17 de abril de 2006

DE UN MAL GOLPE


Supe que algo empezaba a moverse en las estancadas aguas de la novela negra hace unos meses, cuando la escritora argentina Claudia Piñeiro recibió el Premio Clarín 2005 por su interesante novela titulada "LAS VIUDAS DE LOS JUEVES". Así la presentaba la reseña solapada:
"Detrás de las paredes perimetrales, más allá de los portones reforzados por barreras y flanqueados por garitas de vigilancia, se encuentra Altos de la Cascada. Afuera, la ruta, la barriada popular de Santa María de los Tigrecitos, la autopista, la ciudad, el resto del mundo.En Altos de la Cascada viven familias que llevan un mismo estilo de vida y que quieren mantenerlo cueste lo que cueste. Allí, en el country, un grupo de amigos se reúne semanalmente lejos de las miradas de sus hijos, sus empleadas domésticas y sus esposas, quienes, excluidas del encuentro varonil, se autodenominan, bromeando, "las viudas de los jueves".
Rosa Montero describía así la novela ganadora: "Las viudas de los jueves es una historia coral, sólida, solvente, es una agudísimo retrato psicológico y social, no sólo de la Argentina de hoy sino del mundo acomodado occidental".
Así pues, la trama, el argumento, el mecanismo narrativo de la novela negra, ese complejo reloj de precisión que siempre ha presidido el trabajo de los grandes (Highsmith, Greene, Le Carré, etc) del género empezaba a menguar su presencia para dejar paso a un género más funcional y adecuado a la época. La novela negra volvía a recoger la bandera de denuncia social que durante tiempo justificó su existencia.¡Cuánto tiempo ha pasado desde que Carvalho mató a Kennedy¡
Las cosas han cambiado. Los grandes ideales han caído, los libros ya no son el depósito de la cultura, ya no hay guerra fría, etc, etc.
Félix Bayón, profundo y agudo conocedor de la realidad en la que se movía, intentó en su último libro caminar por la nueva vereda que le ofrecía la novela negra. Hastiado del periodismo, hastiado de la corrupción política en la ciudad en la que vivía, encontró el género adecuado para dar salida a su pensamiento, a su estado de ánimo. Y se inventó un "alter ego", el detective Luis León.
DE UN MAL GOLPE es la primera y por desgracia la última incursión de Bayón en el género negro. El escritor gaditano ya había tanteado el terreno en UN HOMBRE DE PROVECHO, tal vez su mejor novela, con la que ganó el Premio Ateneo de Sevilla en 1998.


DE UN MAL GOLPE es una novela correcta, aseada, de fácil y amena lectura. Ambientada en la Marbella de las mil y una corruptelas que tanto obsesionaron a Félix Bayón y que acabaron precipitando su salida del periodismo de investigación.
¿Qué no sabría Bayón sobre la cara oculta de esa ciudad?
La novela primeriza aparece lastrada por un final relativamente previsible y difuso aunque teniendo en cuenta el lugar secundario que se concede a la retícula argumental, el problema se diluye en sí mismo.
DE UN MAL GOLPE es una forma extremadamente sutil de narrar vía FICTION algo que el autor se había desgañitado en contar por FACTION con escasísimo acierto.
Cuenta Arcadi Espada en la necrológica que hoy le dedica al compañero muerto que Bayón "añoraba la profesión como un ternero". La inmejorable despedida de Espada tiene ese fallo. Bayón- Luis León ya no añoraba nada. Y Arcadi lo sabe pero no quiere pensarlo dos veces.
"¡Qué les voy a decir¡. Somos perros que hablan".






PD. Un buen día, Félix Bayón me explicó su trayectoria ideológica, y me dijo, con orgullo, que solo le quedaban tres únicos principios. Sus únicos principios, acuñados en 1789, dieron nombre a esta TierraLibertad.

33 comentarios:

celia p. dijo...

No somos nadie.
como Carvalho, ninguén

mecanikong dijo...

