18 de abril de 2006

ELIZABETH BISHOP


La eterna relación entre el alcohol, la pintura, la música y la literatura.
Elizabeth Bishop es una de las pocas poetisas que hablan de sus problemas con la bebida de una forma normalizada, clara, sencilla y directa. "Soy alcohólica". Por contra, unos cuántos mediocres poetas nacionales han hecho de su alcoholismo un rasgo de distinción, de hidalguía, "sine qua non".El peso estúpido de Artaud y la absenta.
No es el caso de la Bishop, ignorada en España. Excepcional pintura realista.
Escribe Bishop:

I have suffered from abnormal thirst
I swear it's true and by the age
of twenty or twenty-one I had begun
to drink, & drink I can't get enough...


("He padecido una sed anómala / juro que es verdad / y alrededor de los 20 o 21 años empecé / a beber y beber - nunca tengo bastante...").
Una salud.
Tal vez Bishop supiese que ya existía un término, BULLSHIT, para denominar a la charlatenería incrustada y presente en nuestra cultura. Harry Franfurt explica que la charlatanería, inocente en sí, es en realidad mucho más peligrosa para la verdad que las propias mentiras.
Más Bishop, por favor.
Dejadme ese poema, THE MOOSE, que tardó 3o años en finalizar.
¿Quién dijo que la poesía era ficción, libertad de crear?

44 comentarios:

Dum Dum Pacheco dijo...

"No sé nada, o más bien sé, y quizá sea muy peligroso decirlo, que no es el sentido quien crea las palabras, sino éstas a aquél".

"Si soy poeta o actor no es para escribir o declamar poesías,sino para vivirlas".

Antonin Artaud.

Borracho o loco, siempre Antonin.

Simón Suerte dijo...

Nuestro blogger hila fino los contenidos de sus post. El sábado elogia el vino con gaseosa, y el martes clama contra el alcohol y sus males (en este caso la mala literatura que generan algunos de sus consumidores habituales)

Simón Suerte dijo...

Hoy en el purgatorio, y el blog un poco mustio, la guardia se promete larga y aburrida. Ya ve Correctora de momento todo tranquilo, y un servidor sano como una lechuga.

Correctora de Galeradas dijo...

Menos mal que las cosas andan bien por el purgatorio, Simón. Que la estancia allí sea leve y rápida, y no tan aburrida como parece que se presenta.

Viejo Casale dijo...

Una recomendación: "Cuerpos del rey". De Pierre Michon.

Les leo.

Viejo Casale dijo...

Una recomendación: "Cuerpos del rey". De Pierre Michon.

Les leo.

catalino dijo...

No he encontrado el THE MOOSE.
Ni siquiera en inglés.
Frotaré la lámpara de Aladino: me lo cuelga, porfa; traducido, plis.

dum dum, buen golpe.
Simón, ánimo.

arturo fournier dijo...

Oiga, que lo de "les leo" lo inventé yo.

recién llegada dijo...

Blog tranquilo hoy, se ve que hay esa serie que tanto les gusta.
A propósito del alcoholismo, un psiquiatra de renombre hizo hoy la siguiente reflexión: nadie que no sea traumatólogo es capaz de curar una fractura, del mismo modo que es inviable curar una neumonía sin antibióticos, y sin embargo, para curar el alcoholismo, no hacen falta PSI, sino un grupo de apoyo de "legos" (refiriéndose a alcohólicos anónimos y demás)...

chema dijo...

Ocurrido en un centro de Salud de Avilés.
Suena el teléfono en la consulta:
Administrativa a la Médico:
- Un paciente que quiere hablar por teléfono contigo ahora.
Médico:
- Venga pásamelo.
Paciente:
¡¿Doctora?!
Médico:
Sí, soy yo.
Paciente:
Oye, que era para decirte que voy a seguir bebiendo.Que borracho estoy como Dios.
--------------------------------
He llegado a casa y me he quedado mirando la Guía de actuación de la Semfyc, el Zurro, el Farreras y una GPC de alcoholismo.

marquesdecubaslibres dijo...

