1 de agosto de 2006

MUJER...

96 comentarios:

ch dijo...

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera una luz propia y nos enciende
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada
desbarata por una vez la muerte.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

(M. Benedetti- J.M. Serrat).

ch dijo...

Woman I can hardly express
My mixed emotions at my thoughtlessness
After all I'm forever in your debt
And woman I will try to express
My inner feelings and thankfulness
For showing me the meaning of success

Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo
Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo

Woman I know you understand
The little child inside of the man
Please remember my life is in your hands
And woman hold me close to your heart
However distant don't keep us apart
After all it is written in the stars

Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo
Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo
Well

Woman please let me explain
I never meant to cause you sorrow or pain
So let me tell you again and again and again

I love you, yeah, yeah
Now and forever
I love you, yeah, yeah
Now and forever
I love you, yeah, yeah
Now and forever
I love you, yeah, yeah

(J. Lennon).

foca de vuelta dijo...

Al histórico (si la historia puede nacer en los 90) eslogan de Julieta, María y Mónica le han añadido ese "te quiero" que no sé si lo desvirtúa o lo complementa...

ch dijo...

Foca, ¿Dónde estaba, que hasta le cambiaron la hora?
Le apunto en la lista del ferragosto (ver lo de ayer).

Anónimo dijo...

Creo que lo mejora, Foca, lo mejora.Locas, agitadoras, rebeldes, desobedientes, subversivas, brujas, callejeras, grafiteras, anarquistas, feministas. Lesbianas y heterosexuales; casadas y solteras; estudiantes y oficinistas; indias, chotas, cholas, birlochas y se–oritas; viejas y j—venes; blancas y morenas, somos un tejido de solidaridades; de identidades, de compromisos, somos mujeres, MUJERES CREANDO.

"Utopía: cabalgadura que nos hace gigantas en miniatura"

La historia de las mujeres siempre ha estado encubierta, invisibilizada por el sistema al que no le conviene el cuestionamiento, el enfrentamiento y el desenmascaramiento; Mujeres Creando no quiso ser parte de eso y decidió tomar lo público, la calle, como escenario de una forma de vida en la que las utopías se abren camino entre los espinos.

Una mujer dispuesta a luchar por sus sueños y por su libertad es incontenible, la suma de las utopías de tres mujeres es invencible, sólo hace falta que esas fuerzas se encuentren. Y eso ocurrió en 1992, dos años después del regreso de María Galindo y Julieta Paredes de Italia, a donde fueron exiliadas, aunque sin ese rótulo; ambas sufrieron un exilio sexual, humano y político.

Julieta y María regresaron a Bolivia en 1990 convencidas de que debían construir un espacio de mujeres en el país; lo habían intentado en Italia con algunos j—venes bolivianos, pero la experiencia fue frustrante, estos varones concebían la comunidad como un lugar donde las mujeres debían realizar el trabajo doméstico y ellos ser atendidos.

As’ fue como nació— la comunidad Creando, en una casa ubicada en la laderas de Villa F‡tima, en Las Delicias, nombre más que acertado para construir la coherencia con lo privado, porque María y Julieta habían hecho una elección existencial: como pareja no querían construir un mundo individualista, ni tampoco una estructura de familia. Su propuesta política era clara, querían hacer una comunidad de mujeres, cuyo fin no fuera únicamente la unión de necesidades, aunque eso terminó— siendo, cuando la cotidianidad pasó a ser protagonista.

"Procrearemos frutas dulces de una nueva sociedad y no cizaña machista que destruye la humanidad".


Mientras la comunidad Creando crecía, también crecía un sentimiento de frustración—n, porque el trabajo que se hacía con la zona no trascendía más allá, aunque reivindicaba la comunidad heterogénea. En ese momento comenzó— un proceso de acercamiento con algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) cuya actividad a nivel de barrios tendía a confundirse con la de la comunidad; pero casi de inmediato se tomó una distancia critica pues no generaban un proceso de transformación—n; luego las diferencias con las ONG se profundizaron mas aún.

Mar’a y Julieta lanzaron entonces la propuesta a las mujeres: era necesario que la comunidad Creando se apropiara de su voz, que se apropiara del espacio público, pero no hubo la fuerza para responder al desafío. Un espacio público era intimidador y abrumador para algunas mujeres; para otras, para las que provenían de movimientos universitarios, campesinos o sindicales, era innecesario.

"Buscamos una mujer fiera, una mujer tierna, una mujer verdadera".

Las intuiciones las acercaron, Julieta y María se encontraron con Mónica Mendoza en 1992 en una asamblea universitaria, y a ella también le quedó muy claro que había la necesidad de un espacio público desde esa propuesta comunitaria de Creando;

mecanikong dijo...

