27 de abril de 2006

LAS LECCIONES DEL NORTE


Escribe Jeffrey Sachs, autor del libro EL FIN DE LA POBREZA
Tomo y obligo. Socialdemocracia. Exposición, nudo y desenlace.



Las lecciones del Norte

Por Jeffrey D. Sachs



Si el mundo dedicara más tiempo a examinar qué funciona y qué no funciona realmente en economía, se necesitarían menos debates. En casi todas partes, se libra una acalorada polémica sobre cómo combinar las fuerzas del mercado y la seguridad social. La izquierda pide una mayor protección social; la derecha dice que eso minaría el crecimiento económico y dilataría los déficit fiscales.
Sin embargo, podemos avanzar en el debate examinando las economías exitosas de Dinamarca, Finlandia, Holanda, Islandia, Noruega y Suecia. Si bien ninguna experiencia regional es transferible en forma directa, los países nórdicos lograron combinar el bienestar social con altos niveles de ingresos, un sólido crecimiento económico y una estabilidad macroeconómica. También han aprendido a gobernarse muy bien.
Por supuesto, difieren en algunas cosas. Dinamarca, Holanda, Noruega y Suecia son las que más gastan en bienestar social. Finlandia e Islandia gastan un poco menos. Aun así, las tasas impositivas nacionales sobrepasan el 30% del PBI, mientras que la de Estados Unidos ronda el 20 por ciento.
Los impuestos altos sostienen un amplio sistema nacional de salud, educación, retiro y otros servicios sociales. Esto resulta en bajos niveles de pobreza y una brecha relativamente angosta entre los ingresos de las familias más ricas y los de las más pobres. En Estados Unidos, el 20% más pobre recibe apenas el 5% de los ingresos totales; los propios rondan el 25% de la media nacional. En los países nórdicos, los porcentajes para esa misma franja son el 10 y el 50.
Los norteamericanos conservadores arguyen que un sector público grande es propenso a la ineptitud, la mala administración, la corrupción y los abusos burocráticos. Además, los impuestos necesarios para mantenerlo restan eficiencia a la economía. La experiencia nórdica refuta cada una de estas proposiciones.
Tomemos la supuesta ineptitud y derroche. Gracias al seguro de salud nacional financiado por sus gobiernos, los países nórdicos tienen una mayor expectativa de vida y un índice de mortalidad infantil más bajo que Estados Unidos. La primera raya en los 80 años, contra 78 en Estados Unidos, cuyo gobierno no garantiza un seguro nacional de salud y millones de familias son demasiado pobres para costear uno privado. Irónicamente, nuestro sistema es tan deficiente debido a su fuerte dependencia del sector privado, que pagamos una mayor porción del PBI por servicios de salud (14%, contra 11 en los países nórdicos), pero obtenemos menos.
Del mismo modo, si bien Estados Unidos gasta menos en bienestar social, su déficit presupuestario es mucho mayor, medido como porcentaje de la renta nacional. En otras palabras, gasta menos en el sector público, pero su recaudación tributaria es todavía menor.
En el Norte, las altas tasas impositivas tampoco han trabado el rendimiento económico. En lugar de depender principalmente del impuesto a las ganancias, como nosotros, ellos recurren al IVA. Este proporciona ingresos fiscales relativamente altos, con índices de evasión relativamente bajos y pocas distorsiones de la economía.
La experiencia nórdica también desmiente el aserto conservador de que un gran Estado benefactor debilita los incentivos al trabajo y el ahorro. Allá, el ahorro por país equivale, en promedio, a más del 20% de la renta nacional; en Estados Unidos, se estima en un 10 por ciento.
Hay más. En años recientes, el crecimiento económico de los países nórdicos ha sido similar al nuestro. En promedio, tenemos niveles de ingresos superiores, pero esto obedece principalmente a que ellos trabajan menos horas por semana. Sea como fuere, todos los países nórdicos tienen ingresos muy altos.
Varios factores explicarían este éxito económico. El sistema tributario tiene una base amplia y muy pocos efectos distorsivos. Un comercio internacional abierto, las fuerzas del mercado y la industria privada mantienen los incentivos. No son economías “socialistas”, basadas en la propiedad y planeamiento estatales, sino economías “de bienestar social”, fundadas en la propiedad privada y los mercados, en las que el Estado presta una protección social.
Un detalle importante: sus fuertes inversiones en educación superior, ciencia y tecnología mantienen a estos países a la vanguardia de las industrias de alta tecnología.
Hace medio siglo, el economista Friedrich von Hayek, partidario del libre mercado, sostuvo que la existencia de un gran sector público amenazaría la democracia y “encaminaría hacia la servidumbre” a las naciones europeas. No obstante, lejos de haber sufrido, los países nórdicos han medrado con un gran Estado benefactor; hay mucha menos corrupción en el sector público y una participación del electorado mucho mayor que en Estados Unidos.
Cabe preguntarse, empero, hasta qué punto estos éxitos son reproducibles. Los países nórdicos tienen pocos habitantes, fácil acceso al comercio internacional, recursos naturales y vecinos pacíficos. Por sobre todo, su homogeneidad étnica torna más negociables las divisiones sociales. Sin embargo, esto significa que mantener un fuerte Estado benefactor en sociedades con una gran diversidad étnica y racial, como Estados Unidos, no es un problema económico, sino de fomento del respeto y la inclusión.

