16 de julio de 2006

EL FACTOR HUMANO (XV)

39 comentarios:

Ártabro dijo...

¡El rey del anacoluto!
¿En donde venden esas piezas?

paco maigo dijo...

¡El rey del río¡

Ártabro dijo...

Esa foto me recuerda otra de un vecino mio. El yate de mi vecino era mucho mejor que esa chalana que se ve a la izquierda: Azor, creo que se llamaba. Je, je.

paco maigo dijo...

El factor ¿es el hombre de visera, el pez o el de la toalla?

mecanikong dijo...

¡¡¡¿¿¿¿El de las flores!!!!??!!

Simón Suerte y Correctora de Galeradas dijo...

Dicen que este hombre es huraño y malencarado durante sus guardias. Se ve que el contacto con las escamas le dulcifica el carácter. En esta foto parece una persona alegre, comunicativa y habladora.

Simón Suerte dijo...

Por cierto, que este buen hombre parece haber cambiado. ¡En sus últimas intervenciones se le entiende todo!

chema dijo...

Cat?

ch dijo...

25ºC. 79% humedad.

mecanikong dijo...

Fish.

Simón SUerte dijo...

¿Que tipo de pez es el que vemos en primerisimo plano? ¿Un túnido?

mecanikong dijo...

¡A por la Descarga (del Narcea, con parrillada en el río previa)! ¡A burrear!
Pasen buen día.
Muy buen ejemplar el de la foto, sí señor. Y no lo digo por el pez. Me disculpe la señora del retratado, va con todo el cariño.

Fernando Terreiro dijo...

El pez no, el otro me está poniendo la cabeza como una olla express todo el fin de semana con sus disparates.

Fernando Terreiro dijo...

Y eso que sin gafas casi no lo conozco, y le tengo aquí al lado.

catalino dijo...

Es el que nos vamos a comer ahora mismo con un vino especial para bajarlo porque está ya algo pasado.

catalino dijo...

Por cierto ese no es el de la ruta Qué tal?

brime de sog dijo...

Vaya dúo,Terreiro y el llamado Don Cat, pero no parece que sean capaces de resolvernos nada...

Ártabro dijo...

La foto enmarcada. En la moldura inferior un título grabado en chapa de plata: “Dos bonitos”.

caleta de sebo dijo...

Me cuesta creer que de la foto de las vides a la del atunero medien unos pocos kilómetros de distancia. Pero así parece.

ártabro dijo...

Dous bos peixes.
Boas noites. Ata mañá.

Cuenta Voltaire dijo...

"El hombre es un animal negro con lana en la cabeza, que anda sobre dos piernas, manteniéndose erguido casi como un mono, menos fuerte que otros animales de su tamaño, con un poco más de ideas que ellos y mayor facilidad para expresarlas; sujeto por lo demás a las mismas necesidades, nace, vive y muere igual que aquéllos."

catalino dijo...

Ártabro da la idea y acertó. Fácil.
Gracias.
No sé el nombre del pez, recuerdo que el marinero dijo que era un pez fuerte y mansito.

recién llegada dijo...

De nuevo en la civilización. Qué el progreso llega, y en la playa casi ni cabemos (total...tampoco hizo sol para ir... :-) pero no hay manera de pescar el wi-fi ese, que yo...más bien creo que ni existe! Ni idea de quién es el factor humano de hoy. Bastante más bueno que el bonito que tiene en las manos. Ups!!! Pero si esa frase la estaba pensando (¿salió escrita?):-) (de vacaciones descansan hasta mis reflexiones melancólicas!! pido perdón).

chema dijo...

Recién llegada ¿se ha ido con el portátil a la playa?
Hasta mañana, Dios mediante.

Protactínio dijo...

Querido Juanjo: como le prometí en mi electrónica misiva, ya en mi blog, noticia del Château Boswell: inenarrable.

(No es coña: es otra influencia Bernaliana aquí en California.)

((Bienvenidos todos.))

chema dijo...

Buenos días.
20ºC. 94% de humedad.

chema dijo...

Necrológica en el diario EM, del blogger JAI:

El sacerdote del ciberespacio

JOSÉ MANUEL VIDAL

Llevaba un tiempo luchando a brazo partido y con una extraordinaria templaza y dignidad contra un cáncer que terminó llevándoselo en el hospital de Caridad de Avilés. Se llamaba Julio Asterio Fernández y era un sacerdote muy conocido en Asturias por ser párroco de Villalegre (Avilés) y en todo el ciberespacio por ser el cura que utilizaba la Red para evangelizar.
Y desde la Red dejó huella e hizo amigos. Muchos amigos. Tanto desde su agencia de noticias (JAI) como desde su blog de religiondigital, el padre Asterio sabía casar perfectamente la técnica moderna y las ideas salvadoras de un Jesucristo que dio sentido profundo a su vida y quiso que la diese también a las de los demás. Pero sin imponer, sólo susurrando.

Julio Asterio Fernández (Pravia, 1961) cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Oviedo. Realizó el diaconado (1985-1986) en la ciudad de Gijón y fue ordenado sacerdote por el arzobispo Díaz Merchán el 8 de junio de 1986 en la Catedral. De su arzobispo heredó el temple y la prestancia para decir siempre lo que pensaba.