Caramba, vaya pintada más anticuada, para estos tiempos y estos lugares.

mecanikong dijo...

Ah, es en Bolivia. Sorry.

mecanikong dijo...

Y el te quiero lo mejora.

Viejo Casale dijo...

"he matado a mi padre, te he visto las tetas y tiemblo de alegría".

((histórico graffitti del bºdel Carmen, en Vcia)

sarapo dijo...

Casale, usted gana.

Simón Suerte dijo...

Chema, su primer post de hoy me ha recordado el concierto de Serrat en Gijón de hace un año: Sarapo, Mecanikones (todavía sólo dos), usted y yo. Ah! Y también aquella loca con acento sudamericano que no paraba de darle la turra a Serrat.

Simón Suerte dijo...

Buenísimo ese graffitti, Casale.

Suerte de Galeradas dijo...

Bienvenida de nuevo a esta su casa, señora Foca. La echábamos de menos.

Suerte de Galeradas dijo...

Mecanikong, ¿cómo demonios sabe usted que el graffitti es de Bolivia? ¿Es que el embarazo le ha proporcionado poderes sobrenaturales? ¿Qué tal el futuro Mecanikoncito?

mecanikong dijo...

Véase y léase "usuario anónimo 1:30 PM".
Muy bien, ¿y ustedes?, ¿su nueva casa?

Viejo Casale dijo...

Mi hermana va a Asturias unos días. Creo que ha sucumbido al mito astur. Claro que ahora mismo vivir en Valencia es una odisea.

mecanikong dijo...

¿Le gustan los fartones y los borrachos a su hermana de usted?

ch dijo...

Sale el sol y se arregla algo el día, siesta de verano.

sarapo dijo...

Foca, con retraso.
El AGUAVIVA (Lanzarote) es lo mejor que nos ha pasado este verano, en términos gastronómicos.
Puede que esté entre los tres mejores sitios donde uno ha comido.
Gracias por el consejo.

foca de vuelta dijo...

Me alegro de que Luis siga dando bien de comer y de que a usted le haya gustado.

sarapo dijo...

¿Sabe usted que ha cambiado de sitio?
¿Sabe usted que hay mucha voluptuosidad y mucha tensión en cada plato que asoma de la cocina?
Ya sabe lo que decía Néstor Luján: el gran momento de la vida se produce al entrar en un restaurante con una mujer querida o con una pareja de amigos de toda la vida.
Imagínese si se entra con ambos.

sarapo dijo...

Por cierto ¿son del mismo Avilés o de alguna pedanía cercana?

ch dijo...

Néstor Luján estaba gordo-gordo. Es lo que tiene el comer tanto.

catalino dijo...

Chema, y a mí... a ratosxdias.

sarapo dijo...

Chema, cambie de destino turístico. Cuba le está diciendo ¡Cómeme¡
Ya sin Fidel no tiene disculpas.

ch dijo...

No le entiendo, Catalino.
Dedicar un libro a la comida y ocupar tiempo en la gastronomía me parece una chorrada.
Cuando la vida empieza la cuesta abajo se encierra uno en la cocina y empieza a hacer salsas.
Veo que un afamado autor inglés de la cuerda de Amis y esos ha sacado un libro en el que habla de cocina, se ve que ya no tiene nada que decir.

No descarto comprarme la Termomix esa y el libro de Simone Ortega. En ese caso sabré que todo ha acabado.

sarapo dijo...

Chema, es totalmente compatible disfrutar de la comida y no estar gordo.
Entre figón y figón, dieta DASH.

ch dijo...

Pongo champagne a enfríar y me siento a esperar el hecho biológico.
Cuando vuelva la mafia y los casinos a La Habana, cuando el Padrino II vuelva a ser realidad. Entonces iré a Cuba.

sarapo dijo...

Chema, no siga diciendo boutades veraniegas.
¿Se ha leído LES DUES GERMANES? Creo que lo escribe un tal Arcadi Espada...

catalino dijo...

Que me apunte a la lista de ayer... si quiere ¡leñe!

ch dijo...

Juanjo, siento ser yo quien se lo diga, ya es hora de afrontar la verdad:
Todo lo que exceda el artículo periodístico en Arcadi Espada es totalmente infumable.

ch dijo...

Ah!
Entendido y apuntado.
Gracias, Catalino.

ch dijo...

Ahora salgo a resolver unos asuntos fundamentales.

Caín dijo...

Cuba: ni sumisa, ni devota. Te quiero libre, linda y loca.

Suerte de Galeradas dijo...

Chema, sepa usted que antes de casarnos compramos el libro de Simone Ortega. Fácil de leer y muy útil, eso nos pareció. No lo hemos usado NUNCA. Me temo que es el triste destino de la mayor parte de los libros de cocina.

mecanikong dijo...

www.pistoynopisto.com

Comer y cocinar: 2 placeres.

lafoca dijo...