Me pregunto:
¿Por qué ya no escriben Pipurrax y De visita en este blog?
¿Por qué ya no escribe ningún asturiano en mi Zulo?
Modestamente recomendaría un poco mas de sentido del humor...

Simón Suerte dijo...

Lo siento Catalino no he logrado encontrar una traducción del poema al español, pero se lo cuelgo en el inglés original.

For Grace Bulmer Bowers


From narrow provinces
of fish and bread and tea,
home of the long tides
where the bay leaves the sea
twice a day and takes
the herrings long rides,

where if the river
enters or retreats
in a wall of brown foam
depends on if it meets
the bay coming in,
the bay not at home;

where, silted red,
sometimes the sun sets
facing a red sea,
and others, veins the flats'
lavender, rich mud
in burning rivulets;

on red, gravelly roads,
down rows of sugar maples,
past clapboard farmhouses
and neat, clapboard churches,
bleached, ridged as clamshells,
past twin silver birches,

through late afternoon
a bus journeys west,
the windshield flashing pink,
pink glancing off of metal,
brushing the dented flank
of blue, beat-up enamel;

down hollows, up rises,
and waits, patient, while
a lone traveller gives
kisses and embraces
to seven relatives
and a collie supervises.

Goodbye to the elms,
to the farm, to the dog.
The bus starts. The light
grows richer; the fog,
shifting, salty, thin,
comes closing in.

Its cold, round crystals
form and slide and settle
in the white hens' feathers,
in gray glazed cabbages,
on the cabbage roses
and lupins like apostles;

the sweet peas cling
to their wet white string
on the whitewashed fences;
bumblebees creep
inside the foxgloves,
and evening commences.

One stop at Bass River.
Then the Economies
Lower, Middle, Upper;
Five Islands, Five Houses,
where a woman shakes a tablecloth
out after supper.

A pale flickering. Gone.
The Tantramar marshes
and the smell of salt hay.
An iron bridge trembles
and a loose plank rattles
but doesn't give way.

On the left, a red light
swims through the dark:
a ship's port lantern.
Two rubber boots show,
illuminated, solemn.
A dog gives one bark.

A woman climbs in
with two market bags,
brisk, freckled, elderly.
"A grand night. Yes, sir,
all the way to Boston."
She regards us amicably.

Moonlight as we enter
the New Brunswick woods,
hairy, scratchy, splintery;
moonlight and mist
caught in them like lamb's wool
on bushes in a pasture.

The passengers lie back.
Snores. Some long sighs.
A dreamy divagation
begins in the night,
a gentle, auditory,
slow hallucination. . . .

In the creakings and noises,
an old conversation
--not concerning us,
but recognizable, somewhere,
back in the bus:
Grandparents' voices

uninterruptedly
talking, in Eternity:
names being mentioned,
things cleared up finally;
what he said, what she said,
who got pensioned;

deaths, deaths and sicknesses;
the year he remarried;
the year (something) happened.
She died in childbirth.
That was the son lost
when the schooner foundered.

He took to drink. Yes.
She went to the bad.
When Amos began to pray
even in the store and
finally the family had
to put him away.

"Yes . . ." that peculiar
affirmative. "Yes . . ."
A sharp, indrawn breath,
half groan, half acceptance,
that means "Life's like that.
We know it (also death)."

Talking the way they talked
in the old featherbed,
peacefully, on and on,
dim lamplight in the hall,
down in the kitchen, the dog
tucked in her shawl.

Now, it's all right now
even to fall asleep
just as on all those nights.
--Suddenly the bus driver
stops with a jolt,
turns off his lights.

A moose has come out of
the impenetrable wood
and stands there, looms, rather,
in the middle of the road.
It approaches; it sniffs at
the bus's hot hood.

Towering, antlerless,
high as a church,
homely as a house
(or, safe as houses).
A man's voice assures us
"Perfectly harmless. . . ."

Some of the passengers
exclaim in whispers,
childishly, softly,
"Sure are big creatures."
"It's awful plain."
"Look! It's a she!"

Taking her time,
she looks the bus over,
grand, otherworldly.
Why, why do we feel
(we all feel) this sweet
sensation of joy?

