1 de diciembre de 2006

ROJOS Y GRACIAS

Pese a que sé casi todo sobre su historia y sobre su madre nunca he podido adivinar qué piensa de la vida. Un intelectual, de los de insultar con desprecio, con ira. Tampoco he podido saber con certeza a quién vota pese a haber sido militante activo del PSOE. Ahora que se le avecina la jubilación- lleva años amenazando- hablo con él a menudo. Un poco con miedo porque hace meses me confesó que vota a Izquierda Unida y yo que no me lo creo y menos cuando me dice que de su casa salen cinco votos para Izquierda Unida cada vez que hay elecciones.
Anteayer me llamó para decir que quería hablar conmigo. Hablamos. Otra conversación. Un pequeño problema de salud que un amigo cirujano resolvió sobre la marcha. Me había recortado el artículo de Elvira Lindo sobre los progres. Este miércoles en la última de El País.Los progres. Los denostados progres no están dispuestos a renunciar a todo. No están dispuestos a seguir rindiéndose. Y al final de la tarde, cuando los últimos rayos de sol le iluminaban la cara, me lo dijo: "Mira, yo le perdono al PSOE lo del GAL porque ahora que no nos oye nadie, el mejor terrorista es el terrorista muerto pero lo que nunca he podido superar fue lo de la corrupción".
Me lo dijo y cayó callado. Una ráfaga al aire y a mi curiosidad. Una revelación.
Y luego, rumiando:Los progres. Los fachas. Los ciudadanos. La corrupción. La mentira. Los beneficios desmesurados de las empresas. Los valores. La caída de los valores personales. El dinero ganado de cualquier modo y manera.
Me fui quedando solo. Empecé a rascarme la cabeza. A rascarme la calva, que me dice Fernández. Cada vez más solo. Pedí el postre. Un ciudadano apellidado Boswell que ha escrito la mejor biografía de un médico jamás pensada. Y esta cosa: "uno todavía es rojo porque piensa que todo el mundo debe tener las mismas posibilidades de dejar de ser tonto. Aunque algunos se empecinen en la tontería bajo el manto de la inmaculada izquierda".
Y doy gracias: a quien hace unas horas colgó el poema de Gamoneda sobre el río de mi vida.
Y a quién me regaló un IPOD.









PD.
Estoy desnudo ante el agua inmóvil. He dejado mi ropa en el silencio de las últimas ramas.Esto era el destino:llegar al borde y tener miedo de la quietud del agua.

Antonio Gamoneda (Libro del frío, 1992)

77 comentarios:

SARAPO dijo...

UNO DE LOS MEJORES ARTICULOS JAMAS LEIDOS:

AMIGOS, AUTORIDADES:

Entre los insultos más llamativos que recibió el grupo de ciudadanos que presentó en junio de 2004 el manifiesto Por un nuevo partido político en Cataluña figuró en lugar destacado el de intelectuales. El insulto tenía un campo semántico bastante amplio. El inmediato, y más alegre, popular y sarcástico, era: “Mira éstos, se creen intelectuales”. Este es sentido que suele darle una clase específica de acomplejados, para los que toda encarnación de un intelectual es una estafa. Gentes que observan al intelectual ideal como un tótem inalcanzable, sin pararse a pensar que intelectuales, como barberos, hay de muchos tipos: buenos, malos, trabajadores o perezosos, ignorantes y alfabetizados.

Otros, sin renunciar a que la palabra mantuviera su inequívoco sentido de expulsión, la utilizaban de modo algo distinto. Al llamarnos intelectuales estaban diciendo: “¿Qué hacéis vosotros metidos en la política?” Si no es porque los tiempos son poco propicios, habrían añadido: “En la política, que es cosa de hombres”. Ese interés de dejar el asunto de la política en manos de profesionales, siempre viriles, llevaba aparejado a veces un conmovedor y sospechoso instinto de protección: la política es fea y sucia, no te metás. Muchos de los que decían esto eran políticos, y éste es el alto concepto que demostraban tener de su oficio. Sin duda, experiencias muy intensas les habrían llevado a hablar así.

