31 de diciembre de 2005

NO SOMOS INOCENTES

Le pido el título prestado al buen hombre que es Carlos Mella.
Leo en El País: "Las revistas científicas reexaminan sus controles tras el caso Hwang ". Y en el subtexto, el director de Science ve imposible detectar un fraude tan hábil como el que usó Hwang para publicar sus "clonaciones". Pero el asunto se agrava porque parece que los expertos fueron incapaces de descubrir un engaño que hubiese detectado un niño de doce años. O sea, que ni detectan los engaños hábiles ni los torpes. Además, el artículo de Sampedro ofrece un divertido recorrido por otros fraudes famosos.
Echo de menos la referencia al affaire Sokal, con sus "Imposturas Intelectuales", que generó una durísima réplica titulada"Imposturas científicas" que no ha sido apenas analizada. Puede que sea deamasiado para Sampedro.
El "caso Hwang" se sostiene, antes que por la habilidad para engañar del citado tahúr, por el desprecio que la sociedad occidental siente por la verdad. Por el descrédito que tiene la verdad. No es nada nuevo para muchos de nosotros pero sí para la mayoría de la gente. Michael P. Lynch dice en su libro "La importancia de la verdad en la vida pública" el siguiente texto:
"¿Por qué importa la verdad si los políticos la ignoran y los intelectuales la consideran irrelevante? ¿Por qué interesarse por una idea abstracta como la verdad cuando algo que no es cierto (por ejemplo, un informe que advierte que Irak está fabricando armas nucleares) consigue el resultado deseado (la invasión de Irak)?"
Lynch, insiste en que "necesitamos despojarnos de nuestro cinismo acerca del valor de la verdad. De lo contrario seremos incapaces de obrar con integridad."
Nuestro cinismo, nuestra culpabilidad en el asunto.
Volviendo al "caso Hwang", recomendaría a los expertos (peer review) que se leyesen el artículo que Marcelo Figueras, periodista argentino, escribió en su blog el día 21 de Diciembre con el título "Sangre Caliente". Explica la diferencia entre un falsificador y un hombre íntegro, entre Truman Capote y Rodolfo Walsh. Se pregunta Figueras cómo sabía Walsh todo lo que sabía en 1977 sobre la Dictadura argentina y se responde: "Es simple. Las sabía porque quería saberlas. Porque tenía los ojos abiertos.Los buenos escritores, como Capote, tienen los ojos abiertos: nunca se les escapa un detalle de los que conviene a su narración.
Los grandes escritores, como Walsh, tienen los ojos abiertos para verlo todo. Hasta lo que no les gusta, hasta lo que no les conviene."
Lo dicho para los peer-review sirve para los periodistas especializados en temas científicos que intentan dar una versión relativista y sociogénica del valor de la verdad. Otra cosa es que uno se dedique profesionalmente como Federico di Trochio a cazar errores y mentiras de los científicos. Pero eso va en otra sección de los periódicos.

14 comentarios:

Ventura dijo...

La ciencia no es un elemento aislado de la sociedad y por lo tanto está sujeta a las presiones por lograr resultados y a la fascinación por la fama. Hwan es una Ana Rosa Quintana con bata. Los ensayos clínicos financiados por la industria, tienen un 400% más de posibilidades de salir positivos, que los independientes. Las revistas científicas aceptan trabajos de científicos a sueldo de la industria (el 90% de los popes) y publican sobre todo los resultados positivos, mientras los negativos se guardan en el cajón. La FDA, encargada de velar por la seguridad de los medicamentos, está financiada desde 1990 por la industria farmacéutica y desde entonces, ha bajado su actividad fiscalizadora sobre los fármacos: incluso el VIOXX, que ha producido sólo en EEUU más muertes que el tsunami, ha sido retirado por el propio laboratorio por tener 4400 juicios pendientes en ese país. En el año 2000 ya se sabía que multiplicaba el riesgo de infarto y se siguió comercializando. En el libro "los inventores de enfermedades" de Jorg Blech (Destino imago mundi), se hablan de estos temas. (Perdón por la extensión pero el tema me interesa).

TheoSarapo dijo...

Sí, Ventura, todo incide en lo mismo. Los mecanismos que conducen a la "construcción de enfermedades" y al sobrediagnóstico de enfermedades de las que existen pocos casos están por desentrañar.
Me alegro que Vioxx tenga tantos juicios pendientes. En España no ha generado ni uno. La diferencia entre un sistema económico liberal potente que castiga brutalmente a la empresa que la caga y otro con una socioeconomía del siglo pasado.

TheoSarapo dijo...

Ventu, que la ciencia no es ajena a la sociedad en la que se desenvuelve es cosa cierta. Pero no debiera ser la ciencia UNA AHIJADA de esa sociedad que la sostiene. En todo caso, de pervertirnos que sea al revés.Saldremos ganando.

lamujerdelventu dijo...

La sociedad sí quiere saber la verdad. Otra cosa es que no disponga de mecanismos para testear lo que nos venden desde las tribunas de los periódicos, de la política y de la iglesia como verdades absolutas.
No es el receptor el ciego o sordo. Prueba de ello que saben más personas quién es Hwang por por sus imposturas que por sus méritos, de tenerlos.

TheoSarapo dijo...

No lo creo, mujerdelventu, eso contradice un post de ayer de Ventura en el que dice con razón que si a la gente le dices lo que quiere oir no se van a plantear nada más. Es decir que acaba siendo verdadero aquello que MI me conviene o me sienta bien saber.La dictadura del emotivismo. La dictadura, en la Medicina, del curanderismo y del pensamiento mágico, el nuevo opio del pueblo.

TheoSarapo dijo...

Les dejo hasta la noche porque el Dr. Ledo y un servidor vamos a correr la San Silvestre de Avilés. Cerca de 1500 inscritos. Ledo quedó el año pasado en el 200. Yo espero no ir mas allá del 500.

Rafa71 dijo...

No se me hagan tirones ni quieran impresionar a la chica que da los ramos. Suerte.

Chema Ledo dijo...

Tanto el Sr. Jambrina como el que les habla hemos acabado la San Silvestre en un honroso puesto.
La información sobre la posición de llegada, en este y otros Blogs, queda a criterio del Sr. Jambrina.
Cuidense en 2006, por favor.

James Boswell dijo...

Vinyoles en la San Silvestre. El correcaminos de Avilés.

lamujerdelventu dijo...

¿Corren en pantalones cortos y camiseta de tirantes?
¿Cuántos kms tienen que recorrer?
¿Hay tercer tiempo?

lamujerdelventu dijo...

En otro orden de cosas, pero dentro del mismo plano cultural, ¿parten Vds. el año con las campanadas de TV1, TV2, A3, T5, CUATRO ... con la radio o con el tenedor del cuñado golpeando la copa?

TheoSarapo dijo...

Chema Ledo ha tardado 24 minutos y 30 segundos en recorrer 5500 metros endiablados. Un servidor ha tenido que emplear 29 minutos con 50 segundos. Ignoramos la cifra de participantes.
Durísimo, sobre todo el inicio. A mí se me ha hecho corto. El recorrido y la distancia favorecen a los potentes versus los resistentes as myself.

James Boswell dijo...

O sea que el ChemaLedo y usted se han pasado media hora corriendo. Digo yo que para eso es mejor pegar un polvo, ¿no?

sarapo dijo...

Boswell, una cosa no quita la otra, hombre. Le he pedido a los Reyes el barbour de Acebes Paniagua para follar como un marqués.