3 de abril de 2009

DESDE LAS TINIEBLAS


Hace ya más de dos meses que desapareció la joven sevillana Marta del Castillo, presuntamente asesinada por su ex novio Miguel, solo o en compañía de otros. En los primeros embates del caso estaba un poco saturado y le presté poco interés. Casi acabábamos de enterrar a la pequeña Mariluz y de dar por desaparecida a Madeleine McCann la noche que Marta ya no volvió a casa. Y a la par que toda Sevilla la buscaba asistíamos atónitos al juicio del «monstruo de Amstetten» y pedíamos justicia que condenase a los padres torturadores de la niña Alba. Demasiados sobresaltos juntos fatigan la atención. Aunque tal vez mi escepticismo tenga su origen en el tratamiento mediático del «caso Alcàsser», en 1992: entre Herreros y Navarros consiguieron que no me enterase de nada de lo sucedido con aquellas tres pobres niñas. Hasta que el periodista Joan M. Oleaque publicó su investigación y la tituló «Desde las tinieblas». Diez años tardó Oleaque en poder contar cabalmente aquellos hechos. La brillantez de Oleaque me acostumbró mal. Desde entonces, ante cada suceso así, opto por esperar a que me lo explique el Oleaque de turno. Pero lo que están pasando mañanas y tardes por casi todas las teles sobre el caso de Marta ofende al más templado. Los medios de comunicación vuelven por donde solían y aún peor. Los políticos languidecen en una perniciosa ambivalencia: tan pronto se ponen al frente de emotivas manifestaciones populares como se declaran indignados por el circo mediático (tanto Zapatero como Rajoy se han entrevistado con el padre de Marta como si de un regante del Ebro se tratase). Ha habido declaraciones pintorescas como la del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid llamando al pueblo a una «huelga de mandos a distancia y radios caídos» que no hizo sino incrementar audiencias. Como si no supiésemos cuánto disfruta el ser humano con este tipo de noticias: acabamos de pagarle a una joven británica por dejarse morir en directo.

Buscando a Marta se ha removido demasiada mierda como para que todo siga igual. Tanto lodo revenido del Guadalquivir y tanta tonelada de basura. Tanto tufo a podrido. Aquí a lo que estamos asistiendo en directo y en «prime time» es a la convulsión del sistema de valores de un modelo de sociedad. La única opción que tiene el ser humano de alejarse del mono y del lobo que lleva dentro pasa por la educación. A juzgar por el comportamiento de la mayoría de los involucrados en el caso, esto es lo que parece que está fallando. En casi todos ellos brilla por su ausencia el sistema educativo, tanto familiar como profesional. Tal vez ha llegado el momento de que quienes guían la educación en nuestro país den algunas explicaciones y no descarguen culpas en periodistas ni otros oportunistas. Porque tanto indeseable por las esquinas no puede ser interpretado ni como excepción ni como casualidad. A juzgar por los índices de audiencia, son legión y no minoría.

29 comentarios:

TheoSarapo dijo...

GODDAY A TODOS.

Anónimo dijo...

"Tal vez ha llegado el momento de que quienes guían la educación en nuestro país den algunas explicaciones y no descarguen culpas en periodistas ni otros oportunistas."
¡Qué cosas tiene, Sarapo!
Tal vez ha llegado el momento de que quienes guían la sanidad en nuestro país den algunas explicaciones y no descarguen culpas en periodistas ni otros oportunistas ¿sobre qué? pues sobre los hábitos alimenticios, sobre el tabaquismo, sobre el sedentarismo, sobre las drogodependencias varias, etc., etc., etc.
Podríamos seguir con la economía, con el deporte, ...

fernando terreiro dijo...

Yo sigo confiando en que quienes guién la educación en este país sean los padres. Silos padres delegan en el Estado, mal vamos. Es decir, mal vamos.

Anónimo dijo...

http://blogs.studio92.com/malelemento/files/2009/02/cupido.jpg

La estructura de la mente está influenciada por factores o energías innatos, que Freud llamó pulsiones. Energías de fuerte afectividad que determinan el movimiento de nuestra vida anímica.

Describió el padre del psicoanálisis dos pulsiones antagónicas: Eros una pulsión sexual tendente a la preservación de la vida, y Thánatos la pulsión de muerte.

El ELLO (Es): todas las pulsiones innatas (agresivas y sexuales) y todo lo reprimido. Es la parte más primitiva del psiquismo. Es inconsciente.Es nuestra BIOLOGÍA y biografía reprimida. Se rige por el principio de placer.

