16 de noviembre de 2006

CONVERSACIONES EN LIMA

Hay veces que pienso que las novelas cuentan alguna verdad. No logro acostumbrarme a las mentiras.Preguntada nuestra guía turística en Lima por el lugar donde Vargas Llosa sitúa su conversación más famosa, nos contestó que "por supuesto, esa Catedral es la Santa Iglesia Catedral de Lima".
Lima nos la ha mostrado un amigo desconocido, culto, tranquilo y educado.Nos ha mostrado Lima en sus cicatrices, sin maquillaje porque ya sabemos que el "cielo azul" ni es cielo ni es azul
Visitamos Barrancos, precioso barrio, el barrio donde vivió mucho tiempo Mario Vargas Llosa. Ya vendió su casa. En Barrancos también anduvo mucho Chabuca Granda y allí queda el Puente de los Suspiros. Nos cuenta el amigo que "la flor de la canela" está inspirada en una buena amiga de Chabuca.
-Oye, Antonio, ¿cómo véis los peruanos a Mario Vargas?
-Pues no sé...ustedes dirán mejor... ahora ya es súbdito español.
La vida va siendo un solo dilema. ¿Qué piensa usted de Vargas?

25 comentarios:

simón suerte dijo...

Durante mucho tiempo me negé a leer sus libros, era un traidor, un chaquetero.
Cosas de juventud, de esa dorada época en que se tienen todas las respuestas para todas las preguntas. Más tarde descubres que tus certezas se sustentaban en el aire, que no te habías parado a analizar seriamente el espiritu humano, y ni tan siquiera conocías muy bien el tuyo propio. Entonces cambias, y en algunos de aquellos que creiste traidores descubres que simplemente eran más viejos, estaban mejor informados o eran más inteligentes.
Esto me ha sucedido con Vargas LLosa, ahora leo con placer sus artículos dominicales en el Pais, y sus opiniones no parecen las de un ultraconservador o un "neocon", sino la de una persona instruida, brillante y con una gran experiencia. Un liberal en el mejor sentido del término. No coincido con sus opiniones con frecuencia, pero no me niego a leerlo y a tratar de comprender sus argumentos.

Ártabro dijo...

Jambrina, pregúntele usted a Antonio si es gallego. Ese responder con otra pregunta me suena familiar.

Claro que las novelas “cuentan alguna verdad”, pero las buenas, que son, generalmente, las menos autobiográficas. Los malos novelistas, los que se limitan a “novelar” sus pasadas experiencias, no suelen ser más que unos mediocres que, carentes de méritos para escribir sus memorias, camuflan su mediocridad
-creativa y vital- bajo la apariencia de ficción.

Ártabro dijo...

Claro que las novelas “cuentan alguna verdad”, pero las buenas son, generalmente, las menos autobiográficas.

Fernando Terreiro dijo...

Las novelas (las buenas) cuentan una verdad fundamental: que un hombre, en un momento dado, sintió la extraña necesidad de ponerse a escribir, de esa experiencia real, documentada dan cuenta en primer lugar las novelas. La extraordinaria verdad de que el hombre necesita, desde el principio de los tiempos, contarse cosas. Luego en ellas hay otra extraordinaria verdad, que otros hombres llegan y las leen con placer, con dolor, con rabia y continúan haciéndolo a pesar de los pesares. Hay más v erdades pero me las callo.
El Vargas Llosa de Conversación, de La casa verde y otras muchas es uno de los mejores escritores en este idioma de todos los tiempos. Habría que analizar nuestra idiotez, Simón, yo tampoco lo leí hasta que no fui más mayor por hacer caso de estúpidas, esas sí, mentiras.

Anónimo dijo...

que bien, el liberalismo (mentira)
capitalismo oculto, puro y duro
como escritor no opino (mejor),pero
como pensamiento politico, se pregunten en peru, que es su tierra.

Anónimo dijo...

con la edad, lo logico es madurar.las estupidas mentiras, no son protocolo de ser mayor, como si ser mayor, fuese una fuente de pensamientos y reflexiones hacia lo mas sensible, lo mas humano, en la mayoria de las veces es al reves

paco maigo dijo...

La aventura política de Vargas es una de las mayores catástrofes jamás contada. Le ganó ¡Fujimori¡

beilis dijo...

Vargas se ha llevado bien con Felipe González, coqueteado con Aznar y ahora ¿se lleva bien con Zp?

catalino dijo...

Desde La ciudad y los perros. Seix Barral 1971 ( la foto es la misma )
Uno detrás de otro. Sin descanso. Unos más y otros menos.

Ahora no recuerdo si ya le dieron el Nobel o tiene algún carné.

heptafon dijo...

JJ: es usted todo un mitómano.

viejo Casale dijo...

Yo he leído "Conversaciones en la La Catedral", de Manu Leguineche, Patxo Unzueta y Segurola.

De Vargas sólo "La ciudad y los perros".

James Boswell dijo...

¿Algunas, Juanjo?

¡Muchas!

ana dijo...

Creo que ya he comentado alguna vez por aquí que me gusta mucho Vargas Llosa. He leído todas sus novelas salvo EL Paraíso en la otra esquina que me pilló con el pie cambiado (más bien con mucho pañal por cambiar), y que seguro que tendrá su momento. Todavía lo releo, con la ventaja de que entiendo las novelas desde el principio: La ciudad y los perros --a mis diecisiete años-- resultó durilla hasta la mitad, luego fue puro placer.

catalino dijo...