6:27 PM
sarapo dijo...

Por cierto ¿son del mismo Avilés o de alguna pedanía cercana?


He recabado información para no volver a meter la pata (siento haberles dirigido hacia el aeropuerto). Luis Miguel vivió desde pequeñito en la calle de La Fruta, en el número 37 para ser más exactos. Antes dr irse a Lanzarote tuvo una tienda de ropa en San Bernardo, a principios de los 80 y por lo que me cuentan de lo más in para el Avilés de la época.

ch dijo...

Me he comido un tomate y antes unas anchoas.

lafoca dijo...

Va a pasar sed esta noche, ya verá.

ch dijo...

...y hambre.

Fernando Terreiro dijo...

Cuba es el antídoto perfecto para los que todavía creen en ciertas cosas (como yo, cuando fuí), la ideología, el materialismo histórico y la historia tal y como la había concebido hasta entonces se me hundieron simultáneamente. La mujer en casa y con la pata quebrada, uf! cuidado, que viene, que no me da tiempo a editar....

foca castrista dijo...

¿La mujer en casa y con la pata quebrada? ¿Seguro que era Cuba?

sarapo dijo...

FOCA: Aguaviva sigue cerca del aeropuerto, en mitad del populoso barrio de Playa Honda, paredaño con Guacimeta, aeropuerto de la isla. Pero renunció,al parecer, al primitivo local. El que tiene ahora puede que sea algo impersonal pero es muy agradable.

foca aterrizando dijo...

Vale, entonces sigue por el aeropuerto pero dos o tres calles más allá.

Anónimo dijo...

MIL VECES NO
La razón de la sinrazón que a mi razón se hace.

Imbécil:

Tenías que estropearlo, como siempre; es que puede más que tú. Pero no te pienses que voy a volver a darte la última oportunidad.

Eres como los demás. Al principio pensé que eras diferente, pero te pasa lo que les ha pasado a todos: que no te enteras; perdona que sea tan dura contigo, pero tu problema es que no te enteras de nada, no te has enterado nunca y no te vas a enterar en mil años. Tú eres así.

¿Tan difícil era entender una palabra tan sencilla como “no”? ¿Tan metido estabas en tus libros de mierda? ¿Es que no escuchabas cuando te hablaba, o qué? Bien que entendías lo que te decían las demás, aunque te lo dijeran en ruso, como la rusa de bote aquella; pero a mí no, a mí ni puto caso. A la rubia esa de las gafitas sí que la entiendes, que cuando te conviene bien que te enteras, pero a mí no, a mí ni puto caso. Y con la franchuta fue llegar y besar el santo, y eso que el poco francés que sabes te lo he enseñado yo; pero a mí no, a mí ni puto caso.

¿Pues sabes lo que te digo? Que te cunda.

¿Por qué no te tomaste la molestia de adivinar que cuando te decía que no, te estaba pidiendo que me preguntaras qué quería decir con “no”? ¿No veías que te estaba diciendo que no porque quería que supieses que yo sabía que tú sabías que yo sabía que tú no estabas seguro de que yo estuviese segura de que tú estabas seguro de que lo que yo quería era hacerte intentar que yo intentara que tú intentaras que yo intentase que lo intentases, imbécil?

Fernando Terreiro dijo...

Lo de la mujer de la pata quebrada es una broma mía, lo que no es una broma es que las mujeres en Cuba lo que tienen lamentablemente quebrado es la vida y la dignidad.

foca lectora dijo...

Así se habla. Di que sí. Bueno, di que no.

foca cubana dijo...

11:21 PM
Fernando Terreiro dijo...

Lo de la mujer de la pata quebrada es una broma mía, lo que no es una broma es que las mujeres en Cuba lo que tienen lamentablemente quebrado es la vida y la dignidad.


¿Y quién se las quiebra?

ch dijo...

El sucesor de Castro, su hermano Raúl, tiene 5 años menos que él. Vaya par.

Se va a acabar, se va a acabar...la dictadura militar.

Hasta mañana. Sean felices y coman todo lo que puedan.

Les dejo con una foto de Nestor Luján, que de comer sabía lo suyo:
http://html.rincondelvago.com/
files/7/7/2/
000127720.png

Fernando Terreiro dijo...

¿Quién va a ser? Los EE.UU, por supuesto.

asurbanipal dijo...

Pienso, con muchos, que el régimen cubano ya es historia y que en cuanto muera Castro, castristas, cuatro y mariconsón el último.
La historia, tantas veces repetida.

foca cubana dijo...