El autor es profesor de economía y director del Earth Institute, en la Universidad de Columbia.

© Project Syndicate y LA NACION
(Traducción de Zoraida J. Valcárcel)





PD. No sale Cuba

56 comentarios:

Anónimo dijo...

Y Manhattan es más divertida que Oslo.

TheoSarapo dijo...

Mire, eso seguro.
Ironizaba Josep Pla con la soialdemocracia sueca que quería importar ¡Jordi Pujol¡ en los primeros años 70.
Decía Pla que Pujol quería convertir en Suecia a un país-Cataluña- que tenía muy pocos suecos, casi ninguno.

chema dijo...

Suecia...
la socialdemocracia, Abba y el Ikea.
Puaggg....

lafoca dijo...

Esa PD del señor Jambrina...

Simón Suerte dijo...

Tengo miedo de hablar. El post de hoy va de politica, y de algo más, de una forma de concebir el mundo y las relaciones entre las personas dentro de un estado.
Chema ha estado moderadisimo, tan solo un discreto puagg... al oir la palabra socialdemocracia... no sé si realizar una valoración pues romperiamos la norma no escrita de no hablar de política.

TheoSarapo dijo...

Coño, que no se hable del Estatú tururú es una cosa pero que no se hable de política económica es otra.
¿Qué modelo social queremos? No hay porqué hablar de Zetapé.

roberto dijo...

"Una participación del electorado mucho mayor" (¿votan más viejos?).Probablemente, los norteamericanos estén peor informados que los nórdicos dadas las carencias informativas que parecen tener. Lo de los vecinos pacíficos directamente se me escapa, supongo que se refiere a los vecinos agredidos por los EEUU -Cuba, Haití, Nicaragua, Salvador, Guatemala, etc, etc, etc- y que se hunden en la miseria más desoladora, tanto más, cuanto más terror del norte han padecido. Lo del "fácil acceso al comercio internacional" es verdad; los usacos suelen tener que trabajárselo un poco más con lo que ellos mismos llaman "juego limpio"... de competidores a los que les gusta liquidar encargándole el trabajo sucio a los colaboradores convenientes -"uno de los nuestros" dijo mr. Clinton de Suharto, si mal no recuerdo-. Lo de que la homogeneidad étnica torne "más negociables las divisiones sociales" es alucinantemente esclarecedor; los comentarios son obvios y nauseabundos... Fomentar el "respeto y la inclusión" es demagogia barata, que me suena a sopitas del Ejercito de Salvación. Y para terminar, creo que se le olvida mencionar a la más potente industria armamentística del mundo que necesita todas las ayudas que recibe, a costa de los contribuyentes, para poder vender adecuadamente a sus principales clientes -Israel, Egipto, Colombia, Turquía..., aunque no sé si este es el orden en este momento-. Todo esto no es política, "arte de gobernar la polis": es mierda.

Anónimo dijo...

Los occidentales se están volviendo tan egoístas e irresponsables que no desean ni la sociademocracia.
Capitalismo puro y duro.
Por no ceder un poco de bienestar lo van a perder todo.

