24 de enero de 2006

SOLO DE SAXO

Otra vez sin sueño. Nunca he dormido bien. Nunca me ha gustado dormir aunque últimamente me estaban saliendo buenos sueños, casi de buenos como los algodones de Soni. Ahora lo ideal sería, por ejemplo, ponerme a componer una canción, aprovechar estos vahídos silenciosos en medio de la noche para esculpir una letra bonita, a lo Lou Reed, dedicada a ella, que empezase casi todos los versos con "she" y tal...But she sleeps.Y además ni me gusta la música ni sé escribir canciones.
Esta noche hay problemas, menores, y trabajo atrasado. Como diría un viejo conocido antes de irse a tomar unas copas: "muuuuucho trabajo atrasaaaado" .
No está el cuerpo rumbero y además he llegado tarde al susurro huracanado de Marni, esa ladrona. No sé qué hacer. A todo lo que llego últimamente es a entreverme escribiendo posts, cientos y cientos de posts que hago, deshago, guardo, borro, envío...según. Sorbido el seso.
La noche no me quema. No me pesa. Me pesa y me duele la incapacidad para controlar estos momentos. Me paro y pienso. Uno a uno. Primero, lee, por ver si duermes. A mano, Dostoievski, en una edición deshollada del "Diario de un escritor". Me encanta este libro. Lo abro al azar porque siempre cae alguna perdigonada:
"Soy un hombre extraño; ahora me tratan de loco; esto sería para mí un ascenso sino continuase siendo el mismo "extraño" de antes."
Cambio de bandera. El número 60 de la revista Clarín, literatura en estado puro. Buenas reseñas y buenos artículos de viajes, quizás demasiado emotivistas. De lejos, la mejor revista de libros. Lleva diez años rulando. Hojeo un reportaje sobre Buenos Aires y las reseñas de El jardín de la pólvora y de Deseo (Zagazewski, un crack).
Ya me levanto hacia el ordenador, el computador, que decía en su gran castellano viejo Antonio Colodrón. Y escribo.Y así le va llegando el sueño al fauno. Y colgado de los rieles del silencio me voy quedando dormido, ya sin temor por lo que viene ¿Hay derecho?





PD. En unos los múltiples mares navegables ha aparecido naufragando este pecio de Bertrand Russell que llevo adherido en la piel del pecho:

Un decálogo liberal


Quizá la esencia de la visión liberal pueda resumirse en un nuevo decálogo, que no pretende reemplazar al antiguo, sino sólo complementarlo. Como docente, los Diez Mandamientos que quisiera promulgar podrían enunciarse del siguiente modo:

No te sientas completamente seguro de nada.

No creas que merece la pena ocultar la prueba, pues ésta es seguro que saldrá a la luz.

No te desaliente nunca pensar que no vas a tener éxito.

Cuando encuentres oposición, aun cuando sea de tu esposa o de tus hijos, esfuérzate por vencerla con argumentos y no por la autoridad, pues la victoria basada en la autoridad es ficticia e ilusoria.

No tengas respeto a la autoridad de otros, pues siempre se encuentran autoridades que opinan lo contrario.

No utilices el poder para reprimir opiniones que creas perniciosas, pues si lo haces, las opiniones te reprimirán a ti.

No temas parecer excéntrico al opinar, pues todas las opiniones ahora admitidas fueron antes excéntricas.

Mira con más agrado la discrepancia inteligente que el asentimiento pasivo, pues si valoras como es debido la inteligencia, lo primero supone un asentimiento más profundo que lo segundo.

Sé escrupulosamente veraz, aun cuando la verdad sea inconveniente, pues será aún más inconveniente si tratas de ocultarla.

No sientas envidia por la felicidad de otros que viven en un paraíso de necios, pues sólo un necio puede creer que eso es la felicidad.

55 comentarios:

chema dijo...

El decálogo liberal lo leo por la tarde, que no son horas.
Juanjo, yo duermo mal pero me encanta dormir. Recurra a la farmacopea que está llena de maravillosas alternativas.Bueno, supongo que ya lo ha hecho.
No puedo entender que nos diga que no le gusta dormir y tampoco que no le guste la música.
4ºC, a la calle.

soni dijo...