Castristas, ahora mismo y desde el "período especial", ya no sé si habrá ni cuatro. Raulistas no hay ninguno, nunca hubo ninguno. Raul Castro siempre ha sido desdeñado y casi diría que odiado por una amplia mayoría de la población.
Terreiro, puede decir de coña lo de los EE.UU, pero casi que me gustaría que me contestase en serio a mi pregunta.

recién llegada dijo...

¡Genial el diálogo del tomate y las anchoas!! Mi sonrisa fue más grande que el hambre y la sed.

Fernando Terreiro dijo...

Dios le oiga, Asur.
Mira, Foca, que has venido guerrera. Se lo quiebran desde el CDR de su manzana, hasta el último miembro del Partido Comunista. Se lo quiebran todos los asquerosos turistas que van allí con el único propósito de ver que sacan de su situacíón extrema, se lo quiebran el silencio impuesto, las tiendas vacías, se lo quiebra el barquito en donde Antonio Gades pasaba sus jornadas, se lo quiebra nuestra estúdia condescendencia...
Pero esto no son cosas para este blog. Humor y distancia y perdón.

ch dijo...

Buenos días.
19ºC. 88% Humedad. Cubierto.

Buenos días.

JLGM en LVA:
Tú serás rey.

A mi edad ya no me extraña nada, ni siquiera encontrarme el Big Ben en la plaza de San Marcos o que me ofrezcan ser rey como las brujas a Macbeth. Tomaba yo un martini en la terraza del Quadri, uno de los últimos días del pasado otoño, cuando ya los turistas empezaban a escasear y la amenaza del aqua alta estaba cada vez más presente, y de pronto un querido fantasma se para delante de mí, sonriente. Había pasado un cuarto de siglo desde la última vez que nos vimos, pero le reconocí de inmediato: «¿Jeremy!».

Me sorprendió verle solo. En Coimbra nunca estaba solo. Era inglés, pero vivía en París. A todas partes le acompañaba Philip, unos años mayor que él, muy fornido, siempre atento a sus menores deseos; más que su amigo parecía su edecán o su guardaespaldas. Tenía también una pequeña corte: dos o tres compañeras de curso revoloteaban en torno a él, y a veces se les añadía algún profesor. Le recuerdo en el Mandarín o en el café Arcadia, elegante y distante, dejando que los demás hablaran (pero todos se quedaban en silencio en cuanto él hacía ademán de ir a decir una palabra). Me extrañó encontrarlo una noche, sin Philip, en el parque de A Sereia. Desde entonces intimamos.

Sus padres se separaron definitivamente cuando él tenía diecisiete años. Los veía poco, incluso antes del divorcio. La madre, judía, se había ido a vivir a Tel Aviv; el padre, un alto cargo de una empresa petrolífera, hoy estaba en Londres y mañana en Caracas o en Hong Kong. Compensaba sus ausencias con la puntualidad y generosidad de los cheques mensuales.

Jeremy era un seductor involuntario y nato. Le bastaba entrar en un sitio para que todas las miradas se fijaran en él. En los días de Coimbra tenía veinte años y ya estaba harto de esa cualidad suya, que le había dado más problemas que otra cosa. En Philip, de perruna fidelidad, había encontrado la protección adecuada. Naturalmente, yo tampoco había sido insensible a su encanto, que no había disminuido con los años. Se sentó a mi lado sonriente, pidió no sé qué bebida y, como si fuera la cosa más natural del mundo, me preguntó: «¿Quieres ser rey?».

Y yo, en broma: «¿Contrato temporal o indefinido? ¿Cuál será el sueldo base? ¿Cuántos días tendré de vacaciones?».

No le pregunté qué hacía allí, cuánto tiempo llevaba en Venecia, dónde se alojaba (probablemente no en un prosaico hotel, sino en el palazzo de algún amigo). Él se dirigió a mí como si nos encontráramos en la cantina de la Facultad, como si acabáramos de salir de la clase en que Carlos Reis nos hablaba de Eça de Queiros, y yo le respondí de la misma manera. Los años me han vuelto infantil y egoísta. Acepto todos los regalos, todos los creo merecidos, y no le busco ni tres pies al gato ni vana lógica al absurdo de vivir.

Súbitamente el cielo se nubló y comenzó a soplar un viento bastante frío. «¿Qué te parece si pasamos dentro?», le hizo una seña al camarero que se acercaba y yo les seguí a ambos con mi vaso en la mano. No había vuelto a ver a Jeremy desde el verano de 1980. Yo regresé a Coimbra al año siguiente, pero él no. La vieja historia tan manoseada por mí en prosa y verso ocurrió ese otro verano. En 1980 no ocurrió nada. A Jeremy lo admiraba como a un ser de otro mundo. Y desapareció como desaparecen las apariciones, dejando sólo un vago perfume en la memoria.

