2 de julio de 2007

UN CONGRESO (por Fernando Terreiro)



El Smolny era ya una caldera sin presión. La gente se retiraba cansada, sin reflejar la alegría o la tremenda decepción que antes había inundado sus rostros. Ventiocho horas de Congreso y no nos habíamos dado cuenta de donde estaba la verdadera revolución.

La verdadera revolución no era incomodar a un sector del partido con dos palabras que el gran cerebro en la red de sombras decía que no significaban nada. Es verdad, no sirven de nada. Todos los camaradas, algunos con más desencanto que otros seguíamos allí, a pie de obra. A pie de obra había estado el segundo cerebro del partido, y su trabajo bien valía dos palabras. El segundo cerebro, además tenía un cuerpo que había viajado por muchos rincones de la Rusia fetén, la gente reconocía ese cuerpo y ello bien valía esas dos palabras. Mientras el gran cerebro, dos días antes, y algunos días después de la gran censura se había zampado un eterno menú en el lugar más difícil y caro que existía, por supuesto, en la Rusia fetén. Aquellas palabras no valían nada ¿cuánto valía aquel menú?

Pero aquello era un cambio enorme. Habíamos creído ser una cosa y resultamos ser otra casi igual, pero diferente, sí definitivamente diferente. Gran revuelo, gran caos y nadie sabe que hacer. Mucho más trabajo pues todos habíamos estado trabajando al margen de un texto que ahora sorprendía incluso a aquellos que lo habían votado, pues no estaba demasiado bien redactado y era algo confuso. Hicimos lo que pudimos para mejorarlo, no mucho.

Nadie se fue. Nadie.

Al día siguiente: el otro gran momento. Si el sistema es grande es por cosas como está. A elegir si podemos votar a personas, o solo podemos votar a listas. Los que vencieron ayer, hoy salen derrotados. Los que ayer no se fueron hoy se abrazaban como si ya lo hubiesen ganado todo. Este partido es grande. Gran revuelo. Y Enmienda. El craso error, el mayor que cometimos, lo cometimos todos, y todos lo aceptamos. Nadie se fue. Votaríamos todos los nombres que quisiésemos, pero si veinte debían ser elegidos podíamos votar a veinte. Algo que quizás los lectores no entiendan. Vaya nimiedades que cuenta, Terrenov. Terrenov, por favor, no nos aburra con detalles. El quid del sistema está en los detalles. Y el sistema (le podemos llamar sin rubor democracia), al fin y al cabo, funcionaba.

Votamos a veinte, pues.

Terrenov no tiene amigos, no tiene mentores ni ídolos. Así otros pocos. Votamos de aquí y de allá, los que parecen mejores, nos interesan los actos, no los sentimientos ni los bandos. La mayoría vota los veinte nombres del mismo lado, a bloque, sin fijarse en la incapacidad de uno o en los trapicheos del otro. El resultado es obvio. Los veinte elegidos son del mismo lado. Los veinte. Hasta los incapaces manifiestos.

Terrenov queda triste.

Pero ha ido allí porque otros le han mandado y debe terminar su trabajo. Y entonces los del otro bando se van.

Terrenov queda desolado.

Porque así dejan al partido absolutamente abandonado. Pues la SuperDirección puede ser controlada, al menos controlada, desde el Gran Consejo. Pero ellos tenían pensado que si perdían se iban. Luego dirán que fueron las dos palabras vacías (el centro, la izquierda). No, eso se lo hubiesen tragado. Pero además no habían perdido del todo. El 40% les habían apoyado, -que les den al 40%. Tenemos otro lugar donde desembarcar. La playa ya está lista-. Pero a ella llevarán también su locura. Lo confieso, ellos tampoco me gustan.

Yo me vuelvo al lejano y tranquilo Daguestán con la sensación de que todo este proyecto puede tener éxito en la Rusia fetén, que la Rusia fetén es la que necesitaba (de verdad que ellos, los de a pie de obra, los del cerebro talla L, talla M, los que son como yo, me han dado la sensación de necesitar de verdad esas palabras para enfrentarse a la dura realidad de allí). De necesitar de verdad este proyecto para no morir asfixiados por el zarismo de la Rusia fetén. Yo les seguiré apoyando. Desde el suelo. Ya no a cinco centímetros de altura, si es que eso había logrado alcanzar.