Juanjo, a pesar de mis más sinceros deseos a todos de "sueños de algodón" soy una insomne total...paso noches en vela, leyendo, escuchando música, escribiendo a amigas...y sobre todo pensando...qué mala es la noche...me encantaría no madrugar y poder dedicar mi tiempo a la noche....por desgracia me levanto a las 6:30 y a veces trasnocho obligada por las guardias. Y qué chokante, porque cuando hago la guardia de noche sí me entra el sueño....y entonces no puedo. Es una contradicción, o quizás espírito rebelde.
Lo peor es cuando el sueño se deja caer pronto y a las 5 de la mañana.. se abren los ojos...y se acabó el sueño.
Ýo soy insomne y con terrores nocturnos e incluso cierto sonambulismo desde que nací...y sino que se lo pregunten a Mekanikona...pobre...qué noches le he dado...
De todas formas tras esas noches contínuas de insomnio total estos días duermo mejor...me pongo una peli-adecuada, luego leo y hay "algo" que me trankiliza y ya durmo...y me despierto a la hora, con sueño pero descansada. Espero que siga la racha...
No obstante ya estoy hecha al insomnio total...forma parte de mí...a lo mejor algun día lo echaría de menos..no sé.
Afortunadamente las mujeres tenemos ese maravilloso " corrector de ojeras" ( el mejor el de "Dior"), que puede con todo !!!
Pero estoy de acuerdo con mi amigo Chema...me encantaría dormir y dormir como un osito...

A pesar de todo, siempre les voy a seguir dedicando sueños de algodón a todos...eso seguro...

soni dijo...

APUNTE antes de empezar la consulta: Chema, yo la farmacopea, aunque usted bien sabe que en malos momentos he abusado de ella, la dejo sólo de "rescate"... para esos días insoportables o cuando llevo días y días sin dormir. Hay que ir a Yoga...apúntate conmigo!!. Yo no voy por corte, pero si vienes conmigo voy...el problema es el ataque de risa que nos puede entrar...seguro que nos expulsan el primer día.
Voy a retomar el deporte a media tarde, que me sentaba muy bien para dormir...hay que cansar el cuerpo, no la mente.Lo que pasa es que una tiene mucho trabajo y no da tiempo a nada.

esos a los insomnes, que ahora estamos zombies a punto de empezar nuestro curro.

mecanikong dijo...

Siempre he mirado con extrañeza a los que dicen que no les gusta dormir. Hay otros que dicen que dormir es una pérdida de tiempo.
Juanjo, tengo un cd de Elvis con sus mejores momentos en concierto que le amansaría (con orquestaza).

Buen día a todos.

fanny dijo...

Al Dr. Ledo con cariño:
Han traído a Las Palmas (ULPGC) a la ballena del Támesis para hacerle la necropsia. Pretenden averiguar qué le impulsó a remontar río arriba.

James Boswell dijo...

Para recitar en noches de insomnio.

DANSE RUSSE
William Carlos Williams

If when my wife is sleeping
and the baby and Kathleen
are sleeping
and the sun is a flame-white disc
in silken mists
above shining trees,-
if I in my north room
dance naked, grotesquely
before my mirror
waving my shirt round my head
and singing softly to myself:
"I'm lonely, lonely.
I was born to be lonely,
I'm best so!"
If I admire my arms, my face,
my shoulders, flanks, buttocks
against the yellow drawn shades,-
Who shall say I am not
the happy genius of my household?

James Boswell dijo...

Y uno de propina. Con dedicatoria.

AMANECE
José Ignacio Moreno

Si tú y yo apostamos a luna llena,
si vaciamos nuestras copas sobre
el primer rayo de Sol, si jugamos
doble o nada, si afrontamos el día
con la sangre templada por la noche,
si decidimos, en fin, que no hay nada
que decidir, es probable que venzamos
el hastío de horarios y marcas
comerciales, el cansancio de los
cajeros automáticos, la tristeza
de las autopistas a ninguna parte.

Amanece para los que aman la noche,
el resto es sólo rutina.

soni dijo...

Siempre acertado su comentario, James.

James Boswell dijo...

Gracias, Soni. Desde que regala besos de algodón a la concurrencia, un servidor no recurre al alcohol para aplacar la ansiedad de la medianoche.
Es más sano y no patea el hígado.
¿Y qué película vio ayer? Últimamente la veo muy cinéfila.

soni dijo...