«¿Has oído hablar del reino de Redonda, cuyo monarca es Javier Marías? Pues algo así es lo que yo te ofrezco. Resulta que entre Barrow-in-Furness y la isla de Man, al oeste de Inglaterra, hay una pequeña isla, un islote más bien, llamado Piel. Yo te ofrezco ser rey de Piel. Podrás otorgar títulos nobiliarios, nombrar embajadores...»

«Sí, sí -traté de seguirle la broma-, ya sé que en Redonda el Duke of Megalópolis es Francis Ford Coppola y el Duke of Malmundo mi ex amigo Villena».

«En Piel sólo hay un castillo, siete casas, tres vecinos y medio centenar de focas. Lo ideal para un misántropo como tú. Porque sigues siendo tan misántropo y apartizo como en aquellos días de Portugal, ¿no es cierto?».

«Cierto. Cuanto más conozco a los hombres, más me gustan las focas».

«En el castillo, naturalmente, hay un fantasma. El de Lambert Simnel, que se decía conde de Warwick y heredero legítimo del trono inglés. Allá por el siglo XV intentó derrocar a Enrique VII. Me parece que fue a Enrique VII, no me hagas mucho caso, la historia no es mi fuerte. Lo cierto es que de entonces data el título de rey de Piel. Acaba de abdicar, por motivos de salud, el último monarca. No tiene hijos varones y por eso se busca un sucesor (en Piel aún no se ha abolido la ley Sálica). Mi padre, que es de Barrow-in-Furness y continuamente hace sustanciosas donaciones al municipio, me ha ofrecido ese honor a mí y yo te lo ofrezco a ti. ¿Aceptas? No te negaré que el monarca absoluto de Piel (allí no hay constituciones ni cosa por estilo) tiene también sus obligaciones. La principal de las cuales es atender al Ship Inn, el único pub del reino. La misión del monarca es servir cerveza bien fresquita o buen whisky de las Tierras Altas escocesas o un desayuno inglés con sus huevos con pancetas y otras gollerías. No demasiado trabajo, ciertamente, porque las focas no suelen frecuentar el pub ni tampoco Lambert Simnel, que fue un excelente bebedor, aunque no tanto como su padre, un marino mercante que murió de una borrachera. En verano suele alquilarse la media docena de casas y en el ferry que funciona por entonces llegan algunos excursionistas de Blackpool que van y vienen en el día. No hay gas ni electricidad, sólo un generador no demasiado fiable, y un buen montón de troncos para alimentar la chimenea. En invierno, el reino de Piel queda aislado y, en caso de urgencia, es necesario pedir por radio una barcaza que se anime a llegar hasta allí. Durante largas semanas de invierno el aislamiento es total. Los días de lluvia y mar embravecido podrás sentirte como Neptuno, señor de un reino submarino».

«¿Sabes una cosa, Jeremy? ¿Sabes una cosa? Que ser rey es demasiado para mí, que yo no soy ambicioso. Acepta tú ese puesto y nómbrame primer ministro o ministro de economía o encargado de dar de comer a las gaviotas. Lo que quieras. Contigo, aunque sea en una cáscara de nuez, me sentiré el rey del mundo».

Cosas así había pensado yo en Coimbra y nunca me había atrevido a decirle nada. Muy al contrario, disimulaba todo lo posible el gusto que me daba verle. No quería parecer uno más de sus babeantes adoradores. Los años me han vuelto menos tímido. Más infantil. Pido, al instante, lo que quiero. Y más filósofo: no lloro ni pataleo si, como es habitual, no lo consigo. Pero a veces lo consigo.

Jeremy sonreía. Y yo, allí en el Quadri, mientras una súbita lluvia azotaba la plaza, sentí de pronto que era dueño de fabulosos tesoros y que no había rey que pudiera comparárseme.

mecanikong dijo...

Un factor humano, nostálgico de Hyman Roth, da hoy el salto a la madurez. Feliz cumpleaños.

ch dijo...

Es usted la primera mecanikong.
Gracias.

Anónimo dijo...

chema ¡feliz cumpleaños¡

mecanikong dijo...

Es espeluznante que un taxista te pregunte tu opinión sobre Cuba, y al decirle que sí, que un paraíso, pero que me escandalizaba el tema de las jineteras, te responda resignado que nunca se sabe si la hija de uno va a necesitar hacer cosas así. Tocó madera y especificó que de momento no había sido necesario. Seguro que le fastidié el día con mis estúpidas monsergas.

DamaOscura dijo...

Feliz día, Chema!!

ch dijo...

Gracias al Usuario Anónimo y a Damaoscura y a los que vengan.

Pensaba que estaba en el límite premadurez-madurez, pero sí tiene que ser madurez que sea cuanto antes.

mecanikong dijo...