Sólo se casaba con el Evangelio y con sus principios. Quizás por eso, su nombre saltó a los periódicos nacionales este año: fue denunciado por «insultos» ante los tribunales civiles por el director de Cáritas de Asturias, en un gesto sin precedentes. Al final, tras la mediación de vicarios y obispos, las aguas volvieron a su cauce y el juicio no se celebró. Aunque, previamente, Julio Asterio le pidió perdón públicamente al denunciante «por si en algo le había faltado».

A lo largo de su ministerio sacerdotal desempeñó los siguientes servicios eclesiales: Vicario parroquial de San José de Gijón (1986-1994), Delegado diocesano de Pastoral Juvenil (1997-2004) y miembro designado del Consejo Presbiteral (1997-2000). Desde septiembre de 1994 era párroco del Sagrado Corazón de Villalegre, Director de la Escuela Diocesana de Animación y Tiempo Libre (1999) y consiliario nacional de la Federación de Escuelas de Tiempo Libre Cristianas (2003).

Desde su primer destino eclesial en Gijón, mostró un especial interés por la evangelización en los medios de comunicación social y por el testimonio cristiano en la opinión pública, lo que hizo de Julio Asterio Fernández un asiduo colaborador de distintos medios de comunicación social de Asturias. En 2003 puso en marcha una página web informativa, una agencia de noticias eclesiales, un foro de opinión religiosa y un blog.

Otra de sus facetas, a la que dedicó enormes esfuerzos, fue la pastoral juvenil. Primero como delegado de juventud y, después, como capellán de la Federación de Tiempo Libre. Campechano, abierto y siempre disponible, Julio Asterio conectaba perfectamente con los más jóvenes y hasta criticaba, a veces, el poco tacto de la Iglesia para acercarse a ellos.

Crítico cuando tenía que serlo, pero, al mismo tiempo, profundamente eclesial. Era de esos curas que entregan a fondo perdido sus vidas por sus fieles, sin buscar nada a cambio. O sí, que sean un poco más felices. Uno de esos curas, de los que afortunadamente sigue habiendo muchos, que se dejan la piel a pie de obra, al lado de los más humildes. Un cura pacífico y pacificador, Y, como decía Cristo en las Bienaventuranzas, «de ellos es el Reino de los cielos».

Viejo Casale dijo...

Rodolfo Langostino.

devisita dijo...

Es bonito.

Simón Suerte dijo...

Calor "abafante" en la consulta. Encharcadito en sudor. Deseando que pase la ola de calor. Quien fuera atún, en el fondo del mar seguro que no hace este calor.

recién llegada dijo...

A la playa no me atreví a llevarlo (si se mete la arena entre la tortilla, qué no hará entre las rendijas de las teclas!!). Sé de personas que cazan el wi-fi, pero a mi no se me logra. Mi ordenador, que me salió honrado. Sólo admite que instale antivirus de los de pagar, los piratas no le valen, y además me pone mensajes reprochándome que lo intente, y animándome a comprarlos originales. Y sólo se conecta a internet si sabe que estoy pagando. ¡¡Yo no sé si es que no encuentra la línea wi-fi, o que se autocensura!!

devisita dijo...

Te van a pescar, Simón.

(No tienen por esas tierras aire acondicionado?)

((Hay que empezar, pues, a hacer el decálogo de los derechos del médico:
1.- Derecho a la integridad física.
2.- Derecho a un entorno de trabajo digno, con aire acondicionado incluido.
...))

(((Me imagino que será Ana quién ponga el nº 69)))

Fernando Terreiro dijo...

En este blog de ictiología estamos peces (bonita expresión literaria)
En primer lugar les informó que el blogero es el que sosotiene al animal y no viceversa. Que el pez no es ni un bonito, ni un atún ni nada que se le parezca, ni incluso nada que yo pueda decir lo que es. Pero el pescador, pescado en semejante pose es una excelente persona.

marni dijo...

Me cachis, Catalino...Menudo corte me he llevado. Yo le imaginaba un tipo más bien pícnico, de aspecto decimonónico, incluso con un fino bigote, con una pluma entre los dedos y mirando pa' arriba, como despistao...Y me encuentro un "tío" de amplia y radiante sonrisa, simpático y campechano y con un pedazo de túnido plateado (que dice Fernando que no lo es) entre los brazos que tira pa' atrás. ¡Lo que es el imaginario de cada uno! Un gusto conocerle, Catalino, cuídese. ¿Seguro que es usted?

marni dijo...

Sí, sí, lo que sí me cuadra es esa cierta disgregación que en ocasiones le acucia. Lo dicho.

catalino dijo...

Marni querida yo le comento que desde que vi sus ojos llevar quisiera ese color como divisa, si me autoriza rendido amor caballeresco le profeso. Lo soy.

marni dijo...

Será un placer...y yo, que desde entonces le sentí distante y lo sentí.

sarapo dijo...

Uy¡ Uy¡uuuuyyy¡¡¡
Será mejor que cambiemos o se arma una buena...

Muchas gracias a Don Cat por su prestancia y generosidad con los pobladores de esta tierra.

DamaOscura dijo...

(Tarde, mal y nunca)
Don Cat, May y yo estamos encantadas de conocerle.