Gracia Deledda.

catalino dijo...

¡Mire Vd. sr Jambrina! ¡Ha visto las dos hormiguitas del majuelo! ¡Pues eso! ¡Que aquí no hay suecos!
¡Qué se hacen los suecos!

Ártabro dijo...

...No son economías “socialistas”, basadas en la propiedad y planeamiento estatales, sino economías “de bienestar social”, fundadas en la propiedad privada y los mercados, en las que el Estado presta una protección social...

-----

Aquí está el quid de la cuestión. Hace unos días hablaba con un amigo (muy de derechas) sobre este mismo asunto y, precisamente, le ponía el ejemplo de los países nórdicos para tratar de convencerlo de que en la Europa actual el enfrentamiento izquierda – derecha no tiene sentido alguno. Me refiero al enfrentamiento verbal al estilo del que estamos viviendo hoy en España
Aclaro que estoy llamando izquierda, a la solcialdemocracia gobernante (o sea el centro izquierda) y derecha, al centro derecha gobernante (o sea: conservadores, DC, etc.).
En los países que menciona Sachs: Dinamarca, Finlandia, Holanda, Islandia, Noruega y Suecia el estado de bienestar no desapareció por el hecho de que el gobierno pasara a manos de la derecha (cuando esto sucedió). De la misma manera en los países europeos en los que históricamente los gobiernos predominantes eran de derecha nunca estuvo en peligro, ni la economía de mercado, ni la propiedad privada , ni leches en vinagre; cuando el gobierno pasó a manos de la izquierda.
Podríamos resumirlo así: unas veces gobierna el centro laico y otras el centro confesional. Y aquí, en la confesionalidad o laicidad, están las únicas , o casi únicas, diferencias: enseñanza religiosa, ley de utilización de embriones, divorcio, aborto, etc. O sea, unos y otros marean la perdiz pero las diferencias son mínimas. No es que estos asuntos carezcan absolutamente de importancia, pero, ¿tanta como para justificar discursos apocalípticos? Sólo hay un campo en el que se podría diferenciar una política de izquierdas de una de derechas: la Economía, pero aquí están todos de acuerdo, ¿en que se diferencia, por ejemplo, que el ministro de Economía sea Solbes o Rato? En nada.
A qué vienen entonces los discursos tremendistas de enfrentamiento derecha-izquierda como si lo que estuviera en juego fuera un cambio de régimen.
Qué sentido tienen entonces los cabreos monumentales cuando gana A o gana B.
En le fondo todos sabemos, o deberíamos saber, que nuestra vida poco va a cambiar ganen unos u otros.
En conclusión: “sentidiño”, cuando haya debate que sea sereno, no mear fuera del tiesto y no bailarles el agua a los tertulianos.

TheoSarapo dijo...

Catalino, les da usted todo hecho.
Era el concurso, acertar la planta....

brime de urz dijo...

¿de qué me suena lo de pignorando majuelos?

Caín dijo...

¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño, que toda la vida es sueño, y los suecos, suecos son.

pipurrax dijo...

No nos engañemos, los países con el sistema menos malo son los nórdicos. El nuestro ha pasado de tener déficit, de estar endeudado, a endeudar a sus ciudadanos mediante hipotecas que pagan el ladrillo, que a su vez es el motor de la economía. Al parecer, si baja el precio de la vivienda, nuestro divertido país, con nuestros graciosos ciudadanos y sus magníficos conjuntos musicales, se irá al carajo.

pipurrax dijo...

Que alguien me explique la causalidad entre la ausencia de pobres en Suecia, con el hecho de que los suecos sean aburridos. Como si los leoneses, asturianos o gallegos, fuésemos la alegría de la huerta.

TheoSarapo dijo...

Pipu, de acuerdo, el país se irá al carajo, pero ¡¡hemos pasao una risa¡¡¡

TheoSarapo dijo...

Pipu, usted es que tiene al os suecos mitificados merced al buen cine porno que hacían.
Le juro que me la suda el movimineto Dogma, Victor Sjostrom y que no recuerdo película más cruel y coñazo a la par que "Fanny y Alexander".
No sé que decirle pero parece que en Suecia lo que es un placer es estar enfermo o caer en manos de una asistenta social.
Luego, para los vicios, se han comprado Mijas, Estepona, eyc.

pipurrax dijo...