A mí me encantaría ser detective como los de las novelas negras. Pero en Avilés no hay mercado, creo. A lo mejor con la especulación en torno al campo de fútbol o los terrenos del Niemeyer...Incluso el estilo de Miss Marple me serviría de inspiración. ¡Lo bien que lo pasé con ella!
¿Por qué no acertó Bayón con la faction?

Protactínio dijo...

Antiguamente, era yo un degustador del género. Los más de doscientos títulos (desde Japrisot a Himes y desde Juan Madrid a Scerbanenco)que tengo en casa, lo atestiguan. Sin embargo, dejó de interesarme coincidiendo con un cierto afán por leer crónica/ensayo sobre España hoy. Me malicio que es porque, en el fondo, no he dejado del todo el género.
Lo más bonito del género suelen ser los títulos: "Los milaneses matan en sábado", "Un beso de amigo", "No tenía corazón" o "Aprende y calla", entre muchos otros, me apasionan.
Bayón tiene hermosos títulos en sus libros: "De un mal golpe" es canónico. Creo que iré a comprarla y retornaré al buen camino, una vez que de España ya no hay quien hable porque parece ser, cada vez más, una metafísica.

chema dijo...

Voy a buscar la necrológica de bayón donde explican que persiguió la corrupción de Gil et alli.

chema dijo...

La pluma que clamó contra la corrupción marbellí

CRISTOBAL G. MONTILLA

Afincado en Marbella desde 1994, Félix Bayón paseaba estos días por la localidad costasoleña con la mirada serena de quien ha visto pasar una docena de años con coherencia y quizás con la certeza de que algún día saldrían a la luz las tramas urbanísticas y corruptelas que denunció con su pluma.
Aunque, todo sea dicho, su voz de protesta tenaz y concienzuda no sólo transpiró desde su traje de escritor y periodista que quería ser libre y comprometido. Bayón ejerció, además, como un ciudadano al que le dolía el entorno que respiraba a diario las 24 horas del día. Al igual que no aceptó mordazas a sus artículos y reflexiones, tampoco echó mano de la autocensura cuando acudía a las dependencias judiciales a registrar oficialmente los desmanes de Jesús Gil y sus sucesores.

Llegó a participar en la presentación de más de 100 denuncias por asuntos urbanísticos en el territorio marbellí. Pero, aparte de a su vida profesional y privada, también trasladó su lucha contra la corrupción a la literatura. Precisamente, se marcha ahora que iniciaba una trilogía para narrar los abusos de poder, la ingente actividad mafiosa y el desmantelamiento de las arcas municipales al que llevaba asistiendo durante todo este tiempo.

Se ha ido justo un mes después de que presentara oficialmente la primera entrega de la trilogía, la novela De un mal golpe, una tarde en la que el Instituto del Libro de Málaga sirvió de enésimo punto de encuentro para que divirtiera con sus conversaciones a sus amigos.

Y, sobre todo, dijo adiós a la vida en la noche del sábado desde la butaca de un multicines marbellí, como si ésta fuese la metáfora que nos dice que la que ha sido la película de su vida durante más de una década, le tenía reservado un final feliz. Un epílogo que ha hecho justicia con su espíritu de lucha dándole la oportunidad de asistir a las detenciones masivas de la operación Malaya y a la disolución de la Corporación municipal. Con tal cercanía, que los periodistas todavía recuerdan la compañía que les ha brindado estos días en las maratonianas esperas ante las puertas del juzgado de Marbella.

Charlaba con unos y otros, e, incluso, la noche del pasado sábado 1 de abril, llegó a aguardar hasta bien entrada la madrugada la salida de la ex teniente de alcalde Isabel García Marcos, que prestaba declaración. Lo que veía quizás habría estado en el trasfondo de otras dos novelas sobre la corrupción marbellí, que aparecerían en 2007 y 2008, para sumarse a una bibliografía en la que, junto a un ensayo sobre la Rusia de Gorbachov, se encuentran narraciones como Adosados, finalista del Premio Nadal en 1995, o Un hombre de provecho, Premio Ateneo de Sevilla.