"Curious creatures,"
says our quiet driver,
rolling his r's.
"Look at that, would you."
Then he shifts gears.
For a moment longer,

by craning backward,
the moose can be seen
on the moonlit macadam;
then there's a dim
smell of moose, an acrid
smell of gasoline.

Simón Suerte dijo...

Chema, que bueno, me parto el pecho. Has logrado hacerme la tarde de guardia más agradable.

lafoca dijo...

No me gusta la poesía, no la entiendo, me puede, la aborrezco, es una tara que llevo encima. Sin embargo, hace un par de años, decubrí a Bishop y me fascinó su vida. Eso y que su poemario es tan corto, me animó a leerla. Pero sólo a ella. A nadie más. Nunca.

Catalino, el google es tu amigo, no sé si estará traducido al castellano (al vasco sí, fijatetú), pero en VO pegas una teclada y aparecen themoouses a cientos.

Protactínio dijo...

Ustedes perdonen la intromisión, pero estoy algo emocionado: esta tarde, en Madrid, en la cafetería Kon-Tiki (lugar clásico donde los haya, casi enfrente de donde estuvo la última estatua ecuestre del dictador), he conocido a Angel González. Me lo ha presentado otro grande, que omito por la intimidad. A la cara, le he llamado "maestro". Y copio aquí un soneto suyo:

Alga quisiera ser, alga enredada,
en lo más suave de tu pantorrilla.
Soplo de brisa contra tu mejilla.
Arena leve bajo tu pisada.

Agua quisiera ser, agua salada
cuando corres desnuda hacia la orilla.
Sol recortando en sombra tu sencilla
silueta virgen de recién bañada.

Todo quisiera ser, indefinido,
en torno a ti: paisaje, luz, ambiente,
gaviota, cielo, nave, vela, viento…

Caracola que acercas a tu oído,
para poder reunir, tímidamente,
con el rumor del mar, mi sentimiento.

Caín dijo...

Simón y correctora protagonizan un nuevo capítulo de "Médico en familia".El problema viene después: por eso se ruega a los enfermos gallegos que acudan en masa al hospital del Dr.Suerte para evitar que nos haga otro cortaypega "en inglés original".

El freecubas se pregunta y él mismo se contesta. Nada nuevo bajo el sol salvo el grandilocuente "modestamente".

Siempre me explicaron que el alcohol servía para "matar a los bichos". Lo malo es que algunos tardan en morir y nos glosan su agonía en prosa y en verso.

catalino dijo...

Gracias Simón, Ártabro y Fernando... mis genios de la lámpara (y el tío Google)

Protactínio, no me extraña... adelante con el lujo de expresar una emoción así y aquí.
Yo hoy he fotografiado el majuelo florecido (por fin lo hizo) al que tantas ganas le tenía desde el día de "los majuelos pignorados" del melo y la discusión: es viña y es Crataegus monogyna.

"Forma parte de la tríada de árboles consagrada a las hadas: roble, fresno y espino y se dice que, en los lugares en los que se pueden ver estos tres árboles juntos, con un poco de suerte, se pueden ver hadas." Google

marquesdecubaslibres dijo...

Pues nada, aquí les dejo con Caín, mala baba y tontín. Esteban, todos tuyos.

Caín dijo...

Modestamente recomendaría un poco más de sentido del humor, freecubas.....
Gracias por lo de "tontín", me hace sentir más joven.

lafoca dijo...

Conocí este blog por Tino Pertierra. Conocí a Tino Pertierra porque leo algún periódico. Chateé durante meses con un nick borde e hijoputa, cruel e inteligente, directo y sibilino, enamorado de las palabras, de sí mismo y de desquiciar a la contraria. Un nick grande, de los que me gustan. Tardé en saber que era Tino Pertierra. Aunque leo el blog desde diciembre, nunca había entrado a los comentarios. Y ahora empiezan a interesarme más los comentarios de esta familia circular y cerrada que el propio blog. No sé si hay trolls, desconozco si hay clones, intuyo algún friki, demasiados buenos y un malote. Mola. Me quedo.

chema dijo...

Paula, Álvaro y Luis... Ya están en "Favoritos"

Caín dijo...