Pues entre paciente y paciente no me resisto a leer el blog....y contestarle.. Ayer vi "Cuando Harry encontró a Sally"....la había visto hace mucho tiempo, pero me encantó...me siento un poco Sally...
Pero supongo que un crítico serio como usted me criticará mi tendencia a la comedia romántica.....
Me alegro que mis "sueños de algodón" le ayuden a dormir a todos....sin duda todas las noches, antes de irme al digital les desearé esos "sueños".

James Boswell dijo...

Sí, Soni, algunos blogs son adictivos. A mí me gusta mucho "Cuando Harry encontró a Sally". Tiene buenas salidas: "Sheldon, el pene maravilloso" o "tengo un tumor de 24 horas".
Le perdono su tendencia a la comedia romántica.

soni dijo...

Estas intervenciones mías explican el porqué cuando uno de ustedes va al médico tiene que esperar media hora mínimo...es broma, hay mucha garga asistencial, pero tengo día light.

Gracias James...temía la crítica de un crítico serio. Me considero perdonada.

Qué recomienda hoy del digital?...absténgase decine bélico.

Gertrudis Stein dijo...

Que una buena velada no te fastidie un bendito sueño.

Yo desde que estoy lili, duermo como un lirón tras beber un buen vaso de llet calent.

James Boswell dijo...

Hoy en Canal Hollywood. A partir de las 22.00 horas: "Loca academia de policia 4: Los ciudadanos se defienden". Bien es cierto que, a partir de las 23.00, en el canal Factoria de ficción, reponen la serie "Ay señor, señor".

Difícil elección, Soni. Creo que lo mejor será que tire de Dvd.

Para insomne amantes de los samurais. Hoy la gran "Zatoichi", del maestro Kitano, a la 01.45 en Canal + 2.

soni dijo...

Afortunadamente salgo de guardia a las 22:00, así que lamento decirle que a las dos primeras propuestas, aunque "apetecibles" no llegaré a tiempo....

Esta última que dice no la conozco, no sé ,no sé...salvo que me la recomiende tiraré de DVD.
Muy agradecida.

fanny dijo...

"Camino de la cama,
es el mejor camino,
sólo estar durmiendo,
es mejor que estar dormido"

(Siniestro Total)

Aquellos 80´s!

chema dijo...

Gracias fanny por su cariño.
Soni, nos tenemos que apuntar a yoga.

Chema dijo...

Por completar lo dicho ayer:
"El diccionario del diablo. Versión completa".
Ambrose Bierce.
Longseller.Rústica.
ISBN: 9875504149.
4 Euros.

Simón Suerte dijo...

Simón. Va a ir a El Corte Inglés va a comprar "Mortal y Rosa" y lo va a leer.
Hombre señor Chemari yo encantado de leer cualquier cosa que usted me recomiende, pues tengo en buen aprecio su gusto literario, pero podría decirme el autor, editorial y por lo menos de que va el libro.
Por cierto ya que usted me pide consejo sobre algún folletón de Ciencia Ficción dejeme que le recomiende La Guerra De Las Salamandras del autor checo Karel Capek (una de las tres K de la mejor literatura checa, a saber: Kafka, Karel y Kundera). Igual le suena porque es el creador de la palabra robot (que en checo significa trabajo duro, esclavo), en otra de sus novelas describe a maquinas inteligentes creadas por el hombre a su imagen y semejanza que acaban revelandose y acabando con el género humano. Y es que Capek es un pesimista nato, en lo que se refiere a la naturaleza del ser humano, como comprobará si lee el libro que le recomiendo.

DamaOscura dijo...

¿Ustedes no tienen una especie de ritual para irse a dormir? Yo sí, desde que tengo uso de razón. Menos cuando me picoteaba mi hermano-bichejo a la hora de lavarse los dientes, haciéndome reír para que se me cayese toda la espumilla de la boca (una vez como venganza lo metí en la bañera tal cual estaba, con su pijama de patos, y abrí el agua...¡al agua patoooos!...)cuando se suponía que tenía que ir pal sobre iba haciendo las cosas más despacio, como concentrándome. Ya en mi cuarto fijaba mi atención en algo, lo que fuera: una muñeca despeinada, mi colección de lápices, o leía un ratín...y a sobar. Literalmente hablando, a mí pocas cosas me han quitado el sueño.
¡Pues desde que soy residente, ni rituales ni leches! Mi cerebro funciona por la noche casi más que por el día (aunque no es muy difícil): enciendo la luz a las 3 de la mañana y me enfado porque vienen a apagármela y "sin luz no puedo ver pacientes" o "me voy a dormir otra vez y llego tarde al hospi". Fíjense que el otro día estaba preparándome el desayuno cuando me dio por mirar el reloj...y era la una y media de la noche (vaya si me levanto con tiempo, ¿eh?)
Ni que decir tiene que, para que no me echen de casa, ahora me estoy dando duramente a las valerianas :)
Buena tarde a todos.