Así que salgo creyendo que esa no era la verdadera revolución. La verdadera revolución es aquel bar del barrio de L’Hospitalet a las 11 y media de la noche, con tapas estupendas, pescaítos, chocos y arroz tres delicias. La verdadera revolución era aquella muchacha hermosísima que nos atendía con rebosante amabilidad mientras nos sonreía con sus ojos rasgados; con acento vagamente andaluz; con su piel, dicen que amarilla. Me la imaginaba haciendo campaña para nuestro partido: Ciudadanos, sólo nos importan las pelsonas.





Epílogo:

Leo hoy al gran Cerebro y como casi siempre estoy de acuerdo con él. Lástima que esté tan lejos. A kilómetros del suelo.

50 comentarios:

Fernando Terreiro dijo...

Un crack este terrenov

lux mundi dijo...

¿Rusia? ¿no sería Polonia? ¿no vió a los gemelos?

devisita dijo...

Terrenov = Terreiro?

ártabro dijo...

Esto, o algo parecido, lo iba a colgar ayer, pero me pareció triste y desistí. Hoy el post de Fer me anima a hacerlo.

A FERNANDO

Lo viejos furtivos, aquellos a los que el furtivismo les venía de familia y era para ellos una forma de vida, y de vivir (que aunque lo parezca no es lo mismo). Ejercían su “deshonesta” profesión con añeja sabiduría: “Sabían hasta dónde podían llegar y hasta dónde podían esquilmar”. Por eso, el furtivismo practicado por ellos era “menos pernicioso” (para las especies) que el practicado por el reciente aluvión de domingueros y neofurtivos desconocedores de las más elementales reglas.
Sé que lo anterior es jodidamente pesimista y conservador –porque esto aplicado a la política equivale al “más vale malo conocido…” Pero coño, cuando uno rebasa los sesenta y mira para atrás, la perspectiva -la puñetera perspectiva- es tan amplia y tan diáfana que, si quieres seguir siendo honesto contigo mismo, tienes que aceptar que no sólo te has equivocado un montón de veces en tus acciones y en tus opiniones: “También te has equivocado en tus esperanzas”.
Desde “mi amplia perspectiva” he vivido –muchas veces con gran alegría- cambios políticos y revoluciones en todos los lugares del planeta. Todos, absolutamente todos, han terminado en tremendas decepciones.
No todo es pesimismo. Sigo confiando en los individuos (sobre todo si se llaman “Fer” o “Cat”) pero cada vez desconfío más de los colectivos.
Aunque esto, Fer, creo que ya te lo dije en Cedeira aquella, tarde del mes de mayo.

chema dijo...

Lo siento, pero creo que se acabó Ciutadans.
Hoy no me interesa un partido que se define de centro-izquierda.

Como dice el cerebro del menú de 30 platos la web de "Basta Ya" no recoge la reelección de Rivera, el hombre que se fotografiaba en bolas pero tapándose.
No me interesa.

Prensa:
Bouza-Brey -cuya candidatura respaldan algunos de los intelectuales promotores de Ciutadans como Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Xavier Pericay y Albert Boadella- aseguró ayer que no se marchará del partido y que se dará un tiempo para ver como funciona la nueva cúpula directiva antes de tomar una decisión definitiva.

Sin embargo, entre sus partidarios reinaba anoche el descontento. Algunos afirmaban que se darán de baja hoy mismo y calculaban que Ciutadans perderá más de 600 afiliados en un par de días. También daban por hecho que «todo el sector liberal dejará el partido».
«Éste es el principio del fin de Ciutadans», decía uno de los miembros del sector derrotado, mientras otro acusaba a Rivera de querer «crear un partido como el de Chávez a la catalana». Los críticos no descartaban poner en marcha un nuevo proyecto político.

víctor y victoria dijo...

¿Artabro=Bouza-Brey?

prosavata dijo...

Algunos pensamos que ya era hora, que ese 40% de descontentos se fundan con BASTA YA en un solo partido, de una vez por todas.

James Boswell dijo...

Muy bueno, Terreiro. Exija que paguen por crónica, coño. Como en los viejos tiempos.
-----------------------------

"Dicen que no es la que era,
que se ha vuelto provinciana,
que ha perdido todo el swing
y habla una lengua rara..."