En mi estricto caso personal, los reproches añadían una particularidad: ¿Cómo es posible que un periodista tome partido? O bien utilizaban ese verbo, cuyo uso en este contexto, tanto me conmueve: ¿Cómo es posible que un periodista se signifique? Y el ajuste de cuentas final: ¿Quién va a creerle en su trabajo?

Me permitirán que me detenga en este asunto. Evocando, primero, el compromiso de un periodista, de un maestro. La semana pasada hizo setenta años que Manuel Chaves Nogales, el director del Ahora republicano, el íntimo colaborador de Azaña, abandonaba Madrid camino de Valencia, primera etapa de su exilio. Fue, mientras vivió, un periodista significado. Y como cuenta en el excelente y visionario prólogo de A sangre y fuego se expatrió cuando se dio cuenta de que, en manos del general Franco, sólo podía ser “un abisinio desteñido” y en manos de los bolcheviques, “un kirgui de Occidente”.

Irrumpe el recuerdo de Chaves Nogales frente a los inquisidores porque su compromiso no le impidió ser el periodista más moderno de España y el menos partidista. Y por algo más, que está en la raíz del proyecto de Ciutadans y de lo que da cuenta en el citado prólogo, cuando evocando la suerte de todos los residuos de humanidad, exiliados de las dictaduras de Europa, que se congregan en el hotelito del arrabal parisién donde vive, precisa su intención mayor: “Me esfuerzo por mantener una ciudadanía española, puramente espiritual, de la que ni blancos ni rojos puedan desposeerme”. La hora trágica de Chaves Nogales y nuestra hora relajada son obviamente incomparables. Pero las amenazas nacionalistas contra esa ciudadanía española (ciudadanía: ni nacionalismo ni patriotismo siquiera: ciudadanía) y esa opción moral y política por la tercera España que Chaves reivindicó siempre (y que Victoria Prego recuperó en un artículo reciente para describir la intención profunda de Ciutadans) están vinculadas íntimamente con nuestro proyecto.

He dicho que Chaves Nogales era un periodista impetuosamente moderno. Lo era por muchas razones que no caben aquí. Entre las principales estaba su sólida convicción en la posibilidad de la verdad. Algo que desprecian los que ironizan sobre el compromiso del intelectual y en particular del periodista. Todos esos reproches parten de una creencia desmoralizadora, y que forma parte del pensamiento hoy hegemónico en nuestro oficio, al menos en España: la creencia de que los hechos no pueden narrarse con independencia de las convicciones. Es decir, la creencia de que la objetividad no existe y de que la verdad narrada es inexorablemente relativa. Sin objetividad “no hay ciencia ni técnica ni gobierno competente”, para decirlo en palabras de Mario Bunge. Pero al parecer sí hay periodismo. Se comprende. Porque los periodistas alfabetizados (más o menos) en la sentencia de que la verdad es una ilusión no insistirán demasiado en ir a buscarla, lo que es una condición muy necesaria para el cómodo buen gobierno de los periódicos y las naciones. La verdad como asunto relativo es además la robusta base teorética del periodismo de declaraciones, ese crecido pleonasmo de nuestro tiempo.

Dado que las convicciones son incompatibles con el oficio, el periodista solicitado es el de tabla rasa. La tradición novelística o cinematográfica los quería cínicos. Hoy no deben pasar de la indolencia. La falta de convicciones es hoy (aunque quizá haya sido así siempre) el camino más corto para prosperar en el oficio. De ahí que cunda la alarma cuando algún periodista se presenta con algún libro de convicciones (incluso con algún libro a secas) bajo el brazo. Es entonces cuando se rescata toda la pachanga abominable del oficio. ”¡El compromiso es incompatible con el arte!”, dicen, en resumen, los artistas. Pero entre todas las convicciones éticas o estéticas que traiga el extraño bajo su brazo las únicas que realmente preocupan a los artistas puros son aquellas que puedan desembocar en la convicción fatal: que la verdad existe y que, trabajando, puede encontrarse. Porque por más que se viva, esto no debe olvidarse nunca: el legendario cinismo de los periodistas, su convencimiento de que el mal y el bien son indistinguibles, que todas las opiniones valen lo mismo y que la razón se halla en un lugar equidistante entre dos puntos, se fundamentan no en un corazón transido por el Mal sino en una panza en la digestión permanente del Bien. ¡Qué duda cabe que la gran hora del Periodismo ha sido siempre la sobremesa!