Simón Suerte dijo...

Señor Catalino, comparto su buen gusto por el maravilloso libro de Zweig: Fouché.
Haber si nuestro anfitrión se anima y un día hablamos de este extraordinario escritor fallecido prematuramente en Brasil. La causa de su muerte el mismo: se suicidó.

Gertrudis el libro de Zweig al que se refiere (La curación por el espiritu) desgraciadamente está descatalogada.

Simón Suerte dijo...

Ruego al señor Marqués le recomiende al señor Jambrina uno de sus afamados cocteles farmacologicos tutifruti para combatir el pertinaz insomnio del que nuestro querido anfitrión parece ser presa.
Yo por mi parte decirles que duermo como un lirón, acostarse y caer fulminado por morfeo es todo uno.

chema dijo...

Simón, amor, va la información que me pide:
TítuloMORTAL Y ROSA
Autor: Francisco Umbral.
Editorial: ediciones Destino S.A.
Encuadernación:Rústica - Bolsillo.
ISBN:8423333221
Precio Recomendado: 6,95 Euros.
256 pgs

chema dijo...

Simon, damaoscura... yo necesito fármacos cuando tengo que madrugar al día siguiente. Aveces logro pasar de ellos pero poco tiempo, ¿soy un yonki?

Va un artículo de lo que le recomiendo, simón:

«Mortal y rosa» y el absurdo

JAVIER VILLAN

Mortal y Rosa pasa por ser el mejor libro de Francisco Umbral. Sin duda. Sólo que el mejor libro de Umbral también podrían serlo Trilogía de Madrid, Los helechos arborescentes, El hijo de Greta Garbo, Las ninfas, Los cuadernos de Luis Vives, El César visionario y alguno más. En Umbral hay varios «mejores libros». Mas, aceptada esa proposición jerárquica que yo mismo he contribuido hace años a apuntalar, digamos que Mortal y Rosa es un libro sombrío, una poética del desastre humano y una reflexión sin esperanza sobre el dolor y la muerte. Data de 1974, creo, y la ocasión de esta desesperanza se la proporciona a Umbral la muerte de su hijo. Es importante resaltar esta madrugadora fecha pues, por entonces, los perfiles de Umbral no estaban tan definidos como ahora. Por entonces, dejando aparte la audacia ensayística de Lorca poeta maldito y Larra anatomía de un dandy, el perfil de Umbral era el de una deslumbrante promesa estilística. Estaba clara la calidad de página; pero, para algunos, era todavía una incógnita la posterior calidad de pensamiento. Pocos eran, éramos, los que se atrevían a afirmar ya que Umbral, además de un estilista, era un pensador y un heterodoxo.
No es el lamento paternosentimental lo que da carácter a Mortal y Rosa; es su indagación sobre la naturaleza de la muerte como la dimensión más honda del absurdo. La infancia truncada de un niño rompe, sin duda, un orden íntimo y doméstico. Pero es, sobre todo, el ejemplo indeseable de un desorden universal, sin pies y sin cabeza, que emparenta a aquel Umbral casi incipiente con el absurdo: mucho más con el absurdo sin lógica y desesperanza de Beckett que con el existencialismo moral de Albert Camus.

Dostoievski primero y Camus después trataron el dolor de los niños como una rebelión contra Dios: su rebeldía era un lamento de creyentes. Ni Iván Karamazov ni el doctor Tarroux pueden aceptar el orden divino de una sociedad en la que los niños son torturados. En Mortal y Rosa no hay reproche de creyente a un Dios que traiciona y estafa. Es el dolor desnudo, la muerte sin objetivo ni justificación, el desorden esencial. El dolor de un niño, lo mismo que el dolor en general, no se explica como expiación o purificación. Es gratuito. Y el hombre, por lo tanto, es una huella sobreimpresa en otra huella, sin raíces en el cielo ni en la tierra; ese homínido que cada día se levanta mirándose estupefacto al espejo, apenas es un palimpsesto sobre el que todas las catástrofes dejan su signo y sus símbolos. Ni siquiera es una pasión inútil, que diría Jean Paul Sartre; es una pasión inconclusa, sufriente e inexplicable. O sea, el absurdo. Samuel Beckett.