En los ochenta del pasado siglo, Gato Pérez empezó a cachondearse de los tópicos repetidos en plan lorito que no se apea del autobus. Y ahí seguimos.

Les paso una aceptable versión de Lucrecia sobre el gran tema del genial Gato Pérez.

BARCA, CIELO Y OLA (BARCELONA):

http://www.youtube.com/watch?v=nGGDavgQUi8

catalino dijo...

Hace ya calor en el ático y entro menos en el internete. Fer es mi amigo y no son pocas las veces que con él me mordí la lengua divagando: es tan difícil explicar el ojo clínico que da el tiempo y las cosas.
Para aplacar la sed tenemos agua, gaseosa, cerveza y, algunos, vino. No hay más. El Red Bull, el Nestea, … Rarezas sin arraigo.
Uno a uno se avanza poco. Los 300 en Salamina es mito de la mejor literatura. Únase a X millones, ahora a estos o luego a aquellos, sin anteojeras. Seguro que entre tantos habrá Árt, Cat, Fer, Kikos,…, y su miserable voto sirva para, como el cupón de los ciegos, fantasear con salir de pobre. Siempre le quedará, como a mí un 14M, el ¡Hoy no puedo con ellos! Hoy, blanco y en botella: agua.

Prosavata, dé una vuelta por D. Santiago G. y lea la crónica de ayer de un tal Gorka. Atento a los movimientos de la mesa baja.

Ártabro, ¡bien! ya llevas 20 céntimos de euro para el sello de correos. Persevera. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio decía.

Se imaginan la panzá en el agua que pegaría hoy Lafoca. Sunamiiiii

Loiayirga dijo...

No he entendido todo lo que cuenta terranov porque dar por supuestas muchas cosas que desconozco. Quizás por alumno poco aplicado.

¿Qué ciudad, país, periódico representa "Rusia fetén"? No pillo la metáfora.

¿El "cerebro en la red" (Arcadi) es el mismo que "el segundo cerebro" que se dió una comida no sé donde? ¿A cuento de qué viene la comida y para qué se nombra?

¿el que perdió el congreso fue el sector liberal y Fernando representa ese sector?

¿El resultado del congreso hace más dificil entenderse con el partido de Savater?

Agradecería mucho que alguien respondiera alguna de estas preguntas. Para ver si me aclaro.

Loiayirga dijo...

No termino de estar de acuerdo con lo que dice Ártabro de la "amplia perspectiva".

Podría pensarse que el que tiene sesenta años ve más que el que tiene 40. No estoy seguro que la edad amplie la perspectiva. Si cada uno está preso en su perspectiva (y no podemos escapar de los condicionantes de nuestra edad) no existe una más amplia que recoja todas las demás.

Es cierto que yo veo cosas que no ve mi hijo de 17, pero con la misma razón con la que yo podría decirle "dices eso porque eres muy joven", él podría responder que yo digo lo que digo porque tengo 47. Cada uno tiene su limitación pero creo que yo ya no veo lo que ve uno de 17 y si su visión está condicionada por la edad, no lo está menos la mía por la mía.

Loiayirga dijo...

De manera que Ártabro puede mostrarse todo lo descreido y escéptico que quiera pero quizás esté de más esa "sabiduría que dan los años".

Quizás, digo.

chema dijo...

El cerebro detalla en su entrada del 29 de Junio (léase en www.arcadi.espasa.com) los 42 platitos que degustó en el restaurante ese del pijerío de la Rusia fetén, o sea y en ese plan, donde tienen un helipuerto para que aterricen los ministros del gobierno de centroizquierda antes de cenar.
----------------------------------
6 turistas españoles asesinados en Yémen.
Empieza el verano.

Ártabro dijo...

De acuerdo con usted, Loiayirga. Yo tampoco creo que el hecho de tener 60 o 70 años le de a uno más, o mejor, visión de nada. Es evidente que el simple paso del tiempo no mejora el entendimiento. Pero no estaría mal, ¡Cuánto ahorraríamos en escuelas y universidades!

-Venga nene siéntate ahí a contar las horas.
-Pero papá, que estuve contándolas toda la mañana.
-Nada, nada, a contarlas si quieres ser un hombre de provecho el día de mañana.
-Jo, papi, que rollo.
- Pepito no me enfades. Mira ahí tienes a la Puerta de Alcalá tantos años viendo pasar el tiempo y ¡qué sabia es!
-¿Y por qué sabes que es sabia?
-Coño, porque me lo dijeron Ana Belén y Victor Manuel. No te jode el niño.

catalino dijo...

