19 de mayo de 2006

PLAYA


Hace 7 años que mi vida va cosida a una playa. Fue la playa donde, por primera vez, con 6 años ví el mar. Con el paso del tiempo uno aprende a conocer los matices de la playa, uno aprende a distinguir la dirección del viento según se muevan las olas, uno aprende a caminar por las arenas más firmes, uno aprende a quedarse en casa con solo ver los remolinos de arena furiosos estrellándose contra el mar.... Una playa es una sistema. Esta playa mía, que no es ni mejor ni peor que otras playas, es una playa animada. A la mañana, temprano, unos pocos bañistas se dan su chapuzón mañanero. Pronto empiezan a aparecer los primeros deportistas, corredores de fondo y ciclistas. Y luego,simplemente paseantes, bien desayunados y relimpios para coger el primer sol de los días de primavera. Al mediodía aparecen parejas que pasean cogidos del brazo, señoritas que pasean su ensimismamiento melancólico y sobre todo, perros, muchos perros de buena cuna sostenidos por sus orgullosos dueños.
La tarde es para los niños y para los surferos. Bebés en cochecitos o niños pequeños con sus bicicletas y sus juguetes para la arena. Todavía no es tiempo de baños.Los surferos, colgados en la perspectiva más lejana, agalvanados, esperando siempre, siempre una ola mágica que nunca llega. Es divertido verlos.
Poco a poco he ido regulando mis estados de ánimo con el ritmo de la playa. Vida de azul marino, energía de espuma blanca, ilusión de arena rubia.
Quiero, sobre todo, esas tardes de los domingos inacabables y estériles...


Esto viene a cuento porque hoy una mujer dolorida por la vida y algo cansada ha hecho un cierto esfuerzo por hacerme llegar una simple cuartilla tallada a máquina y aliñada entre paseos y colores.
Esto ha escrito Mary Carmen Díaz Sánchez:

PLAYA DE SALINAS

Brioso corcel
sobre azul estepa
levantas a tu paso,
polvareda de plata


Bufa
tu garganta
cuando desmelena el viento
crines de rafia;
cuando trituras,
con tus cascos,
rocas y quebrantas;
cuando arboladura
descabalgas.

Arranca el sol
a tu hercúleo pecho
fulgores de daga,
cuando te sorprende
con su fragua.

Cuando desvanecido,
de tanta brega,
te tiendes,
sobre rubia yerba.












YO, LO QUE QUIERO ES VOLAR.

41 comentarios:

devisita dijo...

Yo, todavía, sueño que vuelo.

sarapo dijo...

Nunca pensé que la arena en los bolsillos pesase tanto.

devisita dijo...

Sabe que eso no es cierto. Lo que dice es una provocación, fruto de un estado de mimoseo.

devisita dijo...

Por cierto, ayer mi amigo Pepe Correa presentó -junto a Rafael Nebot y Luis León Barreto- en el Club de Presna Canaria su último libro: "Muerte de un violinista", 3ª entrega del detective canario Ricardo Blanco.
Lugares: el Auditorio, la Playa de las Canteras, el Hotel Reina Isabel, el bar salsero EL Malecón de la Habana...Las Palmas de Gran Canaria.
A ver si lo animo a participar aquí. Es un tipo muy divertido.

devisita dijo...

Bueno....................................................mañana........................................................Sábado.


Gran día.

devisita dijo...

Perdón, José Luis Correa Santana.
Está en google.
Otros títulos, otras cosas de él: Otro día.

Viejo Casale dijo...

Mi playa
Luce el sol. LLevo a E. al trabajo. Hago la compra.
Justo al lado del chalet de Blasco Ibáñez venden las mejores clóchinas de Valencia. La mujer barbuda que atiende es dicharachera a la manera del Grao. Raro privilegio el de vender clóchinas a la sombra de la casa-museo de Blasco, la gloria local. En frente la playa. Laminada y sutil. Dan ganas de bañarse. Sigo el rastro del olor a pan caliente que me lleva al forn del Carmen, en la calle Sant Rafael. Es una de las pocas tahonas que quedan en el Marítimo. Antes estaba la de la plaza de los pescadores pero atropellaron al dueño. Una triste historia sin final feliz.
La Valencia marinera es un enigma. Una mezcla de ciudades y olores, de proyectos y ruinas. A tramos La Habana, a ratos la Barceloneta, en ocasiones un campamento gitano, a veces un pueblo del oeste arrasado por los indios. Cuesta encontrar el tono que articule tanto caos. Es un desorden atractivo. Feo pero cordial. O todo lo contrario, quien sabe. La inmensidad de la luz colorea las hojas de morera de verde fosforito. Es una calle vergel en mitad de los chaletitos semiabandonados. La decadencia no logra desmitificar ni uno solo de sus secretos. La ciudad fluvial, la dos veces leal ciudad de Valencia, no llegará nunca hasta aquí. Es imposible. Todos los vanos intentos de que Valencia tenga fachada marítima a la manera de las ciudades postal son ridículos. Esta potencia que emana del mar y sus rincones es su mejor carta de presentación. Vivimos en un país metafísico pero nadie parece darse cuenta. Por cinco euros te puedes poner hasta el culo de clóchinas. Con denominación de origen. Y un poco más allá, hacia la Patacona, es inevitable pensar en Pasolini. Lo mataron en un paraje exactamente igual.

