5 de abril de 2006

LA SONRISA VERTICAL

Hace casi dos años que la literatura erótica en castellano empezó a morir. Luis García Berlanga, ese gran erotómano que tiene la barba amarilla de tanto comer coños, inició el proceso de liquidación del asunto. En el año 2003 se concedió el XXV Premio La Sonrisa Vertical de literatura erótica al libro "Llámalo deseo" de Jose Luis Pérez del Corral. No ha habido más ediciones del premio.García Berlanga era el director de esa colección que editaba Tusquets con sumo gusto. La editorial y Berlanga dieron las siguientes y taxativas razones para clausurar el Premio:
1) la expresión literaria del erotismo ha ido gradualmente asimilándose a la narrativa general y se ha integrado, de un modo natural, en colecciones literarias no acotadas específicamente al género erótico; y
2) la mayoría de las obras premiadas en La Sonrisa Vertical han recibido, salvo en contadas ocasiones, escasa atención por parte de la Crítica, atención que actualmente ésta les dedicaría de haber sido publicadas en colecciones no especializadas.
Se puede estar o no de acuerdo pero el caso es que ya llevamos dos años sin premio a la mejor sonrisa vertical.
Sea como fuere, muchos e ilustres fueron los escritores que frecuentaron esa colección y ese género. Quiero pensar que las razones esgrimidas por Beatriz de Moura y Berlanga son acertadas. Quiero pensarlo porque desde que desapareció el Premio yo no he vuelto a leer literatura erótica. Quiero pensar que el género ha desaparecido subsumido en otros. No quiero pensar que el creciente conservadurismo social haya podido hacer el resto. No quiero pensarlo. No quiero pensar...
Un día de éstos, repasando bitácoras de actualidad me encontré con que una de ellas otorgaba un premio al mejor relato erótico sobre la mujer. La bitácora se llama CONFESIONES DE BACO y el autor, Jose. No es lo mismo, no es lo mismo. De todas formas comparé la fuerza narrativa con el último Premio Sonrisa que leí. Aquel inmenso "Espera, ponte así" del gran Andreu Martín (2001). ¡Quiá¡
¡Aprendices¡
















Tú me lo pediste
Autor: José (Baco)
Publicado en: Confesiones de Baco

Me dijiste que lo hiciera aquella tarde, y tras el café en el bar, al borde de la playa, tras el paseo notando la fina arena bajo nuestros pies, tras hablar de cientos de cosas, ninguna de ellas importante, fuimos al hotel. Y allí, en aquella cama enorme, te tumbaste, tan solo tapada por la blanca toalla que sirvió para secarte después de la ducha.