Gente Madrid

Sorteo extraordinario de la once con motivo de la fiesta de San Juan

Premio de 10 millones de euros para una vecina de Colmenar.

Una colmenareña sexagenaria, de quien se desconoce su identidad,o es un secreto a voces en el municipio, es la afortunada y única ganadora de uno de los premios más cuantiosos de la historia de los sorteos en España. En total recibirá de la ONCE doce millones de euros, diez al contado y el importe restante repartido en mensualidades de 6.000 euros a lo largo de 25 años. Toda una fortuna que sin duda alenta al resto de los vecinos a seguir probando suerte.

catalino dijo...

Y ya desde los romanos se sabe que el conocimiento sin experiencia ni es conocimiento ni es na...

-Pepitoooo, ven a ver que leñe le pasa a mi móvil.
-Voooy. (Que habrá hecho este lelo ahora)

sarapo dijo...

Fernando, hay que tener más temple. No se puede poner uno a cuestionar todo por un tantarantrán.
Ya se sabe que la política es una forma de maldad.
Es una ingenuidad pensar que pueda existir un partido político APOLITICO. Y sí, es cierto que tal vez Espada ha contribuido a cimentar esa especie. Pero to no lo encuentro más cuento.
Lo de El Bulli. Una envidia. Una quimera.

sarapo dijo...

..yo no le encuentro más cuento.

James Boswell dijo...

Ahora ser independiente se le llama "apolítico". Me encantaría ver a los "político" en acción. Y si te gusta comer perversamente en Roses (un Edén) pasas a ser un "zampador" que se gasta la pasta ganada honradamente en lo que te sale de los mismísimos.

O sea vivimos rodeados de valientes demócratas.

Fernando Terreiro dijo...

Amigo Sarapo, yo no abandono el barco, ni lo cuestionó todo. No me parece de recibo ni para mí ni para mis afiliados. Yo dejaré mi pequeño cargo porque mi compromiso llegaba hasta aquí. Además sé de mis limitaciones, yo no tengo la mala uva necesaria para la política y me cuesta mucho odiar al adversario, mucho más aún odiar a mi compañero de partido. Pero no me parece de recibo decirles que esto es una mierda y adiós ahí os quedais. Entre otras cosas porque nos gusté o no lo que salió de esta experiencia de estos dos días increíbles, ha sido democracia en movimiento como no lo había visto nunca. Yo no he sufrido ni una sola presión y gente que considero mi amiga e iban en la lista ganadora nunca me ha hecho ni la más mínima insinuación. Esa es mi experiencia.

Por otra parte de mi escrito misterioso (loiayirga, lo siento, es mi estilo) solo quiero explicar que siento que este partido es necesario en Cataluña, que hay gente de la calle, personas normales que no son ni intelectuales, ni profesores de universidad, gente de la calle que se están partiendo el pecho por este proyecto en condiciones pésimas, poniendo su dinero y su ilusión, y si ellos me dicen que están más cómodos siendo de centro izquierda me lo creo. Me lo tengo que creer.

Por otra parte creo que algunos por aquí me tiene en demasiada alta estima. Ártabro de momento esto no cambia mucho mis opiniones, un poquitín sí mis esperanzas. Y sí me lo dijiste aquella tarde maravillosa del mes de mayo.

Prosavata lamento decirle que no creo que esa ea la dirección. Entre ese 40% hay gente cojonuda, pero hay otra que en seis meses me temo que organizaría otra como esta, su pureza es inalcanzable para el resto de lo humanos. Como, en otro orden de cosas, el Bulli, más o menos.

¿Boswell, pisaste por allí? Yo en realidad solo quería conocer a dos personas. Una eras tú.

mecanikong dijo...

No se pongan tristes. Podemos llamar y reservar para dentro de unos años en El Bulli. Cena para 30-35 bloggers de Tierralibertad (sin llegada en helicóptero). No digan que no pueden ir ahorrando, tacaños. ¡Juergota!

chema dijo...

Lo de Roses es envidia, sí.