EL SUPERYÓ (Überich): una especie de moral arcaica, heredera del complejo de Edipo y de la interiorización de nuestras prohibiciones familiares y sociales, normas morales que acaban haciéndose inconscientes.Es el producto de nuestra EDUCACIÓN. Se rige por el principio de realidad.
La dialéctica entre los dos principios (el de placer y el de realidad) o las pulsiones instintivas y las convenciones morales crea nuestra personalidad.

No resolver el ‘conflicto’ satisfactoriamente (mediante mecanismos de defensa) produce frustración, ansiedad, una personalidad conflictiva o enferma: si gana el dominante ELLO,aflora una personalidad perversa; si nos tiraniza el vulnerable SUPERYÓ, la neurosis.

Hoy vivimos en una sociedad,más que relajada,sin límites; entre frustrada y perversa.Donde proliferan los egos de mierda y la censura está en el exilio.
Y en este imperialismo de las tinieblas recobra pleno sentido la famosa frase de Plauto coreada por Hobbes.

Anónimo dijo...

Se había roto el enlace

http://blogs.studio92.com/malelemento/files/2009/02/
cupido.jpg

I... dijo...

Lo que falla en las comisarías es el sistema de interrogatorios. Que dejen a los acusados de la desaparición de Marta en manos de los mozos de escuadra, y verás como cantan...

I... dijo...

Por otra parte, estoy completamente de acuerdo con el post completo, y especialmente con el último tercio.

Anónimo dijo...

"(tanto Zapatero como Rajoy se han entrevistado con el padre de Marta como si de un regante del Ebro se tratase)."

¡¿?!

Anónimo dijo...

Hoy en últimesvesprades el rey. Si, si, el rey. Del Getafe de toda la vida. Como dejó dicho antes de la final de copa de 2008. Un documento histórico.

RL

TheoSarapo dijo...

Ha muerto Rudy Pipurrax, perdón, Ventura

M.A. dijo...

Fernando, no lo pillo. ¿Está siendo sarcástico o habla en serio? ¿Qué Estado? ¿Un colegio católico concertado, uno del Opus, un privado laico, uno público?

El padre.

ana dijo...

Yo creo que Fernando nunca ha ido a una reunión de padres del colegio. Solo hay algo peor que un padre: un padre y una madre.

M.A. dijo...

Educación:

El juez decano de Barcelona se casa hace 4 meses con una notaria de la misma ciudad. Ayer a la noche, una discusión matrimonial termina con agresiones mutuas -erosiones y contusiones leves- que al juez se le podían ver en la cara (su mujer no salió en la televisión). La notaria presenta una denuncia por maltrato, a lo que responde el juez presentando otra. El fiscal solicita para él una pena de nueves meses y un día. Para ella, siete meses y un día. Ventajas de ser hombre.

TheoSarapo dijo...

Fernando: el caso de Marta está siendo un excelente escaparate de horrores.
Ya digo que el periodismo mete la pata con su amarillismo y demás. Que el sistema judicial y el aparto policial se han dejado voltear por una pandilla de mequetrefes. Que los expertos en salud mental consienten sin decir ni mú que los familiares de la niña vaguen sin rumbo por manifestaciones y televisiones en lugar de procurarse espacios de reposo y aislamiento mediático.

Pero el sistema educativo no puede irse de rositas. Aquí está pasando algo muy serio con gente muy joven y estamos vendiendo una serie de valores muy poco adaptativos y poco humanitarios. A lo que se ve.
Demasiado buen rollito psicopedagógico para llegar a la más absoluta miseria.

Es lo que he querido trasnmitir en el artículo

M.A. dijo...

Aún hay cosas peores, Ana. Ir a ver un partido de fútbol de infantiles o cadetes. Los más normales, con mucha diferencia, son los críos.

ana dijo...

M.A., me lo imagino, me lo imagino. Yo no voy al fútbol pero tengo muchas horas de parque.

M.A. dijo...

Ummm, no sé, Sarapo. ¿La culpa de que M. asesine a M. es del sistema educativo? ¿Dos hermanos en el mismo colegio y con los mismos padres, tienen que ser iguales? ¿Y la capacidad de elección del individuo, su responsabilidad personal, su propia personalidad? Mi hija va a un colegio de monjas, sus abuelas son creyentes y practicantes, su madre; creyente no practicante. Ella es atea (con todos los matices que se quiera poner a la palabra atea a los 14 años).

catalino dijo...