Pronto tus brazos estaban atados, por tus muñecas, al grueso cabezal de madera de nogal con suaves pañuelos de seda. Y tus piernas, de blanca piel, abiertas, permanecían anudadas a la parte inferior de la cama. Yo, de pie, a tu lado, despedía tus hermosos ojos de brillante mirada cubriéndolos con un bonito pañuelo negro.
A partir de ese momento, desconocías donde estaba, que hacia y que pretendía hacer.
Mis labios te sorprendían acariciando tu precioso cuello y a los pocos segundos, mi lengua jugaba a recorrer la parte interior de uno de tus muslos mientras retiraba la toalla para contemplarte bella e indefensa, atada a la cama sin otra posibilidad que sucumbir ante mi.
Ahora en la parte interna de tu muñeca fundía mis labios en un tórrido beso. Y mis dedos suaves y lentos, descendían desde el cuello, pasando por el hombro y deslizándose a lo largo de todo tu brazo.
Desaparecía de tus sentidos, para volver a aparecer de pronto, penetrando mi lengua entre los dedos de tus sensuales pies. Mis manos presionaban la planta de ellos con suavidad, notando como se relajaban entre mis dedos hasta volver a desaparecer para ti.
Y aparecer con pequeños besos, suaves besos de labios calientes, en tus mejillas, en tu frente, en tu cuello, descendiendo lentamente a tu pecho, convirtiéndose en besos húmedos cerca de tus pezones, en la suave piel de tus tetas.
Acariciando con el dorso de mi mano tus caderas, tu cintura y tu ombligo, subiendo lentamente a encontrarme con mi boca, donde tras humedecerme un dedo rozo casi imperceptiblemente con la yema uno de tus pezones que crece instantáneamente. Ahora con las dos manos acariciando muy suavemente tus pezones, que se transforman en duros botones puntiagudos mientras comienzas a moverte, a retorcerte en la cárcel de tus ataduras.
Aparezco en tu boca mientras sigo excitando tus pezones. Mi lengua acaricia la comisura de tus apetitosos labios que entreabres, tienes hambre, suspiras, sigues moviéndote, cada vez más salvajemente, pero estas bien atada. Así que tras penetrar tu boca con mi lengua, presionar tus labios en los míos, y beber de tu saliva, desaparezco por completo.
Tu no lo sabes, solo esperas como un débil animalillo, pero te estoy contemplando, te miro tumbada y completamente desnuda sobre la cama, sensual, erótica, provocativa e indefensa, expuesta a mis deseos.
Y mis deseos son aparecer sin preámbulos con la punta de mi lengua entre los labios de tu vagina, pero suavemente, solo rozándolos, notando como al primer contacto se tensan, se erizan.
Comienzo a lamerlos desde abajo, los dos a un tiempo, el extremo de mi lengua apuntando en el centro, recogiendo así los primeros frutos de nuestro juego mientras asciendo hasta llegar al clítoris donde profundiza mi lengua impregnada ya de tu dulce jugo. Ahora si, tus jadeos anuncian que harás todo lo posible por desatarte, mientras mi lengua presiona tu clítoris, juega a rodearlo y lo golpea suavemente, noto que te tensas, que estiras fuerte intentando romper los pañuelos, pero no lo conseguirás.
Mientras juego entre tus piernas soy consciente que ahora mismo estarás abriendo la boca, deseando lamer, comer, besar, morder, pero solo puedes gemir. Soy consciente que deseas cogerme de la cabeza y apretarla contra ti, pero solo puedes apretar tus muslos alrededor de ella. Y me excito aún más, cada vez más, mientras te bebo por completo. Y me excito más y más sabiendo que deseas que te penetre, y cogerme de la cintura, y besarme, y abrazarme, y sentirme tan a dentro tuyo que te queme. Pero nada de eso puedes hacer, porque estas expuesta mis deseos.
Me dijiste que lo hiciera aquella tarde.

83 comentarios:

pipurrax dijo...

¡Lo que le puede hacer un hombre a una pobre cabra!

TheoSarapo dijo...

Pipurrax, no había caído. Yo me preguntaba qué animal sería, pero claro, una cabra.¡Quién lo iba a pensar¡

TheoSarapo dijo...

En realidad, el último relato erótico de calado que leí fue la historia de desamor entre el Marqués y la súbdita rumana Rodica.
Había mucho cine S, mucho Lib, mucho Penthouse, mucha Querida Xaviera tras de aquel párrafo y aquellos empellones...

chema dijo...

¿Ha desaparecido La Sonrisa Vertical?
Ahora me entero. Es lo que tiene no estar al tanto de las novedades.

Anónimo dijo...

Me se ha puesto morcillona. Les dejo.

pipurrax dijo...

Xaviera Hollander, gran sexóloga sin duda. También era un gran especialista Charles Stevens, que en el mencionado, penthouse tenía un consultorio curioso que constaba en tres partes:
1.- Historia de Helga (relato erótico).
2.-Historia de Mario(relato erótico que complementaba al de Helga, su pareja).
3.- Comentario del doctor Charles Stevens....
Luego se quejan porque se les tome por el pito del sereno

pip dijo...

constaba de..

devisita dijo...

Ayer todos del Villareal, hoy todos del Barca?!.

Venga, Marqués, Vd. también, que así se olvida de Rodica...

recién llegada dijo...

Reflexionando sobre una conversación nocturna de ayer noche...quizá hoy se han cruzado por la calle con alguien a quien conocerán en el futuro. Quizá haya nacido hoy el novio/a de sus hijos, o se haya casado un antiguo jefe, o haya abierto los ojos por vez primera alguien que vaya a jugar un importante papel en sus vidas. Vidas paralelas que a veces se cruzan.

Catalino dijo...

Leí "Cruel Zelanda" Anónimo Nº 23 de La sonrisa vertical. Caligrafía inglesa: la primera que me enseñaron.

TheoSarapo dijo...

Catalino, explíquese algo más.
Recién, ¿nota fenómenos paranormales? ¿hizo la guija anoche?

Anónimo dijo...

Catalino, tiene buena pinta el argumento:
En pleno siglo XIX, la mujer de un oficial inglés, quien hasta entonces no ha vivido más que por y para los grandes principios morales que regían no sólo su vida, sino toda la sociedad victoriana, es raptada por una tribu de salvajes erotómanos de Nueva Zelanda.

