8 de diciembre de 2005

ARGENTINA (III): EL VIEJO CASALE

Argentina es el fútbol sin pausa. A sol y a sombra, que decía Galeano. Ni siquiera es una pasión como puede serlo en Europa. En Argentina el fútbol es el alma. Y el corazón:

No hay duda de que la memoria propina golpes traicioneros y en ocasiones el peso de los recuerdos retira a un hincha del futbol. El cuento "19 de diciembre de 1971'', de Roberto Fontanarrosa, se ocupa de esta situación límite. El viejo Casale ha renunciado a ver al Rosario Central; ha sufrido tantas veces en nombre de su club que se encuentra al borde del infarto, en franca saturación emocional. Pero Casale también es una leyenda de barrio: cuandoÊiba al estadio, el Rosario ganaba. Una banda de jóvenes que ignora el filo terrible de los recuerdos, decide secuestrar al viejo y llevarlo como amuleto vencedor a las tribunas. El gozo de ver al Rosario puede más que la taquicardia; Casale disfruta el partido hasta que su equipo gana y él cumple su doble cita con el destino: muere en estado de gracia por contribuir al triunfo.


Para leer el cuento:
http://gsbwww.uchicago.edu/fac/christian.broda/more/19%20de%20Diciembre%201971.pdf


PD. Años después, un joven hincha del Valencia recordaría este cuento con una pancarta puesta en lo mas alto de Mestalla.

13 comentarios:

James Boswell dijo...

La gran putada del fútbol es que es imposible cambiar de equipo a lo largo de la vida. Por eso se agradece que a uno de pequeño le hicieran del mejor.
Basora, César, Kubala, Moreno, Manchón.

chema ledo dijo...

Ayer vi un documental sobre Maradona, el Boca y el River.
Ahora ya lo entiendo todo.

James Boswell dijo...

Pero confiese, Chema, confiese. ¿Usted de qué equipo es?

chema ledo dijo...

Soy del Barça desde los tiempos de Quini.
¡Visca Barça!¡Visca Catalunya!

James Boswell dijo...

Coño, Chema, tampoco se me entusiasme.

chema ledo dijo...

Vale.

Rafa71 dijo...

La historia de esa pancarta en mestalla llegó hasta el mismísimo Fontanarrosa. Rezaba así: "Réquiem por el viejo Casale (19-12-1971). Un hincha que jamás silbaría a su equipo". Se colgó en el VCF-Sevilla del 20 de diciembre de 2003, 32 años después del óbito de Casale. Era muchas cosas a la vez. Un homenaje a la lealtad, a la locura, a la literatura y un pequeño reproche a cierta afición del VCF aquejada del mal del nuevo rico.

TheoSarapo dijo...

Gracias, Rafa. Ese cuento y tu historia están entre los mejores textos que he leído en los últimos tiempos.
Tú sabes mejor que nadie que el viejo Casale muere cada fin de semana pero resucita los lunes.
Y no me diga Kempes, diga gol.

TheoSarapo dijo...

Kubala, Quini...
Se nota que James Boswell y Chema son fieles seguidores de su equipo.

Rafa71 dijo...

Bueno juanjo. Creo que has de leer a Piglia. Tu fervor por Argentina lo está pidiendo a gritos. Un abrazo amigo.

Horrach dijo...

Juanjo, suscribo sus palabras. El relato de Fontanarrosa es de lo más estimulante que he leído en los últimos meses. Me removió muchas cosas. Sobre todo, mi trauma del foso del Luis Sitjar, que usted me ha diagnosticado.

Un abrazo, rafa71.

James Boswell dijo...

Chema sabe que no puede eludir la visita a la ciudad condal después del doblete Liga y Champions de este año. Juro por la Moreneta que Chema encuentra chati, gachí, mujer, fémina, este verano en Barcelona. Porque Chema, como buen aficionado del Barça, se vendrá tras los triunfos a pasar una semana en la ciudad de los prodigios. Y mojará. Y lo pillará una buenorra mediterránea.
Exclusiva: Chema en Barcelona este verano. No puede negarse. No puede desquitarse. Lo ha prometido.

Rafa71 dijo...

Horrach e interesados; en la página de los canalla (Rosario Central) encontrarán una vuelta de tuerca al asunto del Viejo casale. No es tan brillante como el relato de Fontanarrosa pero tiene su interés. Saludos y otro abrazo para usted compadre Horrach.