Como periodista se inició en el Diario de Cádiz, para continuar en Informaciones, Le Monde y El País. Y participó en la cobertura de conflictos como la Guerra del Sáhara, la Revolución iraní o la convulsa transición rusa.

chema dijo...

Para novela negra la novela histórica de Ellroy:
"América".
"Seis de los Grandes".

lafoca dijo...

Si acertó con la "faction", lo que no tuvo fue eco.

marquesdecubaslibres dijo...

El que es aficionado a la investigación policial es Chema, que tiene hasta una centralita de información.

mecanikong dijo...

Chema es un cotilla del copón, en Avilés todos lo sabemos.

Simón Suerte dijo...

Novela negra, si señor, me pasé la adolescencia entre el pan tumaca de Biscuter, la bufanda de Smile para combatir el frio del este, y el humano factor del señor Green. Gracias señor JJ por recordarme las horas de lectura de estos maestros.

chema dijo...

Yo soy un pobrehombre, un donnadie, un ceroalaizquierda... pero cotillear sí que me gusta, sí.

Fanny,le que pido aquí y ahora disculpas por mi actitud el día que nos enfadamos con lo de la foto.

marquesdecubaslibres dijo...

Chema, Rocío Jurado ha recibido la Extremaunción (primicia)

Protactínio dijo...

(Publicidad.)

Ya, en mi blog, receta -con jocunda introductio- de la pierna de cordero al horno y algunas indicaciones para su acompañamiento.

((Bienvenidos y que aproveche.))

Pablo & wife dijo...

Ya estamos en casa, y también en esta casa. Intentaremos ponernos al corriente de lo escrito estos días.

Marni dijo...

Veremos qué se desenvuelve el tal Luis León, esta semana lo compro. Me gusta la novela negra, suelo intercalar alguna del género de vez en cuando, preferidos Hamett y Highsmith, a veces me entretienen Simenon o Rex Stout, de los de ahora me gusta P.D. James, Henning Mankell o John Connolly. No obstante es un género en el que el desenlace con frecuencia me decepciona, especialmente en los autores más modernos, buenos inicios, buenas tramas, buen ritmo, pero el final... No sé si también los pasa a ustedes.

Anónimo dijo...

LA PRIMERA CRONICA DE BAYON PARA EL PAIS.



El fervor franquista llenó Las Ventas
FELIX BAYON
EL PAÍS - España - 14-06-1977


Ligeramente afónico y saludando con los brazos extendidos en forma de uve, Manuel Fraga Iribarne cerraba ayer la campaña electoral en la plaza de Las Ventas de Madrid. Su alocución había sido interrumpida en múltiples ocasiones por un público incondicional que gritaba abundantemente: «Fraga, Fraga... Franco, Franco». Minutos antes del final del acto, buena parte del público que abarrotaba las gradas y el ruedo (cerca de 50.000 personas aproximadamente) habían mostrado su inquietud por la presencia de una persona sin identificar en el tejadillo del coso.

La alocución de Fraga -que en ninguna ocasión utilizó su habitual primera persona- fue abundante en citas piadosas. Entre otras figuras del santoral a las que se invocó el futuro de España, se encontraban San Isidro, Santa María de la Cabeza y San Antonio de Padua santo éste que dictaba la festividad del día. Igualmente, esta invocación se hizo extensiva a las víctimas del 2 de mayo, las de Paracuellos del Jarama y las de la calle del Correo, que -afirmó- «nos dicen: votad por nosotros».Manuel Fraga comenzó saludando a sus paisanos de Villalba, que, según indicaba una pancarta perfectamente rotulada, se encontraban a espaldas del orador. Tras dar un repaso verbal a sus adversarios, pasó a agradecer su colaboración a aquellos que habían sostenido con su apoyo la campaña, y, entre otros, a «esas muchachas en flor que han estado cerrando sobres» y a «esas monjitas que han rezado para que las cosas marcharan bien».