Simón Suerte dijo...

De acuerdo Chema, apunto el libro, ya le diré, aunque lo he intentado varias veces nunca he logrado acabar un libro de Umbral.

Simón Suerte dijo...

Y no se preocupe, no me parece que tenga un perfil especialmente adiptógeno.

DamaOscura dijo...

Quien nunca se haya tomado una pastillita que le ayude a dormir (no valeriana precisamente) que tire la primera piedra...
Señor Ledo, a mí me encanta la nocilla, ¿soy por eso una nocillómana?

chema dijo...

Es que me preocupa lo de tomar pastis... esas y otras.
Y ya está.
Simón, amor, Yo me apunto ese de las salamandras, ya caerá.

soni dijo...

Desde un minuto libre que les leo en la guardia: Chema: sí, nos tenemos que apuntar a Yoga...dígame cuando quiere que nos apuntemos...pero el primer día vamos hasta los dientes de trankimazines para que no nos expulsen, al menos a mí, del ataque de risa...!!!!
Si puedo vuelvo luego.
Si no me dejan antes siempre habrá un minuto para desearles los sueños de algodón.......

mecanikong dijo...

Dama Oscura:¿A quién tengo que darle la pedrada?

catalino dijo...

EL REFLEJO CONDICIONADO DE PAULOV

Al echarse el Floïd en la cara volvió a sentir el tirón en el plexo solar y saltó la mueca en el labio.
- ¿Qué os pasó?
- ¿Sabes quién era el Ave Fénix?
- Sí
- Yo, como ella, renací de mis cenizas.

- No sé para qué me sacó con sus electroshock si no me puede curar mi alcoholismo. Mi vida es un infierno y la de ellos también. No me la devuelva así: es un fraude.
-¿Conoce los perros de Paulov?
-Sí
-¿Está dispuesto a hacer lo que sea por curarse?
-No confio en mi voluntad, caeré en cuanto salga.
-No la necesitará si cumple unos meses de duro tratamiento.

Todas las mañanas bebía un vaso... y después, apomorfina intravenosa larga manu.

DamaOscura dijo...

Ay! La primera en la frente...
Vaaale, no quiero más, que se me escapan las (pocas) ideas. Retiro lo dicho!
¿Y valerianas? ¿Ni una triste tila?

aunbabuluba dijo...

Es gente muuuyy dura, damaoscura, pero que muuuuy dura

mecanikong dijo...

Damaoscura, ¿Qué le sucede, eh? . Nunca diga lo que realmente piensa delante de gente que no conoce.

Auanbabuluba, make my day.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Ni Valerianas, ni tilas, tampoco. S

Vamos, que otra piedra, Damaoscura.

Soni, enseñemé como comportarme en un Corteinglé sin Sección de Boinas, y yo le enseñaré a colocar palabras en negrita; un poquín de hachetemele. Sepa que siempre estoy por aquí leyendo a todos, y, por supuesto, leyéndola. No siempre tengo algo que decir, es obvio, pero a veces ni tiempo tampoco. Saludos a todos.

marquesdecubaslibres dijo...

Cóctel infalible para insomnes pertinaces:
"Dry martini Marylin"
Póngase en una coctelera hielo, ginebra, angostura, martini seco y un comprimido de fenobarbital machacado. Agítese y sírvase en copa de martini con una aceituna con hueso.
No falla

soni dijo...

Meló:
Con todos mis respetos no le contesto.
Por su bien espero que no sufra un sdr coronario tipo SCASET y le tenga que atender yo. Punto y sin negrita.
Sigo a lo mío, que es importante.

Melò Cucurbitaciet dijo...

¿Conocen la novela "Nanas", de Chuck Palaniuk?

Tremenda. Pues, creo conocer un remedio para el insomnio. Deberán recitar unos versos mágicos. Pero, de verdad, leerlos en condiciones. Ya me pasaré luego con la indicación, digo, con la receta o eso.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Vaya, Soni! No había leído su último mensaje... creo entender que me envía una especie de maldición batusi (de bata). Sinceramente, y no se lo tome a mal, no estoy interesado en iniciar, de momento, una relación médico-paciente con usted. Cuando me ponga cronicón ya hablaremos... si sigue dispuesta y con compromiso hipocrático.

psiquiatra de guardia dijo...