Bueno, creo que voy a flexibilizar algo mis límites.
Me tío me ha dado una botella de anís de guindas casero para usted. Le he dicho que le sienta muy mal beber pero insiste en el regalo.

Ártabro dijo...

Felicidades, Chema ¿Cuasntos son, 34 ó 35? En cualquier caso es usted muy joven, maduro pero joven.

Fernando Terreiro dijo...

Felicidades, Ch. Seguro que este año hasta los lunes son luminosos.

Anónimo dijo...

¿Alguien se anima a empezar a ahorrar para hacerse con su genoma dentro de poco? Mil euros de na´...
(LNE, hoy)

ch dijo...

35.
Me beberé ese anís de guindas pero muy poco a poco que cada vez tolero peor los alcoholes.

Suerte de Galeradas dijo...

Gracias Mecanikong por esa magnífica página de gastronomía que nos ha regalado. Desde hoy queda incluida entre nuestros favoritos.

Suerte de GAleradas dijo...

Muchas felicidades Chema!!!!!!!!
¿35 dice? No aparenta usted ni un día más de 34.

Simón Suerte dijo...

¿Qué tal la sed y el hambre esta noche?

Viejo Casale dijo...

felicidades Chema, es un mes y medio mayor que yo.
Suena bien 35. Sobre todo si uno pudiera plantarse en ellos para siempre.

sarapo dijo...

¡No te jode el Casale¡
Yo firmaba volver a los 17, como Rosa León.


¡Felicidades, Chemari¡ ¡qué salao es el chaval que lo ví por la mañana y no dijo esta boca es mía¡

DamaOscura dijo...

Cachisenlamar, acabo de ponerme al día ahora; por la mañana simplemente llegué y felicité.
Ch, añádanos a DavidTrasgu y a servidora a esa lista. Porque ser arqueólogo en Asturias no da de comer. Por mi parte salí bien parada de mi período "sola en la consulta" y ahora tengo por delante un par de semanas para -se supone- hacer todas esas cosas que van quedando pendientes y quedar con buena gente a la que no sueles ver a menudo, a pesar de tenerla tan cerca.

recién llegada dijo...

Muchísimas felicidades al amante de las croquetas ;-) Que cunmpla muuuuchos más, y podamos seguir leyéndole en esta tierra.No sé si a usted le pasa lo que a su admirado: "Los años me han vuelto infantil y egoísta. Acepto todos los regalos, todos los creo merecidos, y no le busco ni tres pies al gato ni vana lógica al absurdo de vivir." Ya nos contará. :-)

chema dijo...

Da gusto tanta felicitación.

Gracias,Gracias...

A la playa.

foca tarta dijo...

Felicidades Chema. Con todo el cariño.

chema dijo...

Buenos días.
19ºC.94% de humedad.

José Luis García Martín en "La Voz de Avilés":

para invitarle a participar en una orgía; a mí me ocurrió lo mismo, hace bien poco, tras un coloquio con José Jiménez Lozano en la feria del libro de Valladolid.

Gil de Biedma declinó la oferta por temor a que fuera una provocación de la extrema derecha, entonces muy activa. Yo la acepté encantado, ilusionado, fascinado; contaba los minutos que faltaban para la hora de la cita.

Como el pensamiento navarro o la música militar, una orgía en Valladolid parecía una contradicción y a mí siempre me han atraído especialmente los imposibles.

A la feria del libro me habían invitado Begoña Orellana y Diego Valverde Villena. Me sentí un poco frustrado porque apenas tuve ocasión de lucirme: otros pavos reales (un pavo real era el emblema de la feria) se ocuparon de hacerme sombra. José Jiménez Lozano, místico y aznarista, fue el único que habló durante el presunto coloquio. Dijo, de todas las maneras posibles, que sobre los diarios no tenía nada que decir, que él no había escrito nunca ningún diario, sino cuadernos de notas.

Me arrepentía de haber ido, como casi siempre me ocurre en estos casos. Yo no hago bolos por dinero, sino por vanidad, y la vanidad -la mía es un pozo sin fondo- siempre resulta insatisfecha. Pero al final se me acercó una joven a que le firmara un libro. Ya la conocía de otras visitas a Valladolid; era alumna de Javier García Rodríguez y creo que había participado en la organización de unos encuentros poéticos a los que asistí con Javier Almuzara. Al devolverle el libro, me entregó con mucho sigilo un sobre. «Léalo cuando esté solo; no se lo enseñe a nadie».

Lo abrí de inmediato, claro está. No lo tengo a mano, no puedo recordar los términos exactos, pero lo fundamental es que se me invitaba a una orgía -empleaban esa palabra- en la dirección tal, a la hora tal. Debía ir solo.