sarapo dijo...

Rafaé, cada día canta usted mejor...
Y esa playa de usted....
pegada a la felicidad de comer clóchinas como en Salinas se da de gratis la luz contra el verde.
Siempre he querido conocer el lugar real donde se cargaron a Pasolo. Creo que fue Moretti el que nos llevó allí en Vespa.
¿no?

Fernando Terreiro dijo...

Vale JJ le presto MI playa de Salinas por derecho de posesión y apellido.

Mi playa, por historia, es pequeñita, en un pueblecito La Azohía junto a Mazrrón en Murcia que todavía no ha caído en manos de la galopante urbanización. Es pequeña, con palmeras, el agua transparente y tranquila, un cielo azul claro de postal trucada y pececillos que pasan juntos a tus pies. Allí empezó ese lío de las chicas, ese enredo del cuerpo que no sabía como superar excepto con el fracaso.
Luego he vuelto con mi mujer y mi hijo y ya todo estaba en consonancia con el agua, transparente, tranquila y, quizás por fortuna, previsible.

Fernando Terreiro dijo...

Si fue Moretti el que nos llevó hasta el sitio donde murió Pasolini. Moretti, la vespa y la primera parte del concierto de Colonia de Keith Jarrett

Viejo Casale dijo...

Si, fue el amigo Nanni. Hace algunos años la carretera que pasa por delante de donde vivo evocaba de una manera increíble a ese lugar de la playa de Istria donde Moretti nos guíaba. La misma luz, el mismo ambiente anárquico y playero.
Ahora ya no es tan fiel pero para mi sigue manteniendo vivo ese esbozo que lógicamente sólo se puede compartir con los seguidores de Moretti.
Por cierto, Me daría una gran alegría si en breve se dejara caer por aquí.

Viejo Casale dijo...

Fernando, me ha puesto los pelos como escarpías.
´mis mejores baños de niño fueron en esa playa. La Azohía. Pura magia. Mi abuela era de Mazarrón y hasta 1988 veraneé durante 15 años allí. Estábamos en la playa del Rihuete pero todos los veranos hacíamos cuatro o cinco excursiones hasta la Azohía. Era la mejor playa de la zona y la menos concurrida. Qué alegría volver a evocarla. Gracias, de corazón.

Fernando Terreiro dijo...

Si usted iba en Julio estuvimos muchos días de nuestra infancia y juventud en la misma playa. Yo iba a unos apartamentos en los que solo había extranjeros. Aquellas francesas y aquellas belgas me traían por la calle de la amrgura y practicamente sin nadie con quién compartirlo.

Simón Suerte dijo...

Playas...
Los más gratos recuerdos de mi infancia y mi juventud se encuentran envueltos por una manta de verdes y marrones algas, sazonados por la salobridad del frío Atlántico, y aireados por fuertes vientos del norte que levantaban los blancos granos de arena para precipitarlos contra nuestras piernas, como si de dolorosas saetas se tratasen.
Eran otros tiempos,marchabamos en familia cuando esta era todavía la FAMILIA (tíos, primos, abuelos, tioabuelos, primos segundos, terceros y hasta cuartos). Plantabamos una tienda de campaña de elaboración casera, con clavos de fabricación clandestinas en los florecientes astilleros de la ría. Los mayores la usaban para comer, tomar el café, echar una partida de tute cabrón... Los niños para aprovisionarnos de camino a las inmensas y cálidas dunas, al peligroso mar con sus inmesas olas y sus traicioneras corrientes,a las zarzas con sus deliciosas moras...
Nuestros padres nos llevaban a las rocas frente a la isla que cobijaba la vieja hermita blanca. Ellos desaparecían tras los acantilados. Cuando volvían sus rieles estaban llenas de percebes y mejillones, nuestros cubos de minchas (bígaros). De regreso a la tienda donde nuestras madres nos esperaban, el olor del camping gas, el agua hirviendo burbujeaba esparciendo el aroma de la sal y el laurel, el sabor a mar al morder una uña de percebe...