Melo, está usted mal, muy mal. Pero tranquilo lo suyo tiene cura. Otros han pasado por lo mismo y ahora hacen una vida casi independiente excepto para tareas que exigen una actividad intelectual compleja, pero usted no lo necesita.
Hágame caso pongase en manos de Jambrina o parecido y siga sus instrucciones.
Le queremos.
Soni, Dama Oscura... perdonenle porque no sabe lo que dice.

Ventura dijo...

Zatoichi del gran Takeshi Kitano es una buena película. Tiene otras muy buenas como Hana- Bi, el verano de Kikuyiro, Brother y dolls. Para mí, todas interesantes, aunque la de esta noche no es precisamente una comedia romántica, sino más bien una pintura de sangre muy bien dispersada. No sé cómo repercutirá en el descanso nocturno.

soni dijo...

Meló:
Ya es usted "cronicón".
Del juramento hipocrático tiene menos idea que del punto gatillo ( me refiero al orgánico ).
Que sepa usted que existe libre elección de Especialista y viceversa.
Sin embargo las urgencias son otra cosa: le atenderá el que esté de guardia ese día...aunque me pega usted más de la privada, con lo cual nunca tendremos trato profesional.

James Boswell dijo...

"El verano de Kikuyiro" es de las grandes, Ventura. Por no hablar de "Sonatine". Ambas con una ironía que acaricia a bestias. No olvidemos que el gran Kitano se curtió en el humor amarillo. Más duro que el humor inane/blanco con negrita.

Yo creo que en el fondo "Zatoichi" tiene mucho de comedia. Sin romanticismos, of course.

Personalmente, me quedo con "Hana- Bi". Fue cuando descubrí a Kitano, ese Eastwood nipón.

James Boswell dijo...

¡Que digo en el fondo! "Zatoichi" es una gran comedia con trágico argumento. Como la vida mismamente.

soni dijo...

Exhausta.
Sueños de algodón a todos mis queridos insomnes y no-insomnes.
Como dice mi amigo: despedida y cierre.

marquesdecubaslibres dijo...

Recientemente me enfadé con una vieja amiga porque me envió un SMS diciéndome "forget me", simplemente estaba de mal humor. Hoy una nueva amiga me dijo en un mail que "ni de coña", simplemente estaba de mal humor.
Estoy hasta los cojones del mal humor de las chicas.

TheoSarapo dijo...

Joder¡¡¡, constato el gran éxito del decálogo del pobre Russell.¡Cabrones¡ Y encima leéis a ese untuoso rankxerox apellidado Marina como absortos ante su capacidad didáctica .... de la nada.
Esto no puede ser.

heptafon dijo...

El decálogo es interesante y debería ser de obligado cumplimiento.

Apoyo la reomendación de ventura sobre Zatoichi.

No doy abasto, entre leer y comentar blogs no le dedico tiempo al mio.

Saludos a todos.

chema dijo...

El decálogo ese está bien Juanjo.
deberían hacer un poster con un paisaje del sol poniente y venderlo en las tiendas de regalos.

Venga, mañana nuevo post.

mecanikong dijo...

No se nos enfade, hombre, que luego le cuesta dormir.

TheoSarapo dijo...

Y Soni exhausta y Marni sin llegar...
Menuda noche me espera¡¡¡

Melò Cucurbitaciet dijo...

Decálogo perfecto.