La cita era a la una de la noche, demasiado tarde para mí, pero por una vez iba a hacer una excepción. Durante la cena, con Juaristi, con Begoña, con algún concejal del Ayuntamiento y no sé qué otros cargos políticos, estuve distraído, pensando en otra cosa, no entré al trapo de ninguno de los contundentes disparates políticos que por allí circularon. Ni siquiera le recité al ilustre converso bilbaíno el poema de José Emilio Pacheco, 'Reunión de antiguos camaradas', que tanto me gusta repetirle: «Ya somos todo aquello / contra lo que luchamos a los veinte años». Lo que añado a continuación sólo lo pienso, no se lo digo: «Sobre todo, tú».

No estaba yo para discusiones políticas, así que los dejé arremeter contra todos los nacionalismos, menos el suyo propio: el más rancio, carpetovetónico y apestoso al nacionalismo español.

Bastante antes de la hora, me eché a la calle. Era una hermosa y cálida noche primaveral en la que todo parecía posible. La cita no tenía pérdida; estaba muy cerca de una pintoresca fuente rodeada de figuras desnudas. «Espero acabar así de derrengado», pensé al pasar junto a ella.

Tuve que pasear un rato antes de llamar al timbre. Mi impaciencia me había hecho adelantarme. Pensé en mi primera aventura vallisoletana, allá por 1970, cuando un grupo de asturianos estábamos ingresados en el Hospital Militar a la espera de la revisión médica que nos permitiría librarnos de la mili. Estuvimos allí varios días, durante los cuales teóricamente no podíamos salir: el régimen era menos militar que carcelario. Pero nos escapábamos todas las tardes saltando la tapia del patio y volvíamos luego a altas horas de la noche. No habíamos cumplido veinte años y éramos bastante inexpertos (aquellos eran otros tiempos); no faltaba quien alegaba ciertos desarreglos mentales (lo mío era simple miopía) y aunque presumía de fingirlos (su hermana estudiaba psicología y le había explicado muy bien los síntomas) el caso es que a veces parecía fingirlos demasiado bien y en más de una ocasión nos puso a todos en un apuro. No voy a contar las inocentes aventuras de aquellas noches en el Valladolid franquista; solo diré que una vez, guiados por el que parecía más experimentado en busca de un prostíbulo acorde con nuestro escaso numerario, acabamos aporreando la puerta de un convento. Lo que ocurrió después, a medio camino entre el Tenorio y Almodóvar, mejor callarlo.

Era ya por fin la hora. A la una en punto toqué al timbre. De inmediato se abrió el portal, como si me estuvieran esperando. Al salir del ascensor, la puerta del piso ya estaba abierta. Un piso antiguo, algo destartalado, con un pasillo largo y un salón al fondo que parecía el resultado de haber unido varias habitaciones. Allí, sentados en el suelo, sobre almohadones o directamente en la alfombra, había media docena de jóvenes: cuatro chicas, una de ellas especialmente espectacular, y dos chicos bastante insignificantes, los dos con gafas y con pinta de empollones. No es que yo tenga mucha experiencia en orgías, pero la verdad es que me las imaginaba de otra manera. Me falta hablar de la música, que sonaba muy bajito y no era nada sensual, algo así como canto gregoriano, pero no estoy muy seguro.

De lo que sí estaba seguro es de que, no ya las orgías de Felipe II en El Escorial, sino hasta las de Franco en El Pardo debieron haber sido más animadas.

Pero de pronto todos se pusieron en pie y, sin decir nada, sin prestar atención los unos a los otros, como si cada uno de ellos estuviera en su dormitorio, comenzaron a desnudarse. Yo me quedé atónito. Aún no había reaccionado cuando comenzaron las caricias. Nadie tocaba a nadie. Nadie parecía ver a nadie. En el secreto de su dormitorio cada uno de aquellos estudiantes se entregaba a sus fantasías.

No voy a entrar en detalles, claro, de lo que vino después. Cuando volví al hotel ya hacía tiempo que había amanecido. Estaba deseando tumbarme en la cama y dormir, dormir, dormir. Pasé junto a la fuente. Sonreí al ver al camionero desnudo y despatarrado en medio de la calle, con un rayo de sol haciendo relucir sus doradas vergüenzas. ¿Si Felipe II levantara la cabeza!

Recordé, antes de dormirme, una afirmación no sé si de Miguel Delibes o de Onésimo Redondo: hay una especial forma castellana, recia y viril, de encarar la vida. La voluptuosidad rococó, el hedonismo fácil, quede para otros lugares. Venecia, por ejemplo, o Valencia, en su defecto. Pero también en la ascética sobriedad es posible encontrar encanto. Y si no aquel convento entrevisto, al menos este piso de estudiantes yo no lo cambiaría por nada. Está visto que uno, en el fondo, por mucho que quiera presumir de lo contrario, tiene gustos muy sencillos.

mecanikong dijo...