Simón Suerte dijo...

Hoy la guardia menos 697, y como no podía ser de otra manera, este blog sin un comentario desde las 11, a ver si la cosa se anima por la tarde, me marcho a comer.

Viejo Casale dijo...

Un año iba en julio y al otro en agosto. Hace 18 años que no he vuelto. Me da miedo hacerlo. Fui extremadamente feliz en aquellas playas. La primera vez de casi todas las cosas importantes...

Simón Suerte dijo...

A esas playas no he vuelto nunca con Correctora, aunque en muchas ocasiones me lo he propuesto, probablemente no soportaría ver la piscifactoría de salmón que ha asolado buena parte de mis recuerdos.

marni dijo...

Hace un tiempo soñé que estaba conduciendo y al llegar a una curva, aceleré y continué en línea recta. Volé...no tuve miedo, fue una sensación inenarrable.

marni dijo...

Hace un tiempo soñé que estaba conduciendo y al llegar a una curva, aceleré y continué en línea recta. Volé...no tuve miedo, fue una sensación inenarrable.

Anónimo dijo...

así sí

catalino dijo...

En Playa de la Malvarrosa intentaron llevarse "raptada" a mi hermana rubia de ojos azules. Carmen la muchacha, novia del Antoñico, y yo la rescatamos y bajamos del tranvía.

En la playa de el Grao de Castellón ( planta caprolactama ¡Qué palabra!) supe que las mujeres serían la sal de la tierra ¡Jopé! escuece en las heridas.

Una vieja foto en blanco y negro con un niño(olivica negra)en la orilla del mar tratando de ponerse el bañador de tirantes. Se ve un cañaveral y al fondo el Puig Campana. El abuelo no quiso comprar allí casas y tierras porque sin agua aquello no tenía futuro.

catalino dijo...

Simón ayer yo... estoy algo triste. Mi última. Acompañaré desde aquí las suyas.

Simón Suerte dijo...

Así que ha realizado su última guardia ayer, pero se siente triste, es raro la mayor parte de los médicos no caben en si de gozo al realizar tras dejar atrás las duras guardias (que hoy por la mañana Correctora calificaba como "lo peor de tu profesión). Me atrevo a suponer que esa pena es nostalgia por el tiempo transcurrido.

Simón Suerte dijo...

Chema, Mecanikong, Ártabro, Devisita, Recienllegada, damaoscura, caín, pipurrax, ana, pablo, y todos los demás ¿donde están?

Simón Suerte dijo...

Jambrina a ver si aprende a sacar fotos, le puede ayudar Chema que maneja el objetivo con maestría.

Simón Suerte dijo...

Casale me sigo quitando el sombrero antes sus siempre magnificas crónicas.

Bruno dijo...

yo aún sigo buscando mi playa

Bruno dijo...

intentando que me contraten en un lugar junto al mar, y sólo me salen trabajos en madrid... o aquí en Ka. aún más lejos del mar.

Fernando Terreiro dijo...

Casale no tenga miedo de volver. Casi todo estaba igual hasta hace dos años. No ha habido ningún pelotazo urbanístico de envergadura.
Catalino se refiere a que su abuelo no quiso comprar un buen terreno en Benidorm porque no había agua y aquello no tenía futuro. Buen ojo el antepasado.

chema dijo...

Simón, yo estoy aquí.
Puede que los avilesinos hayan ido a la feria del vino y el queso.
Me acabo de despertar de una de esas largas siestas de sábado y tengo esa agradable o desagradable sensación de que parace por la mañana pero son las 9 y media de la noche.

Simón Suerte dijo...

Vaya esa Feria se celebraba a escasos 500 metros de mi casa, durante los 8 años que viví en Avilés, y nunca se me ocurrió acercarme por allí. En junio cuando retorne brevemente a la Atenas del Cantábrico pasaré por las Meanas por esa tienduca cuyo nombre no recuerdo para comprar un par de los excelente quesos asturianos.

Simón Suerte dijo...

Salga y diviertase en la noche avilesina, usted que puede y está fresco tras tan larga siesta señor Chema, yo seguiré en el purgatorio hasta mañana a las 11.

devisita dijo...