Dejamos al lector imaginar qué tesoros de astucia e invención deberán desplegar las mujeres, los hombres y los niños de la tribu para que Stella MacLeod vaya, poco a poco, abandonando sus pudorosos modales y disfrutando desinhibidamente de los variados y sorprendentes placeres que se le ofrecen.

devisita dijo...

Es que se desparraman Vds.
Les contaré que en el 89 leí todos los publicados hasta entonces. Claro que no recuerdo los títulos ni cuántos fueron.
¿En qué estaría yo pensando?

devisita dijo...

Para que después digan que los canarios estamos aplatanados:

"Un hombre de 30 años ha sido detenido e ingresado en prisión acusado de homicidio en grado de tentativa por propinar un navajazo a un hombre que tropezó con él sin querer, informó hoy la Jefatura Superior de Policía."

¡Qué mal carácter!

Protactínio dijo...

Hoy, la literatura erótica (mala, buena y mediopensionista), está en la red. Entre muchísima broza, se encuentra, de vez en cuando, algo -digamos- emocionante.
Comparto el gusto por Andreu Martín. Una vez estuvo aquí, en las Tierras Raras, para una mesa redonda (junto a Juan Madrid y Lourdes Ortiz). Recuerdo que lo que más le gustó (comida y copas a parte) fue una óptica (ya desaparecida) que se llamaba "La gafita de oro".

Viejo Casale dijo...

La Sonrisa vertical.

"Amores campestres"

Macario quería mantener relaciones con su novia pero esta no le dejaba. "Nada Macario, hasta que no nos casemos no hay tu tía". "Pero si sabes que no tengo dinero mi amor", contestaba él."Pues pónte a trabajar" respondía ella.
Un día, Macario, desesperado y en estado de trance subió a la era y encalomó a una cabra. La cabra, sorprendida ante la embestida del miembro nada morcillón de Macario, echó a correr a toda velocidad con el Macario acoplado detrás. Al pasar a toda leche por la calle mayor del pueblo, un vecino le dijo al venidero suegro de Macario: "mira, ahí va tu futuro yerno". A lo que este contestó: "que jodío el Macario. No tiene dinero para casarse y se ha comprado una motoVespa".

Pues eso. La sonrisa vertical.

celia p. dijo...

Viejo Casale el campeón
¡Me troncho¡

Anónimo dijo...

Devisita ¿que te pareció
El vaixell de les vagines voraginoses/El bajel de las vaginas voraginosas, de Josep Bras (Barcelona)?

catalino dijo...

El usuario anónimo la tiene o ha encontrado la contraportada en internete.
Jj, quiero decir: recomendable.
Lo de la caligrafía es mi fuerte. Soy un pendolista. No tengo letra de médico. Me han alabado la letra tanto o más que afeado lo otro. En mis anteriores reencarnaciones me dediqué a ello en monasterios y tal. Ojalá pudiera vivir ahora de eso. No hay mercado.
Resumiendo: si me pilla el juez voy a la carcel; se entiende perfectamente.

Lerias dijo...

No sé si os parecerá interesante la iniciativa de www.escueladeescritores.com para celebrar el día del libro, han decidido escoger la palabra más bonita del castellano, pudiendo participar hasta el día 20 de abril. ¿Las palabras son bonitas por su significado, por su fonética o por la emoción al pronunciarlas?

marni dijo...

gracias, recién llegada, es restaurante de grandes eventos multitudinarios, muy bonito, a ver si me invitan allí en alguna boda o tal, no leí post, quizá luego, saludos ¿y Arturo Fournier, ande anda?

fanny dijo...

MI NEGOCIO:
Un restaurante de 1 sola mesa.
Cuando los comensales gastan 6.000 €, dispararan un cañonazo.
¿Quién lo escribió?
(Más o menos claro).

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

¿Pablooo? ¿Anaaa?:

Finiquitadas las morcillas, hemos dado paso al cabrales. Detalle de una pareja residente en Asturias.
¿Cómo reciclamos las lorzas post festín?
Un, dos, tres... respondan otra vez
(Besos)

TheoSarapo dijo...

lerias, supongo que será un conjunto de todos esos rasgos.los gallegos tienen palabras bonitas como agarimo, aturuxo o volvoreta.
Mi preferida es TETA. Me encanta. Lo que significa, lo que suena, lo que huele, me emociona, vaya, me emociona.

TheoSarapo dijo...