Chema se contradice. Por un lado reniega de la socialdemocracia, que entre otras cosas es la que ha creado nuestro sistema sanitario y por otro, se queja, como funcionario, de que sus jefes le avisen de su ineficiencia. En un mundo liberal, en la privada, si no produciéramos, no echarían.

catalino dijo...

Perdone. He fornicado el blog.
La emoción me embarga, me empalma, me corro, me voy.
En "Ciudadano X" (peli) hay una escena definitiva: El poli con cara de memo y el militar tieso piden ayuda, para capturar al asesino en serie, en un aula llena de Psi. Ni caso. Uno atándose los zapatos dice: "Da vergüenza ver tantos adultos huyendo..."

TheoSarapo dijo...

Hombre Artabro. Que el modelo económico vigente y unánimemente aceptado sea el que tenemos es un fracaso del socialismo.
Que el sistema de valores que tenemos sea el soialdemócrata, es un fracaso de la Iglesia católica y de la derecha.
De acuerdo con usted en que solo la estulticia de los actuales gobernantes españoles hace posible que se mantenga el conflicto derecha-izquierda. Pero eso lo dejamos.
Hablamos de Sachs

TheoSarapo dijo...

Catalino, el otro día ví Ciudadano X, siguiendo su consejo.
No me he recuperado.
El carnicero de Rostov. Casi 100 fiambres. Eso se avisa.

TheoSarapo dijo...

Anochece en Salinas. La niebla, la luna, orballa, el mar y tú.
¡¡¡A galopar¡¡¡

catalino: dijo...

Aquí ha refrescado un poco.
Me voy a cenar y se lo cuento a la gallega... lo mismo practico las recomendaciones de Marni.

chema dijo...

LONDRES.- En el documento escrito de la sentencia del juicio que tuvo lugar por supuesto plagio en torno a la novela 'El Código Da Vinci', el juez se permitió hacer una broma. El magistrado británico Peter Smith incluyó en las 71 páginas de la sentencia un código secreto, como el que los protagonistas van resolviendo en el 'thriller' religioso escrito por Dan Brown.

En el fallo, de 71 páginas, los abogados de ambas partes descubrieron que el magistrado Peter Smith había escrito una serie de letras en cursiva, que atribuyeron en un principio a errores tipográficos, según cuenta el diario británico 'The Guardian'.

Sin embargo, tras un examen más en profundidad, se dieron cuenta de que esas grafías seguían un pauta.

La primera pista que encontraron fue la letra "s" de "claimants" (demandantes) en cursiva en el primer párrafo del documento.

En el siguiente párrafo, el juez escribió en cursiva la letra "m" en la misma palabra, mientras que en el tercer párrafo son cuatro las letras modificadas. Las 10 primera cursivas forman las palabras 'Smithy Code', en alusión al apellido del magistrado.

Dan Tench, un abogado experto en medios de comunicación, fue uno de los primeros en darse cuenta de que las letras encerraban un mensaje y el propio magistrado le confirmó sus sospechas.

"Después de que se conocieran estos hechos, recibí un correo electrónico del juez en el que decía que no se trataba de un error, sino que había introducido un código en su sentencia", explicó al diario 'The Guardian'.

Al ser interrogado por ese extraño código, el magistrado señaló: "No entiendo por qué una sentencia no puede ser objeto de una broma".

Tras las palabras "Smithy Code", Dan Tech ha encontrado otras 25 cursivas a lo largo de las primeras 14 páginas del documento.

Hasta el momento, nadie ha descifrado el código completo introducido por el juez en la sentencia, con el que rechazó la demanda de los autores Michael Baigent y Richard Leigh, que consideraban que Brown había copiado la estructura central de su libro 'The Holy Blood and the Holy Grail', publicado en 1982.

foca anónima dijo...

Chema, tienes un email.

chema dijo...