Pero volvamos al intelectual. Al intelectual ideal, extramuros del compromiso político. Al intelectual como florecilla. Hay muchos ejemplos, desde Heidegger hasta Azaña, para considerar que el invernadero es su lugar en el mundo: pero también hay electricistas que han dado mal resultado en política. Es evidente que si algunas intervenciones de los intelectuales en la política han podido ser nefastas, tampoco su ausencia ha mejorado algunos tiempos difíciles. Habermas, por ejemplo, achacaba el florecimiento de los mitos y el debilitamiento de la política democrática a la deserción de los intelectuales alemanes. Así lo explica Mark Lilla en Pensadores temerarios: “Desde principios del siglo XIX se habían habituado a retirarse de la política por principio y a recluirse en un mítico mundo intelectual gobernado por diversas fantasías sobre nuevas Hélades o paganos bosques teutones. En opinión de Habermas sólo descendiendo de las montañas mágicas de la ciencia y de la cultura hacia las tierras llanas del discurso político de la democracia los intelectuales alemanes podrían haber ayudado en la reconstrucción del espacio público que Alemania necesitaba desde el punto de vista cultural y político”.

Hay en este pasaje un concepto clave: la reconstrucción del espacio público. El empeño estuvo desde el principio en el ánimo de los quince firmantes del Manifiesto y debería caracterizar cualquier forma de hacer política en Cataluña. Porque el espacio público catalán, controlado por el nacionalismo desde principios de la década de los ochenta, es un ejemplo, ya casi canónico, de decadencia cultural, autocensura moral y anacronismo político. La intención de Ciutadans fue contribuir a su renovación y qué duda cabe de que los noventa mil votos obtenidos por el nuevo partido abren una esperanza considerable. Sobre este resultado político quiero subrayar algo. Es evidente que prueba, y de un modo brillante, la hipótesis de partida de todo el proceso, esto es, la existencia de un déficit de representatividad política en Cataluña. Pero si el resultado hubiera sido otro, menos positivo, la fundación de Ciutadans habría tenido sentido igualmente. Porque Ciutadans nació del más legítimo trabajo intelectual, que es el de construir una hipótesis con los datos disponibles y ponerla a prueba. En este sentido deberían serenarse las conciencias y las lenguas sueltas: porque la labor del intelectual (y ésta en particular) es tan prosaica y humilde como la prueba del algodón. ¡El algodón no engaña! En efecto, no engaña: el cristal catalán (o el crisol: como les gusta decir a los integradores) estaba y está sucio.

El que la empresa intelectual sea en realidad una empresa humilde no la libera de riesgos. Yo no olvido en nombre de quién nos ha sido concedido este premio. Fue un hombre, un periodista que luchó por la civilización del espacio público y que en el espacio publicó murió asesinado, una mañana de lluvia, viniendo de recoger los periódicos. Decía Orwell: “Entiendo por “nacionalismo” el hábito de suponer que los seres humanos pueden ser clasificados como los insectos”. Es exacto. Clasificados, y aplastados como insectos. Continuaba Orwell: “Todo nacionalista acaricia la idea de que se puede cambiar el pasado”.
Y no.
Existe la verdad objetiva.
Frank Gardner está inválido
José Luis López de Lacalle está muerto.
La alegría de recibir este premio siempre acabará empotrada en la amargura.

Muchas gracias.

Madrid, 16 de noviembre, entrega del V Premio Internacional de Periodismo El Mundo.

SARAPO dijo...

MAS LO LEO, MAS ME GUSTA.
HAY UN PAR DE AÑOS DE TRABAJO HASTA LLEGAR A ESA CIMA.

ESPASA dijo...

"Hay en este pasaje un concepto clave: la reconstrucción del espacio público."

sarapo dijo...

Rivera, un poco como Grass: el problema no es la afiliación ni le partido. El problema es que mintió.O sea, que su primera actuación pública fue conscientemente corrupta.