Fanny, que no serán tantas las lorzas con todo lo que juegan al pádel¡
Así, vía cabrales, nos recuerdan intensamente.




Don Prota. La gafita de oro. increíble.¡Qué país este nuestro¡

TheoSarapo dijo...

¡viva la red¡
http://www.xavierahollander.com/

DamaOscura dijo...

Entre literatura erótica anda hoy el juego…
¿Saben? Me encanta cómo escribe Almudena Grandes, he leído casi todo de ella, con excepción precisamente de sus novelas subidas de tono. A esos niveles sólo topé con Lucía Echevarría (sí, DavidTrasgu, sé que esa moza no te gusta en absoluto, literalmente hablando, of course). En mi casa apareció un buen día, sin saber muy bien cómo, “Amor, curiosidad, Prozac y dudas”. Me pareció francamente curiosa cuando la leí -no voy a entrar en hacer crítica de su posible calidad- y lo comenté con mi grupillo de la facultad. No lo esperaba en absoluto, pero pasó por casi todas las manos. Es más, no sé si el último compañero me lo habrá devuelto, y de esto hace seis años o así. Para que vean que en la carrera de medicina no todo –ni mucho menos- es estudiar.
Y, como no podía ser menos, ahí va una anécdota, en este caso sobre mi primer contacto (puramente casual, cómo verán) con un film pornográfico. Tenía 13 años y estaba en el salón de casa de mi vecina del pueblo, las dos jugando, revolviendo un poco, más bien aburridas. Trini, que de aquella contaba 10 años, encontró una cinta de vídeo sin título, escondida detrás de un estante. La pusimos pensando que sería cualquier capítulo de telenovela que hubiera grabado su madre, pero descubrimos horrorizadas lo que le puede suceder “en el infierno” a una pobre chavala entre 4 ó 5 maromos musculados con sus correspondientes tridentes, cuernos y…demás. Muertas del asco, no podíamos parar de reírnos, y la volvimos a esconder rápido por miedo a que nos pillaran. Esa tarde Trini me atosigó a preguntas que no supe responder.

An Hong dijo...

Teta. Me parece que JJ está todvía en la fase oral ¡Toma psicoanálisis!

La literatur erótica (así sin más) no me gusta porque siempre me parece muy seria y manierista. la literatura erótica es esas dos líneas bien escritas entre cientos de páginas donde se habla de eso. Pienso en algo y se lo digo

Pablo dijo...

Juanjo: el libro "Bésame mucho" de Carlos González, recién adquirido por la señora de la casa y ojeado por un servidor sin mucho detenimiento, me parece más pesado que los artículos de Lucía Etxebarría. O de Soledad Puértolas.

Me lo llevaré al parque.

Ártabro dijo...

Barsa 2 Benfica 0
Hasta el minuto 88 "Tot el camp era un flan"

Visca el Barsa

recién llegada dijo...

Lamento defraudarle, pero ayer no jugué a la güija...:-) Es sólo que estuve hablando con algunas personas de la edad de mis padres (como fui sabiendo a medida que surgían las palabras) sobre qué estábamos haciendo en tal o cuál año...y hoy me puse a pensar lo que escribí en el comentario de antes, pero prometo para su tranquilidad que no lo hice con un turbante en la cabeza ni delante de ninguna bola (de cristal, me temo).

recién llegada dijo...

Lamento defraudarle, pero ayer no jugué a la güija...:-) Es sólo que estuve hablando con algunas personas de la edad de mis padres (como fui sabiendo a medida que surgían las palabras) sobre qué estábamos haciendo en tal o cuál año...y hoy me puse a pensar lo que escribí en el comentario de antes, pero prometo para su tranquilidad que no lo hice con un turbante en la cabeza ni delante de ninguna bola (de cristal, me temo).

recién llegada dijo...

El único libro que he leido de La sonrisa Vertical, es cómo no, "Las edades de Lulú".

pipurrax dijo...

Damaoscura un libro de la sonrisa vertical, no debe pasar de mano en mano. No lo reclame.

Ana dijo...

Juanjo, le perdono el olvido porque no es gallego: axóuxere (sonajero), en este caso por la fonética claramente onomatopéyica.

Como se habla de literatura erótica diré que no me gusta la palabra 'pezón' (por cierto, es un apellido asturiano).

Ana dijo...

Chema dijo: ¿Ha desaparecido La Sonrisa Vertical?

Tranquilo, Chema, solo la colección.

TheoSarapo dijo...