Me pido troll, malito y clonao (o clon, trollito y malao; o malo, clonito y trollao).

La foca y los gatitos: cuestión de bigotes.

lafoca dijo...

Por aquí, salvo error, omisión o cataclismo, sólo pasará Paula; pero Alvaro y Luis también estarán encantados de que les haya metido alguien en favoritos. Probablemente es nuestra primera vez. Ya decía yo que molaba.

Caín, incluso sin pedirlo, ya te los había adjudicado. Una pizca de troll, media pizca de malote y ¿cuánto de clonado?

Fernando Terreiro dijo...

Alcohólicos no anónimos:
Faulkner, Pessoa, John Ford. tres luces que iluminan la oscuridad total del siglo XX. Faulkner no bebía cuando escribía, sus tremendas borracheras solían acontecer con la finalización de alguna de sus obras. Pessoa era un bebedor secreto y hogareño, le fotografiaron una vez y dijo haber sido pillado en flagrante delitro. Ford era de la clase diferente, sufría su alcoholismo peronos quería hacer ver que el alcohol era divertido y socializador, y lo conseguía.

Por otra parte los alcohólicos suelen ser bastante peñazos. el barman dixit. Por ejemplo. Malcom Lowry, tan venerado en otras latiudes no terreiras.

catalino bueno dijo...

Lo que más me ha gustado de lafoca y los gatitos es como se arrima al puntero el gato y lo que menos: "esta familia circular y cerrada"
Espero que cerrada no.

TheoSarapo dijo...

Joder, Ni Dum Dum, drinker as myself, ni Simon, imposible drinker, se coscan de lo que quiero decir.
Si que se enteran La foca y los gatitos y Caín.
Me refiero a ese paseo en procesión de los vicios como virtudes. Me vale más ese terrible "nunca, nunca, tengo bastante...".
hay bichos muy pesados que se conservan bien en alcohol.

TheoSarapo dijo...

Recién: Guillermo Rendueles sabe que los alcohólicos empezaron a dejarde beber cuando dos médicos norteamericanos declararon su incompetencia para curar el alcoholismo. Hace 100 años.
Hya una parte del tratamiento médica, la sdesintoxicación . Otra parte es la deshabituación, donde la sosioterapia es la clave. es un problema de valores. o es un problema médico, pues. Ni psicológico.
De todas formas, lo que cuenta Rendueles se venía haciendo 30 años antes de que él lo empezase a
publicitar.
El problema de Rendueles es que piensa que todo es un problema social, como buen marxista. Una sociedad justa y solidaria no debiera tener enfermedades mentales.El problema es la naturaleza humana contra la que se desgañita y estalla la dialéctica hehgeliana. Naturaleza versus sociedad.

TheoSarapo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

El domingo a la noche en la 2, Trapiello enseña su vida: Manzaneda, Las viñas , Madrid.
Poder leonés.

mecanikong dijo...

Muy buenas. ¿Qué tal les va? Espero que estén teniendo una buena semana, por lo menos que el trabajo y sus actividades diarias les tengan ocupados como para no pensar en lo feo.
A mí me llama poderosamente la atención la frase esa de que muchos de los grandes escritores eran alcohólicos. Vaya control cerebral debían tener, o fuerza de voluntad, o enzimas hepáticas potentes, o todo junto. Creo que tanta autoexigencia no debe ser buena para uno mismo, aunque sí para los lectores, por lo que se ve. Hablo de los escritores que son alcohólicos de verdad, los que sufren trastornos (de la personalidad, de la conducta, de las relaciones) secundarios al consumo diario o los que son dependientes de grandes cantidades de alcohol. Habría que hacer un estudio, pasarles un cuestionario a los escritores actuales, a ver cuánto beben, con qué frecuencia, y si se alteran su conducta y su vida personal por el alcohol. Es la única manera de saber si muchos son unos fantasmas. O no. Desde aquí, y aunque no quede bien decirlo, mi punto de admiración a los que son capaces de crear literatura buena y lúcida siendo alcohólicos. Demuestran gran fortaleza mental. La pena es la autodestrucción que conlleva. Y el que diga lo contrario creo que miente. Sin embargo, el paciente que cuenta Chema es feliz así. Vaya lío.