Ártabro dijo...

Exactamente, la primera y ya corrupta, ¿qué podemos esperar de las siguientes?

devisita dijo...

Ipod ¿nano? y ¿blanco?

lafoca dijo...

Descubierto por Artabro mi "factor urbano". Espero que no se enfade don Fernando por entrar en su intimidad.

SARAPO dijo...

NANO Y BLANCO

Fernando Terreiro dijo...

Por si no lo sabían ustedes La Foca es un elemento inimitable. Visitén su blog y alucinarán, aunque no tanto como yo, evidentemente.

Simón Suerte dijo...

Volviendo a lo de ayer yo pensaba que el Gamoneda (o es el Gamonedo) era un queso asturiano cojonudo...
Claro que yo de poesía lo que me obligaron a leer en la escuela, reconozco que soy incapaz de encontrar motivación para leerla.

Simón Suerte dijo...

Foca voy a reeler lo que escribí en Abril sobre Arcadi y Bauluz, a lo mejor he cambiado sutilmente de parecer.

Simón Suerte dijo...

Sarapo me ha encantado esa definición de proge que ha colocado en el post.

sarapo dijo...

Fernando, un bonito café, no cabe duda.

chema dijo...

No entiendo nada, el artículo no me parece para tanto.
La foto del café de Fernando muy bonita.

James Boswell dijo...

Gran Gamoneda.
El año pasado se lo virló Ferlosio, y éste Gamoneda. Que no se vuelva a repetir: el próximo Cervantes para Juan Marsé.

pipurrax dijo...

De nada por el poema (el libro me lo había regalado entre Dum Dum, Ángel y Eduardo, era el año 88).

lafoca dijo...

No es que el artículo de Arcadi sea o no para tanto, es que Arcadi es un pesao y un relamido escribiendo y a las personas simples, entre las que me encuentro, nos cuesta dios y ayuda leerle dos párrafos seguidos sin benzodiacepinarnos.

Simón Suerte dijo...

Si foca me temo que Arcadi ha caido en el error de muchas personas inteligentes. Y es que estas personas se autoconvencen de estar en posesión de la verdad solamente porque son capaces de argumentar muy brillantemente sus opiniones.

Simón Suerte dijo...

Además de relamido, Arcadi me parece deliberadamente ambiguo, críptico y oscuro en la mayoría de sus textos.

lafoca dijo...

EM va a acabar mal, ya les detienen hasta a los policías que les pasan información.

Simón Suerte dijo...

No estoy decepcionado con ciudadanos porque nunca he llegado a ilusionarme con ellos.
Como no estamos de acuerdo con el funcionamiento de los viejos partidos politicos nacionales, vamos y creamos otro partido político nacional, que irremediablemente reproducirá los errores de este tipo de organizaciones. Los seres humanos nos comportamos básicamente igual colocados bajo los mismos condicionantes externos.
Y la primera en la frente: Su lider va y miente de forma descarada.
Los americanos lo tienen claro le permiten al presidente casí todo, menos que mienta, ese el pecado primordial. Acordemonos de Clinton tratando de no ser destituido, no porque una becaria se la chupara, sino por mentir, por decir que no había mantenido relaciones sexuales con ella. El argumento de:"No mentí, no existieron relaciones sexuales, porque para ello es necesario reciprocidad, y yo estaba tranquilamente repanchingado mientras me la lamía", siempre me ha parecido de lo bueno lo mejor.

Simón Suerte y Correctora de gAleradas dijo...

Precioso su café Fernando, del estilo del que nos gusta frecuentar, si viviesemos en Valladoliz no dude que seriamos de los clientes habituales

pipurrax dijo...

EL PAÍS
Uno de cada tres nuevos médicos en España ya es extranjero
...............................
...sí porque vamos a pedir la nacionalidad portuguesa

Boswell stoniano irredento dijo...

A mí es que los chicos buenos (medallas en natación, campeón de debate universitario, empleado de "La Caixa", felizmente casado, estudiante de doctorado, etc.) me dan malas vibraciones.

Yo sólo confío en los crápulas tipo Chema.