Árt, 'Madame Bovary c'est moi'
Ana, sin pañales que cambiar me pasó lo mismo.
Devisita, tu turno: retuerce el pañal o mejor el "uno detrás de otro. Sin descanso. Unos más y otros menos." Plis.

devisita dijo...

Cat, los pañales fueron oportunamente cambiados.
Los libros de este Sr también leídos y ya he opinado algo en anteriores post al respecto.
Como saben, a mí, quién me gusta globalmente (ideológicamente y como escritor), es DON ALFREDO y, con su inmediación, DON JULIO RAMON a quienes nuestro anfitrión viajero escatima esfuerzos. El sabrá por qué.
Me ha llamado la atención ver la tendencia generalizada de los participantes del blog a ladearse a la derecha conforme cumplen años. ¿Tiene eso explicación médica?

sarapo de vuelta y media dijo...

No querido Hepta, no me guía el mito. Al menos, en este caso. Yo ya no llego ni a nostálgico entre tanto escepticismo como desayuno entre los cereales de la mañana. Y ya decía Gide que toda nostalgia es un fervor decaído...

sarapo dijo...

Pero no es el tema. Barrancos es un precioso barrio de Lima. Uno de los cuatro transitables.
Lima tiene treinta y cuatro distritos. Para ver, y digo ver, el resto es necesario no un guía sino un amigo que te lleve de la mano, que pare el auto para que hagas fotos a determinados asentamientos de chabolas (llamados barrios o pueblos jóvenes)
A Vargas le he leído mucho y es el mejor pintor de Lima y del Perú. Hace mucho que no le leo.
Mi pregunta venía por la viabilidad política de un proyecto como el de Vargas Llosa. Un tipo con la vida resuelta se tira a la piscina ante el cúmulo de disparates cometidos por el aprista Alan García con un proyecto neoliberal que incluía el despido de muchos funcionarios inútiles, por ejemplo.
Le ganó un chino casi analfabeto que puso de primer ministro a un espiritista.
En estos momentos leo con avidez un libro prologado por Mario Vargas titulado COMO FUJIMORI JODIO AL PERU.
Hay que arreglar aquello. Hay una segunda oleada de planteamientos arraigados en el castrismo: Evo, Chávez, Correa, Humala, etc
El dilema ¿Proyecto Vargas o Proyecto Ollanta?

braulio dijo...

DEVISITA: no sólo cumpliendo años se ladea uno a la derecha. También hay gente del PSC que vota a Ciutadans que como todos sabemos es un partido formado por gente que, por las noches, hace las portadas de La Razón.
Va a haber que buscar otra explicación más consecuente y responsable con el propio devenir de cada cual...

Fernando Terreiro dijo...

Devisita: Yo es que si a los veinte o ventitantos años me hubiese ladeado a la izquierda hubiese caído en un abismo desconocido y sin fondo.
Braulio si usted se lee el ideario de ciudadanos y me dice en que puntos exactos es de derechas se lo agradecería. Por enterarme, nada más.

catalino dijo...

Yo de joven era tonto: creía que sabía algo e iba por el buen camino. Ahora que sé mejor lo que quiero ya no tiene remedio: el camino está andado. Voy centrándome con píldoras (Del lat. pillŭla).

Un mundo para Julius y tira millas, Devisita. Gracias por aquel aviso de D. JULIO RAMÓN.

¡Y tres! Ya.

Anónimo dijo...

usted politicamente, no se entera de nada,parece ser,o no quiere
ver imagen,en tv de tres diputados de un parlamento autonomico,puesto en pie,cantando a cataluña menos ellos,me parece patetico;ser de izquierdas o derechas,no entro
pero mucho me temo,que izquierdas ciudadanos,va a se que no.

Anónimo dijo...

menos mal, que lo reconoce.otros
no somos asi de sinceros

Anónimo dijo...

perdonen por las tildes, los puntos y las comas, no me gustan mucho

Ártabro dijo...

¿Habrá que recordar que el mundo no es unidimensional? Hay opiniones que le hacen a uno creer que a muchos así les parece. Parece ser, según el razonamiento de esos opinantes, que el mundo en que vivimos es un simple segmento de recta al que podríamos llamar
A-B; y que, por consiguiente, cada vez que cada uno de nosotros se desplaza por el segmento sólo pueden ocurrir dos cosas:
Cosa 1. Si te alejas de A, ¡te acercas a B!
Cosa 2. Si te alejas de B, ¡te acercas a A!
Con el simple esfuerzo de imaginarse un mundo bidimensional (ni siquiera tridimensional) nos daríamos cuenta de qué podríamos vivir fuera del segmento A–B y, por lo tanto, en un plano que configuraría nuestro nuevo hábitat. En este nuevo mundo podríamos desplazarnos libremente en cualquier dirección y esta libertad de desplazamiento nos permitiría, al igual que cuando residíamos en el segmento, alejarnos de A y acercarnos a B y viceversa, pero, también, podríamos alejarnos A y, simultáneamente, alejarnos B y viceversa.
¡Coño, que descubrimiento! Puedo alejarme de A y también de B. ¡Joder, puedo alejarme de A y mantener la distancia con B! ¡Hostias, y se pueden dar más combinaciones!
No quiero ni imaginarme las cosas que podría hacer viviendo en un mundo tridimensional.

La traslación a la realidad resulta obvia sustituyendo A y B por izquierda y derecha.

Contra el jodido dilema de A y B luchó denodada y heroicamente el asno de Buridán. El pobre murió de hambre en el empeño sin resolverlo. ¡Claro, era un asno!

Anónimo dijo...

A y B falto la C.todo un cuento chino.