Ana dijo...

Mecanikong dijo: "... a los que son capaces de crear literatura buena y lúcida siendo alcohólicos."

¿De qué serían capaces sin el alcohol?, ¿de más o de menos?

mecanikong dijo...

No lo sé, Ana. A lo mejor ni ellos lo saben. Puede que tengan miedo a probarse. La vida no es sólo escribir. Pero esta es sólo mi opinión. Y menos escribir con mucho alcohol en el cuerpo. Pero allá cada uno. Es horrible, no puedo sacarme el medicucho que llevo dentro.

chema dijo...

Hola mecanikong, da gusto leerle cuando se pone a escribir.
A ver si animamos este Blog que estos días está un poco bajo.
Además ahora tenemos otro blog avilesino con su foca y gatitos.

Ártabro dijo...

Paula, ya he entrado en vuestro blog. Mentiría si dijera que me ha gustado. ¡Me ha encantado! Os habéis ganado un lector fiel, lo de escribir va a ser más difícil: me cuesta mucho hacerlo.
Bienvenida a esta “tabla redonda” en la que el oficiante es un ”Merlín” conocido también por JJ.

mecanikong dijo...

¡Hola! Vaya descubrimiento La foca y los gatitos. Cada vez que paso por el Parque del Muelle, y miro la foca de frente, me da la risa. Es muy digna.

Simón Suerte dijo...

Coño Caín su fino humor inglés va mejorando poco a poco. ¿No será qué está acudiendo a la Academia de Monólogos de FLO en la 6ª?
No obstante aún sigue usted siendo bastante chiquitistaní.

simón suerte dijo...

Completamente de acuerdo Mecanikong,los buenos escritores alcoholicos, lo son a pesar del alcohol, y no gracias a él.

Fernando Terreiro dijo...

En eso creo que estamos todos de acuerdo, aunque conozco gente para la que es un plus de autoridad que el escritor sea un borracho. Pero será por afinidad.

mecanikong dijo...

Es el lado salvaje de la vida, que seduce mucho, chu, chu, chu, churururú,rurú, chup, chup, chup, uuuhh (intento tarararear la canción de Lou Reed).

Ártabro dijo...

Recomendación del día
Paisanos de Asturias ofrece hoy un post de indiscutible calidad y fina ironía gastronómica. Visita obligada.

recién llegada dijo...

También hablaba el docto en egolatría sobre el fallo de las utopías. Y sobre el poder del núcleo familiar-de apoyo de la persona para sostenerla en momentos difíciles, como el duelo. Además me abrió los ojos sobre el origen de las clasificaciones sobre trastornos mentales...¡y yo que creía que era la evolución de la especie y el pensamiento racional lo que había hecho salir a la homosexualidad del DSM?!!Y me encuentro con el poder de lobbies, votaciones ganadas por los pelos... A veces el suelo sobre el que piso se tambalea bajo mis pies.

Ártabro dijo...

Recién Llegada dijo...

...¡y yo que creía que era la evolución de la especie y el pensamiento racional lo que había hecho salir a la homosexualidad del DSM?!!Y me encuentro con el poder de lobbies, votaciones ganadas por los pelos... A veces el suelo sobre el que piso se tambalea bajo mis pies.



El suelo no se tambalea. El suelo es inestable y siempre lo ha sido. Lo único que ha cambiado es su percepción. Lo siento...pero ha comenzado usted a envejecer.

devisita dijo...

Muy buenas tardes a todos, nuevos y antiguos camaradas de esta tierra.
Aquí estoy, como siempre, devisita.


Gracias a Fernando y JJ por las recomendaciones de Granada, las cuales fueron debidamente atendidas.

heptafon dijo...

..de nuevo por esta tierra.

Pero una conjura alcoholica me ha impedido colgar el comentario hace un momento: Lo bien que se vende en determinados ambientes el malditismo, cuando la verdad es que con una botella de absenta encima nadie puede escribir más que garabatos, y de resaca no mejora mucho la situación.