James Boswell dijo...

Aunque si Chema hubiera sido el candidato de Ciutadans tendrían que haber ideado otro cartel electoral. Vamos, digo yo...

mariola dijo...

Con 30 años, me siento estafada moral, cultural, educativa, social y políticamente por los progres, la izquierda, los rojos y todo lo que se le parezca.

lafoca dijo...

Ya me están acusando de estafa, ahora sólo falta que se querellen contra mí y pasar al grupo de las rañoninas.

mariola dijo...

Y económicamente, se me olvidaba.

lafoca dijo...

Siga, siga añadiendo cargos...

mariola dijo...

Ya está.

Anónimo dijo...

Así se habla Mariola. Si le apetece un carguito...

mariola dijo...

Foca, es usted una caja de sorpresas

lafoca dijo...

¿En qué la he sorprendido?

mariola dijo...

Era un decir...

viejo Casale dijo...

Una anécdota de cuando éramos jóvenes. Tenía un amigo heavy, un tipo muy carismático, que se llevaba de calle a todas las nenas. Uno de esos que parodógicamente sólo confiaba en los que como yo no le hacíamos casi la pelota. Un día se nos acerca un tercero, con una insignia del Che. Se le acerca al heavy y le dice, ¿mola eh?. Y mi colega el heavy dice, "bueno, el Che Guevara". A lo que el otro responde, "¿pero este no es heavy?".
"Pues no, no es heavy".
El tercero en discordia, cogió la chapa y la tiró al suelo.

Seguro que hay moraleja, pero no la pillo.

ártabro dijo...

¡Carallo, Mariola! Espero que lo que has soltado haya sido fruto de un pronto, de un sofocón. Es que no dejas resquicio de salida.
Vamos a ver: el conglomerado social lo componen individuos "de derechas, de izquierdas, progres y todos los que se parecen a estos últimos". Si aceptamos la premisa de que los de izquierdas, progres, etc. etc., son estafadores; sólo cabe una conclusión: los fetén, los honrados, los únicos, los legítimos, son…los de derechas.
Repito que supongo que fue una “arroutada” no muy meditada porque de lo contrario no serías nada original, a esa conclusión ya habían llegado antes que tú: Franco, Hitler, Pinochet, Videla, y un largo etc. de entrañables personajes. Todos ellos, antes de que tú nacieras, ya habían decidido que todos esos que mencionas eran una patulea de estafadores.
A estas alturas ya deberías saber, y creo que lo sabes, que la honradez no es patrimonio de ninguna ideología.

terreiro dijo...

Con lo de Rivera no les entiendo. Llevamos en este país aguantando una política corrupta y encanallada, pelotazos a mansalva, componendas con los nacionalistas de toda clase, defensas del statu quo del político frente a viento y marea y fundamentalmente frente al ciudadano. Y llegamos y nos escandalizamos y nos echamos las manos a la cabeza porque Rivera, a lo mejor, fue un poquito del PP. Porque parece que lo único que hizo fue firmar un papel. Nadie ha demostrado que pagase ninguna cuota (que es la prueba irrefutable de pertenencia a un partido), nadie ha demostrado que participase en actos, campañas etc, del PP. Me preguntó entonces en que consistía esa militancia, y el calibre de la mentira de la que se le acusa.
No me lo comparen con Clinton, porque la mentira de Clinton no fue en absoluto una mentira política, sino moral. Una mentira que le atañía no como presidente, sino como esposo y padre de familia, cosa que a los americanos parece que todavía les importa muchísimo y a nosotros no tanto, por eso no les entendemos. Nunca hubiese tenido que dimitir por mentir sino por su bajeza moral frente a su esposa y sus hijos lo que le incapacitaría, caso completamente contrario al de Nixon.
Por otra parte, no resulta curioso que todo este tinglado se monté justo después de las elecciones, algo que quizás el PP contempló como algo que daría de hablar de aquellos de los que no se hablaba y que, por ende, podía rebotarles y caerles en la cabeza.

Foca, me tiene intrigadísimo. Pero me parece que es su estilo.

lafoca dijo...