Les dejo, como dije, la obra poética para dormir. Si alguien le molesta, lo siento:
"Cerca del pais de los Cimerios hay una caverna muy profunda,
un monte hueco, la morada y santuario del perezoso Sueño;
en donde nunca con sus rayos, o surgiendo, o medio, o cayendo,
Febo acercarse puede. Neblinas y tinieblas con bruma mezcladas
exhala la tierra, y hay siempre una débil luz crepuscular.
No la vigilante ave allí, con los cantos de su encrestado busto,
evoca a la Aurora, ni con su voz los silencios rompen
solícitos los perros, o que los perros más sagaz el ganso.
No las fieras, no los ganados, no movidas por un soplo las ramas
o su sonido devuelve la barahúnda de la lengua humana.
La muda quietud lo habita. De una roca, aun así, honda,
sale el arroyo del agua del Olvido, merced al cual, con su murmullo resbalando,
invita a los sueños su onda con sus crepitantes guijarros.
Ante las puertas de la cueva fecundas adormideras florecen
e innumerables hierbas de cuya leche el sopor
la Noche cosecha y lo esparce húmeda por las opacas tierras.
Puerta, para que chirridos al volverse su gozne no haga,
ninguna en la casa toda hay, guardián en el umbral ninguno.
En medio un diván hay, del antro, de ébano, sublime él,
plúmeo, negricolor, de endrino cobertor tendido,
en donde reposa el propio dios, sus miembros por la languidez relajados.
De él alrededor, por todas partes, variadas formas imitando,
los sueños vanos yacen, tantos cuantos una cosecha de aristas,
un bosque lleva de frondas, de escupidas arenas una playa.
Adonde una vez que penetró y con sus manos, a ella opuestos, la doncella
apartó los Sueños, con el fulgor del su vestido relució
la sagrada casa, y el dios, yacentes ellos de su tarda pesadez,
apenas sus ojos levantando, y una vez y otra desplomándose,
y lo alto del pecho golpeándose con su bamboleante mentón,
se sacudió finalmente a sí mismo, y a sí mismo sobre su codo apoyándose,
a qué venía -pues la reconoció- inquiere. Mas ella:
«Sueño, descanso de las cosas, el más plácido, Sueño, de los dioses,
paz del ánimo, de quien el cuidado huye, quien los cuerpos, de sus duros
menesteres cansados, confortas y reparas para la labor:
a unos Sueños, que las verdaderas figuras igualen en su imitación,
ordena que en la hercúlea Traquis, bajo la imagen de su rey,
a Alcíone acudan y unos simulacros de su naufragio remeden.
Impera eso Juno». Después que sus encargos llevó a cabo,
Iris parte -ya que no más allá tolerar del sopor
la fuerza podía- y deslizarse el sueño sintió a sus miembros,
huye y retorna, por los que ahora poco había venido, sus arcos.
Mas el padre, del pueblo de sus mil hijos,
despierta al artífice y simulador de figuras,
a Morfeo: no que él ninguno otro más diestramente
reproduce el caminar y el porte y el sonido del hablar.
Añade además los vestidos y las más usuales palabras
de cada cual. Pero él solos a hombres imita. Mas otro
se hace fiera, se hace pájaro, se hace, de largo cuerpo, serpiente:
a él Ícelo los altísimos, el mortal vulgo Fobétor
le nombra. Hay también de diversa arte un tercero,
Fántaso. Él a la tierra, a una roca, a una ola, a un madero
y a cuanto vacío está todo de ánima, falazmente se pasa.
A los reyes él y a los generales su rostro mostrar
de noche suele, otros los pueblos y la plebe recorren.
Prescinde de ellos su señor y de todos los hermanos solo
a Morfeo, quien lleve a cabo de la Taumántide lo revelado, el Sueño
elige, y de nuevo en una blanda languidez relajado
depuso la cabeza y en el cobertor profundo la resguarda.
Él vuela con unas alas que ningunos estrépitos hacen
a través de las tinieblas y en un breve tiempo de demora a esa ciudad
arriba de Hemonia, y depuestas de su cuerpo las alas,
a la faz de Ceix se convierte y tomada su figura,
lívido, a un exánime semejante, sin ropas ningunas,
de su esposa ante el lecho, la desgraciada, se apostó. Mojada parece
la barba del marido, y de sus húmedos cabellos fluir pesada ola.
Entonces, en el lecho inclinándose, con llanto sobre su rostro profuso,
tal dice: «¿Reconoces a Ceix, mi muy desgraciada esposa,
o acaso mudado se ha mi faz por la muerte? Mírame: me conocerás
y hallarás, por el esposo tuyo, de tu esposo la sombra.
Ninguna ayuda, Alcíone, tus votos nos prestaron.
Hemos muerto. En falso prometerme a ti no quieras.
Nuboso, del Egeo en el mar, sorprendió a la nave
el Austro, y sacudiéndola con su ingente soplo la deshizo,
y la boca nuestra, que tu nombre en vano gritaba,
llenaron los oleajes. No esto a ti te anuncia un autor
ambiguo, no esto de vagos rumores oyes:
yo mismo los hados míos a ti, náufrago presente, te revelo.
Levántate, vamos, dame tus lágrimas y de luto vístete, y no a mí,
no llorado, a los inanes Tártaros me envía».
Añade a esto una voz Morfeo, que de su esposo ella
creyera ser, llantos también derramar verdaderos
parecido había, y el gesto de Ceix su mano tenía.
Gime hondo Alcíone, llorando, y mueve los brazos
durante el sueño y su cuerpo buscando abraza las auras
y grita: «Espera, ¿a dónde te me arrebatas? Iremos a la vez».
Por su propia voz y la apariencia de su marido turbada, el sueño
se sacude y al principio mira alrededor por si está allí
quien hace poco parecido lo había, pues, movidos por su voz sus sirvientes,
entraron una luz. Después que no lo encuentra en parte alguna, 680
se golpea el rostro con la mano y rasga de su pecho los vestidos
y sus pechos mismos hiere y sus cabellos de mesar no cura,
los desgarra, y a la nodriza, que cuál de su luto la causa preguntaba:
«Ninguna Alcíone es, ninguna es», dice, «murió a la vez
con el Ceix suyo. Las palabras de consuelo llevaos.
Náufrago ha perecido, lo vi y reconocí y mis manos a él
al retirarse, ansiando retenerle, le tendí.
Una sombra era, pero también una sombra, aun así, manifiesta
y de mi marido verdadera. No él ciertamente, si saber lo quieres, tenía
su acostumbrado semblante ni, con el que antes, con tal rostro brillaba.
Palideciente y desnudo y todavía mojado su cabello,
infeliz de mí le vi. Apostado el desgraciado aquí, en este
mismo lugar», y busca sus huellas, si alguna resta.
«Tal cosa era, tal, lo que con mi ánimo adivinador temía,
y que de mí huyendo los vientos no siguieras te pedía.
Mas ciertamente quisiera, puesto que a morir marchabas,
que a mí también me hubieses llevado. Mucho más provechoso contigo
a mí me fuera el marchar, pues de mi vida ningún tiempo
sin ti hubiera pasado, ni nuestra muerte separada hubiese sido.
Ahora ausente he perecido, y me sacuden también las olas ausente
y, sin mí él, el ponto me tiene. Más cruel que el mismo
piélago sea mi corazón si mi vida por llevar más lejos pugno,
y lucho por sobrevivir a tan gran dolor.
Pero ni lucharé ni a ti, triste, te abandonaré,
y tuya ahora al menos llegaré de acompañante, y el sepulcro,
si no la urna, con todo nos unirá a nosotros la letra:
si no tus huesos con los huesos míos, mas tu nombre con mi nombre he de tocar».
Más cosas el dolor prohíbe y en cada palabra un golpe de duelo interviene,
y desde su atónito corazón gemidos salen.
....

