3 de abril de 2007

EL TIO MASCLET

Gracias al Gran Casale.

24 comentarios:

alberto dijo...

Tanto tío Masclet...no es para tanto.
Donde esté Henry Felgueroso..

Anónimo dijo...

Este año ha sido la primera vez que un grupo de vecinos se han rebelado contra los falleros de su calle.
Este video se enmarca en ese contexto.

perillas=bombillas.
masclet= petardo potente.

viejo Casale

Anónimo dijo...

¡Piummmm¡

alberto dijo...

La vida es un masclé gigante ¡comunistas!

I. dijo...

Una cosa por la otra y todos contentos... ¿Pero este ser es real? Lo quiero en mi barrio.

catalino dijo...

El tipo que lleva el estandarte.
La psico.
Chorrito.
La Juez Caniche.
El argentino mutante.
EL pastelero Trotskista.
El abogado ful.
El tío Masclet.

Esto empieza a cuadrar, ¿no les parece?

Anónimo dijo...

como la nevera...

Anónimo dijo...

LA PRIMA DEL ARGENTINO MUTANTE

Cuando el argentino mutante no está en el ciber se hace cargo su prima. La argentinita mutante. Es de Boca. Y lleva una chapa de "pierda peso, pregúnteme como". En dos meses que frecuento el ciber debe haber perdido unos 10 kg. No exagero. Se la ve extrañamente satisfecha de militar en la secta de los anoréxicos potenciales. Y eso, a pesar de mis consejos:
-"te estas quedando sin tetas, antes estabas mejor, te has quedado sin culo". Nada. Ni puto caso.

Al contrario, la argentinita mutante sonríe y contrataca:
-vos en cambio cada día estás más gordo. Qué lástima. ¿por qué no me preguntas com pierdo peso?.

Picado en mi amor propio magullado de gordo repentino, entro al trapo y pregunto:
-¿cómo?
-vení, vení conmigo.
La sigo. Al fondo hay una puerta. la abre. Por un momento pienso que la argentinita esconde "el Aleph" pero no. Dentro está el argentino mutante, su primo. Es, además de empresario de ciber, agente inmobiliario y detective secreto... monitor clandestino de aerobic. Un desalentador y triste monitor de aerobic con una audiencia escasa y frustrante: la juez caniche, el abogado ful y Fétido el quiosquero.
-¿así voy a perder peso? le pregunto a la argentinita mutante.
-mirá vós. Yo te garantizo que viniendo todos los días perdés esos kilos de más que te sobran.
-ya pero, ¿has visto a esos? parecen una secta. La secta del requesón. Los conozco a todos y paso de compartir aerobic con ellos.
-ya veo, ya. Lo siento. Perdiste tu oportunidad.

La puerta se cierra. El ciber, su clientela, no sospecha nada. Un rumano, un africano, una funcionaria del catrasto y el sr Baggetto, un clásico. Vuelvo a mi ordenata. Mientras, La argentinita mutante saca un yogurt de la nevera. Es todo muy raro.


viejo Casale

mecanikong dijo...

En Valencia están todos como cabras, ¿¿no?? Eso o el Viejo Casale se cayó en una marmita de tripis cuando era pequeño. ¿Conocemos a Fétido el quiosquero?

I. dijo...

¡Una funcionaria del catastro! Esto está llegando demasiado lejos!! ¡¡¿Qué será lo siguiente?¿Un registrador de la propiedad travestido?!!

I. dijo...

¿Y Lendoiro no sale, Casale? Echo de menos a Lendoiro.

Ártabro dijo...

Casale, magnífico. Pero… tenía que haber un pero, a Sarapo no le gustan sus relatos: ¡ES FICCIÓN!
Jejejejeje, Sarapo, hoy me he levantado algo cabroncete.

mecanikong dijo...

Abramos, pues, el debate: ¿es esto ficción?, ¿son los zapatos Mephisto ficción?, ¿está barajando Rafa comprarse unos?

Anónimo dijo...

Coño, Artabro.Sea usted bienvenido.

Anónimo dijo...

Yo sólo escribo faction. Otra cosa es que mi campo de observación planiano sea el que es.

Lendoiro no viene por estos barrios. Nunca cruza el río.

viejo Casale

happel dijo...

A mí me ha impresionado el tío masclet. 700 u 800 peñas, o Míl!

Comunistes!

Simón Suerte dijo...

Que grande es usted Casale.

Furtivo dijo...

perillas=bombillas.
masclet= petardo potente.

comunistes = individuos que llevan la contraria a todo.

Esto lo dice el tío Masclet, no yo.

Simpatiquísimo el Tío.

Furtivo dijo...

Al fin creo que comprendo la supuesta fobia del psi frente a la novela, y su completa entrega a la fe de los ilustrados: léase, la ciencia.
Y es que la realidad tiene dos opuestos, que el blog master parece confundir en uno: la ficción y la alienación, que en absoluto son lo mismo.
El doctor representa la realidad en la consulta o, al menos, su tratamiento pasa por ser el puente hacia ella.
La alienación consiste en vivir en la ficción, o sea, estar loco.

Pero ocurre que la ficción, por sí misma, no confunde al hombre mentalmente sano.

Supongo que tampoco esta vez va a dignarse a responderme Sarapo. Hace tiempo que sé que me ignora.

Fernando Terreiro dijo...

Furtivo, es que la damos el coñazo bien con lo de la novela. Yo creo que Sarapo ya se lo está pensando lo de seguir con la polémica, el cobarde.

Furtivos Artabros y Simones en Mayo visitaré el Golfo Ártabro. Que no al golfo de Ártabro, que aquí en seguida sacan punta a todo.

Furtivo dijo...

Fernado, puede usted estar seguro de que le recibiremos con los brazos abiertos en el portus magnus artabrorum.

sarapo dijo...

Furtivo, imposible ignorarle pero no estamos de acuerdo. La novela é finita. Lo siento.

Fernando Terreiro dijo...

Pues a mí todavía me quedan cuatrocientas páginas de la primera parte de Verdes valles, colinas rojas. Y no son nada finitas, más bien gordotas.

Furtivo dijo...

De acuerdo, Sarapo. Siga o no convencido de sus afirmaciones, creo que, al menos por mi parte, ha llegado el momento de cerrar el debate. Es usted irreductible.