El acto había sido abierto por un joven líder de Alianza Popular, Alfonso Armada, de veintidós años, quien dijo que votar Alianza Popular «es votar una opción moderada, de orden y de seguridad».

Posteriormente intervino, entre las ovaciones del público, César Pérez de Tudela, quien abundó las referencias a la naturaleza, que han convertido al antiguo inspector de policía en un hombre popular en toda España. Pérez de Tudela comenzó aclarando al respetable que él nunca había sido político, sino que se sentía llamado por el sentido del deber. «Me gustan las aventuras -dijo-, pero no para España. Me gustan sólo las aventuras que cada uno emprenda por sí mismo», aclaró el intrépido escalador. Su intervención, tras abundantes referencias a la pureza de las montañas nevadas, finalizó pidiendo el voto para Alianza Popular, «con el fin de despejar el horizonte ».

Posteriormente, ocuparla el estrado Ramón Hermosilla, que prodigó los ataques a la izquierda, siendo abundantemente aplaudido.

El estrado estaba presidido, respectivamente, por Manuel Fraga, Carlos Arias, y José María Ruiz Gallardón, ocupando lugares de preferencia en la segunda fila la cantante Luciana Wolf y el humorista Tip. Igualmente, en las primeras filas, confundidos con los periodistas, se advertía la presencia de la duquesa de Quintanilla y el cantante Jaime Morey.Tras Ramón Hermosilla, intervino Ruiz Gallaráón, quien hizo una sentida defensa de la «unidad de España», que, según afirmó, «se encuentra en peligro».

José Martínez Emperador, que subiría a la tribuna a continuación, haría hincapié, en la política social de Alianza Popular. En estos párrafos, seria menos aplaudido, volviendo posteriormente el fervor al ruedo cuando citó la era de Franco: « Los mejores años de España ».

Entre vítores y abrazos de los ocupantes de la mesa presidencial, alcanzó el micrófono Carlos Arias, quien, básicamente, alabó las obras del franquismo e insistió en la versión apocalíptica de España que había ofrecido días atrás ante las cámaras de RTVE. «¿Es que ahora alguien piensa que se pue den realizar las obras que se acometían en los tiempos de Franco? ». Al igual que el resto de los oradores, insistió en sus críticas a los centristas, mientras que el público gritaba: «Perjuros, perjuros... »Ya hacia el final, Arias tendría unas palabras para las mujeres: «Esas mujeres a las que recordándoles sus derechos, se les ofende en su dignidad».

Fraga cerraría la tarde cuando comenzaba a encenderse la luz artificial. Posteriormente, sus seguidores se irían dispersando, cargados de banderas nacionales, mientras, a través de la ventanilla de más de un coche, un brazo se alzaba al canto del Cara al Sol.

marni dijo...

Bienvenidos Pablo y Ana, yo me acabo de incorporar.
Chema, un saludo, es usted un buen tipo.

marni dijo...

«Esas mujeres a las que recordándoles sus derechos, se les ofende en su dignidad».
No tiene desperdicio el artículo de Bayón, frases rotundas las dichas en aquel acto, DIGNAS de los personajes que las emitieron, algunos que descansen en paz y otros a ver si descansan pronto, que ya es hora. Disculpen pero me sale del alma y conste que me contengo...
Me voy con el Leviatán de Paul Auster, es un escritor que me gusta mucho, sin embargo él tiene algo que no termina de gustarme, no sé, el gesto, tiene algo perverso.

catalino dijo...

He leído mucha novela negra. La vieja colección El Molino llenaba las estanterias de casa del abuelo. Sólo clásicos: la llave de cristal, cosecha roja, Chandler, el belga...Lo más actual ya no me gustó o me pilló con otros intereses.
Una sola vez fuí a ver a un detective privado acompañando a un amigo que tenia un delirio persecutorio; gracioso si no fuese por lo mal que lo estaba pasando.
El detective, aviador encima, le mandó, con muy buenas razones, donde debía: al Psi, Un profesional.