Animo Simón, tenga presente en esas duras jornadas que ahora dicen que la prolongación de la vida laboral se premiará con mejor pensión.

(Vd. qué era: PSI o CSI?)

devisita dijo...

"1. Obertura: la ciudad luminosa

Acostumbrado a los días cortos, a los inviernos gélidos y al cielo coagulado de Manhattan, lo primero que le llamó la atención de aquella ciudad fue su calidez atlántica y el azul índigo de sus tardes.
...

Durante el recorrido por la avenida marítima -nada que ver con la Décima ni la Séptima ni la Quinta, qué va, nada de eso, tres
o cuatro kilómetros de malecón habanero a la europea, con la misma gente sonriente y sudorosa paseando, corriendo, dando pedales pero con ropa moderna, calzado ligero, bicicletas recién pintadas y nuevecitas-..."

JOSE LUIS CORREA
Muerte de un violinista
(un nuevo caso de Ricardo Blanco)

devisita dijo...

Se refiere a Las Palmas de Gran Canaria. Of course.

Ana dijo...

Hace tiempo que no vuelo en sueños pero era maravilloso. Lo mejor, además de la sensación de flotar en el aire, era salir de casa por la ventana. Un dato curioso: tengo pánico a la altura.

Ana dijo...

Mis padres veranean en la misma playa desde hace veinticinco años. Hubo un tiempo en que la segunda generación apenas íbamos por allí. Ahora, que hay una tercera generación, nos reunimos toda la familia y allegados diversos. Y vuelta a empezar.

pipurrax dijo...

El mar, la soledad... y aquí la lista de los más forraos!


Top fifty billionaires by estimated net worth
Bill Gates ($50 billion)
Warren Buffett ($42 billion)
Carlos Slim Helú ($30 billion)
Ingvar Kamprad ($28 billion)
Lakshmi Mittal ($23.5 billion)
Paul Allen ($22 billion)
Bernard Arnault ($21.5 billion)
Prince Alwaleed ($20 billion)
Kenneth Thomson ($19.6 billion)
Li Ka-shing ($18.8 billion)
Roman Abramovich ($18.2 billion)
Michael Dell ($17.1 billion)
Karl Albrecht ($17 billion)
Sheldon Adelson ($16.1 billion)
Liliane Bettencourt ($16 billion)
Lawrence Ellison ($16 billion)
Christy Walton ($15.9 billion)
Jim Walton ($15.9 billion)
S. Robson Walton ($15.8 billion)
Alice Walton ($15.7 billion)
Helen Walton ($15.6 billion)
Theo Albrecht ($15.2 billion)
Amancio Ortega ($14.8 billion)
Steven Ballmer ($13.6 billion)
Azim Premji ($13.3 billion)
Sergey Brin ($12.9 billion)
Larry Page ($12.8 billion)
Abigail Johnson ($12.5 billion)
Nasser Al-Kharafi & family ($12.4 billion)
Barbara Cox Anthony ($12.4 billion)
Anne Cox Chambers ($12.4 billion)
Stefan Persson ($12.3 billion)
Charles Koch ($12 billion)
David H. Koch ($12 billion)
Raymond, Thomas & Walter Kwok ($11.6 billion)
Adolf Merckle ($11.5 billion)
Sulaiman Bin Abdul Al Rajhi ($11 billion)
Vagit Alekperov ($11 billion)
Silvio Berlusconi ($11 billion)
Lee Shau Kee ($11 billion)
Vladimir Lisin ($10.7 billion)
Michael Otto & family ($10.4 billion)
Pierre Omidyar ($10.1 billion)
Leonardo Del Vecchio ($10 billion)
Michele Ferrero & family ($10 billion)
Forrest Mars Jr. ($10 billion)
Jacqueline Mars ($10 billion)
John Mars ($10 billion)
Viktor Vekselberg ($10 billion)
Mikhail Fridman ($9.7 billion)
Note: all amounts are in United States dollars.

devisita dijo...

Pues sí que pagan bien las guardias

devisita dijo...

Aquí no todo es sol y cachondeo.
Esto también:

Tres elefantas (Susi, Jenny y Bully) desayunaron 502 kilos de fruta y verdura en el Parque Santa Catalina, por lo que han entrado en el Libro Guinness de los Récords.

marian dijo...

Hace unos años que perdí la capacidad de poder volar. Si volase volvería a mis primeros años en Samalandrá, playa hoy desaparecida como mi inocencia de aquellos años.