es que ello es posible). Cuando uno lee artículos sobre educación le queda esa duda. Es posible que yo esté deformada (y no me refiero solo a tener una lorza en la cintura) por mi profesión pero lo que estamos expresando aquí son opiniones personales y (de nuevo creo yo) poco más.

Mi caso es el contrario del de M.A.: mi hija mayor es una gran lectora (y la pequeña promete). Confieso que siempre les hemos fomentado el vicio pero no me siento responsable de ese sambenito (aunque tampoco de que no les guste hacer punto de cruz).

ana dijo...

Tengo que decir que me considero una persona anticuada en cuanto a la educación o al menos esa es la sensación que tengo cuando observo mi entorno (una manera fina de evitar la palabra cotilla).

mecanikong dijo...

Lo que yo creo ya que yo no soy nadie (no hay otra como yo para hacerme de menos y ponerme en mi sitio), tras haber leído sobre temas similares, es que hay una inteligencia que se hereda y hay una capacidad de concentración que se hereda también. Pero ambas cosas se educan. Para mí que desligar herencia y educación en este tema es dificilísimo, y por eso dudo que se pueda demostrar científicamente si el gusto por la lectura se hereda o qué. Yo no menospreciaría eso que llamamos inculcar.
Por otra parte, yo no quiero unos hijos que sientan "amor" por la lectura. Con que lo pasen bien leyendo algún buen libro que otro me llega.
Vaya temón. Qué interesante.

I... dijo...

Catalino ¿se encontraron?
No nos deje con la intriga...

I... dijo...

Herencia... No sé qué decir. El otro día venía en El Mundo, creo (no sé si Arcadi habrá escrito algo en contra) que un equipo de neurólogos habían descubierto una zona del cerebro donde "habita" Dios. O más bien, donde "se piensa" a Dios.
A mí me dieron muchos golpes en la cabeza de pequeño (peleas a piedras y tal). Puede que sea zona la tenga inutilizada, porque me parece que nunca he creído en Dios.
Si esa zona existe ¿Se inculca la religión, se hereda como parte de la biología..?
Ya ni me acuerdo de qué decía Dawkins sobre esto.

I... dijo...

Hay una vieja frase que encierra la verdad sobre este tema: Lo que Natura no da, Salamanca no presta. Si sólo fuera por dinero, Borja Thyssen sería un genio.