¿Le tengo intrigadísimo? Parece que no es el único...

devisita dijo...

Foca presumida :)

Furtivo dijo...

Simón, usted afirma:

"Como no estamos de acuerdo con el funcionamiento de los viejos partidos politicos nacionales, vamos y creamos otro partido político nacional, que irremediablemente reproducirá los errores de este tipo de organizaciones. Los seres humanos nos comportamos básicamente igual colocados bajo los mismos condicionantes externos."

Y a mí me gustaría creer que en una democracia tan poco participativa como la nuestra existe otra manera, aparte de ésta, de hacerse escuchar por el partido que gobierna.
Bueno sería que quienes disentimos con su política de abrazo al nacionalismo pudiéramos expresar nuestro reproche de otro modo.
Usted no puede hablarme de la fuerza del voto, en estas circunstancias; del castigo en las urnas, ya me entiende...
El voto al PP, usted comprenderá, no supone una alternativa para quienes procedemos de una ideología más o menos izquierdista. Izquierda Unida, parece participar hoy de esa estúpida sacralización de los territorios que supone la idea nacionalista y, por lo tanto, no nos sirve tampoco.
Estoy de acuerdo con usted en que el partido político tradicional es una institución obsoleta que debería ser sustituída por otra clase de instrumento de participación ciudadana más acorde con los tiempos; pero yo no conozco esa forma ni soy capaz de imaginarla; al menos no entra en mi cabeza que un istrumento de crítica, como puede ser este mismo blog, si usted me apura, pueda hacer suficiente presión sobre el dinosaurio socuialista como para que éste reconsidere su política. La pérdida de votos que supone -o amenaza con suponer- la aparición de un partido progresista que se opone a la insolidaria idea de patria, sí puede hacer que tiemblen, porque puede inclinar peligrosamente la balanza privándoles de esos pocos votos que logran que uno u otro dinosaurio alcance la codiciada mayoría.

Fernando Terreiro dijo...

Yo para animarles les diré que la creación de Ciudadanos en Valladolid no está teniendo nada que ver con la política tradicional. Con gentes que nada tienen que ver con el mundo de la política y que por otra parte no tienen ni un euro con el que contar. Pero aún así lo estamos intentando.

mariola dijo...

Artabro, no me atribuya palabras ni hechos que no son míos, cuando yo sólo me he limitado a exponer un pensamiento. No he ido más allá. Cíñase al texto, pues sacar conclusiones puede conducirle por el camino equivocado. Yo no califico a nadie, sólo digo cómo me hacen sentir a mi. Soy libre de hacerlo, ¿no?

Anónimo dijo...

Fuera Joaquín Aréstegui de este blog.

Anónimo dijo...

El usuario anónimo es Alvaro Alvarez o Iñarrea, ambos se expresan con el mismo totalitarismo.

lafoca dijo...

Mariola, la última frase sobra (con perdón), es una pregunta que usted sabe que sólo tiene una respuesta.

Por otro lado, admitiendo que usted hable sólo de sí misma y que sacar conclusiones de sus frases pueda llevar al error, estará conmigo en que es bastante improbable que los progres, la izquierda, los rojos y todo lo que se le parezca, se hayan puesto de acuerdo para estafarla sólo y únicamente a usted y que los no progres, no izquierdosos, no rojos y no parecidos hayan unido sus fuerzas para no estafarla sólo y únicamente a usted. De ahí colijo, no sé si Artabro también, que usted hablaba de una verdad más universal que su ombligo.

Caín dijo...

Decíamos ayer...

Sin novedad en el frente: el grupo "Oliñas vienen, oliñas van" desafinando a tres voces; lamáslistadelaclase jugando al "veo veo" y Terreiro poniendo vendas donde dice que no hay heridas.

¡Ya estoy en casa por Navidad!

Simón Suerte dijo...

Furtivo lo que nunca he tenido yo claro es que se trate de un partido progresista. Hay muchos progresistas ilusionados y trabajando en el proyecto, eso no lo pongo en duda.
A aclarar mis dudas no ayuda en absoluto el que su lider proceda de Nuevas Generaciones, uno de sus promotores se pase del EP al EM (periodico este muy de izquierdas) y ,por último, lo más importante: Chema simpatiza con dicho partido...

lafoca dijo...