Ejem, ¿para cuándo una orgía?
Está muy feo darnos a leer esto, Chema.

ch dijo...

A mí no me queda claro lo que hizo JLGM en la orgía.
Mecanikong yo pensaba que a usted estos relatos le gustaban.
Madrugo para leerlos a diario y los cuelgo para usted.Mis disculpas si le ha parecido incorrecto.

En mi adolescencia unos compañeros andaban organizando una orgía en casa de uno que se quedaba solo un finde, me parece que al final ná de ná.

mecanikong dijo...

Ya veo que no se capta que estoy de broma. Me gustan mucho, me alegran el verano. Me da igual que sea verdad o mentira. Probablemente muchas veces sean fruto de la imaginación juguetona de JLGM, o no, quién sabe.

mecanikong dijo...

La próxima vez que lo veamos tomando el café se lo preguntamos vía notita discreta.

ch dijo...

Que sí, que se capta la ironía. Aunque a veces sea difícil captarla en los blogs.

La próxima vez le preguntamos directamente.A mí me parece que José Luis (probable lector de este blog) nos dá gato por liebre.

Hoy ha pasado por aquí el webmaster, llegó tarde y poniendo a la lluvia por disculpa. No tiene remedio.

mecanikong dijo...

No quiero decir nada, pero usted y el XY tienen gafas y pinta de empollones. Como se les ocurra hacer una orgía sin mí, la armo gorda.

ch dijo...

No se preocupe, que yo le aviso.

JLGM tiene más cara de empollón.

Fernando Terreiro dijo...

Ya soy todo aquello que odiaba a los veinte años. Por fortuna.
Es decir, un nacionalista español rancio y acartonado que, francamente, no está para demasiadas, ninguna, orgía. a pesar de que mi ciudad sea la especialista. En el bar, las chicas no paran de pasarme notitas.

asurbanipal dijo...

Fernando, pásele alguna notita de esas a Ch

ch dijo...

Notita recibida.

Anónimo dijo...

Se solicita escrituración en directo de la orgía de Fernando, Ch, Asurbanipal y las chicas del bar.

Simón Suerte dijo...

Tomado del post de Chema: "una orgía en Valladolid...".
Terreiro, ¿no tendrá usted nada que ver con esto, verdad?

Simón Suerte dijo...

Hoy por la mañana, interesantísima tertulia a cuatro bandas en un céntrico café de este mi pueblo con un habitual escribiente de este blog y dos lectores frecuentes cuya timidez les ha impedido escribir hasta ahora.
Emplazo a los que denominaré como "el artesano cuentacuentos" y "el novelista evolucionista" a que se dejen de tonterías y se animen de una vez por todas a enriquecer esta nuestra pequeña tierra de libertad.
¡Vamos, que se me animen de una vez, leñe!

Fernando Terreiro dijo...

Perdonéme, Chema, pero se ha producido un lamentable error. Lo que le he enviado no es una nota de mis clientas sino la solución del sudoku de ayer de El Norte de Castilla. La famosa notita orgíastica ha ido a parar al correo electrónico de un argentino que he conocido por la red y que ya me ha dicho que se viene para acá en el primer vuelo a París, dadas las infernales condicones del tráfico aéreo español.
Sorry, Chema, otra vez será.

ch dijo...

Cambio de post
¿no?

recién llegada dijo...

Hoy tenemos de todo: lluvia, un argentino, una orgía, un novelista... Me recuerda a esos típicos ejercicios de inglés en los que te pedían que formaras una frase con las palabras dadas.

catalino dijo...

Felicidades Chema.
Con esto de estar a ratos llego tarde a todo.
Leo deprisa y tengo un poco de cacao con las anchoas, el tomate, Cuba de Orgias, un Sr que escribe, dos que no (a pesar de Simón), la mujer coja de Fer, la foca vuelve y todo por un grafiti. Veo muy llena esta playa en ferragosto y muchas sombrillas de colores.

Me voy a la boya que separa los fuera borda de los a braza, a nadar.

Caín dijo...

Se busca muro con lamentaciones (o en su defecto espalda con tatuaje ingenioso) para nuevo post en "TierraLibertad del Verano". Preguntar por el becario.

DamaOscura dijo...

¡Me encanta tanta variedad!
Que siga el desmadreee...

lafoca dijo...

Voy a hacerle caso a Terreiro y a aceptar que "esto no son cosas para este blog" y dejo el tema; pero cuando leo frases como "situación extrema" o el escándalo por las jineteras empiezo a pensar que aquí en nuestra España viven ustedes en los mundos de Yupi.