Tengo munchas fotos de rosaceas en flor y verdes gallegos.

TheoSarapo dijo...

Marni, aquel Bayón de Las Ventas solo tenía 25 años.
Espero que se publique un libro que recoja sus mejores crónicas. Por ejemplo, las que contaron la caída del Sha o la elección de Wojtila.

recién llegada dijo...

Poco a poco los polluelos vamos llegando al nido. Semana Santa muuuuy intensa. Disfrutada y exprimida. Sólo queda añorar los buenos momentos, contemplar las fotos, y esperar que vuelvan días tan felices.

TheoSarapo dijo...

Marni, pensaba que el toque perversón era lo que le hacía atractivo. Ya ve.
El detective Luis León es el investigador privado que más canutos fuma por folio cuadrado.
Doy fe de la veracidad de este aserto.

TheoSarapo dijo...

Pablo y Ana, bienvenidos a vuestras casas.

sarapo dijo...

Chema, si a usted le cuentan/contamos cosas será porque nos encontramos conformes haciéndolo. No sucede lo mismo con todas las personas.

lafoca dijo...

Al hilo de esa primera crónica de Bayón para El País ¿alguien sabría decirme cuántos Alfonso Armada "notables" existen? El nombrado ni es el golpista ni es el corresponsal y autor de teatro. Simple curiosidad.

chema dijo...

Marni, ese libro ("Leviatan")lo recomendé yo en la primera entrada de "Paisanos de Asturias". Tengo que volver a leerlo.
Lo que creo que no le gusta de Auster es esa mirada y ese gesto de... "ahora piensas que te estoy engañando y puede que estés en lo cierto". Sale en la portada del "que leer" diciendo que sus mejores libros ya están escritos...¿sincero?
............................
Juanjo, los cotilleos son solo eso cotilleos.
Marqués, me temo que le han intoxicado con esa información. Fuentes de toda solvencia me dicen que "La Más Grande" nos ha de enterrar a todos.
Por cierto marques, déjese de cotilleos e informenos sobre la desgracia que está sucediendo con la Telitromicina.

TheoSarapo dijo...

Pudiera ser el hijo del elefante blanco.

Ártabro dijo...

Catalino, vaya irrupción post vacacional. Así que “el belga”. Un respeto: Georges Simenon, padre del comisario Maigret y un maestro de la novela policiaca.

Bienvenidos todos, incluido el viejo green.

Ártabro dijo...

A Alfonso Armada lo de "Elefante" (el color es lo de menos) le sentaba muy bien, porque el hombre le echó mucho morro.

Caín dijo...

Tras la pasión, la resurrección.Ya estamos todos de vuelta. Hoy no está el cuerpo para batallas y tengo la quijada en el taller así que será hasta mañana.

Fernando Terreiro dijo...

Novela negra. Me gustan los clásicos: Hammett más que Chandler (ambos con retratos en el bar de nombre Chandleriano). En especial Cosecha roja y La llave de cristal, las dos obras maestras.. McDonald no está mal y ya estirando en el tiempo Highsmith es muy buena. Pero lo mejor, en mi opinión es el cine negro. Ahí me qudo con El sueño eterno de Hawks, Retorno al pasado de Tourneur, Atraco perfecto de Kubrick, En un lugar solitario de Ray, El último refugio de Walsh, Los sobornados de Lang, Double indemnity (¿Perdición?)de Wilder, eso sin hacer memoria. No me gusta nada, pero nada El halcón maltés de Huston.
Alguién duda que lo negro es cosa del cine más que de la literatura.

Simón Suerte dijo...

Pero Chema ¿realmente piensa que alguien no sabe quien es el Usuario Anonimo que periodicamente nos cuelga un articulo sobre politica, aunque sea de forma disimulada?

Simón Suerte dijo...

Marni, Leviatán es un magnifico libro, de esos que se leen de un tirón. Me animé a leerlo porque me lo recomendó doc Chema, un autentico apasionado de Auster.