No hay contradicción en lo que yo digo, resulta difícil hablar de este tema sin hablar de política y no seré yo el que hable de política cuando ya me criticaron por hacerlo en los inicios de este blog.
Solo decir que para trabajar y creer en el SNS no hace falta tener un carné del psoe y que a alguno se le debería caer la cara de vergüenza cuando en los primeros meses del 96 decían que la derecha privatizaría el SNS y quitaría las pensiones y es que en la socialdemocracia hay gente mala que camina y va envenenando la tierra.

chema dijo...

Foca, gracias eternas.
Voy a probarlo.

Paisanos se traslada. dijo...

A TODO EL QUE LO VIERE Y ENTENDIERE.
GRACIAS A PAULA "PAISANOS" SOBREVIVE EN ESTA NUEVA DIRECCIÓN:

http://paisanosdeasturies.blogspot.com/

foca anónima dijo...

No es lo mismo, pero es lo más parecido que puedo conseguir en poco tiempo. Animo bloggero.

Pablo dijo...

De la calefacción central de los edificios de los años 70 hemos pasado a las casas con calefacción individual por no soportar la idea de que con nuestra cuota de comunidad se está calentando el vecino; eso sí, con la calefacción individual pagamos más y tenemos más frío, pero nos alivia pensar que el vecino lo pasa peor que nosotros.

Los nórdicos, con el frío que hace por allí, no juegan con esas tonterías.

Aunque nosotros tenemos a las suecas para calentarnos.

Ana dijo...

No me imagino una "operación Malaya" para la parte de Suecia.

alfredo landa dijo...

Aunque nosotros tenemos a las suecas para calentarnos.

10:19 PM





¿Lo ven?
Soy el mejor.

sarapo dijo...

Chema, no le siga el rollo al Pipurrax que solo sabe hablar ge gasto farmacéutico sin haber citado ni una sola vez resultados obtenidos con ese gasto, conceptos indisolubles.

sarapo dijo...

El tema va por donde comenta Pablo.
Hace unos días, un compañero que nos dió un curso de psiquiatría transcultural decía que la mejor fase que había oído en su vida era: "Hay que formar individuos lo sufientemente autónomos como para entender que lo mejor del individuo se produce en contacto con el grupo". le atribuía la fase a un amigo suyo, Paco Morales, sicólogo social.
El compañero Fernández afirma que dicha frase ocupa lugar preferencial en el ideario ácrata y yo la he leído en el libro LA PESTE de Albert Camus.
Es importante tener una cosmovisión, tanto del individuo aislado (llevamos mil posts hablando sobre eso)como del grupo social (¿qué estamos dispuestos a hacer por los demás?)
De 1982 a ahora, los planteamientos socialdemócratas han corrido mucho y ha habido y sigue habiendo gente muy mala tanto a derecha como a izquierda. Obviemos esas maldades y reflexionemos. ¿Hasta dónde debemos practicar las verdades?

chema dijo...

Nuevo post en "Paisanos".
http://paisanosdeasturies.blogspot.com/

Ana dijo...

Parece que el bienestar de los países nórdicos es cuantificable. El que sus ciudadanos sean aburridos ya no lo es tanto. ¿No será que nos consolamos pensado que los nórdicos viven de puta madre pero lo pasan de puta pena? Supongo que ellos pensarán lo mismo de los españoles pero intercambiando madre y pena.

Un país que tiene una licencia de maternidad de un año es, sin ninguna duda, un gran país. Me apunte a Suecia, oiga.

Les dejo que me voy a teñir de rubia y a comprarme unas lentillas a ver que tal pinto de sueca (con el comentario anterior de Pablo y mi nuevo estilismo ¡a por la licencia de maternidad sueca!)

recién llegada dijo...

Estimado anfitrión: lo que hacía hoy en Salinas era orbaYar (tranquilo, seguro que escribe bien mantecada, o maragato) :-)

pipurrax dijo...

Un dato. Los británicos utilizan un porcentaje de genéricos del 60% y así ahorran 6000 millones de euros (un billón de pesetas) al año. Les puedo garantizar que no se mueren más por esa razón. En España ahorramos 195 millones.

mecanikong dijo...