(con las prisas no he podido corregir esta versión que he encontrado por internet. Las hay mejores, pero espero que les haya causao efecto)

Adios muy buenas.

TheoSarapo dijo...

Meló, muchas gracias.¡¡¡
Si no me duermo le llamo

marni dijo...

Ahora duermo muy bien. Los terrores, de momento, han desaparecido. Estoy demasiado cansada para permitirme el lujo de ser insomne. Y digo lujo porque a mí me gusta vivir la noche. Hay silencio. Todo discurre con lentitud. Las fieras están apaciguadas. No me hiere la vida. Levantarse...eso es otra historia...se está tan bien, aquí dentro, tan calentito. Fuera, de nuevo el ruido, las prisas, las fieras, el miedo.
Hermoso decálogo, habré de enmarcarlo.
Me voy a la camita, a leer un ratín, hasta que se me caiga el libro en la nariz. Besos y abrazos.

recien llegada dijo...

Impresionante el decálogo del post de hoy. Al leerlo, ¡incluso empecé a ver un poco borroso y todo! Y me encantó también "Amanece". Gracias al Sr Boswell por permitirnos su lectura...Por cierto, lamento tener que discrepar con el Sr Suerte. Cuando voy por las librerías (adoro los libros nuevos, su olor, su tacto, esa promesa...)me fijo en los títulos. Y suelo leer, fuera de mis autores "de cabecera" aquellos de título sugerente. Lo que me llevó a comprar, y a leer, "La insoportable levedad del ser". No sé si es que yo no tenía el día cuando lo leí o qué, pero...fatal. Bodrio total. Además, cuando empiezo un libro, tiene que haber un terremoto para que no lo acabe, así que me lo tragué entero. Desventajas de vivir en una placa tectónica asentada, imagino. :-)