4 de diciembre de 2005

VERDUGOS

Cierto revuelo en la prensa del fin de semana tras la ejecución número mil en los EE. UU. De fondo, la obsesión antiamericana.
El País publicó ayer un buen artículo de Francisco Peregil sobre el tema.
Hay tres países que superan en número de ejecutados a EEUU: China, Irán y Vietnam.
Sobre las cifras de ejecutados en China, sostiene Peregil, hay serias dudas pese a que lo que reportan sus autoridades habla de un número de muertos muy alto.
Amnistía Internacional tiene datos para afirmar que la pena de muerte y la tortura son prácticas habituales en China.
¿Qué coños hacen, pues, todos los gobiernos occidentales lamiéndole los pies a Hujintao y afirmando que el paso de China a la democracia es cuestión de tiempo?

3 comentarios:

ventura dijo...

Es que el tamaño sí importa en la política internacional. Hay que recordar que EEUU no sólo tiene pena de muerte, sino que también tortura y gasea en un país que invadieron porque se torturaba y gaseaba. Sin embargo le reprochamos aún menos que a China.

TheoSarapo dijo...

No creo que a EEUU no se le reproche. De hecho hay todo un hermoso periódico yanqui llamado NY Times que lleva unas semanas intentando demostrar en qué lugares del mundo torturan los americanos. Varios periódicos europeos andan tras de lo mismo. Y cada cuatro años se vota y esas cosas.
Pero lo que me ha llamado la atención ha sido el desfile de primeros ministros ante Hujintao haciendo referencia a la buena salud democrática de China a cambio de las consabidas licencias para invertir. Y empezó George W Bush.

chema ledo dijo...

Usted lo ha dicho Juanjo, las consabidas licencias para invertir.
La ejecución número mil escandaliza como habría escandilazo si nos dicen que van por la dos mil.
Si me hubiesen preguntado yo habría dicho que llevarían 4000 ó 5000 sentenciados. Solo con las pelis que han hecho sobre el tema los yankis es para pensar en una cifra parecida.
No oigo hablar casi nada del fósforo blanco ese que han usado en Irak, que manda huevos lo de ir buscando armas de destrucción masiva y acabar usándolas ellos (nosotros).
Lo de china es peor, ¿Allí por qué número van? ¿Contamos los sentenciados a muerte por hambre por Mao? Pero ya se sabe que no hay que criticar mucho porque son un negocio importante y hay que dejarlos tranquilos que si se ponen nos arrasan con una tsunami demográfica.
Dejad que China duerma, y si se matan por millones también nostros dormiremos tranquilos.
Un país, dos sistemas, ninguna democracia.