Tras leer la crónica, sobre otro acto, de Gorka en satiagonzalez.blogspot.com me queda claro que todo iría mejor si gente como Savater o como Espada diesen el paso, el único que se debe dar, el de presentarse.
Dejándonos de juegos florales, los mios estaban hoy en Lizartza.

Yo no quiero ser apolítico ni laico. Yo prefiero la derecha católica, apostólica y romana.

mecanikong dijo...

Qé suerte Chema que está encasilladito.

Fernando Terreiro dijo...

Chema, esos también son los míos. De verdad.

Ven lo que les digo, que yo no sirvo para esto.

Fernando Terreiro dijo...

¿30 o 35? Mecanikong. Incluye a nuestras parejas. Hombre yo sé que Cat terminó de pagar su hipoteca, a mí me quedan once años, para cuando nos dé reserva creo que lo podré afrontar, y mi hijo podrá quedarse sólo en casa y traerse una chavala.

vivalbulli dijo...

Fernando, el que resiste gana. No hay más cojones. Deja pasar un par de días antes de tomar más decisiones. Eso no ha sido mas que una tormenta en un vaso de agua. Se nota que en Valladolid no hay comunistas y no sabéis lo que una asamblea y lo que es armarla en condiciones.
¡Pero si han sido cuatro tirones de pelo entre cuatro amigachos y tres vivales¡.

sarapo dijo...

En ese desprecio a El Bulli es donde más veo el pesimismo pessoano.

sarapo dijo...

Eso, eso, que vivan el Bulli y los bueyes de Kobe alimentados con cerveza y adormecidos con música clásica.

Fernando Terreiro dijo...

No si a mi me gustaría ir al Bulli, pero luego ¿donde vamos a cenar?

Es una broma. Me encantaría ir, de verdad. Sencillamente no me lo puedo permitir.

James Boswell dijo...

chema dijo...
Lo de Roses es envidia, sí.
------------

¡Qué cabrón! Éste se parece a Vinyoles.
------------

No, querido Terreiro, no estuve. También hubiese querido conocerle. Pero el lodo me pudo. El lodo ideológico de los que hace cuatro días pretendían trepar en el PP y ayer se declaraban de centro-izquierda.

el lechero dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=ikIm7VZlUyY

Fernando Terreiro dijo...

Esa fue lo peor. Llevábamos una ponencia marco cojonuda de ideario, largo, sí, pero cojonudo. Muchos habíamos trabajado en intentarlo mejorar, e intentar discutir incluso sobre transversalidad. Y llega Francesc y todo a tomar por culo, la transversalidad y muchas horas de trabajo de compañeros, algunos de los cuales, pensando que ellos mismo deben ser un poco...., luego votaron en contra de lo que ellos habían escrito con bastante esfuerzo. Eso por decirlo mal y pronto, me jodió.

javier dijo...

¡Joder! Lo de Terreiro y el Boswell parece Brockeback Mountain.

James Boswell dijo...

Pero con vaselina, titu, con vaselina.

Loiayirga dijo...

Supongo que no le descubro nada a nadie pero no puedo aguantarme de decirlo.

Ir a "El Bulli" no es algo que tenga que ver principalmente con la comida sino con el resto de los españoles.

Muchos signos ostensible de riqueza tienen esa función. Sirven para que unos humanos se distingan de otros. Un reló de oro y diamantes no da la hora mejor que uno de 12 euros. Pero nos habla del status que tiene quien lo lleva.

Imaginen ustedes una cosa: supongan que van al Bully, prueban todos los platos pero nadie, nadie, absolutamente nadie puede enterarse que han estado. No pueden comentarlo con sus compañeros de trabajo, ni en el blog, ni con sus cuñados. Con nadie. Creo si uno es sincero ha de reconocer que pierde la mitad de la gracia. Pongamos la mitad y eso siendo generosos con el placer de la comida .

Loiayirga dijo...

El sentimiento de distinción podria sentirse incluso aunque no lo supiera nadie.

Puede ser algo íntimo: "nadie sabe que yo he estado en El Bully pero yo he probado esos platos que no están al alcance de cualquiera". "Yo tengo esa categoría".

Es muy importante este sentirse especial. Por eso no sirve el mentir o el fingirlo.

Como pueden entender esto tampoco tiene que ver con la comida.

catalino dijo...