UN POLACO PREVISOR

De Polonia a Suecia, por mar, hay un paso.Es la única distancia corta entre ambos países; por lo demás es como si estuvieran en planetas diferentes. En cuestión de salarios, por ejemplo, la separación puede establecerse simbólicamente entre las 300.000 pesetas mensuales que gana un tornero sueco y las 1500 que obtiene un polaco.La desproporción es tan grande que no parece natural, sino impuesta, pues no puede haber entre hombres y hombres las mismas diferencias que hay entre elefantes y hormigas.
El caso es que la policía sueca tiene un problema con un polaco. Se trata de un individuo que descubrió que si viene a Suecia en coche, toma unas cervezas y hace algunas cosas raras conduciendo, puede acabar en la carcel cuatro meses. Como los presos cobran aquí alrededor de mil pesetas diarias, no hace falta saber muchas matemáticas para sacar consecuencias: cinco años de salario en su país. Es la tercera vez que lo cogen. Es decir, que el previsor ganó para quince años. un poco más y ya se puede jubilar.

Carlos Casares (dejó una viuda sueca)

lafoca dijo...

Por cierto y sin que venga a cuento ¿alguien ha oído a Losantos esta mañana? -reconozco que me despierto cada día con la Cope-. No es textual, sólo memoriatextual. "Brillantísimo Rajoy ayer. Y Zaplana y Acebes. Muy brillantes en su respuesta a Montilla. Montilla patético. Montilla palurdo. Debería haber entrado la guardia civil en el Congreso a sacar a lo.. a lo... a lo que sea Montilla, que no sé lo que es." Mola lo de la guardia civil.

Anónimo dijo...

Qué bonito lo de Casares. La sueca lo tenía firme, se ve.

Fernando Terreiro dijo...

¿Yo que soy? Por un lado soy un ferviente defensor de la educación y la seguridad pública (de los pocos triunfos de la humanidad durante el siglo XX). En todo lo demás, el Estado como que tiende a sobrarme. Por otro lado estoy harto de ver progres socialdemocrátas que mandan a sus hijos a colegios concertados y para los cuales yo, sin duda, soy un facha.
Juanjo no me compare a los Dogma con Viktor Sjiostrom o Bergman (el gran Bergman de El séptimo sello o Fresas salvajes), que me enfado.
Por otra parte estoy de acuerdo totalmente con Artabro en que el enfrentamiento derecha-izquierda se basa en lo imaginario. Deberíamos lleegar a la conclusión de una vez de que en la base todos estamos de acuerdo porque esa base es practicamente inamovible. Yo, por mi parte, estoy con los de Euston.

Anónimo dijo...

Pablo, no se haga el sueco.

Anónimo dijo...

Un dato. Los británicos utilizan un porcentaje de genéricos del 60% y así ahorran 6000 millones de euros (un billón de pesetas) al año. Les puedo garantizar que no se mueren más por esa razón. En España ahorramos 195 millones.




¡Y dale¡, ¡que pesao¡ Pues váyase a vivir a Bristol y fiche por el NHS.
Los canarios no usan apenas genéricos, esas mariconadas.

chema dijo...

El futuro nos tortura, y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente (Gustave Flaubert)

Anónimo dijo...

Este blog que creo es el refugio de galenos varios, paercen más bién un refugio de magufos como diría maese Peregrín.

¿ Es que creéis que el ser humano como materia física, es capaz de eludir las leyes de la naturaleza incluída la razón, -que no es más que una manifestación de ella, producto de la represión del deseo.
¡Apañaos estáis!

Gracia Deledda.

mecanikong dijo...

Pues a mí Los Cardigans no me parecen aburridos.

Simón Suerte dijo...

El usuario anónimo nos acusa de magufos y apela al maestro Peregrín para darle mayor contundencia a sus afirmaciones, igual que haría un sabio de la Edad Media para sentenciar una afirmación: "Ya lo dijo Santo Tomás de Aquino". ¡Tiene bemoles la cosa!

"producto de la represión del deseo"

Nos hace el favor de explicar que es eso, pero no quieremos una sarta de patrañas metafísicas maguferas, de las que usted rechaza de plano en su intervención. Nos los define claramente en térmimos cientificos con base en la realidad, no en la fantasia filosófica. Y si ve que no puede, a lo mejor se da cuenta de que el maguferismo nos acecha allí donde menos los esperamos.

Simón Suerte dijo...

¿Que modelo social quiero?