Cuando se me pase el ataque de risa que me ha producido el comentario del encofrador lo mismo intervengo. Es que algún domingo voy a ver jugar a mi hijo al fútbol y la grada a mi alrededor es como para hacerse una idea de lo que puede ser aquí una guerra civil o un pogromo al oír como se dirigen al árbitro.

No creo que los humanos seamos ahora peores que antes pero de lo que estoy seguro es que lo que se lleva ahora es mostrar, cual escaparate bien iluminado, siempre lo peor (algún telediario tengo visto en que es patente lo que acabo de decir) y, de paso, dejar constancia de la casi total impunidad: por arriba, por abajo y a la mitad.

Bueno está que al anfitrión le vaya ¿deformación profesional? conocer lo que pasó con las niñas de Alcaser y espere otra seria investigación publicada para lo de Marta. A mi me sobra con algún retazo de los titulares y entradillas. ¡Coño pero si han pactado allí no dar pasta del contribuyente para visitar cobardes asesinos tras un porrón de años en que sí!

Anónimo dijo...

¿Al pedófilo, qué bibliófila le dijo esto?:

"Antes incendiaría la biblioteca de Alejandría que acostarme con un mamón".

acrgaciacosmopolita dijo...

Catalinó olvida muestrearnos "el esplendor de la verdad de la verdad sólo se ve cuando se la coloca junto al error"...para convencer a alguien de la verdad no basta constatarla hay hacer enconcontrar el camino que va del erros hasta ella. Ese es el papel de"la filosofía."_witunstein.

catalino dijo...

Acagracia, Catalinó no sabe nada ni entiende de filosofias witusteinicas pero tiene bastante con saber lo que le pasó a Sandra Palo y a sus asesinos.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=N00XKtROddc&feature=related

Anónimo dijo...

Pepiño ministro.
Solbes jubilado.
Salgado vicepta. económica.
Chaves vicepte. autonómico.

Otra oportunidad desperdiciada de ascender a Areces.

... y en ese plan.

Untalch.

Catalino dijo...

Me parece que el entrenador quiere perder el tiempo y hace cambios en la alineación ... ¡O no! y va a ganar el partido, Untalch.

fernando terreiro dijo...

Pues muy bien, los padres somos los peor del mundo. De acuerdo, entreguemos la educación de nuestros hijos a las manos de Papá Estado ( y de unos cuantos miles de horas de televisión), que es mucho mejor que nosotros, viviremos más contentos y felices, con menos preocupaciones. Al fin y al cabo ya lo hicieron en la Unión Soviética o en la Alemania nazi y nos les salió tan mal.
Creo que lo que estamos creando es una sociedad de irresponsables: los padres no son responsables de la educación de sus hijos, los hijos no son responsables de su fracaso escolar, los asesinos no son responsables de sus actos. Ya está el Estado para solucionarlo todo. Y las televisiones para aprovechar los abismos de indignidad que causa tanta irresponsabilidad.
Al fin y al cabo no debe haber nada peor que un padre, así que eliminemos esa engorrosa figura, que las ciencias (mucho mejores que los padres, es evidente) avanzan que es una barbaridad.

mecanikong dijo...

Yo no sé nada, pero lo de casa es fundamental. Lo que de verdad marca es lo que hacen, o no hacen, los padres.
La persona puede ser un bicho genéticamente hablando, pero si algo la puede enderezar es la educación en casa desde edades muy tempranas. El cole ayuda, sobre todo si es un internado inglés de muchos miles de libras al año.

acraciacosmopolita dijo...

Guardando distancias la spy girl no se baja pero sube acompañada non choro.

Anónimo dijo...

Muere Chano Lobato, alma de los cantes de Cádiz
Tenía 82 años.- Permanecía en cama debido a una diabetes

catalino dijo...

LA DESHEREDADA
Saliendo a relucir aquí, sin saber cómo ni por qué, algunas dolencias sociales nacidas de la falta de nutrición y del poco uso que se viene haciendo de los benéficos reconstituyentes llamados Aritmética, Lógica, Moral y Sentido común, convendría dedicar estas páginas …, ¿a quién? ¿Al infeliz paciente, a los curanderos y droguistas que llamándose filósofos y políticos le recetan uno y otro día? … No; las dedico a los que son o deben ser sus verdaderos médicos: a los maestros de escuela. B.P.G. Enero de 1881