He leído hasta las 11:24 PM y me he bajado a cenar.
¡Ni hablar! Conmigo que no cuenten nunca Palbulli. No tiene que ver con el precio ni con lo que dice Loia. Es un rídiculo que no quiero hacer.

Chema, no creo que sea obligatorio que se presenten. La Ley de D'Hont y unos mínimos conocimientos de la historia de España me inclinan por la "transversalidad terreira".
Estoy hasta las narices del par goyesco apresados por los pies y dándose garrotazos.

chema dijo...

Catalino:"Chema, no creo que sea obligatorio que se presenten."

¿Y quién ha dicho que sea obligatorio?
hemos visto a Espada crear un partido, hablar en televisiones y radios, recibir los aplausos en la noche electoral... Vemos ahora a Savater explicando el ideario de un nuevo partido.
Los dos aclararon desde el primer momento que no se presentarán pero ninguno ha convencido de sus razones para preferir que otro ponga la cara.
Nada, que no cuela.

Anónimo dijo...

He leído hasta las 11:24 PM y me he bajado a cenar.


Ya está Cat dándole la razón a Loiayirga en eso de que la comida es un placer para contarlo.

Bruno dijo...

Donde esté el vogelbräu que se quite el bulli

ana dijo...

Yo tampoco he entendido bien el escrito de Fernando pero reconozco que es porque no estoy en "la pomada". Aun así me ha gustado.

Yo iría al Bulli si me quedara más cerca de casa... o si tuviera helicóptero. Pura curiosidad porque donde esté la tortilla de patatas de mi madre...

Ártabro dijo...

BOUZA BREY
BB participó por los años sesenta en la fundación del Partido Socialista de Galicia. Este partido nacionalista –que nada tenía que ver con el PSOE- estaba liderado por Xosé Manuel Beiras. Tras las primeras elecciones democráticas el PSG desapareció de la escena política: un primer grupo, del que formaba parte González Laxe, que llegó a presidir la Xunta, se fue al PSOE. Un segundo grupo se incorporó a a Esquerda Galega (también nacionalista) que lideraba Camilo Nogueira. EG también acabó integrándose en el Bloque, en los años noventa. Beiras, como es sabido, acabó liderando el BNG. Bouza Brey dejó el partido y se marchó a Barcelona como profesor de la Universidad.
Como se puede apreciar, Bouza Brey, ya sabe lo que es fundar y, posteriormente, abandonar un partido.

Anecdotario
Bouza Brey comparte apellido (compuesto) con el también gallego Mariano Rajoy Bouza-Brey. ¿Son parientes?

pipurrax dijo...

A mí si me gustaría ir al Bulli y no para contarlo luego (bueno, no sé si me aguantaría). Tampoco iría únicamente por lograr un posible éxtasis gastronómico, que también se puede lograr con una caldereta de pescado. La razón es la misma por la que cuando fui a París visité la torre Eiffel: la curiosidad. Menuda tontería hacer cola para subirse a la torre Eiffel. Pero torre Eiffel (y Bulli) sólo hay una. Yo no tengo prejuicios.
También me gustaría:
- Bañarme en Copacabana.
- Tomarme un tarta Sacher en el Hotel Sacher.
- Un helado en la Piazza Navona.
- Montar en una góndola, sí en una góndola.
- Unos pinchos en San Sebastián
Algunas cosas las he disfrutado, otras no, pero no será algún tabú autimpuesto el que me lo impida.

Simón Suerte dijo...

¿Por qué tengo la impresión de que han ganado los del sillón y perdido los idealistas?

saturno dijo...

Loiayirga: si me pagas una cena en Chez Víctor prometo no contárselo a nadie. Ni a mi mujer.
Y si es en El Bulli me corto la langue.

Catalino dijo...

chema dijo...

Nada, que no cuela.

7:46 AM

_________________________

Ni cuela ni cala. Ni cuela ni cala
(Música del anuncio de Dodotis)

catalino dijo...

pipurrax dijo...
visité la torre Eiffel y el Deux Margot (se dice así?)...
Mientras yo caminaba por el Marais con una peluca con piojera y sin tabús.

pipurrax dijo...

En efecto y fui inmortalizado con una improbable copa de Petrus en la Mano.

pipurrax dijo...

Pacto por el Gobierno de Canarias
El PP gestionará las consejerías de Economía, Agricultura, Turismo y Sanidad

sarapo dijo...

Pipu, estamos contigo.