¡¡Son ustedes la polla¡¡

fanny dijo...

Pablo, no utilice el libro en el parque como arma defensiva.

Palabras que no molan (oir): eróticas?: manuelina y gayumbos.

Palabra que sí: penetración.
(Son más de las 22:00; horario adulto)

Ana dijo...

"Hace casi dos años que la literatura erótica en castellano empezó a morir."

Pues me parece que Gimferrer está intentando resucitarla con el "boca a boca".

fanny dijo...

Ana = la bomba. Ya tenía yo morriña.

arturo fournier dijo...

Llego ahora del trabajo.
He estado ocupado en los últimos días, pero sepan que les he leído, así por encima. No les voy a aburrir con mis dramones personales.
No conozco la colección de libros esa de la que hablan pero cuando era joven me leía libros de esos. Hace tiempo que me pase a la novela no erótica en exclusiva y en lo personal tampoco tengo a mano ninguna sonrisa vertical.

Sobre la palabra que más me gusta: Dinero.
(Agradezco sinceramente las muestras de afecto de todos aquellos que han preguntado por mí y también de los que no lo han hecho).

Les quiero/leo.

TheoSarapo dijo...

Axouxere, guapa va.

Pablo, no llevo acciones en lo de Carlos González. Es un tipo que me cae por el solo hecho de enfrentarse al poder establecido, porque favorece el flujo de sentimeintos entre padres e hijos y finalmente, porque recomienda a las tías que se quiten el sujetador, gran aspiración final del hippismo, como se sabe.
Carlos González, como bien decía Roberto días atrás, relaja las relaciones padres-hijos.
Me gustaría ver un estudio de efectividad del método Estivill y me gustaría que Estivill contestase a preguntas tan sencillas como ¿por qué hay que dejar llorar a los niños?
Una sociedad estivillera será una sociedad muy aburrida e interesada. Ya dije que Estivill no es más que un fenicio que copió un método que venían aplicando con variantes los pediatras desde siglos antes.

Ártabro dijo...

Bienvenido don Arturo, espero que se quede entre nosotros: leernos está bien pero participar es la pera.

Simón Suerte dijo...

Yo de la sonrisa vertical solo he leido Las Amistades Peligrosas, que me parecieron una magnifica, original y epistolar forma de narración.

Simón Suerte dijo...

Arturo por fin de vuelta, y no se preocupe que no nos aburre nunca, nos cuente lo que nos cuente.

recién llegada dijo...

Sr Fournier, un saludo grande grande.

Pablo dijo...

Estivill no dice exactamente que hay que dejar llorar a los niños. Ni que si lloran por las noches sea mejor no levantarse. Léase el libro.

Esta noche hice una de mis mejores marcas: mis hijas me reclamaron siete veces, y ninguna me negué. Pero era por razones poderosas, como tiene que ser. ¿No se acuerda del cuento de Pedro y el lobo? ¡Al cuerno los vendelibros!

Ana dijo...

Menuda mezcla: literatura erótica, palabras bonitas y feas, Estivill y Cía. y la cabra de Pipurrax.

Ártabro dijo...

Dedicado al ilustre bloguero castellano-leonés.

Castrillón.- Vocablo toponímico de Galicia, que es aumentativo de CASTRO y significa monte alto, eminencia, altura o elevación del terreno.

Su familia paterna, sino gallega, ¿no será originaria del Bierzo?

Ana dijo...

Juanjo dijo: Pablo, no llevo acciones en lo de Carlos González.

Pues deberia pensar en ello. Hoy fui a una librería y me llevé Interludio azul y Bésame mucho. Me faltó El mito de la educación que no lo tenían.

DamaOscura dijo...

Pipurrax, no había reparado en esa cuestión! Gracias por el consejo. El libro, todito para él.
Arturo, ciertamente le echábamos en falta (seguro que también Caín, quien últimamente hace intervenciones más emotivas). Sabemos que nos sigue. Nos gusta tenerlo entre nosotros.
Me voy al sofá a esperar que me dé el sueñín. Buenas noches a todos.

Fernando Terreiro dijo...

Ártabro como va de literatura erótica me desnuda usted. Castrillón es un municipio lindante con Avilés. De Asturias provenía algún antepasado mío del siglo XVIII que se bajó para Andalucía (nada representada en este blog) Esa familia llegó a ser una de las grandes fortunas de su provincia, pero mi abuelo, prolífico él (leería mucha literatura erótica o poca quizá), tuvo la friolera de 16 hijos reconocidos. Eso sumado a su condición de mal administrador y gran vividor nos dejó en lo que nos dejó. Ustedes ya habrán notado mi vena aristocrática.
Por otra parte ando dándole vueltas a recuperar algo de mi perdida fortuna entrando en litigio con Polanco. El hierro de la ganadería de mi abuelo era C+.