Ya era hora caín, ya era hora. Con lo que le echo de menos. No se vaya tanto tiempo, jo.

lafoca dijo...

¿Sabemos si Ciutadans simpatiza con Chema? Sería totalmente esclarecedor.

Simón Suerte dijo...

Buena pregunta foca, que contesten Terreiro y James.

Simón Suerte dijo...

Furtivo, coincido con usted plenamente en el hastio frente a los nacionalistas y la tendencia al regionalismo de los partidos nacionales de izquierda.
Es increible como partiendo del internacionalismo estos han acabado derivando, en el caso español, en una defensa de lo local.

mariola dijo...

No creo que la pregunta de que si alguien es libre para expresar sus ideas sobre hoy en día, teniendo en cuenta que a unas tres horas en coche de donde nosotros estamos (Avilés, me refiero) tan cómodamente sentados y soltando lo que nos viene en gana por la boca hay gente que no lo es y que por decir lo que piensa corra el riesgo de que le peguen un tiro en la nuca, incendien su vivienda, amenacen a sus familiares o muchas otras cosas. Eso pasa aquí cerquita, no en un lugar remoto. Tomar un vino para cierta gente en un bar o ir a comprar el pan se ha convertido en algo imposible.
Sobre lo otro, lo de la estafa, es mi ombligo el que habla. Que me han dado gato por liebre, que me han hecho comulgar con ideas que no son tales, que me han hecho creer cosas que ni se las creen ellos, que me han contado historias que no existen... Supongo que el problema es mío por llegar a los 30 años y caer de la burra. Un poco tarde. Debería haber sido más inquieta intelectualmente y no quedarme sólo en lo que me contaban, sino confirmar yo misma las cosas.
Esto es todo. Voy como una moto, pues estoy en el curro y las prisas del cierre apuran. Disculpas por los fallos de expresión o gramaticals. No pienso hablar más de política.

lafoca dijo...

No me lleve por el camino de las analogías porque a cinco minutos de donde está usted, no a tres horas, tiene gente estafada económicamente, socialmente y culturalmente. Estafados verdaderamente, sin un euro, sin estudios y sin que los demás los miremos siquiera.

Protactínio dijo...

Don Fernando: en el estupendo blog de La Foca he visto una foto de su bar, chigre o garito. Cuando vuelva por Valladolid -mi alma mater universitaria, donde hice el doctorado- prometo visita. Soy gordo, tengo barba cana y fumo puros. De todos modos, arreglaremos una cita previa.

(Y otra de seguridad.)

terreiro dijo...

Amén Mariola, amén.

Yo simpatizo con Chema, y aparte de ello con Ciudadanos.

Si leen el ideario de Ciudadanos les aseguró que es progresista en el buen sentido de la palabra.

terreiro dijo...

Encantado Prota. Pero se tomará una cerveza, los caldos del bar son peleones. Luego ya se verá.

lafoca dijo...

¿Gordo? Otro que miente como un bellaco.

catalino dijo...

Sigo siendo simpatizante de Ciudadanos y no veo en su ideario -Nuestra razón de ser y compromiso- nada que excluya a personas que fueran de derechas o de izquierdas.

Lo del "entusiasmo pueril" lo vi en algunos de los que fueron y no en la mesa que presidía el acto.

Yo simpatizo con Fernando, Chema,...y demás habitantes de por aquí; con Marni y la literatura en especial.

Lluvia, niebla y frío. Me voy a darle a la "Suite Francesa".

marni dijo...

Eso de ROJOS, si lo dice en serio, solo lo dice un FACHA RECALCITRANTE.Esta es mi opinión.

marni dijo...

Catalino querido, gusto de coincidir en el tiempo y en el espacio virtual. Aquí, llueve.
Por cierto, ¿nano y blanco? ¿es que sarapo va a tener un niño blanco?Preciso un exégeta, hay comentarios que van más allá de lo críptico, po favo.

marni dijo...

Qué decepción, ya sé lo que es un iPOD.

ártabro dijo...