Lo tengo relativamente claro: un estado laico, aconfesional y donde prime la solidaridad y el reparto equitativo de la riqueza. Donde allá una educación,unas prestaciones sociales, y una sanidad pública universal, y de calidad. Donde prime la igualdad de oportunidades de los más aptos frente a los derechos heredados.
Me da igual que esto me lo proporcione la izquierda socialdemócrata o la derecha liberal.
Me repatean las boberias ñoñas de un sector de la socialdemocracia, y el confesinoalismo de otro sector de la derecha, casí, casí por igual.

Ártabro dijo...

Juanjojambrina dijo...

Que el modelo económico vigente y unánimemente aceptado sea el que tenemos es un fracaso del socialismo.
Que el sistema de valores que tenemos sea el socialdemócrata, es un fracaso de la Iglesia católica y de la derecha.

-----

JJ, estoy de acuerdo. ¡Carallo!, Yo armándome un lío y usted lo sintetiza con dos “casi aforismos”.

Ártabro dijo...

Pablo dijo...

De la calefacción central de los edificios de los años 70 hemos pasado a las casas con calefacción individual por no soportar la idea de que con nuestra cuota de comunidad se está calentando el vecino; eso sí, con la calefacción individual pagamos más y tenemos más frío, pero nos alivia pensar que el vecino lo pasa peor que nosotros.

-----

Pablo, su ejemplo es bueno, pero no el mejor. En este caso lo que se demostraría es que somos más imbéciles que insolidarios.
Vaya, después de escribirlo ya empiezo a tener dudas. ¿Fifty-fifty?

Ártabro dijo...

Fernando, ¿no añadiría usted la sanidad pública a su lista?

brime de urz dijo...

De la calefacción central de los edificios de los años 70 hemos pasado a las casas con calefacción individual por no soportar la idea de que con nuestra cuota de comunidad se está calentando el vecino; eso sí, con la calefacción individual pagamos más y tenemos más frío, pero nos alivia pensar que el vecino lo pasa peor que nosotros.

-----
pablo, con Franco vivíamos mejor. Esos años 70...
¿No se apellidará usted Alcántara?

Pablo dijo...

Sería muy interesante que se hiciese un recuento de lo que pagamos al cabo del año en impuestos, sumando lo que se paga por impuestos directos (IRPF, por ejemplo) ) y lo que se paga por impuestos indirectos (IVA, por ejemplo).

Así comprenderíamos cómo los impuestos directos están pensados para que pague más quien más tenga (y redistribuyen la riqueza), pero los impuestos indirectos se pagan por igual.

Como muchos ciudadanos creen que sólo pagan impuestos cuando haen su declaración de Hacienda, pocos gobernantes se atreven a clamar por una subida del IRPF, de manera que para que cuadren las cuentas del Estado se echa mano del IVA. O sea, se recauda, pero más injustamente.

Los nórdicos lo tienen claro: tipos impositivos mayores, lo que es más justo, y mejores prestaciones.

Yo no necesito hacerme el sueco: las rías gallegas se parecen a los fiordos, y mi moza galega no tiene nada que envidiar a las nórdicas.

---------------
PD para Ártabro: era sólo un ejemplo (no puedo evitar la vena docente). Todos los insolidarios son imbéciles. ¿Y al revés?

---------------
PD para Brime de Urz: no se equivoque comigo. Los años que viví con Franco no viví mejor. Lo de los 70 era por acotar una fecha.

Fernando Terreiro dijo...

Por supuesto, Artabro. Con lo de la seguridad social incluía la asistencia sanitaria, quizás erróneamente. Eso es innegociable. Igual que es innegociable la otra seguridad, es decir, policías etc, que algunos liberales extremos incluso quieren hacer ver que podría ser privada.

El ejemplo que pone Pablo es excelente para aquellos otros liberales que piensan que debería poder elegirse entre un seguro privado de salud y la sanidad pública. La cosa me causa sus dudas a veces, pero creo que tal como somos, es mejor que no se nos dé a elegir.

chema dijo...

En los USA pagan muchísimos menos impuestos al llenar el coche de combustible por eso la subida del barril del petroleo la notan más cuando van a la gasolinera y se ha puesto de moda llenar el depósito, arrancar y salir corriendo sin pasar por caja.
God Bless America!