Lerias dijo...

Yo si leí el libro de Estivill y, con mucho esfuerzo y la colaboración materna, desde entonces todas las noches utilizamos el clásico de Pablo "Hala, un beso y a la cama, y que duermas bien". Sin miedos y sin peros...

TheoSarapo dijo...

Pablo: Lo que dijiste el otro sobre la contienda Estivill-González es lo que pienso.
Los niños, por lo general, se duermen con Estivill, que sí dice que hay que dejarlos llorar, léase el artículo que le dedicó Espada, y se duermen con Carlos González. Solo trato de decir que allá se andarán los dos pero que influyen otros muchos factores.
Y González me parece que tiene las miras a más largo plazo que el fenicio estudioso del sueño gracias a quién los trastornos del sueño los tratan los neumólogos, por la cosa del ronquido.

TheoSarapo dijo...

El libro de Gimferrer es muy bonito. Y no se olviden que fue Ana la que me hizo leer la entrevista de Babelia.
El mito de la educación son 9 euros bien invertidos. Lo que hay está ahí.

Viejo Casale dijo...

Durante años fui lector de extangis en la fnac. Me molaba pasarme las tardes picando de libro en libro. Había otros tipos como yo. Freakis y tarados la mayoría. Entre ellos destacaba uno al que pronto bauticé como Jaimito. Jaimito rondaba los cuarenta, era tan alto como fedeguico y un ojo se le iba sospechosamente hacia la nariz. Llevaba gafas de pasta y los pantalones estilo pescador marcando un ridículo paquete, con los huevines apretados y el culico prieto marcando la raja. Vestía de manera estrafalaria. Caminaba a saltitos, con aire despistado y atontolinao. Un crack el tal Jaimito. Con semejantes credenciales me convertí en su fan número uno. le espiaba claro. Sobretodo cuando me dí cuenta de que sólo leía libros de "la sonrisa vertical" y comics guarros.
Lo habitual en los asiduos gorrones de la fnac era coger libros de uno en uno. Para disimular. De esa manera leí los primeros diarios de Espada y los cuentos de Fontanarrosa. Pero Jaimito no. Jaimito no se tapaba. Jaimito llegaba y arrasaba. Cogía siete u ocho libros de contenido X y se metía en el auditorio toda la tarde. Así durante semanas. Al final, un día me decidí a seguirle. Fue increíble lo que sucedió. Jaimito entró en el sex-shop de la gran vía. Le seguí, pero una vez dentro le perdí la pista. Entré en una cabina y me eseñaron el programa. Hubo uno que llamó mi atención. Se titulaba "el enano lector y su polla de león". Me figuré lo peor, pero el caso es que elegí ese apéndice. Al rato salió el enano, o sea Jaimito, y comenzó a trajinarse a una chica que impresionaba. La gachí comenzó a chuparle el rabo a mi héroe, que ni corto ni perezoso empezó a declamar a Shaskespeare ante mi asombro. Fue algo delirante. Al día siguiente interpelé al enano en la fnac y me explicó su obsesión lectora: "necesito inspirarme para mis coreografías, así de simple". Una noche jugó a escenificar el Bartleby de Melville y cuando llegó la hora de correrse dijo aquello tan manido de "Preferiría no hacerlo". Puro sexo tántrico.

catalino dijo...

Hoy claveles y clavellinas.
DIANTHUS BARBATUS
(Clavel de Poeta)

Cariofiláceas.
Principalmente herbáceas de hojas opuestas; flores hermafroditas, pentacíclicas, a veces sinsépalas, en general zoófilas, dispuestas en inflorescencias cimosas; fruto seco o carnoso; semillas ± numerosas, con perispermo.

Dianthus (claveles y clavellinas)
Silene (collejas, etc.)

Para comer: Tarta de Santiago.

Lerias dijo...