Sí, Foca, de eso hablaba.

ártabro dijo...

Quería decir:

Sí, Foca, eso colegía.

devisita dijo...

El poema es excepcional. Es tangible el vértigo que produce afrontar el silencio y la quietud, desnudos y solos, sin que nada distraiga ni permita inventar que hay algo más.

devisita dijo...

Cat, prescinda de Suite Francesa. De verdad que puede pasar sin ella.
La historia es grandiosa, el libro pequeñito.

lafoca dijo...

Voy a intervenir porque devisita igual piensa que está sola y pretende llegar hasta el 69...

devisita dijo...

Ipod no decepciona. No es un hijo, pero se le puede adoptar. Además, tiene numerosos complementos con los que entretenerse e invertir la pasta. Quiero uno exactamente como el de JJ...

devisita dijo...

Un poco de respeto, el 69 es de Ana y/o Pablo.

chema dijo...

Ok, Ok,,,y es que no me gusta esta esta expresión...
Tan OK...
Tan americana
Tan 0 Killer...
Tan...
Ni idea, de Aresteguri, no sé quién se oculta en ese nickc,
...
Llego casa y me encuentro con esta mezcla de ideas....
A LA MAYORÍA OS IMPORTAN 3 Ó 4 IDEAS COMUNES. OS TENGA EN CUENTA, SABED QUE OS DOY INFINTAS GRACIAS,,, TAMBIÉN A TÍ...infinitas.....
me despido...
Os quiero a todos lo mismo, pero más a algunos :-)

chema dijo...

;-)
:-)
:-)
:-)
:-)
Yaehhh....

Anónimo dijo...

este blog se esta covirtiendo,en una cosa sin sentido y encima, de derechas (de la derecha extrema)y digo cosa por decir algo, que no lastime el intelecto de alguno .
comentarios, como los de mariola dan pena penita pena y el bocero
del pp, es lo maximo.perdonen las molestias, por imtroducirme en su casa sin permiso. gracias.

Anónimo dijo...

que eso, una mujer de 30 años hablando de rojos, no lo puedo ni creer; por mal camino anda

James Boswell dijo...

chema dijo...
Ok, Ok,,,y es que no me gusta esta esta expresión...
Tan OK...
Tan americana
Tan 0 Killer...
Tan...
Ni idea, de Aresteguri, no sé quién se oculta en ese nickc,
...
Llego casa y me encuentro con esta mezcla de ideas....
A LA MAYORÍA OS IMPORTAN 3 Ó 4 IDEAS COMUNES. OS TENGA EN CUENTA, SABED QUE OS DOY INFINTAS GRACIAS,,, TAMBIÉN A TÍ...infinitas.....
me despido...
Os quiero a todos lo mismo, pero más a algunos :-)
-------------------------------

Lo que les decía: un crápula. Queremos a Chema para president de la Generalitat. Tiene los mismos hábitos de fin de semana que Maragall.

Furtivo dijo...

Ser de derechas o ser de izquierdas -los años han terminado por enseñarme esto- No presupone estar en el camino absolutamente correcto o hallarse completamente equivocado. Sentirse o decirse de izquierdas -o de derechas- no es, necesariamente, garantía de hunestidad. Lo que desde luego no me parece aceptable es la negación o la exclusión apriorística del otro por razones simplemente ideológicas; eso sí descalifica, desde mi punto de vista, a la persona que excluye, convirtiéndole en un fanático situado en una posición predemocrática.
Si en este blog todos fuésemos de izquierdas y no permitiésemos expresarse a quienes se sienten conservadores, podríamos considerranos una secta. Lo mismo, naturalmente, ocurriría si la situación fuese la opuesta.

lafoca dijo...

El 69 fue de Chema y a lo que se intuye parece que no sólo el mensaje.

chema dijo...

Jambrina, no me des de beber a las 4 de la mañana.
No les quiero a ninguno, al menos ahora.
Y yo no tengo los hábitos de Maragall, joder.

Anónimo dijo...

Y el señor presidente del gobierno, autodeclarándose "rojo". No sé....¿qué opinan eso? ¡Vaya faena!
¡y a mi que me lo expliquen!