No pretendo ser un defensor de Estivill y tampoco leí a Carlos González, pero creo que no es exacto lo que se dice acerca de que hay que dejar llorar a los niños. En el libro distingue entre: enseñar a dormir desde el principio y reeducar el hábito del sueño, cosas bien diferentes. Cuando habla de reeducar Estivill dice "...el niño no renunciará a sus privilegios. Lo lógico es que llore, grite, vomite, patalee... ...pero ni os inmuteis." "...cuando hayan pasado 30 segundos uno de los dos volverá (de los padres) a colocar a Juanito en la cuna, una sola vez" pág. 76 En la página 80 dice "...si el niño llora los padres deben entrar con pequeños intervalos de tiempo para darle confianza, sin hacer nada para que se duerma o calle, hasta que el niño concilie el sueño solo." y a continuación pone una tabla con tiempos de espera. Ahí es donde está el aguante y sufrimiento de que somos capaces los padres, hasta conseguirlo o desistir. Este lloro suplicante es el mismo que hay que aguantar estoicamente cuando un capricho no es cumplido y todos distinguimos este llanto del producido por la enfermedad o una lesión.
¿Podríais facilitarme los datos del articulo aludido o el libro de C. González?

catalino dijo...

Caííííínnnnnnn ¿Dónde estará metido? Con lo que daba de si el tema hoy. ¡Ah! ¡Claro! No pasó del 5º

Anónimo dijo...

Sobre Carlos González:

http://www.crianzanatural.com/art/art58.html

fanny dijo...

Se impone un análisis estadístico del contenido de los post. Ignoro si tienen alguna razó de ser u obedecen a alguna planificación previa, al margen de la arbitraria apetencia del anfitrión.

Los de sexo y fútbol siempre son exitosos, si contamos el número de intervenciones.
Echo en falta otro tipo de deportes, ¿tenis?.
Parece que cada vez nos preocupan más los temas educativos.

Bueno esto es un derrape(paje) mañanero. Una excusa para saludarles a todos y desearles un buen día.

Arturo, escriba hombre.

Simón Suerte dijo...

Puestos a hablar de otros deportes que no sean futbol, Fanny, yo voto por el balonmano, el deporte de equipo que más éxitos nos está dando, los clubes españoles se pasean por las competiciones continentales, este año nuevamente la final de la Copa de Europa la disputan dos equipos españoles.

pipurrax dijo...

Relacionando los dos temas:
Creo que Estivill va a sacar un nuevo libro. "El beso negro explicado a sus hijos."

Pablo dijo...

Dijo Juanjo: "Los niños, por lo general, se duermen con Estivill, que sí dice que hay que dejarlos llorar, léase el artículo que le dedicó Espada".

Hombre, amigo Juanjo, supongo que será mejor leer el original que la interpretación que hacen terceros.

pipurrax dijo...

Me parece que muchos son más asiduos del cine de la sonrisa vertical, que de los libros

Pablo dijo...

Pipurrax, ya no se hacen películas como las de Emmanuel. ¿Se acuerda?

Pablo dijo...

Para finalizar: entre Estivill y Carlos González, prefiero algunos consejos de Christopher Green en "El primer año de su hijo", de Editorial Medici.

pipurrax dijo...

No recuerdo haber visto ninguna película sobre Emmanuel Kant.

Ana dijo...

En estas vacaciones: ¡Bésame mucho!

A la vuelta espero contarles mi opinión (con coñocimiento de causa) si es que les interesa (aunque no parece que haya mucho padre, perdón, progenitor, por aquí).

Ana dijo...

Fanny dijo: Palabras que no molan (oir): eróticas?: manuelina.

Me lo explique. No tengo ni idea de lo que es pero suena muy taurino.

Pablo dijo...

El comentario de Ana es el 69. El mío es el 70: siempre llego tarde.

fanny dijo...

Ana: Manuelina? Es eso de ver paja en el ojo ajeno... (Hecho por los que usan gayumbos)

dum dum pacheco dijo...

Nada más leer el nuevo post me acordé de Xaviera, literata, psicóloga y periodista. Pero veo que fuimos muchos los fans. Lo más curioso es que aquellas cartas de redacción certera y profesional parecian tener que ver poco con individuos acomplejados con el sexo. Tal es así que las respuestas de la Hollander eran decepcionantes al lado de aquel chorro de chorras y pasiones.

dum dum pacheco dijo...

Informe provisional de los 6 primeros días de aplicación del procedimiento Estevill:

- La paciente ha pasado de 45 a 5 minutos de llanto al entrar en su cuna.
- Cinco vómitos sobre seis días posibles.
- 1 o 2 despertares con llanto frente a los 3-4 iniciales.
- Fobia nocturna al ejecutor del método con ostensibles signos de rechazo de la paciente al aproximarse la hora del sueño.
- Estrés conyugal con declaraciones cruzadas altisonantes.
- Mejoría del sueño en 2-3 puntos sobre 10.
- Convicción íntima de que ésto ya no es un método: es una cuestión personal.
- Pendiente de aplicación al clón número 2.

Fernando Terreiro dijo...

Cada vez me alegro más de que mi hijo duerma bien sin métodos. Tenemos un libro de cuentos de Estivill y la verdad es que no están nada mal. A él le gustan también.
Dum Dum: chorro de chorras.¿Vaya pegada!
Mi palabra erótica preferida: abisinio.

ana dijo...

Fernado dijo: Mi palabra erótica preferida: abisinio.

¿Abisinio? ¿Mandéééééééé?

Creo que me de esta me pongo al día en vocabulario erótico.

Fernando Terreiro dijo...

El abisinio, al menos en Valladolid, es un pastelito dulce con una rajita en medio llena de crema pastelera. El hecho de que sea algo de comer da mucho juego a la palabra, que yo, por mi natural timidez, me niego a llevar más allá.

soni dijo...

Lean "Pura Vida" de Mendiluche...las féminas, claro...
Sito erótico preferido: all´donde se coje la vía central de la subclavia....a poder ser izquierda......risas

Ana dijo...

Nosotros (Pablo y yo) aplicamos el método de Estivill a nuestra hija pequeña (4-5 despertares cada noche en los que necesitaba la teta de su madre para dormir). Al tercer día la niña durmió de un tirón y sus padres también con lo que los tres estuvimos más descansados y de mejor humor. El libro de Estivill se fue a la estantería de donde no ha vuelto a salir. Y aquí se termina el cuento.

soni dijo...

Y por deformación profesional me gustaaaa ver cómo se coge....la yugular no tanto....lo adoro..sobre todo en manos expertas con una limpieza y destreza absoluta.....maravilloso...
También me ponen las palas del DEA....descarga de adrenalina total....sasasú en el estómago.....

soni dijo...

Me comunica Chemina pr sms que la Jurado ta en las últimas....

sarapo dijo...

Pablo, me refería a la entrevista que le hizo Espada.
Estivill es un personaje sobrevalorado. Hasta Espada, generalmente comedido e incisivo con los cuentistas, se rindió ante las mieles del buen dormir de las niñas. Es uno de los peores trabajos de Arcadi, su trabajo sobre Estivill mezclado con una visita al IVAM. Quedó mal Valencia y quedó bien Estivill.

Davidtrasgu dijo...

Dana Oscura ya sabes que Lucía Echevarría no me gusta como escritora pero si como pensadora, y me atrae su forma de razonar,pero me conoces bien y sabes que se me caen de las manos los libros de ella. En mi caos de habitacion tengo algunos intentos de escribir novela erotica. Es realmente dificil ya que su maxima es estimular al lector de la forma mas sutil posible mezclando en el coctel esa sutileza con dosis de lo explicito. El enrase de ambas crea la atmosfera que buscamos como lector. Lo dificil es dar con la novela que se adapte a cada uno pues el erotismo es una veleta en un una tierra propensa a los huracanes, tan pronto nos atrae la calma como el mayor de los temblores. He encontrado unas frases en google de Luis G. Berlanga:

«Queremos dar aire que respirar, porque el deseo es salud, y sobre todo queremos recuperar el culto a la erección, al hedonismo, a las fértiles cosechas que una buena y gozosa literatura puede ofrecernos. Y, a través de nuestros libros, a través de nuestra y vuestra sonrisa vertical, constatar que el escribir sobre lo biológicamente apetecible es algo inmanente a todos los tiempos, a todas las geografías, a todos los hombres».

Os animo a buscar un libro llamado ¨Priapeos¨ es una recopilacion de grafitis de epoca romana en la ciudad de Pompeya. Buena,sana y comica literatura erotica en tiempos preteritos que os demostraran que el mundo no comienza en nuestros dias y menos en cuanto a sonrisas verticales.

:-)

Baco dijo...

Juanjo gracias por hacerme aparecer por aqui, aunque sea para ponerme a caldo.
Por si sirve en mi descargo, escribo como pienso, y no pienso en cabras :P siento no haberlo dejado claro.
El único animal del relato era yo.


Por cierto, interesantisimo blog. Me gustó mucho el post sobre el compositor de Naranjo en Flor, me encanta esa canción. También el de Sixto Casabona, así como las multiples reseñas de libros. Enhorabuena por este rincón.

Un saludo.